PUBLICIDAD
 
martes, 24 de octubre de 2017   inicia sesión o regístrate
 
Protestante Digital
Flecha
 
PUBLICIDAD
 
SÍGUENOS EN
  • Twitter
  • Facebook
  • Google +
  • Instagram
  • YouTube
  • Rss
 

 

 
TOP 10 LOS +VISTOS

ENCUESTA
Conflicto España-Cataluña
¿Desea que haya independencia en Cataluña?
40%
No
52%
Me da igual
8%
Encuesta cerrada. Número de votos: 789
VER MÁS ENCUESTAS
 



Reportaje
8
 

Constelaciones familiares: un análisis

Examinamos la terapia: su origen, fundamentos y práctica. Psicólogos, terapeutas y consejeros bíblicos dan su perspectiva.

AUTOR Redacción P+D, Daniel Hofkamp ESPAÑA 07 DE OCTUBRE DE 2016 20:10 h

“Que una terapia funcione, no quiere decir que sea válida. Ese es sólo uno de los criterios que debemos tener en cuenta como profesionales”. Esteban Figueirido ejerce como psicólogo en Galicia. Es además pastor en una iglesia evangélica en Vigo. Hace unos años analizó las terapias de constelaciones familiares, que se han popularizado en España en diversos ámbitos, también -como contábamos en el anterior reportaje- en algunos círculos evangélicos.



Ante ello nos preguntamos qué son las constelaciones familiares, de dónde surgen, cómo se aplican estas terapias, para entender el fenómeno y examinarlo desde un punto de vista profesional y pastoral.



 



UNA TERAPIA CONTROVERSIAL



Sólo con hacer una búsqueda simple en Internet ya se puede ver la discusión que hay en torno a esta terapia. En el mundo académico y profesional no hay un acuerdo acerca de su validez. Sus críticos más acérrimos -entre ellos los grupos escépticos, formados por profesionales de diversos campos- lo consideran una pseudociencia, al nivel de la astrología, la quiromancia o el espiritismo. Argumentan, entre otras cosas, que no se ha realizado ni publicado ningún estudio científico que pruebe su efectividad.



En el ámbito internacional se puede encontrar lugares donde se prohíbe hacer constelaciones a los profesionales de la psicología y la psiquiatría, como en algunas provincias de Argentina. En México, en cambio, hay universidades de psicología que “enseñan constelaciones”. En España no hay una regulación específica al respecto ni una contraindicación expresa ante su uso profesional, aunque desde los círculos escépticos se denuncia cualquier intento de darle “formalidad” por medio de cursos que sean avalados o patrocinados por los Colegios Oficiales o las Universidades. Es habitual encontrar las constelaciones familiares en congresos esotéricos o de ciencias y medicina alternativa.



 



ORIGEN



Las constelaciones familiares son una terapia que nació en torno a los años 80 bajo la dirección de Bert Hellinger, alemán nacido en 1925 con una variada formación en filosofía, pedagogía y teología. Fue ordenado sacerdote católico, pero dejó sus votos en los años 60 tras vivir en Sudáfrica durante 16 años, donde reconoce haber tenido una fuerte influencia de las tradiciones zulúes y participar en rituales tribales.



Hellinger dio forma a la terapia partiendo de una variadísima amalgama de influencias, que van desde fundamentadas y probadas escuelas psicológicas -como las terapias sistémicas o el psicodrama-, a rituales esotéricos y experiencias personales.



Pronto comprobó que las constelaciones tenían efectos “sorprendentes” en sus pacientes que no se habían logrado con el uso de otras terapias.



 



UN “ORDEN” ESTABLECIDO



El psicólogo evangélico Esteban Figueirido analizó las constelaciones familiares en 2013, en dos artículos publicados en la revista Edificación Cristiana. Para ello, asistió a algunas sesiones y revisó su fundamento teórico.



Las constelaciones plantean que hay tres “leyes principales”: la primera es la pertenencia, por la que cada miembro de la familia “pertenece” efectivamente a la familia; en segundo lugar, la familia tiene “un orden” jerárquico establecido que debe ser respetado; y en tercer lugar, se establece la ley de la reciprocidad, es decir “la compensación adecuada” por la que las decisiones y actos del pasado tienen influencia en el presente de cada persona.



La constelación familiar pretende por tanto poner “en orden” aquello que esté fuera de lugar, es decir, que atente contra cualquiera de estas reglas. Si estas reglas se han transgredido, es necesario “desenliar los nudos que se han formado en las familias, de generación en generación”. Así, según esta teoría “cada ser humano” traería en sí mismo “toda la información de las vidas que le precedieron, tanto a nivel físico como psíquico”, cita Figueirido a autores que defienden estas terapias.



