PUBLICIDAD
 
martes, 18 de junio de 2019   inicia sesión o regístrate
 
Protestante Digital

 
PUBLICIDAD
 
SÍGUENOS EN
  • Twitter
  • Facebook
  • Google +
  • Instagram
  • YouTube
  • Rss
 

  • Donar a Protestante Digital
  •  
    PUBLICIDAD
     
     



    17
     

    Cavilaciones públicas ante mis maestros

    Carta abierta a René Padilla, Samuel Escobar, Juan Stam, Valdir Steuernagel, Tito Paredes y Pedro Arana. Fraternidad Teológica Latinoamericana.

    ACTUALIDAD AUTOR Harold Segura 22 DE OCTUBRE DE 2016 22:05 h

    Queridos René, Samuel, Juan, Valdir, Tito y Pedro. 



    Estoy preocupado. A lo mejor ya conocen mis motivos. Sí, es por mis hermanos y hermanas de las iglesias evangélicas en América Latina. ¿Ya supieron lo que pasó en Colombia? La mayoría votó en contra del plebiscito del pasado 2 de octubre porque, según ellos, de esa manera defenderían a la familia tradicional, detendrían las huestes ateas del comunismo castro-chavista e impedirían la impunidad en los acuerdos entre el gobierno y las FARC-EP. Así es, mis amigos. A las iglesias les importó más la defensa del modelo de familia y otros temas atenientes a su presencia pública y política que la salida negociada a un conflicto que nos ha costado 8 millones 100 mil víctimas, 225 mil homicidios, 87 desaparecidos y más de 7 millones de desplazados. Lo hicieron con corazón sincero. Ustedes y yo somos pastores y conocemos lo que motiva a nuestra gente más sencilla. No juzgo su sencillez espiritual, sino su inocencia política. 



    Pero lo de Colombia es solo un caso; quizá el más visible por estos días, pero no el único donde las iglesias demuestran, en mi concepto, una triste “minoría de edad política”, exiguo pensamiento crítico social y endeble formación teológica. Ustedes y yo hemos transitado los caminos de la educación teológica en nuestro continente, algunas veces como directivos y muchas como docentes. Yo, por más de 25 años y ustedes por más de 40 (también en esto me llevan ventaja). 



    Pero sigamos. Les decía que no solo en Colombia observo esto; también en Brasil con la reciente experiencia política ante el impeachment a Dilma Rousseff. Ya sabemos acerca del papel que jugó Eduardo Cunha, el poderoso político evangélico, miembro de la iglesia Asambleas de Dios, en el juicio político hacia la expresidenta. Y ni para qué mencionarles lo que ustedes ya saben sobre Panamá donde iglesias de nuestra fe evangélica marcharon junto a cientos de católicos para manifestarse en contra del proyecto de ley No 61 y unas guías de educación sexual promovidas por el Ministerio de Educación. La citada Ley buscaba adoptar políticas públicas de educación sexual integral, atención y promoción de la salud. Y tiempo faltaría para conversar sobre Honduras, Chile, Guatemala, Perú, Costa Rica y otros países donde los evangélicos hemos tenido notable presencia pública e influencia electoral. Un articulista de la prestigiosa Revista Semana afirmaba la edición pasada: “¿Cómo han logrado concentrar tanto poder los evangélicos? Lo primero que se advierte es que hace mucho dejaron de ser un grupo marginal, y que no se trata de un fenómeno exclusivamente colombiano. Esas Iglesias proliferan por todo el mundo, con particular énfasis en América Latina”.



