PUBLICIDAD
 
lunes, 22 de octubre de 2018   inicia sesión o regístrate
 
Protestante Digital

 
Las ‘Sola’ de la Reforma ayer y hoy (2)
11
 

‘Solo Cristo’ y el diálogo intercultural y ecuménico

Los reformadores en la fórmula “solus Christus” enfatizan que sólo hay un camino que conduce a Dios, y es la persona de Jesucristo.

LA CLARABOYA AUTOR Félix González Moreno 04 DE FEBRERO DE 2018 18:00 h
jesus Erwan Hesry / Unsplash

La declaración capital de la Reforma reza: “Solus Christus”.  Justo es decir que  la fórmula “solus Christus” no tenía en el primer Lutero la significación crítico eclesial que adquirió a raíz de la inflexión reformadora. Es a partir de esta circunstancia histórica que el “solo Cristo” adquiere su significación diferenciadora de la doctrina católica de la gracia propia del catolicismo del medievo tardío. También contribuye a esto su relación directa con la “sola fe” y su asociación con la “sola gracia” y la “sola Escritura”.



En los Hechos de los Apóstoles encontramos una declaración contundente que suena muy escandalosa a los oídos de hoy, educados en un tiempo de tolerancia religiosa y pluralidad, así como de indiferencia hacia lo religioso. Los apóstoles Pedro y Juan son detenidos y llevados como acusados ante el tribunal supremo. En su discurso de defensa dice Pedro sobre Cristo: “Y en ningún otro hay salvación; porque no hay otro nombre bajo el cielo, dado a los hombres, en que podamos ser salvos” (4:12). De esta atrevida declaración se hace eco el apóstol Pablo en Filipenses 2: 9-11 y Romanos 10:9.



Martín Lutero y los demás reformadores sintetizaron esta declaración en la fórmula “solus Christus”. Esta fórmula enfatiza que solo hay un camino que conduce a Dios, y éste es la persona de Jesucristo. Ni la virgen María, ni los santos, ni ningún otro camino, fuera de Cristo, son caminos que conducen a Dios.



Y tampoco en el caso de las religiones no cristianas se encuentra un camino que conduzca al Dios misericordioso. Los dioses de las religiones no son idénticos al Dios de la Biblia. El camino hacia la salvación pasa “solo por Jesús”.



La Reforma entendía bajo Solus Christus al Jesucristo de la Biblia quien, venido el cumplimiento del tiempo, nació en Belén, vivió y creció en Nazaret, fue crucificado en tiempos de Poncio Pilato y al tercer día resucitó de la muerte, apareció redivivo a sus discípulos, ascendió a los cielos y está sentado a la diestra del Padre.



Sus palabras, promesas y obras fueron escritas por sus discípulos bajo la inspiración del Espíritu Santo, y desde entonces es que  podemos saber quién es Dios y cómo es Dios.



¿Constituye  hoy el ecumenismo una amenaza para el Solus Christus?  El ecumenismo,  inicialmente un movimiento por la unidad nacido de entre las Iglesias Protestantes y para la unión de éstas, ha experimentado una deriva preocupante. Al principio aparecía Jesucristo como la persona divina que unía a las diferentes confesiones protestantes. Se veía también a Jesús como el único camino que conducía paso a paso a Dios.



Pero el lugar de Cristo lo está tomando un Humanismo que conduce al cristianismo a un ideal de unidad aglutinadora. En la actualidad se busca la unión con la Iglesia Católica, aunque en ésta se continúa contemplando a María y los santos como caminos junto a Cristo.



Pero todavía resulta más preocupante para el “Solus Christus” el hecho de que las grandes iglesias históricas protestantes propaguen abiertamente un ecumenismo de todas las religiones mundiales. De manera que, según su concepción, hay también un camino no cristiano que conduce a la salvación.



Martín Lutero resaltó de nuevo lo que el apóstol Pablo y otros testigos del evangelio habían predicado y enseñado. Y es que, la salvación no se alcanza por el esfuerzo del hombre en ascender hacia Dios. No son nuestros esfuerzos intelectuales, ni morales, los que nos abren el camino hacia Dios, sino todo lo contrario. Es Dios quien desciende a nosotros. Es él quien viene a nuestro mundo como palabra encarnada; viene para dar su vida en rescate por nosotros. De esta manera anula y destruye por completo cualquier esfuerzo por nuestra parte.



