PUBLICIDAD
 
sábado, 22 de septiembre de 2018   inicia sesión o regístrate
 
Protestante Digital

 
PUBLICIDAD
 
SÍGUENOS EN
  • Twitter
  • Facebook
  • Google +
  • Instagram
  • YouTube
  • Rss
 

  • Donar a Protestante Digital
  •  
    PUBLICIDAD
     
     



    4
     

    El tratado de Kadesh: un símbolo de la gracia de Dios

    Dios estaba orquestando magistralmente los acontecimientos políticos mundiales para lograr sus propósitos.

    PERSPECTIVA ARQUEOLóGICA AUTOR Marc Madrigal 04 DE MARZO DE 2018 12:00 h
    Trato de Qadesh, en el museo arqueológico de Estambul. / Marc Madrigal

    Corría el año 1274 a. C. Dependiendo de la cronología del Éxodo que utilicemos, los hebreos estaban a punto de salir de Egipto para establecerse en la tierra prometida (fecha tardía) o estaban en medio de la conquista de Canaán (fecha temprana).



    Pero, ¿qué estaba sucediendo en el resto del mundo? A veces ahondamos tan profundamente en la narrativa bíblica que perdemos la perspectiva de lo que estaba sucediendo en el mundo.



    Esto es algo que nos sigue pasando hoy en día. Nos centramos tanto en los detalles de nuestra propia historia que perdemos la perspectiva de lo que Dios está haciendo en nuestro mundo; de cómo dirige la historia para lograr sus propósitos.



    A mediados del siglo XIII a. C., los hititas (en el norte) y los egipcios (en el sur) eran dos de las superpotencias mundiales. Ambos querían tomar el control de la región que hoy conocemos como Palestina y Siria.



    La razón era simple: poder expandirse y controlar importantes rutas comerciales. Ramsés II representaba a los egipcios, mientras que los hititas estaban liderados por Mutawalli II. Ambas potencias se enfrentaron en una batalla feroz en Kadesh, una región que limita con lo que hoy es Líbano y Siria.



    Fue la mayor batalla que el mundo había visto hasta la fecha. Aproximadamente 50.000 hombres y 6.000 carros se enfrentaron entre sí.



    La batalla fue un tira y afloja. Ambos contrincantes intentaron dominar a su oponente, pero ninguno lo consiguió, y la batalla llegó a un punto muerto. En 1259, Ramsés II y Hattusili III firmaron un tratado de paz que acordaba la retirada de las fuerzas hititas y egipcias de la región del Levante. El tratado fue escrito en lenguaje acadio, la lengua franca de la época.



    En 1906, Hugo Winckler descubrió la versión hitita del tratado, que está expuesta en el Museo Arqueológico de Estambul. El tratado se encontró en el archivo de la antigua capital hitita, Hattusha.



    El tratado de paz de Kadesh es conocido como el  tratado de la paz más antiguo de la historia. Debido a su importancia, también se puede ver una réplica del tratado en la sede de las Naciones Unidas en Nueva York.



    A continuación se reproduce una traducción de algunas partes de este tratado: 



    "Se concluye que Ramsés, el Gran Rey, el rey (de la tierra de Egipto) con Hattusili, el Gran Rey, el rey de la tierra de Hatti, su hermano, para la tierra de Egipto y la tierra de Hatti, con el fin de establecer una paz buena y una buena fraternidad para siempre entre ellos (...).



    Así habla a Ramsés a Hattusili, hijo de Mursil. Mira, he establecido una buena fraternidad y una paz buena ahora para siempre entre nosotros, con el fin de establecer así para siempre una buena paz y una buena fraternidad entre la tierra de Egipto y la tierra de Hatti (...)".



    El Tratado concluye con una serie de cláusulas para exiliados políticos. Los presos hititas que escaparan a Egipto debían ser devueltos a los hititas sin castigo. Asimismo, los presos egipcios que huyeran a tierras hititas deberían ser devueltos a Egipto sin castigo.



