Cada vez menos gente asiste a una iglesia en Alemania, y no todas las soluciones valen

Las iglesias protestante y católica buscan parar la fuerte pérdida de membresía. Reinhardt Schink, de la Alianza Evangélica, advierte contra las decisiones que refuerzan el individualismo y “debilitan la comunidad de creyentes”.

Joel Forster , Redacción PD

Evangelical Focus · BERLÍN · 09 DE FEBRERO DE 2024 · 10:04

La plaza de una iglesia en Alemania. / <a target="_blank" href="https://unsplash.com/@alisaanton">Alisa Anton</a>, Unsplash.,
La plaza de una iglesia en Alemania. / Alisa Anton, Unsplash.

Cada vez menos alemanes asisten a los cultos dominicales. Miles han abandonado las principales confesiones cristianas. 

La histórica institución protestante nacional, la Iglesia Evangélica en Alemania (EKD, por sus siglas en alemán), anunció una pérdida de 575.000 miembros en 2022 (una caída del 2,9% del total en un solo año).

La inmensa mayoría de los 19,1 millones de miembros de la Iglesia Protestante (que contaba con casi 6 millones más en 2007) no participa en la vida eclesiástica, y las cifras muestran que sólo el 3% acude regularmente a alguno de sus 13.000 lugares de culto por todo el país.

La EKD ha buscado soluciones creativas a la crisis. Nombró a la presidenta del sínodo nacional más joven de la historia, Anne-Nicole Heinrich, una estudiante de teología de 25 años. Ha experimentado con nuevas tecnologías y ha puesto en marcha importantes programas culturales y sociales. La conmemoración del 500 aniversario de la Reforma Protestante en 2017 también fue una oportunidad para conectar con la sociedad.

Pero el goteo de información sobre abusos sexuales cometidos por líderes espirituales, las posiciones políticas de la EKD en temas como la crisis climática, la inclusión de LGTBIQ+ o su oposición frontal a la derecha dura, no han ayudado a la capacidad de la EKD para atraer a nuevas personas.

La Iglesia católica, también en crisis

También la Iglesia Católica Romana ha reconocido sin reparos que atraviesa “una profunda crisis” en el país. En 2021, la organización perdió 350.000 miembros, la mayor caída en años.

Los 21,6 millones de alemanes registrados como católicos han visto cómo los escándalos de abusos, los debates internos sobre posiciones LGTBIQ+ y la división teológica en torno a la ordenación ministerial de mujeres han provocado división. Sólo el 6% de los católicos va a misa.

Mientras tanto, las iglesias evangélicas independientes (con cerca del 5% de la población y mucha menos presencia sobre el terreno) viven experiencias diversas. Mientras los grupos carismáticos o pentecostales crecen ligeramente, en torno al 1% anual, otros movimientos eclesiales independientes más tradicionales experimentan un estancamiento o ligeros descensos.

A pesar de que más de la mitad de la población pertenece a una iglesia cristiana, en Alemania sólo el 1,6% lee la Biblia todos los días.

¿Qué cambios son necesarios?

Ante estas dificultades, la Iglesia Protestante de Renania (en la región occidental fronteriza con Francia) acaba de anunciar cambios drásticos. Los líderes de las iglesias locales podrán optar por trasladar su culto principal del domingo por la mañana a cualquier otro día u hora de la semana.

También los bautizos, bodas y confirmaciones podrán celebrarse ahora en “el lugar deseado” por los miembros. Y para facilitar el acceso a la Santa Cena, bastará con haber sido bautizado de niño; ya no será necesario haber seguido un curso de confirmación (que suele hacerse a los 14 años).

Los cambios han sido criticados por quienes consideran que el fin de la centralidad del domingo en los cultos tiene importantes connotaciones teológicas (Cristo resucitó en domingo). También hay quienes creen que no pedir una expresión pública de compromiso con la fe cristiana antes de tomar la Santa Cena desvanece el significado del recordatorio de la muerte y resurrección de Jesús.

Cada vez menos gente asiste a una iglesia en Alemania, y no todas las soluciones valen

El secretario general de la Alianza Evangélica de Alemania, Reinhardt Schink.

Reinhardt Schink: “La Iglesia debe seguir siendo misionera y relevante”

Desde Evangelical Focus han preguntado al secretario general de la Alianza Evangélica Alemana (DEA, por sus siglas en alemán) sobre este debate.

“La fe cristiana debe ser y seguir siendo relevante para la gente. Para lograrlo, a veces hay que adaptar las formas de la vida eclesiástica, pero no el contenido de la fe”, afirma Reinhardt Schink. 

“En vista de los avances tecnológicos, los nuevos retos sociales y las cambiantes condiciones de vida, la Alianza Evangélica en Alemania acoge con satisfacción todas las iniciativas que ayuden a la Iglesia a seguir siendo misionera y a la fe cristiana a seguir siendo relevante para la gente”. Según él, “este es el objetivo de las propuestas de la Iglesia Evangélica en Renania”.

“Sin embargo, dudamos de que estas propuestas consigan este objetivo”, ha declarado Reinhardt Schink a Evangelical Focus. “Por el contrario, vemos el peligro de que la fe se individualice aún más, y la comunidad de creyentes se debilite”.

 

Por un año más
¡Protestante Digital te necesita! Tenemos por delante un gran reto económico. Por eso, hoy te invitamos a ser parte comprometida de esta misión y desafío para asegurar y potenciar la continuidad de Protestante Digital y Evangelical Focus en 2024.

Puedes encontrar más información en apoya.protestantedigital.com.

Publicado en: PROTESTANTE DIGITAL - Internacional - Cada vez menos gente asiste a una iglesia en Alemania, y no todas las soluciones valen