    [Revista Semana. Triunfo del No: el poder de los cristianos, octubre 8 de 2016] 



    Hemos crecido en los números como jamás pensamos, ascendido en la escala social hasta donde nunca soñamos… y se nos reconoce socialmente por lo que nunca quisimos: mentalidad conservadora y pensamiento político reaccionario. Esto, por fortuna, no sucede en todo el espectro evangélico porque, como sabemos, en América Latina somos un colectivo numeroso, diverso en su composición y plural en sus maneras de creer y de actuar —por gracia de Dios—. Tras el éxito numérico y publicitario, los púlpitos encienden el fuego de los atrevimientos: pastores y pastoras que desechan las reglas básicas de la interpretación bíblica (algunos las estudiaron en sus seminarios e institutos bíblicos) y, en su lugar, usan la hermenéutica basada en ocurrencias: púlpitos amenazantes, sermones manipuladores y predicadores con elocuentes intenciones políticas.



    [Este video muestra cómo se argumenta en contra de la llamada “ideología de género”]



    Pero mis queridos René, Samuel, Juan, Valdir, Tito y Pedro, en el fondo de mis inquietudes está la pregunta por el quehacer de la Misión Integral, ese enfoque misionológico que ustedes iniciaron y yo abracé en mis primeros años de seminarista (década del 80). Juntos hemos publicado libros, ofrecido conferencias, peregrinado por el continente enseñando, animando y anunciando que, como lo afirmó René hace 30 años: “La misión de la iglesia es una extensión de la misión de Jesús. Es la manifestación, aunque no completa, del Reino de Dios tanto por medio de la proclamación como por medio de la acción y el servicio social… Las buenas obras, por lo tanto no son un mero apéndice a la misión, sino una parte integral de la manifestación presente del Reino que ya ha venido y al Reino que ha de venir” (C. René Padilla, Misión integral. Ensayos sobre el Reino y la iglesia, Nueva Creación, 1986, pp. 186-187). 



    Hemos enseñado hasta la saciedad que la Misión va más allá de la acción evangelizadora tradicional y que incluye todas las necesidades humanas; que comprende todo el Evangelio, para todo el ser humano, en todas las dimensiones de su vida personal, interpersonal, social y cósmica. Pero por estos días me asaltó una duda. He pensado que la mayoría de las iglesias entendieron mal y creyeron que hacer misión integral era organizar proyectos de asistencia social. Por eso, la carta de presentación de quienes se identifican con nuestra propuesta misionológica son sus proyectos escolares, odontológicos, agrícolas, médicos, deportivos, recreativos y otros. Al parecer, la función administrativa y gerencial de la misión integral le ganó la partida a la tarea reflexiva y teológica de la misma. Hay riqueza metodológica, pero pobreza teológica; abundancia de obra social, pero escases de propuestas sociales de trasformación. Son fácil presa de los politiqueros de turno que acechan sobre los rebaños evangélicos para esquilar las atractivas ovejas de lanudos votos. ¡Si conocieran ustedes el entusiasmo de la derecha política colombiana con los pastores de algunas megaiglesias!



    Hoy revisé algunos de sus viejos libros y encontré con sorpresa una reseña crítica escrita por Samuel en 1999. Aunque la escribió en referencia al pentecostalismo de aquellos años, se aplica muy bien para los pentecostales, neo-pentecostales, “medio-pentecostales” y no pentecostales de hoy: “…un análisis de las actividades de los políticos pentecostales de la actualidad demuestra que éstos parecen estar poniéndose al servicio del peor tipo de conservadurismo político” Y Samuel, a renglón seguido, citaba un texto del sociólogo brasileño Paul Freston: “El protestantismo conservador está implementando una nueva estrategia de presencia e influencia en la sociedad, buscando la visibilidad. Para la derecha, trae un fenomenal aporte de recursos culturales y retóricos (los ‘valores cristianos’), y envidiables recursos humanos y organizaciones de base” (Samuel Escobar, Tiempo de misión. América Latina y la misión hoy, Ediciones Clara-Semilla, 1999, pp. 137-138). 



