PUBLICIDAD
 
sábado, 24 de junio de 2017   inicia sesión o regístrate
 
Protestante Digital

 
PUBLICIDAD
 
SÍGUENOS EN
  • Twitter
  • Facebook
  • Google +
  • Instagram
  • YouTube
  • Rss
 

  • Donar a Protestante Digital
  •  
    PUBLICIDAD
     
     



    22
     

    Evangelio del reino y de Cristo: ¿dos o uno solo?

    A mediados del siglo XX los evangélicos, al romper con el fundamentalismo, se abrieron a las problemáticas sociales. Encontraron una fuerte luz bíblica en "el evangelio del reino".

    BENE STUDERE AUTOR Juan Stam 07 DE ENERO DE 2017 20:00 h
    fresas, moras

    En mis primeros años de estudio bíblico entendía que "el reino de Dios" era el cielo. "Venga tu reino" era una oración por la pronta venida de Jesús. "Buscad primeramente el reino de Dios" no significaba "buscad la justicia propia del reino de Dios" sino desear sobre todas las cosas ir al cielo cuando muera. La "teología del reino" era el "evangelio social" de los modernistas. El evangelio nuestro era la buena noticia de la muerte y resurrección de Cristo.



    ¡Qué equivocado que estaba! El reino que Jesús nos enseñó a pedir consiste precisamente en que se haga la voluntad de Dios en la tierra, en nuestros países y en nuestros gobiernos, aquí y ahora.



    Aún mayor fue mi sorpresa al descubrir que "el reino de Dios" fue el tema central del ministerio de Jesús, según los tres evangelios sinópticos. Jesús anunciaba "el evangelio del reino" (Mt 4:23; Mr 1:14), aunque lo llama también "el evangelio de Jesucristo" (Mr 1:1).



    Estudié más el tema y me topé con otra sorpresa: ¡las epístolas de Pablo, todas ellas escritas años antes de todos los evangelios, hablan muy poco del reino de Dios y nunca emplea la frase "el evangelio del reino", aunque según Lucas, Pablo pasó los dos últimos años de su vida "predicando el reino de Dios y enseñando acerca del Señor Jesucristo" (Hch 28:31). Eso deja claro que no se trata de dos evangelios sino de dos enfoques o dos versiones de un solo evangelio.



    A mediados del siglo XX los evangélicos, al romper con el fundamentalismo, comenzaron a abrirse a las problemáticas sociales de sus países. En el proyecto de "concienciar" a las iglesias, los neo-evangélicos norteamericanos, y aún más los evangélicos progresistas latinoamericanos encontraron una fuerte luz bíblica en "el evangelio del reino".



    Ese tema resultó ser un poderoso mensaje de Dios a las iglesias en busca de su "misión integral" en la iglesia y en el mundo. Podemos decir que las iglesias se han transformado considerablemente y se han despertado a la acción social.



    Lo que urge ahora es llevar el mensaje del reino al nivel político de la formación cívica de las comunidades. Es urgente que las iglesias tengan más madurez política para que vean con más claridad las realidades de la vida nacional e internacional, incluso de los partidos y los y las políticos "cristianos" de cada país. En CLADE V se habló mucho de los problemas sociales pero muy poco sobre cómo transformar a las iglesias políticamente.



    A pesar del gran valor que ha tenido el tema del reino, "el evangelio del reino" no es la única formulación del evangelio y por sí solo no articula todo nuestro mensaje y nuestra misión. Las mismas "buenas nuevas del reino" se definen en Mr 1:1 como "el evangelio de Jesucristo el Hijo de Dios" (cf. Rom 1:9; 15:19). Para Pablo es "el evangelio  de la gracia de Dios" (Hch 20:24), "el evangelio de la gloria de Cristo" (2Co 4:4 RVR) y "el evangelio de vuestra salvación" (Ef 1:13 RVR).



    San Pablo define el evangelio por tres hechos históricos (¡incluso un entierro!):



    Además os declaro, hermanos, el evangelio que os he predicado... Porque primeramente os he enseñado lo que asimismo recibí: Que Cristo murió por nuestros pecados, conforme a las escrituras; y que fue sepultado; y que resucitó al tercer día conforme a las escrituras, y que apareció a Cefas... y de último de todos, como a un abortivo, me apareció a mí. 1Co 15:1-8



    Creo que ahora, sin desatender el mensaje del reino de Dios, debemos volver a destacar el evangelio de la muerte y resurrección de Cristo.  Creo que junto con las tareas sociales y políticas que nos van a tocar, tendremos también urgentes tareas propiamente teológicas.



