El rector de la Universidad de Las Palmas recogió el Premio Unamuno

José Regidor, rector de la Universidad, destacó la aportación del Aula Lutero a la sociedad grancanaria.

LAS PALMAS DE G.C. · 19 DE FEBRERO DE 2012 · 23:00

<p>
	De izda. a dcha.: P. Tarquis, E Solana, J. Regidor y J.A. Monroy</p>
,

De izda. a dcha.: P. Tarquis, E Solana, J. Regidor y J.A. Monroy

El año 2006 Protestante Digital instituyó el Premio Unamuno. Fue creado para distinguir a una persona o institución sin ser de confesión protestante que a lo largo del año destacara por su contribución a la pluralidad de ideas y a la libertad de conciencia. El Premio lleva el nombre del gran pensador vasco, vinculado a la Universidad de Salamanca, por ser considerado amigo de los protestantes, hecho demostrado en libros y artículos y en especial en su amistad personal con el pastor salmantino Atilano Coco, fusilado por Franco a pesar de la intercesión del propio Unamuno. Así lo explicó Juan Antonio Monroy en la introducción del acto. El Premio correspondiente al 2011 fue concedido a la Universidad de Las Palmas de Gran Canaria por su iniciativa al crear y mantener desde 2006 el aula Martín Lutero, de la que es director el catedrático de arquitectura (de fe evangélica) Enrique Solana. La ceremonia de entrega tuvo lugar el pasado viernes día 3 de febrero, en el Aula de Piedra de la sede de la Universidad, con la presencia de cerca de cien personas incluyendo a representantes diversos del estamento universitario, algunos de ellos evangélicos. Presentó el acto Pedro Tarquis, director de Protestante Digital. Le siguió en el uso de la palabra el rector de la Universidad, José Regidor, que dio las gracias en un breve y emotivo discurso tras recibir la estatuilla simbólica del Premio de manos de Tarquis. DISCURSO DEL RECTOR DE LA ULPGC @MULT#IZQ#[email protected] tuvo el importante detalle de saber agradecer al equipo del anterior rectorado, que fue quien en 2006 inició el Aula Martín Lutero, en especial a la entonces Vicerectora de Cultura Alejandra Sanz, y a la actual Isabel Pascua (ambas presentes en el acto); y de manera enfática “al promotor, al corazón del proyecto, el profesor Solana y su grupo” por su inestimable trabajo en cantidad y calidad. Finalmente indicó que la normalidad debía ser el respeto a todas las ideas, y que el distintivo del ser humano debía ser la capacidad de dialogar entre quienes piensan diferente. El Aula Lutero es por ello, dijo el rector, parte importante de la cultura grancanaria de convivencia a través de diversas aulas, y un ejemplo de pluralidad y tolerancia. Agradeció el Premio que “va a quedar en la historia de este Universidad” y en sus vitrinas. E. SOLANA, DIRECTOR DEL AULA LUTERO Luego intervino el arquitecto y catedrático Enrique Solana; que agradeció en especial a su esposa, Carmen Delia Medina, ser quien tuvo la idea y “ser el cerebro del aula, si yo soy el corazón, como se ha dicho” aunque él “como echado para delante” ha sido quien ha asumido el papel más visible del Aula Lutero. Concluida esta parte protocolaria presentó Juan Antonio Monroy la conferencia “El trágico sentimiento religioso de Unamuno”.

Publicado en: PROTESTANTE DIGITAL - ESPAÑA - El rector de la Universidad de Las Palmas recogi&oacute; el Premio Unamuno