    Samuel, las intuiciones de Freston resultaron ciertas; tus dudas sobre la formación ética de los evangélicos, también. El panorama resultó más sombrío. Juan, por su parte es, en mi opinión, quien más tiempo ha dedicado en los últimos años a analizar y discutir los efectos funestos de la derecha evangélica. Él tuvo mucho interés en el caso de Honduras (2009) y ha continuado analizando otros casos; también ha sugerido una tipología evangélica que ayude a comprender los nuevos fenómenos de la política cristiana: derecha fundamentalista, evangélicos conservadores, izquierda evangélica, izquierda liberal, derecha liberal y otras. 



    [Aquí los artículos de Juan Stam escritos en los últimos años] 



    Regreso a mi inquietud principal. René, Samuel, Juan, Valdir, Tito y Pedro, ¿qué pasó con nuestra misión integral? ¿En qué momento y por cuáles vericuetos de la historia se colaron quienes adoptaron la obra social evangélica y la unieron en pacífica convivencia con el conservadurismo político y teológico? ¿A qué creen que se debe que nuestras “sesudas” reflexiones teológicas no fueran más allá de los pequeñísimos círculos de la Fraternidad Teológica Latinoamericana (hoy cada vez más escasos)? ¿Qué pasó con nuestros libros? ¿Por qué nuestras editoriales nunca lograron traspasar los círculos de lectores y lectoras especializados? Las multitudes evangélicas escogieron su camino. Al parecer las católicas ya lo habían escogido antes y hoy, por esos mismos laberintos incomprensibles de la historia, se encuentran en las marchas pública y celebran juntos (¡ecumenismo de derecha; esto tampoco nos lo imaginamos!). 



    ¿Comprenden ahora las razones de mi preocupación? Hoy tengo dolor de iglesia y se los quería contar.


     

     


    17
    COMENTARIOS

        Si quieres comentar o

     

    RCaicedo
    17/11/2016
    15:35 h
    17
     
    Estimado Harold, comparto profundamente tus preocupaciones. Por un lado por lo que pasa en nuestro país y segundo por lo que ha pasado con la propuesta de la MI. He sido, como tu, formado en los principios de la MI, la hemos practicado y enseñado, y pienso que la cuestión esta en que se ha tamizado por una teología evangélica permeada por el afán de figurar y por las propuestas de una sociedad consumista y cada vez mas fracturada por los afanes de grupos económicos y políticos. Lamentable. DTB.
     

    FER
    07/11/2016
    18:52 h
    16
     
    Si bien es cierto que los ejemplos presentados (Brasil y Colombia) son representativos de los esfuerzos de las derechas latinoamericanas por ganarse el favor y los votos de los evangélicos conservadores, habría que resaltar también el de las izquierdas haciendo lo mismo. Como ha sido el caso venezolano, principalmente durante el gobierno de Hugo Chávez, quien financió muchos de esos "proyectos" asistenciales a los que haces referencia y quien obtuvo la bendición de connotados "apóstoles".
     

    JAG
    29/10/2016
    05:48 h
    15
     
    Harold hermano, créeme que comparto de pleno tus preocupaciones. Lamentablemente creo que nuestros países se estableció una versión de cristianismo en el que ser evangélico, era sinónimo de ser conservador y de derecha, para muchos esto es parte de ser cristiano y somos pocos los "locos" que hemos desafiado estas convicciones, con el tiempo ganamos algún respeto y se nos escucha pero aún no logramos calar en sus imaginarios. Tengo grandes esperanzas en la generación que viene detrás nuestro.
     

    Alfonso Chíncaro (Perú)
    27/10/2016
    16:58 h
    12
     
    Estimado Harold, quizás una buena pregunta sea por qué tuvieron éxito otras posiciones. Recuerdo que en los 80 (me convertí el 82) se hacía un esfuerzo por quitar rigidez al evangelio. El énfasis en una relación personal con Cristo más importante que la teología, o que las diferencias teológicas, nos llevó a muchos a presumir un acartonamiento peligroso que nos alejaba de Dios cada vez que escuchamos la palabra teología. La teología importaba mucho solo para distinguir a las sectas y a la ICR.
     