    Tanto la muerte redentora de Cristo como su resurrección corpórea -que es el sentido bíblico del término- son actualmente temas de debates acalorados, o peor, temas indiferentes o ininteligibles.



    Harán falta también profundizaciones en la humanidad de Jesús como Verbo encarnado. Como nos señaló el Dr. Tamayo en CLADE V, el tema de la trinidad divina y hasta el monoteísmo provocan debate también. Además, la crisis de autoridad que nos trae la posmodernidad pone bajo cuestionamiento la autoridad de las escrituras y hasta la de Dios mismo ("el Dios autoritario", en la frase de Tamayo). En esto debemos volver a la Reforma, a quienes les tocó una revolución en la historia humana en medio de una crisis de autoridad. Pero "volver" no significa repetir las enseñanzas de ellos sino saber hacer hoy lo que hicieron ellos ayer.


     

     


    22
    COMENTARIOS

        Si quieres comentar o

     

    Óscar Margenet Nadal
    13/01/2017
    12:17 h
    21
     
    ¡GRACIAS Juan! Te cuento: en nuestra congregación, os que ya estamos en el Reino y aún esperamos su gloriosa manifestación deseamos que otros entren. Desde un local contiguo, repartimos provisiones del banco de alimentos de la Unión Europea; ropa que dona la gente y prestamos otros servicios. Viene todo tipo de gente. Con lo material también damos el Evangelio de Cristo. No hacemos política de izquierda, del centro o de derecha: practicamos con otros el amor de Dios por nosotros.¡Bendiciones!
     

    Protestantólogo
    10/01/2017
    14:19 h
    20
     
    Me da la impresión que los orígenes intelectuales y teológicos de Stam son un tanto primitivos. No me lo imagino como párvulo bautizado en una iglesia de tradición reformada/presbiteriana. Esto a cuento de su concepción primigenia sobre el Reino. Usualmente tal carencia es superada por una ultra sofisticación que atestigua lo último de la moda discursiva, como la que lleva a ver a Dios como un dictador compasivo y al Reino de los Cielos como la culminación del proyecto socialista.
     

    jorgevaron
    09/01/2017
    22:47 h
    19
     
    El evangelio de Cristo, desde su inicio, ha tenido consecuencias sociales que se han reflejado ( por ejemplo ) en el surgimiento de la civilización occidental, la civilización judeo-cristiana, la única que merece tal nombre. Pero en la actualidad, el mundo, especialmente latinoamérica, está en la mira de un "cristianismo" fabricado en los laboratorios del marxismo-leninismo, con claros objetivos políticos. A este experimento debemos estar atentos, los evangélicos, para no caer en el.
     

    JRRiudoms
    08/01/2017
    22:16 h
    18
     
    Esta dualidad es parecida a la ["supuesta" para algunos] dualidad de los llamados Antiguo Testamento y Nuevo Testamento, o al Dios [para algunos "distinto"] del Nuevo y del Antiguo Testamento. A veces parece que alguien quiere alimentar controversias vacías de contenido. Los que se hacen adjetivar como "no fundamentalistas", ¿significa que están fundamentados en "arena"? Atentamente
     

    Jose
    08/01/2017
    15:24 h
    17
     
    En el evangelio del Reino predicado por nuestro Señor, Dios es el centro de la comunidad, no así en los diferentes modelos políticos actuales que precisamente se separan de Dios, entiendo que por los abusos históricos de las iglesias. Pablo escribe a los gentiles luego de la resurrección en el comienzo del nuevo pacto. Estoy de acuerdo en el enfoque social de la iglesia pero como forma de vida diaria y no como recurso estético de una "actividad especial", tampoco como parte de un modelo político
     

    EZEQUIEL JOB
    02/10/2015
    16:08 h
    15
     
    Angel (12), nunca ha sido fácil: Rom 8:36-39 Como está escrito: Por causa de ti somos muertos todo el tiempo; Somos contados como ovejas de matadero. Antes, en todas estas cosas somos más que vencedores por medio de aquel que nos amó. Por lo cual estoy seguro de que ni la muerte, ni la vida, ni ángeles, ni principados, ni potestades, ni lo presente, ni lo por venir, ni lo alto, ni lo profundo, ni ninguna otra cosa creada nos podrá separar del amor de Dios, que es en Cristo Jesús Señor nuestro.
     