    Tras la salida de dos superpotencias de la región del Levante, se creó un vacío de poder. Canaán fue abandonada, atrayendo al que quisiera conquistarla. Podemos encontrar numerosas menciones a los “hapiru” en documentos antiguos entre el XIV y el siglo XIII a. C., en la época en la que Egipto estaba en conflicto bélico con los hititas.



    La palabra “hapiru” no se relaciona etimológicamente con la palabra “hebreo”. Se utilizaba para referirse a gente desplazada, seminómada deambulante. Personas que habían dejado las ciudades en busca de una vida mejor. Las ciudades-estado cananeas eran prácticamente oligarquías en las que las clases más bajas estaban bajo opresión.



    Ante esta situación, muchos eligieron salir y probar suerte en otros lugares. Sin embargo, esta palabra podría haberse utilizado para el pueblo hebreo.



    Como aprendemos en las cartas de Amarna del siglo XIV, numerosas ciudades-estado cananeas comenzaron a ser atacadas simultáneamente por un grupo organizado de “hapiru” que comenzaron a conquistarlas una por una.



    A pesar de que varios vasallos cananeos escribieron cartas a su soberano, el faraón egipcio, nunca obtuvieron una respuesta.



    Egipto atravesaba un período político turbulento, debido tanto a la revolución monoteísta de Akenatón del siglo XIV como a los conflictos posteriores de Ramsés con el imperio hitita en el siglo XIII.



    Para mí, el tratado de Kadesh es un símbolo de la soberanía de Dios. Dios estaba orquestando magistralmente los acontecimientos políticos mundiales para lograr sus propósitos. Retiró dos superpotencias mundiales para facilitarle a los hebreos la conquista de Canaán.



    Pero, más importante aún, este tratado es un símbolo de la gracia de Dios. Todo esto ocurría en un momento en el que los hebreos pecaban una y otra vez. Dios se mantenía fiel a su promesa del pacto a pesar de las carencias y los pecados de Su pueblo.



    Dios no estaba actuando de acuerdo a lo que el pueblo merecía, sino que estaba siendo bueno con ellos a pesar de su falta de fe. En resumen, ver la perspectiva global marca la diferencia.



    Marc Madrigal es pastor de la Fundación Iglesia Protestante de Estambul en Turquía.



     



    BIBLIOGRAFÍA



    Clyde E. Fant; Mitchell G. Reddish. Lost Treasures of the Bible: Understanding the Bible through Archaeological Artifacts in World Museums (Kindle Location 934-942). Edición Kindle.



    Pasinli, Alpay. Museos Arqueológicos de Estambul. A Turizm Yayinlari. Estambul, 2012.



    El tratado de paz entre Ramsés II y  Hattusili III.


     

     


    4
    COMENTARIOS

        Si quieres comentar o

     

    Samuel Crespo
    09/03/2018
    18:26 h
    4
     
    Gracias Marc por este artículo tan interesante, ver cómo un conjunto de piezas caóticas de la Historia cobran sentido en la mente de Dios para su propósito es fascinante.
     

    Manuel5
    04/03/2018
    12:34 h
    1
     
    Pero no podemos ignorar la soberanía de Dios en tiempos de Hitler en la Alemania nazi.
     
    Respondiendo a Manuel5

    cavw<><
    07/03/2018
    02:41 h
    3
     
    Manuel, no se le ocurre que esto es la consecuencias de la mala elección de Barrabás... no fue la multitud hebrea que le dijo a Pilatos, que su sangre caiga sobre nosotros y nuestros hijos (descendientes). Por otro lado, logró Hitler su objetivo, no. Su imperio cayó, por cosas tan burdas como seguir el consejo de adivinos.
     