    Escudero
    26/10/2016
    15:19 h
    11
     
    bueno ...y es que acaso cuando los resultados políticos son adversos para el autor, es el caos y la crisis del cristianismo?... ya se preguntó (el autor) que estará diciendo Dios? escucha "la voz de Dios" sumergido en su frustración, me recuerda las palabras del profeta ..."y sólo yo he quedado" 1Re 19:14b decía la abuela: " cuando el soldado está asustado DISPARA a la loca "
     
    Respondiendo a Escudero

    Hsegura
    27/10/2016
    18:21 h
    13
     
    Saludos y gracias por su comentario e interés. Es cierto lo que dice, pero aquí mi intención no es hacer el análisis de un resultado electoral, sino de reconocer las mentalidades teológicas que se revelan en los comportamientos electorales. Y en esto traigo preocupaciones desde mucho antes del plebiscito, o impeachment en Brasil. El asunto va más allá de lo electoral. Leer más: http://protestantedigital.c
     

    Buenas Noticias
    25/10/2016
    23:53 h
    10
     
    Hola Harold. He participado activamente en la FTL en Paraguay siendo distribuidor de libros de Kairós en los seminarios Bíblicos de Paraguay. Lo que más hemos vendido son "Cuida tu corazón" de R. Barbosa, y tu libro "Más allá de la utopía". Hemos recibido las visitas de Robinson Cavalcanti, Juan Stam, Marcos Backer y Justo González. Aún así, pareciera que ni los profesores ni alumnos captan bien la idea de Misión Integral. Una pena realmente. Quizá alguien la redescubra para gloria de Dios.
     

    Hsegura
    25/10/2016
    00:39 h
    9
     
    Les agradezco mucho que hayan tomado tiempo para leer mis cavilaciones y comentarlas. Pensar que esta carta es un ataque a la Iglesia es impreciso; eso nunca. La autocritica no es ataque; ataque es el silencio que no nos permite dialogar, disentir y discutir. Personalmente creo en el valor del disenso a la manera de Pablo. Bienvenidas las discusiones. Sobre todo en estos días en que celebramos la Reforma luterana. Abrazo fraterno.
     

    pastorisa
    24/10/2016
    20:17 h
    8
     
    La preocupación del pastor Harold es una preocupación muy latente. Debemos volver a nuestras raíces y no ser absorbidos por la teología de este tiempo. Jesús es nuestro modelo, Leamos mas los Evangelios.
     
    Respondiendo a pastorisa

    Óscar Margenet Nadal
    28/10/2016
    12:08 h
    14
     
    La verdadera teología es conocer la voluntad de Dios y vivir conforme a ella en el espíritu de las Escrituras. El Señor nos ayude a ver las señales de 'sus' tiempos en lo que ocurre alrededor nuestro en estos días. Somos siervos de Cristo a los de esta generación. Saludos.
     

    elbermontiel
    24/10/2016
    15:30 h
    7
     
    #3 Dios y el tiempo serán los jueces en este debate. Por lo pronto veo a muchos líderes cristianos lavándose la cara frente a los medios seculares aunque eso signifique vender al cuerpo de Cristo por unas monedas de "buena reputación" frente a una sociedad que está patas arriba moralmente. Por lo pronto, habremos muchos que nos importará más agradar a Dios antes que a los hombres. A mi también me da dolor de iglesia cuando leo ataques como estos, pero adelante, a lo mejor ud está en lo cierto.
     

    elbermontiel
    24/10/2016
    15:15 h
    6
     
    #1 Ver artículos como este y el de Darío Silva disparando a sus colegas, me parece interesante pero no me asombra. La "inocencia" política, veo q trata de de es "ingenuidad", cosa que me parece totalmente inverso. Ingenuo es aceptar a alguien que tiene en una mano un caramelo y en la otra el veneno. Lamento decirle que la iglesia en Colombia está mas unida que nunca, y esa corriente pro-lgbti usada en la ONU como control natal que ha permeado en muchos líderes, no va a proliferarse en Colombia.
     

