Daniel Tester: Dios es mi mayor pasión

Para mí el desafío es el equilibrio: no somos del mundo, pero somos enviados al mundo; y hay mucha tradición evangélica y zona de comodidad de la que debemos desprendernos para ir, y acercarnos a donde nuestra sociedad realmente está.

27 DE JUNIO DE 2015 · 17:28

Daniel y su esposa Tatiana.,Daniel Tester y Tatiana
Daniel y su esposa Tatiana.

Continuamos con la serie de entrevistas a los jóvenes que participan activamente en muchos ministerios de nuestro entorno evangélico. Hoy nos vamos a Armilla (Granada) para conocer la labor que realiza Daniel Tester en el campo de la evangelización entre los jóvenes y la población en general.

Daniel Andreas Tester nació en Suiza en 1987. Es hijo de misioneros de nacionalidad suiza, Martin y Erika, quienes, con sus cuatro hijos, sirven en la iglesia en Armilla desde hace más de 25 años. A la edad de 5 años, Daniel comprendió algo de lo que Jesús había hecho por él, y su relación con Dios fue creciendo especialmente a partir de los 16 años.

Gracias al ejemplo de sus padres, la iglesia y amigos creyentes que le sirvieron de ejemplo, fue comprometiéndose gradualmente en la iglesia. Desde hace 10 años colabora y dirige el grupo de jóvenes de la iglesia en Armilla, siendo el discipulado uno de sus compromisos, sea con jóvenes, recién convertidos, personas que quieren crecer en compromiso, entre otros. En su iglesia le han dado la oportunidad de predicar desde muy joven, teniendo seguramente que sobrellevar los errores típicos de un joven iluso; pero también le han visto crecer y aprender desarrollando esta labor que realiza con pasión.

Desde hace cuatro años trabaja como Consultor SAP para clientes alemanes en una multinacional belga con sede en Granada. Junto con su esposa realizaron un año de discipulado con Timoteo Glasscock y Elena Gil en Salamanca, pudiendo compartir sobre inquietudes y aprender aspectos del día a día que no son materia en ningún instituto bíblico; recientemente han finalizado tres años de formación bíblico-teológica en el Proyecto Éfeso. Su deseo para el futuro es experimentar la guía del Señor paso a paso, tal y como lo han podido experimentar hasta el día de hoy.

 

Pregunta.- ¿Quién es y a qué se dedica Daniel Tester?

Respuesta.- Un muchacho de 28 años, nacido en Suiza, criado en Graná (Granada), que tuvo el privilegio de crecer con unos padres que, además de mucho cariño, le transmitieron su gran amor por Dios, y en una iglesia (en Armilla) donde siempre me he sentido como en casa.

Me hice mayor, estudié Telecomunicaciones en Linares, me fui a vivir a la casa de una mujer mayor, que resultó ser la abuela de la que hoy es mi mujer, Tati, pura alegría, bondad y arte… con la que llevo cuatro años casado.

 

P.- ¿Cómo colaboras en la difusión del evangelio a través de los distintos ministerios que llevas a cabo?

R.- Dios es mi mayor pasión, y en la medida en que esto es una realidad en los diferentes ámbitos de mi vida, espero que, de un modo natural, pueda comunicar cómo es Dios y cómo se puede tener una relación con Él.

En teoría, tengo claro que mi primer ministerio debe ser mi propio carácter, actitudes, deseos, pensamientos…, pues todo ello tiene un efecto grande en todo lo que soy y hago; mi deseo es poder comunicar el evangelio desde el interior.

En esta sociedad, que está tan lejos de lo que se supone que debiera ser una relación correcta, a través del matrimonio también podemos ser de testimonio vivo simplemente con intentar vivir como Dios desea.