    Respondiendo a cavw<><

    Alfonso Chíncaro (Perú)
    05/03/2018
    23:15 h
    2
     
    Me preocupa un poco lo que escribo, puedo ser malinterpretado: En 1898, año de jubileo entre los judíos, se alzaron voces pro regreso a Palestina. Las principales comunidades judías eran las europeas, sobretodo la alemana. Se necesitaba el apoyo de éstas para el éxito, pero la mayoría argumentó que debido a sus muchas generaciones en Europa, sentían que su tierra era esa y decidieron quedarse... ¿Jeremías 17:5? Recién al siguiente jubileo, en 1948, buscaron y defendieron su estadía en Palestina.
     



     
     
    ESTAS EN: - - - El tratado de Kadesh: un símbolo de la gracia de Dios
     
    PUBLICIDAD
     
     
     
    AUDIOS Audios
     
    Prostitución: abolicionismo Prostitución: abolicionismo

    Jorge Rodrigo, de la asociación Esclavitud XXI, explica en qué consiste el modelo abolicionista para luchar contra la trata y rescatar a víctimas de prostitución.

     
    Vástagos de amor: cambiando la vida de un niño Vástagos de amor: cambiando la vida de un niño

    María Mercedes Páez relata su experiencia como madre de acogida y el programa de acogimiento familiar que desarrolla Aesvida.

     
    Cristianos solo de nombre: enfrentando el nominalismo Cristianos solo de nombre: enfrentando el nominalismo

    Jaume Llenas expone el reto que desde el Movimiento de Lausana se ha planteado, de alcanzar a las personas que están alejadas de la fe, a pesar de considerarse a sí mismos como cristianos.

     
    Galicia insumisa: Eva Sierra habla de su último libro con César Vidal Galicia insumisa: Eva Sierra habla de su último libro con César Vidal

    La nueva identidad del gallego evangélico tras abrazar la nueva fe: abandonaron ancestrales y arraigadas creencias populares, fruto del sincretismo mágico-pagano y del catolicismo implantado desde el s. XVI.

     
    ¿Qué pasa con los errores de la Biblia? ¿Qué pasa con los errores de la Biblia?

    Para el cristiano la Biblia es la Palabra de Dios. Pero ¿coincide la Biblia de hoy con el texto original? ¿o está llena de errores? (Andy Wickham)

     
    FOTOS Fotos
     
    Levantando “puentes para la inclusión” desde Riga Levantando “puentes para la inclusión” desde Riga

    El encuentro congregó unas 50 personas de 12 países.

     
    Idea2018, en fotos Idea2018, en fotos

    El encuentro celebrado en Palma de Mallorca reunió a evangélicos de todo el país para conversar sobre convivencia, misión e interculturalidad.

     
    Las 95 Tesis, clavadas en España Las 95 Tesis, clavadas en España

    Evangélicos presentan 'Las 95 Tesis de la Reforma 500 años después' a gobiernos locales y regionales, por toda España.

     
    VÍDEOS Vídeos
     
    Toda la Biblia: Zacarías Toda la Biblia: Zacarías

    Lo más importante en la vida no son los logros que podamos conseguir, sino que sepamos disfrutar del camino.

     
    Mediterráneo Mediterráneo

    “Algo cambiará si tienes hambre y sed de justicia”, canta la artista valenciana Eva Betoret.

     
    ‘Mentiras’, Sal150 ‘Mentiras’, Sal150

    Primer adelanto de ‘Vale la pena vivir’, con el sonido inconfundible del grupo.

     
     
    Síguenos en Ivoox
    Síguenos en YouTube y en Vimeo
     
     
    RECOMENDACIONES
     
    PATROCINADORES
     

     
    AEE
    PROTESTANTE DIGITAL FORMA PARTE DE LA: Alianza Evangélica Española
    MIEMBRO DE: Evangelical European Alliance (EEA) y World Evangelical Alliance (WEA)
     

    Las opiniones vertidas por nuestros colaboradores se realizan a nivel personal, pudiendo coincidir o no con la postura de la dirección de Protestante Digital.