    Daniel Gonzales
    24/10/2016
    14:52 h
    5
     
    En Perú por ejemplo, los feligreses evangelicos aceptan que las muertes ocurridas en el conflicto entre senderistas y el ejercito en los años 80 a 2000 fueron necesarios y que fue la "voluntad de Dios" que sucediera así y que "Dios usó a esos instrumentos (ejercito) para traer paz al pais. De donde sacan estas conclusiones teológicas? como llegan a ellas? que bases biblicas utlizan? tal vez no les importe sino solo el afan de seguir viviendo en una capsula "segura", pero a la vez deshumanzante.
     

    Daniel Gonzales
    24/10/2016
    14:43 h
    4
     
    Cabe afirmar, que las enseñanzas dadas por los citados maestros, aunque no hayan tenido la intencion, han motivado o dado bases a lideres politico-evangelicales para tomar provecho del pueblo evangelico, gente que dicho de paso, forma parte de este proyecto evangelical no porque hayan comprendido la dimension etica-social del Evangelio, sino porque comparten eticas, necesidades e interes sociales como "espirituales" similares a los de sus lideres y tal vez a los de los citados maestros.
     

    Diana
    24/10/2016
    03:03 h
    3
     
    Servimos a un Dios justo, tanto así que Él dio a su único hijo para que se satisficiera la justicia, de tal forma que nosotros quedáramos libre de toda culpa; pero ahora resulta que el presidente Santos se cree más justo y bueno que Dios, al tratar con delincuentes que no se arrepienten y pretenden pasar por alto la justicia. " triste" Que nos llenemos de romanticismo y no tengamos claridad de pensamiento
     

    Diana
    24/10/2016
    02:57 h
    2
     
    Con todo respeto, creo que la inocencia política la tienen en el corazón otros, no el pueblo colombiano y su iglesia evangélica. Creo que el contagio de una paz ilusoria y marcada por el socialismo que viene azotando a Latinoamérica es espantosa y la iglesia al decir NO mostró su esperanza por la verdadera paz, esa que solo ofrece Cristo con sus buenas nuevas....Valiente mi Pueblo que dijo NO a una paz ilusoria y dijo "SI" a la libertad con sus consecuencias.
     

    Óscar Margenet Nadal
    23/10/2016
    10:22 h
    1
     
    Estimado Harold, también discipulado por siervos fieles como Samuel y René agrego unas cavilaciones a las tuyas: 1. Jesús conocía bien a los que servía: 'no se fiaba de ellos (...) conocía a todos, y no tenía necesidad de que nadie le diese testimonio del hombre (...) sabía lo que había en el hombre.' Juan 2: 23-25. 2. Él fue obediente al Plan del Padre, no especuló por ser Hijo, no negoció ni se dejó usar (Juan 10:15-17). 3. Advirtió sobre estos tiempos (Mateo 24:3-14). El Señor nos consuela.
     



     
     
    ESTAS EN: - - - Cavilaciones públicas ante mis maestros
     
    PUBLICIDAD
     
     
     
    AUDIOS Audios
     
    “Queremos unir a la iglesia evangélica para orar” “Queremos unir a la iglesia evangélica para orar”

    El próximo 8 de junio las iglesias evangélicas son invitadas a participar de España oramos por ti, un evento simultáneo en 52 puntos del país.

     
    Protestantes en España: creer a la contra Protestantes en España: creer a la contra

    Documentos RNE dedica un amplio reportaje sonoro a la historia del protestantismo en España. Participan Gabino Fernández, Doris Moreno y Ricardo García.

     
    “Con nuestro trabajo podemos ser agentes de restauración” “Con nuestro trabajo podemos ser agentes de restauración”

    Jaume Llenas comienza una nueva etapa como asesor de los Grupos Bíblicos Graduados. En esta entrevista comparte su visión sobre el trabajo, la vocación y la misión en el ámbito laboral.