 



LA PRÁCTICA



La intervención de constelaciones familiares suele presentarse en sesiones en grupo, aunque también se pueden desarrollar en consulta individual. El formato habitual es el de un grupo reducido de personas dirigidos por un terapeuta, que atiende el caso que presente alguno de los participantes.



El paciente presenta su problema y, con ayuda del terapeuta, se van colocando a algunas personas para que representen diversos papeles. Pueden ser familiares, amigos, o cualquier persona que pudiera tener algún vínculo con la situación presentada o con alguna situación del pasado de la familia del paciente.



“A continuación -explica Esteban Figueirido- la constelación cobra vida de forma que los representantes comienzan a sentir las emociones, miedos y deseos de las personas a quienes representan, sin tener previo conocimiento de las mismas. Poco a poco van saliendo a la luz aquellas leyes que han sido infringidas, ya sea en la actual generación o en generaciones pasadas”. Es decir, la representación puede incluir tanto a personas vivas como fallecidas.



El terapeuta interviene para “guiar” a las personas. A veces les hace repetir frases que busquen sanar o ayudar a entender la situación. Otras veces se deja más libertad para que la constelación se manifieste por sí sola, como defiende su fundador, Hellinger.



Finalmente, se recolocan los elementos de la constelación de forma que “cada cual toma la responsabilidad que le corresponde. Con este trabajo la persona logra observar el origen de sus conflictos. Y no solo ella, sino que se produce un efecto en su sistema familiar, ya que cuando un elemento del sistema se mueve, todos se recolocan a su vez, encontrando un mejor equilibrio”, comenta Figueirido.



 



PASADO, PRESENTE Y FUTURO



Pero, ¿cómo se produce esta revelación de elementos? Aunque no siempre los terapeutas siguen a su fundador, Hellinger admitía en una entrevista que buscaba llegar a lo que él definía como “la verdad sistémica” sin saber exactamente qué sucedía durante la terapia. “No puedo explicarlo”, dice Hellinger, “pero es posible ver cómo, en cuanto los participantes de una constelación son situados en relación unos con otros, ya no actúan y sienten como ellos mismos, sino como los miembros de aquella familia que representan. Incluso desarrollan los síntomas físicos de aquellas personas (…) Es decir, se percibe que existe un saber y un sentir inmediatos que sobrepasan en mucho aquello que nos es comunicado exteriormente”.



En la misma entrevista, Hellinger admite que las constelaciones no sólo se utilizan para revisar situaciones del pasado, sino para tomar decisiones de futuro que puedan afectar a negocio, relación de pareja e incluso la salud del paciente. Por ejemplo, cuenta un caso en el que recomendó a una mujer abandonar a su marido e hijos, ante la sorpresa de los participantes.



Para Hellinger durante la constelación se le revela una verdad oculta: “la verdad es algo que el momento me muestra, indicándome la dirección para el próximo paso a dar (…) Me considero una persona que saca a la luz determinadas realidades, siendo éstas realidades las que ayudan y curan, no yo”.



Hellinger apuesta por “vencer el miedo con el amor” adoptando una actitud determinista y fatalista: “Quien es capaz de asentir a la muerte, a la enfermedad, a su propia suerte y a la de los demás, de asentir al final al carácter efímero del mundo, éste ha superado el miedo y gana claridad”.



 



PROFESIONALES EVANGÉLICOS: MUCHAS RESERVAS



La popularización de estas terapias en el ámbito evangélico despertó preocupación entre pastores y psicólogos evangélicos. En el año 2011 el Grupo de Psicólogos Evangélicos (GPE), formado por varios profesionales de la psicología y la psiquiatría con una diversidad de escuelas y enfoques, realizó un comunicado crítico que cuestionaba la terapia de constelaciones familiares.



El GPE advertía que aunque es una técnica con antecedentes en “teorías, escuelas y modelos de pensamiento bien fundamentados”, debe ser aplicada “por alguien debidamente formado y acreditado (...) no sólo en la técnica en sí, sino con la base necesaria desde la formación en psicología o psiquiatría” respetando “el código deontológico”.



Además consideraban que se fomentaba cierta confusión al usar palabras o frases que “suenan a conceptos bíblicos” que pueden llevar a confusión. “Los órdenes de amor, la energía que fluye, la paz que proviene del Orden, el movimiento del alma...”. Por eso, advertían que es “una práctica de riesgo ya que ocurren ciertas cosas (…) que se escapan de una explicación racional, siendo los mismos profesionales que las aplican [incapaces] de explicar algunas cosas que pasan durante las sesiones”. Asuntos que “dan la impresión de pertenecer al área espiritual [más] que a otra cosa”, exponía el GPE.