Todo intento arbitrario de querer comprender a Dios fracasa ante lo que Dios mismo ha hecho para todo el mundo por medio de Jesucristo en la cruz. El hombre no se salva a sí mismo. El hombre no logra ni se hace a sí mismo digno del amor divino. Lo cierto es que: “Nosotros le amamos a él, porque él nos amó primero” (1 Juan 4:19). Él es el único camino. Solo él obra y nosotros recibimos. Lutero está hablando de la teología de la cruz. Y esto significa para él que el Jesucristo resucitado es el mismo que anteriormente había dado su vida en la cruz para la salvación de todos los hombres del mundo. Es a la cruz a donde debemos mirar. Es en el hombre de la cruz en quien debemos colocar nuestra mirada.



Sin duda, esta visión tan radical y exclusiva de la salvación por “solo Cristo” resulta inaceptable e irreconciliable con las demandas de tolerancia de  nuestros días. Sobre todo, en el diálogo interreligioso.



¿Tienen, pues, vigencia actual estas declaraciones bíblicas? ¿O es necesario debilitarlas o ignorarlas en aras de una teología de la religión?



Una cosa es hablar de religión o espiritualidad y otra hablar de Dios. Hoy el problema dentro de la Iglesia, tanto evangélica, como católica, no es el de la falta de una cierta espiritualidad, sino la dificultad de expresión de la fe, que ha conducido a una preocupante banalización de los contenidos de la misma, con la consecuente auto secularización de la Iglesia.



Tenemos que diferenciar entre religión y Dios. También es conveniente distinguir entre Dios y el sentido de la vida. Y es que, no todo el que inquiere por el sentido de la vida está preguntando por Dios. Desde el punto de vista bíblico, el que hoy habla de Dios no tiene porqué partir del supuesto de que se pregunta por él. La idea de Dios no es necesariamente natural ni inevitable para el hombre. De ahí que la posibilidad de hablar de Dios no dependa de que el hombre pregunte por él, sino de la consideración de las huellas del testimonio bíblico acerca de la revelación divina.



Hoy la ocupación con la idea de Dios solo es posible gracias a que anteriormente otros hombres han hablado y testificado de su acción. Los escritos del Nuevo Testamento lo hacen hablándonos de Jesucristo. Y, a su vez, de Jesús solo se puede hablar con propiedad cuando, hablando de su persona y de su vida, se habla, a la vez, de Dios; de manera que el sentido de su vida se revela en el horizonte de Dios, como, al contrario, la palabra “Dios” adquiere su significación última en relación con la vida de Jesús.



La suerte de Jesús revela que la esencia de Dios es amor. Y en qué consiste este amor que es Dios solo se puede captar en la contemplación de la vida y obra de Jesús, con su culminación en la cruz. Así, la palabra “Dios” adquiere su significado cristiano al hablarse en relación directa e indisoluble de Dios y Jesús. Pero de Dios y de Jesús de Nazaret solo podemos hablar de esa manera cuando hablamos del Dios de Israel, revelado en el Antiguo Testamento, como del Padre, de Jesús como del Hijo, y del Espíritu Santo; con otras palabras: cuando hablamos de Dios en sentido trinitario.



De lo expuesto concluimos que hoy, como ayer durante la Reforma,  es conveniente enfatizar el  perfil de lo cristiano,  resaltando el sentido exclusivo del “solo Cristo”. La fe cristiana se diferencia de todas las demás formas de religión por la confesión de fe en Jesús como el único Salvador. Solo hay salvación en Cristo (Hechos 4:12). Por eso sus discípulos nos llamamos cristianos. Esta confesión de fe implica, a su vez, la fe en el Dios anunciado por Jesús, que no es otro que el Dios de Israel. Lo esencial distintivo del cristianismo es su firme confesión de fe en Cristo, y no una vaga e imprecisa idea de Dios que se puede adaptar y acomodar a placer a cada tiempo y circunstancia. Es desde Cristo de quien se determina la identidad de la fe y la Iglesia (Juan 1:18; 2 Corintios 4:6).



La exclusividad del solus Christus no significa desprecio hacia el que cree diferente. Significa fidelidad a la revelación divina que culmina en Cristo y testimonio comprometido al mundo, realizado desde el amor más generoso, el respeto más delicado y el servicio más humilde.


 

 


11
COMENTARIOS

    Si quieres comentar o

 

flash
09/02/2018
05:20 h
11
 
Ezequiel, pero a quienes se refiere la carta a los hebreos cuando dice: "imitadores de aquellos". Evidentemente que uno de ellos es Abraham. ¿Quién no quisiera imitar la fe de Abraham? ¿Quién no quisiera imitar la fe de la Virgen María? Efesios (Ef. 4,13) no usa la frase “solo” Cristo. No hay que escribir lo que el texto no dice.
 