     
    Cuidado pastoral y psicología Cuidado pastoral y psicología

    El teólogo Julio Díaz Piñeiro explica el desarrollo histórico del cuidado pastoral en Estados Unidos, con sus aciertos y errores a la hora de aplicarse a un contexto como el español.

     
    “Hay partidos que están creciendo en base a la crispación” “Hay partidos que están creciendo en base a la crispación”

    Xesús Manuel Suárez analiza la situación política previa a las elecciones en España y presenta el documento ‘Vota sabiamente’.

     
    FOTOS Fotos
     
    X Encuentro de Literatura Cristiana X Encuentro de Literatura Cristiana

    Algunas fotos de la entrega del Premio Jorge Borrow 2019 y de este encuentro de referencia, celebrado el sábado en la Facultad de Filología y en el Ayuntamiento de Salamanca. Fotos de MGala.

     
    Idea2019, en fotos Idea2019, en fotos

    Instantáneas del fin de semana de la Alianza Evangélica Española en Murcia, donde se desarrolló el programa con el lema ‘El poder transformador de lo pequeño’.

     
    15º Aniversario de Protestante Digital 15º Aniversario de Protestante Digital

    Fotos de la celebración realizada en Barcelona el 5 de octubre.

     
    Medio siglo de GBU, en fotos Medio siglo de GBU, en fotos

    Un repaso gráfico a la historia de GBU en nuestro país.

     
    ‘Los poetas y Dios’, 15ª edición ‘Los poetas y Dios’, 15ª edición

    Algunas fotos del encuentro de poesía espiritual celebrado los días 2 y 3 de noviembre en Toral (León). Fotos de Jacqueline Alencar.

     
    VÍDEOS Vídeos
     
    Toda la Biblia: 2ª Pedro Toda la Biblia: 2ª Pedro

    Un Dios lleno de gracia prepara algo especial para nosotros en los cielos nuevos y la tierra nueva.

     
    El informativo #4: Evangélicos en la OEA, la ONU pide proteger a minorías religiosas El informativo #4: Evangélicos en la OEA, la ONU pide proteger a minorías religiosas

    El 22 de agosto es el día designado por la ONU para conmemorar a las víctimas de violencia por motivo de creencia o religión. Esta y otras noticias en nuestro resumen semanal.

     
    Las Tres Tabernas: Marcos Vidal Las Tres Tabernas: Marcos Vidal

    Alex Sampedro entrevista a Marcos Vidal en profundidad sobre iglesia, pastorado, arte, literatura o redes sociales.

     
    Yo soy la resurrección y la vida Yo soy la resurrección y la vida

    En Jesús encontramos a un Dios que no es indiferente, sino un Dios que llora con nosotros.

     
    Yo soy el pan de vida Yo soy el pan de vida

    Si ningún placer de la vida puede satisfacernos del todo, puede que estemos hechos para algo más.

     
    “Es urgente renovar la praxis del ministerio a la infancia” “Es urgente renovar la praxis del ministerio a la infancia”

    Conversamos con Javier Martín, coordinador de min19, sobre la necesidad de dar espacio e importancia a los niños, tal y como hizo Jesús.

     
    Loida Muñoz: La iglesia, agente transformador Loida Muñoz: La iglesia, agente transformador

    ¿De qué forma la iglesia puede transformar su entorno? Conversamos con la directora de A21 en España.

     
     
    Síguenos en Ivoox
    Síguenos en YouTube y en Vimeo
     
     
    RECOMENDACIONES
     
    PATROCINADORES
     

     
    AEE
    PROTESTANTE DIGITAL FORMA PARTE DE LA: Alianza Evangélica Española
    MIEMBRO DE: Evangelical European Alliance (EEA) y World Evangelical Alliance (WEA)
     

    Las opiniones vertidas por nuestros colaboradores se realizan a nivel personal, pudiendo coincidir o no con la postura de la dirección de Protestante Digital.