    ANGEL
    01/10/2015
    19:20 h
    12
     
    Esta es la aplicación práctica del hecho de que "el reino de Dios ha venido a vosotros": "Pues todos vosotros sois hijos de Dios por la fe en Cristo Jesús... Ya no hay judío ni griego; no hay siervo ni libre; no hay varón ni mujer; porque todos vosotros sois uno en Cristo Jesús" Eso, o es una declaración que solo tendrá su cumplimiento "en el futuro", o lo es con todas sus consecuencias prácticas, aquí y ahora. Pero, hay que ver lo que ha costado y está costando, ¿eh?.
     

    Óscar Margenet Nadal
    29/09/2015
    20:39 h
    8
     
    Gran tema de debate. Tanto amó Dios al mundo en el que vivimos que por pura gracia creemos en Jesucristo y su obra completa, somos sal de la tierra y luz del mundo, única manera de anunciar la Buena Noticia de salvación en este mundo en caos. El Evangelio de Cristo es el verbo encarnado y su reino ya está en nosotros aquí y ahora porque Él vive y está viniendo a reinar. Somos testigos aquí y ahora si nos compadecemos de nuestros semejantes de carne y hueso, como Jesucristo hizo con nosotros.
     

    Mariano
    29/09/2015
    19:31 h
    7
     
    Estimado Juan, caos exegético es citar profusamente pasajes que dicen otra cosa distinta a la que ud. quiere demostrar. Ninguno de los pasajes que citó habla de conciencia política, de politización, de construir el reino ni de traerlo (el cual si se construye, se apura o se trae, ya no es el Reino, sino un reinito). El reino se anuncia, más no se construye, se anhela, más no se trae, se entra en él, más no "se lo entra" en sociedades ni en gobiernos.
     
    Respondiendo a Mariano

    ANGEL
    01/10/2015
    19:04 h
    11
     
    ¿Y tú, Mariano, pretendes corregir al autor del artículo? ¿El reino se anuncia, pero no se construye, con vidas restauradas y puestas bajo el señorío de Cristo? ¿Se anhela, pero no se trae? ¿Entonces, para que oramos: "Venga a nosotros tu reino..." para que venga en el futuro glorioso, nada más, mientras aquí que todo siga igual? ¿"se entra en él, pero no se lo entra en la sociedad"? ¿Entonces qué del ser ´sal y luz en el mundo'? ¿Acaso el reino de Dios no es como la levadura, leudándolo todo?
     
    Respondiendo a ANGEL

    Mariano
    02/10/2015
    14:27 h
    13
     
    Angel, la falacia no está en lo que ud. dice, sino en la insinuación permanente, en éste y en los artículos anteriores (los del "caos exegético") de que proclamar el reino es ponerse progresista, abrir una ONG, rasgarse las vestiduras en las redes sociales ante el capitalismo mundial, hacer militancia de izquierda y decir que "ese es el mensaje de Jesús". Saludos
     

    EZEQUIEL JOB
    29/09/2015
    15:55 h
    5
     
    Los cristianos al creer, seguir, y hablar de Cristo, ya hemos sido trasladados al REINO DE DIOS, por lo tanto se cumplen en nosotros las grandes bendiciones, promesas y promesas si somos obedientes a su palabra, juicio y castigo si somos desobedientes al igual que los que no han creído. "Col 1:13 el cual nos ha librado de la potestad de las tinieblas, y trasladado al reino de su amado Hijo,"
     

    Fernando Rico
    28/09/2015
    13:29 h
    4
     
    Tocando el tema del Evangelio de JESUCRISTO, Pablo advierte que si alguno predica otro evangelio distinto del que había sido predicado sea anatema. Gálatas: 1.8-9 y el evangelio que Pablo había enseñado y establecido era y es que JESUCRISTO sea primero en todo y en todos conforme a su Primacía sobre todas las cosas, incluyendose las juridicas y legislativas si es que del Reino de Dios esperamos. 1 Corintios: 15.23-28. Colosen: 1.18; para que sólo en JESUCRISTO sea Dios glorificado. 1 Pedro:4.11
     

    Galaad
    27/09/2015
    22:11 h
    3
     
    ¿Qué es buscar el Reino de Dios?. Entiendo que el Reino es donde Dios gobierna como Soberano, es donde se hace su voluntad, ya sea en el cielo o en la tierra. ¿Cuando busco el Reino? Según Efesios, hemos sido salvados por gracia, no por obras, no podemos jactarnos de nosotros mismos, es obra de Dios. Efesios también menciona que hemos sido salvados para hacer buenas obras, obras que no son nuestras, sino de Dios. Por tanto entiendo y me afianzo en ello, que buscar el Reino debe ser todo mi obrar
     