Andrés
09/02/2018
02:32 h
10
 
Hay dos cosas que me preocupan y mucho en esta nota: se habla de la Iglesia Católica y no se tiene idea de lo que la Iglesia Catolica enseña. Y se confunde ecumenismo con dialogo interreligioso. Simplemente el cumenismo es un dialogo entre Trinitarios que reconocen a Jesus como Señor y Salvador y busca que entre estos haya solo una Iglesia visible. Si los partícipes del dialogo ecumenico estan a la deriva no es por culpa del ecumenismo. En tal caso el ecumenismo es la ¨victima¨ de esa situación
 

flash
07/02/2018
00:18 h
6
 
El mismo San Pablo nos invita a que le imitemos: "No porque no tengamos derecho, sino por daros en nosotros un modelo que imitar." (2 Tes.3, 9). Dice la carta a los Hebreos: "de forma que no os hagáis indolentes, sino más bien imitadores de aquellos que, mediante la fe y la perseverancia, heredan las promesas." (6,12)¿Quién no quisiera IMITAR al padre Maximiliano Kolbe que dio SU vida a cambio de un prisionero? Saludos.
 
Respondiendo a flash

cavw<><
09/02/2018
01:06 h
8
 
Flash, el modelo es Cristo... para qué mirar una copia o imitación, si en los evangelios tiene el modelo original. Jesús dio su vida por tí, a pesar de tus pecados, de los míos. Kolbe no hizo eso.
 
Respondiendo a cavw<><

EZEQUIEL JOB
07/02/2018
17:30 h
7
 
flash, Pablo dice que al final solo debemos imitar a Cristo:(1Co 11:1 Sed imitadores de mí, así como yo de Cristo.). "Solo Cristo", es el modelo de vida, el ejemplo, la perfección: (Efe 4:13 hasta que todos lleguemos a la unidad de la fe y del conocimiento del Hijo de Dios, a un varón perfecto, a la medida de la estatura de la plenitud de Cristo;)....La Biblia dice...puestos los ojos en Jesús.. ..no en hombres terrenales: (Heb 12:2 puestos los ojos en Jesús, el autor y consumador de la fe...
 

Dave Fer
05/02/2018
23:49 h
4
 
Siempre me pregunto porque al hablar del catolicismo se hace de una manera equivocada sera por falta de conocimiento o por mala intención?. acá dice "Ni la virgen María, ni los santos, ni ningún otro camino, fuera de Cristo, son caminos que conducen a Dios" . La iglesia católica nunca ha dicho que exista otro camino lo dice el catecismo "161 Creer en Cristo Jesús y en aquél que lo envió para salvarnos es necesario para obtener esa salvación" . Los santos y Maria son ejemplos de esa fe
 
Respondiendo a Dave Fer

flash
06/02/2018
23:46 h
5
 
Dave Fer lo que pasa es que TODAS tienen como “madre”, al doctor Martín Lutero. Que yo sepa a mis 64 años, JAMAS la Iglesia me ha enseñado que existe “otro” camino. Sólo Jesús es el Camino para la salvación. Los santos y las santas, son ejemplos de vida cristiana. Digno de imitar. ¿Hoy quién no quisiera ser como la madre Teresa de Calcuta? ¿Dónde está lo malo en esto? ¿Acaso esto no es obra del Espíritu Santo? Del Demonio jamás puede salir el bien. Saludos
 
Respondiendo a flash

cavw<><
09/02/2018
01:09 h
9
 
Por qué querría ser como la llamada Teresa de Calcuta.... Flash aún no aprendió algo de historia, solo son protestantes lo que participaron de la Dieta de Spira, no todo grupo, iglesia o agrupación no católica. Es más, Lutero es un hijo de Roma, era un monje agustino.
 

Protestantólogo
05/02/2018
22:23 h
3
 
Con título original de “Christus allein” (“solus Christus”, “Solo Cristo”), un clásico en el mundo de habla alemana, el teólogo Bernhard Kaiser revisita, con claridad excepcional, el legado doctrinal de la Reforma, a 500 años de su implantación. El autor no teme oponerse a puntos de vista generalizados, no bíblicos. Guía al lector desde las Escrituras hasta las Escrituras. Esta obra debería ser editada en español. El Dr. Kaiser domina el idioma de Cervantes por cuanto fue misionero en Chile.
 