Pero entiendo que la pregunta iba más bien referida a actividades en el ámbito de la iglesia. En este sentido, diré que nuestra iglesia como todas tiene sus defectos, pero uno de sus puntos fuertes es el esfuerzo evangelístico llevado a cabo de formas muy variadas… Intentamos llegar a personas muy diversas aprovechando todas las vías posibles, como café-conciertos, proyección de películas, teatros, musicales, cenas, conferencias, reuniones, campañas evangelísticas, “caja-roja”, mesas de libros, encuestas, colaborar en el pueblo con necesidades, festivales para niños…

Otro proyecto que está en sus inicios, pero que nace con la visión de compartir el evangelio es la página web www.lavidaesmas.com

 

P.- Háblanos con más detalle de tu labor en el ministerio con los jóvenes...

R.- Es un regalo increíble contar con un grupo de jóvenes donde se respira confianza, diversión, ilusión y pasión por Dios. Hay muy pocas cosas que me hagan disfrutar tanto como ver crecer espiritualmente a personas; gracias a Dios estamos experimentando esto en nuestro grupo.

Nuestra labor es fomentar la amistad, acompañar, promover una diversión sana y guiarles en su crecimiento, siendo la base de todo, y nuestro principal objetivo, la relación personal que cada uno puede desarrollar con Dios.

 

Campaña Evangelística LIMPIADOS (Armilla 2014).

Intentamos que crezcan de modo individual, pero también los animamos a compartir nuestra fe en el pueblo colaborando en las actividades con niños en las plazas, o en las actividades de la iglesia; redactando-imprimiendo y distribuyendo folletos para diferentes ocasiones especiales (San Valentín, Halloween, Navidad…), evangelizando en pasos de peatones, etc.

 

P.- ¿Te preocupa que muchos jóvenes abandonen las iglesias? ¿Piensas que, entre todos, se puede hacer algo para minimizar esta situación?

R.- Sí, me preocupa. Me preocupa no estar cumpliendo con la responsabilidad que tenemos como hijos de Dios de promover una verdadera comunión en las iglesias, en las que puedan sentirse parte y verse acogidos. El joven necesita un espacio de sinceridad en el que poder abrirse. La hipocresía repele a la juventud.

Pero también me preocupa la rebeldía en el corazón humano que se manifiesta ya en los jóvenes, quienes, teniendo todas las facilidades, deciden con frivolidad dar la espalda a Dios y ser dueños de sus propios caminos.

 

P.- ¿Realizas alguna actividad fuera del ámbito evangélico? ¿Tienes amigos que no son creyentes?

R.- Sí, las actividades diarias. Hago la compra (a veces), paseo por el pueblo (pasear es mi hobby), y cosas cotidianas que considero que deben ser el primer lugar donde ser de testimonio.

Yo soy de comer poco, pero cuando estoy acompañado me encanta disfrutar de la comida y poder compartir tiempo con personas. Aprovechamos mucho para cenar con amigos, compañeros de trabajo, vecinos… nos encanta, y creo que es precioso poder compartir una buena sobremesa.

El deporte, la formación… son excelentes oportunidades para hacer amistades. Me gustaría hacerlo más, aunque muchas veces lo dejo de lado porque el tiempo es limitado. Es un ámbito en el que mejorar.

 

P.- ¿Crees que la iglesia va a la par de un mundo en constante transformación? ¿Dónde debe ejercer la misma su misión, siguiendo el modelo dejado por Jesús?

R.- Creo que hay cosas que en la Iglesia no deben de transformarse, y curiosamente muchas veces las cambiamos, costándonos mantener el mensaje claro. Pero al mismo tiempo veo que hay muchas costumbres de siglos pasados en las que la Iglesia se ha anclado creyendo que son nuestra misión, siendo solo medios. Estoy seguro que hacemos bien en buscar vías para hacernos entendibles.

Creo que debemos poner un mayor énfasis en las relaciones. Nuestra seña de identidad debe ser la relación con Dios, y el primer lugar donde ésta debe tener una influencia real son las relaciones entre nosotros.

 

P.- ¿Piensas que las nuevas condiciones culturales y sociales son algo que la iglesia no debe pasar por alto y que debe replantearse en cuanto a las formas de comunicar el evangelio y también de la exposición bíblica?