    Respondiendo a Galaad

    Fernando Rico
    29/09/2015
    16:18 h
    6
     
    Particularmente Galaad entre el protestantismo en general ha habido una arraigada confusión en lo que respecta a las obras; unas son las obras de la Ley por la que los falsos convertidos buscaban justificarse y que correspondían a partir de la circuncisión, el guardan el día de reposo y demás religiosidades reprobadas por el Apóstol Pablo. Gálat: 3.1-5. Hec: 15.1-31; y otras son las obras de amor y misericordia conforme la Fe en JESUCRISTO por las que ante ÉL somos justificados. Mat: 25.31-46.
     
    Respondiendo a Fernando Rico

    Galaad
    07/10/2015
    20:49 h
    16
     
    Estimado Fernando Rico (6) Mi comentario (3) quedó inconcluso por exceso de palabras. Tengo claro el lugar que se le da a la Gracia y a las Obras en las Escrituras. Mi reflexión va dirigida a que podamos definir qué es buscar el Reino de Dios, tal y como Jesús nos mandó. ¿Cuándo el creyente está buscando el Reino.?
     
    Respondiendo a Galaad

    JRRiudoms
    01/10/2015
    h
    10
     
    #6 F. Rico: Con todos mis respetos, creo que confunde las leyes ceremoniales (con sus sábados ceremoniales) con la Ley de Dios (con el día de reposo [sábado] bendecido y santificado por el Creador, aún antes de existir el pueblo judío). La Ley de Dios, al contrario de las leyes ceremoniales y ritualistas, no está en ningún modo reprobada (Mateo 5:17-20). Atentamente
     
    Respondiendo a JRRiudoms

    EZEQUIEL JOB
    02/10/2015
    15:36 h
    14
     
    estimado JRRiudoms(10),a mi parecer Fernando Rico (6), tiene la película muy clara sobre las obras de la ley y las Obras que muestran la Fe en el Señor Jesús,las leyes ceremoniales que tú hablas corresponden al antiguo pacto que no pueden hacer salvo al que los practica (Heb7:11-12),sin embargo en el NUEVO PACTO solo somos salvos por la Fe en Jesucristo la misma que se muestra por Obras de Amor.Tú eliges vivir en el antiguo pacto que no salva,o vivir en el nuevo pacto donde somos salvos(2Cor3:14
     
    Respondiendo a EZEQUIEL JOB

    Mariano
    30/09/2015
    15:16 h
    9
     
    De acuerdo Fernando, pero cuidado que obras de la fe incluyen todo lo que se hace, no sólo en cuestiones de caridad. Ese todo incluye desde testificar, tener comunión con los hnos., mi relación con mi esposa, y toda acción fruto de esa fe. Y en cuanto a la caridad, no confundir con actividades de ONGs, las cuales pueden ser experiencias válidas pero no son un "deber" de la Iglesia. La caridad bíblica es discreta, sale de mi bolsillo y no del de los demás, y nada tiene que ver con política.
     

    JRRiudoms
    27/09/2015
    08:29 h
    2
     
    Ahora entiendo un poco más de lo que se refería al hablar de "caos exegético". Los cristianos tenemos muy claro el mensaje liberador de la venida, vida en el planeta Tierra, muerte, resurrección (corporal) y próxima segunda venida de Jesucristo. Parece ser que algunos evangélicos no lo tienen demasiado claro. Debe haber sido cosa de "romper con el fundamentalismo" y traspasar la autoridad divina a entes e instituciones humanas. Quizá quien necesite el "Dios autoritario" niega la autoridad divina
     
    Respondiendo a JRRiudoms

    flash
    14/01/2017
    19:54 h
    22
     
    Hola JRRiudoms, ¿próxima? ¿Cuando? Desde que apareció el doctor Martín Lutero, surgieron grandes comunidades evangélicas anunciando la "próxima" venida de Cristo. Han pasado más de 500 años y todavía seguimos vivos. Saludos
     

    EZEQUIEL JOB
    27/09/2015
    05:29 h
    1
     
    Para mi el Reino de Dios o de Cristo, es la presencia del Espíritu(Rom14:17)(Mat12:28), ya que el Espíritu Santo es Dios,es Cristo, y donde está Dios está el Reino, con sus leyes, promesas y juicios. El Espíritu se recibe cuando se escucha o lee La Biblia con fe, es decir creyendo en ella (Gal 3:2)(Rom10:17). El Reino de Dios es vivir como el Señor Jesús dijo (Luc12:31), los que buscan el Reino de Dios se apartan de las Obras de la carne (Gal5:19-21) y viven según el Espíritu (Gal5:22-23)
     



     
     
    ESTAS EN: - - - Evangelio del reino y de Cristo: ¿dos o uno solo?
     