Calvo
05/02/2018
08:30 h
2
 
Totalmente de acuerdo. Podemos respetar otras "fes", pero la Palabra de Dios es muy clara. Solo Cristo salva, porque en ningún otro hay salvación. Él fue el único que murió en la Cruz del Calvario, para redimirnos de nuestros pecados, y esto porque como Pablo escribía a Timoteo: "Porque hay un solo Dios, y un solo Mediador entre Dios y los hombres, Jesucristo hombre" 1ª Timoteo 2:5.... Lo demás, acercamientos, unidad ... como se dice por La Mancha PAMPLINAS.
 

flash
04/02/2018
00:29 h
1
 
“Es a partir de esta circunstancia histórica que el “solo Cristo” adquiere la diferencia con la doctrina católica”. En el proceso del martirio de Santa Felicita y de sus siete hijos, Felicita les dice a sus hijos: “allí os espera Cristo con sus santos”. ( siglo II). Decía San Justino en su martirio: “Soy cristiano”. (siglo II ) Ya la Iglesia desde sus orígenes, los cristianos tenían en su alma a Cristo. No he podido encontrar en las "Actas de los Mártires" la frase "solo"
 



 
 
ESTAS EN: - - - ‘Solo Cristo’ y el diálogo intercultural y ecuménico
 
PUBLICIDAD
 
 
 
AUDIOS Audios
 
Caminando por Libertad 2018: la trata, esclavitud de nuestro Siglo Caminando por Libertad 2018: la trata, esclavitud de nuestro Siglo

Caminando por Libertad es una marcha contra la trata de personas, la esclavitud del Siglo XXI. Loida Muñoz explica en qué consiste.

 
La raíz de la corrupción en España es moral: C. Vidal La raíz de la corrupción en España es moral: C. Vidal

Tras los escándalos de títulos universitarios dados a políticos, César Vidal analiza la raíz de este mal en España. El origen, dice, está en la moral de la cultura católica.

 
Prostitución: abolicionismo Prostitución: abolicionismo

Jorge Rodrigo, de la asociación Esclavitud XXI, explica en qué consiste el modelo abolicionista para luchar contra la trata y rescatar a víctimas de prostitución.

 
Vástagos de amor: cambiando la vida de un niño Vástagos de amor: cambiando la vida de un niño

María Mercedes Páez relata su experiencia como madre de acogida y el programa de acogimiento familiar que desarrolla Aesvida.

 
Cristianos solo de nombre: enfrentando el nominalismo Cristianos solo de nombre: enfrentando el nominalismo

Jaume Llenas expone el reto que desde el Movimiento de Lausana se ha planteado, de alcanzar a las personas que están alejadas de la fe, a pesar de considerarse a sí mismos como cristianos.

 
¿Qué pasa con los errores de la Biblia? ¿Qué pasa con los errores de la Biblia?

Para el cristiano la Biblia es la Palabra de Dios. Pero ¿coincide la Biblia de hoy con el texto original? ¿o está llena de errores? (Andy Wickham)

 
FOTOS Fotos
 
15º Aniversario de Protestante Digital 15º Aniversario de Protestante Digital

Fotos de la celebración realizada en Barcelona el 5 de octubre.

 
Medio siglo de GBU, en fotos Medio siglo de GBU, en fotos

Un repaso gráfico a la historia de GBU en nuestro país.

 
Levantando “puentes para la inclusión” desde Riga Levantando “puentes para la inclusión” desde Riga

El encuentro congregó unas 50 personas de 12 países.

 
VÍDEOS Vídeos
 
Toda la Biblia: Lucas Toda la Biblia: Lucas

Este evangelio nos muestra a Jesús con detalle, descrito por un investigador preciso.

 
¿Es la Biblia fiable? ¿Es la Biblia fiable?

Algunos cuestionan la Biblia porque piensan que su antigüedad le quita veracidad. ¿Es así?

 
Pablo Martínez: la palabra con gracia, sazonada con sal Pablo Martínez: la palabra con gracia, sazonada con sal

El comunicador cristiano tiene retos, pero también buenas herramientas, para llevar a cabo su labor con palabras que sanen y construyan.

 
 
Síguenos en Ivoox
Síguenos en YouTube y en Vimeo
 
 
RECOMENDACIONES
 
PATROCINADORES
 

 
AEE
PROTESTANTE DIGITAL FORMA PARTE DE LA: Alianza Evangélica Española
MIEMBRO DE: Evangelical European Alliance (EEA) y World Evangelical Alliance (WEA)
 

Las opiniones vertidas por nuestros colaboradores se realizan a nivel personal, pudiendo coincidir o no con la postura de la dirección de Protestante Digital.