R.- Creo que estamos ante un reto enorme. Para mí el desafío se llama EQUILIBRIO. No somos del mundo; por tanto, hay muchos aspectos sociales que van en contra de los valores bíblicos. Pero somos enviados al mundo, y hay mucha tradición evangélica y zona de comodidad de la que debemos desprendernos para IR, y acercarnos a donde nuestra sociedad realmente está.

 

P.- ¿Debemos los evangélicos tener mayor presencia en la esfera de lo público?

R.- Creo que los evangélicos debemos descubrir primeramente y de manera personal, dónde nos quiere Dios. A algunos los querrá en la esfera de lo público, y a otros en esferas que no son nada reconocidas por esta sociedad.

En la medida que estemos de modo personal en el lugar correcto, podremos estar como evangélicos en el lugar correcto.

 

P.- ¿Nos importan y estamos utilizando los medios de comunicación para diseminar la Buenas Noticias por todo el mundo?

R.- Gracias a Dios hay hermanos trabajando en ello, pero creo que es un campo en el que “la mies es mucha”.

Tengo la convicción de que hoy en día el primer lugar donde acuden las personas con inquietudes espirituales es a Google, por lo que haríamos bien en enfocar nuestro trabajo mucho más en internet y en las posibilidades que esta herramienta brinda.

 

P.- ¿Aparte de Jesús, tienes un modelo de ayer o de hoy que te estimule a correr la carrera de la fe?

R.- Considero que Dios me tiene entre algodones, en este aspecto. Son tantos los hermanos queridos que son un ejemplo para mí, que me alientan, ayudan, corrigen… Podría nombrar a algunos (Martin, Emilio, Israel, Max, Adolfo, Timoteo…) y me dejo a muchísimos.

Para mí es vital tener hermanos con los que compartir, en los que puedo confiar, que sé que me aman…

 

Grupo de jóvenes de Armilla (noviembre 2014).

P.- ¿Crees que parte de la misión de la iglesia es compadecerse por los más necesitados?¿Colaboras con algún proyecto solidario?

R.- Sí, lo considero una enseñanza muy clara en la Biblia. Además, en estos últimos años vivimos una situación donde no podemos quedarnos quietos como iglesia.

Desde nuestra iglesia ayudamos a personas necesitadas a través de diferentes programas; y en este último curso hemos tenido iniciativas para concienciar y ayudar también a personas más allá de nuestras fronteras. Tuvimos el privilegio de que Elisabeth Stunt pudiera acompañarnos para explicarnos los proyectos de Turmanyé, en Perú.

 

P.- ¿Consideras que es importante la formación bíblico-teológica tanto a nivel personal como eclesial?

R.- Importantísima. Necesitamos formar nuestro carácter, pero también nuestro intelecto a la luz de la Biblia. Ésta debe ser nuestra seña de identidad.

Nuestros esfuerzos, tanto en lo personal como en lo eclesial, se dan para que esto sea una realidad.

 

P.- ¿Es suficiente la Libertad Religiosa que hasta hoy hemos alcanzado en España?

R.- No creo que debamos darnos por satisfechos. Pero me gustaría recalcar que la situación en la que vivimos actualmente en este país es única y debemos aprovecharla.

 

P.- ¿Qué deben hacer los que quieran obtener más información y contactar con el ministerio donde colaboras?

R.- Pueden visitarnos en la iglesia www.icearmilla.es y también pueden ponerse en contacto por medio de mi correo personal: tester_daniel@msn.com

 

Finaliza la entrevista. Gracias, Daniel, por acercarnos a otro punto de nuestra geografía para conocer más de cerca lo que la iglesia en Armilla está realizando en pro de la extensión del evangelio. Que nuestro Dios siga bendiciendo la obra allí.

Publicado en: PROTESTANTE DIGITAL - Muy Personal - Daniel Tester: Dios es mi mayor pasión