    PUBLICIDAD
     
     
     
    AUDIOS Audios
     
    España, 40 años de democracia: luces y sombras (C. Vidal) España, 40 años de democracia: luces y sombras (C. Vidal)

    Logros de la democracia española teñidos de corrupción, clientelismo político y de Iglesia-Estado, junto a economía que grava las clases medias y un Congreso en crisis ¿Qué pueden hacer los cristianos? Análisis de César Vidal.

     
    Franco Mazzocca: prótesis que cambian vidas Franco Mazzocca: prótesis que cambian vidas

    El joven estudiante de ingeniería usa sus recursos y talento para ayudar a niños que necesitan prótesis de mano, algo inalcanzable por otros medios.

     
    J.C. Escobar: Reforma y Pentecostés inseparable J.C. Escobar: Reforma y Pentecostés inseparable

    Evangélicos españoles celebran #500Reforma en 2017, cinco siglos después de la Reforma protestante. El coordinador Juan Carlos Escobar habla de su experiencia, visión y obstáculos para esta conmemoración. 

     
    Jaque a Qatar en el tablero global (C. Vidal) Jaque a Qatar en el tablero global (C. Vidal)

    ¿Por qué tras el viaje de Trump a Arabia Saudí los aliados de EEUU bloquean a Qatar? ¿Es cierto que es por su apoyo al terrorismo? ¿Qué significa esta jugada en la política mundial? Entrevista al historiador y analista político César Vidal.

     
    G. Amarilla: la política como lugar de misión G. Amarilla: la política como lugar de misión

    Entrevista al diputado uruguayo de fe evangélica Gerardo Amarilla, ex Presidente de la Cámara de Representantes, sobre su visión y experiencia en la vida pública.

     
    Gary Wilkerson, ponente del 8º Congreso Evangélico

    El hijo de David Wilkerson preside un ministerio mundial de evangelismo y ayuda al necesitado, World Challenge. Wilkerson habla de la Reforma, el movimiento pentecostal y los desafíos que la iglesia enfrenta en el mundo actual.

     
    FOTOS Fotos
     
    Las diversas capacidades de Mefi-Boset Las diversas capacidades de Mefi-Boset

    El ministerio Mefi-Boset lleva 20 años trabajando el tiempo de ocio y apoyo a las familias de personas con discapacidad intelectual en Terrassa y Barcelona. Algunas imágenes de este curso que acaba.

     
    Sellos para conmemorar la Reforma Sellos para conmemorar la Reforma

    Lituania, Namibia, Brasil, Benín e incluso Polonia, entre otros, han lanzado sellos conmemorativos del 500º Aniversario de la Reforma. España, no.

     
    La Biblia a través de la historia La Biblia a través de la historia

    Una exposición recorrerá Galicia este año 2017 mostrando la historia de la Biblia y su importancia para la Reforma Protestante.

     
    VÍDEOS Vídeos
     
    Repair Café en Toledo Repair Café en Toledo

    Esta es una cafetería distinta, donde se ayuda y enseña a reparar objetos rotos. 

     
    No me avergüenzo No me avergüenzo

    Soy cristiano, alguien que quiere parecerse cada día más a Jesús.

     
    Ayuda al refugiado, de España a Grecia Ayuda al refugiado, de España a Grecia

    El programa Buenas Noticias TV viaja a Lesbos, al campamento de Moria, para conocer cómo la ONG Remar está actuando a favor de los refugiados.

     
     
    Síguenos en Ivoox
    Síguenos en YouTube y en Vimeo
     
     
    RECOMENDACIONES
     
     
    AEE
    PROTESTANTE DIGITAL FORMA PARTE DE LA: Alianza Evangélica Española
    MIEMBRO DE: Evangelical European Alliance (EEA) y World Evangelical Alliance (WEA)
     

    Las opiniones vertidas por nuestros colaboradores se realizan a nivel personal, pudiendo coincidir o no con la postura de la dirección de Protestante Digital.