El grupo de psicólogos consideraba finalmente la “interferencia” que podría tener con la labor de la iglesia, de “guiar al encuentro con Dios para la resolución de las crisis o luchas espirituales”. Para ellos, las constelaciones llevan más bien “al encuentro con una persona que es protagonista del cambio “milagroso” que tiene lugar durante la constelación familiar”.



Finalmente, el comunicado recomendaba que en caso de usarse la terapia, se pudiera “encajar” en un marco más amplio, evitando “una intervención aislada que podría tener efectos secundarios, volviéndose más perjudicial que terapéutico”.



En el artículo ya citado publicado por Esteban Figueirido dos años después se ampliaba la crítica en un análisis que presentaba tanto desde un punto de vista profesional como bíblico. Figueirido ejerce actualmente como psicólogo clínico y es parte de la junta directiva del GPE.



En el ámbito profesional, Figueirido alertaba que la terapia “no cuenta con explicaciones científicas validadas de los fenómenos que tienen lugar”, fomentan la “dependencia” del guía-terapeuta, echaba en falta “un desarrollo sano y necesario de autocompetencia y autoeficacia del paciente” o “las posibles vulneraciones del código deontológico”, que recomienda en uno de sus artículos tener “prudencia en la aplicación de instrumentos y técnicas” que no estén “suficientemente contrastados, dentro del conocimiento científico vigente”.



 



ANTE LA BIBLIA



Lidia Martín también es psicóloga y evangélica, y colabora con Protestante Digital en su columna El espejo. Consultada sobre este asunto, explicaba su postura: “Como cristianos que, además, somos psicólogos o trabajamos en ámbitos afines, en una profesión tan humanista como la nuestra, en la que por puro desconocimiento aún se nos sigue confundiendo con cosas tan ajenas a nosotros como lo parapsicológico, y en la que, además, se entrecruzan tantas corrientes distintas de pensamiento, estamos más llamados que nunca a discernir entre lo que podemos y lo que no podemos adoptar a la luz de la Biblia, que es nuestra referencia como cristianos. Este llamado a distinguir no incumbe solo a los profesionales, sino evidentemente también a las personas que acuden a nosotros como pacientes en busca de ayuda”.



La preocupación ante la terapia también se ha dado en el entorno de pastores y consejeros bíblicos. Desde la Asociación Bernabé de Consejeros Cristianos, situada en Cataluña pero con actividad en todo el país, han estudiado los orígenes y la variedad de influencias presentes en la terapia. Sus conclusiones no fueron nada positivas.



“Aunque algunos buscaban un fundamento bíblico para la terapia, lo cierto es que no lo encontramos, más bien vemos lo contrario”, explica Sigrid Py, miembro de la junta directiva de la Asociación. Para ella, durante las constelaciones se tocan “aspectos espirituales” que así como en algunos genera temor, en otros produce un “enganche”. Por eso cree que ciertas personas “lo pudiesen consideran bueno”, al ver ciertos resultados. Y por ello, se une a la advertencia de los psicólogos cristianos y anima a los creyentes a “formarse un criterio bíblico a la hora de examinar lo que hacemos o de lo que participamos”.



Más allá de la eficacia de la terapia, Sigrid Py considera que la misma no es compatible con doctrinas básicas de la fe y la experiencia del cristiano, como la “redención completa y la libertad que tenemos en Cristo (Ro. 81, Gál.5.1, 2 Cor. 5.17, 1 Pe 1.18)”, la inexistencia de “un alma familiar” según las Escrituras, o la mal entendida maldición generacional.



Lidia Martín, por su parte, advierte que los cristianos no deberían dejarse llevar por “el famoso 'si (me) sirve, entonces (me) vale' o 'si resulta eficaz, entonces es válido'. Pero tal y como lo entendemos desde el Grupo de Psicólogos Evangélicos, esto no puede ser así. No, al menos, si pretendemos que los principios bíblicos prevalezcan sobre cualquier corriente psicológica que nos guste o nos resulte atractiva”.



 



DISCERNIMIENTO



Esteban Figueirido comparte ese llamado al discernimiento. En su artículo advierte de varios “peligros e inquietudes” ante las constelaciones, desde esa perspectiva bíblica.



“Un concepto que me choca es el de Los órdenes del amor”, explica el psicólogo. “Me preocupa el amor definido como “energía anímica esencial” o “energía universal”. Se tiende a explicar la falta de amor por los nudos que atascan el libre fluir del mismo, pero la Palabra nos habla de nuestra naturaleza pecaminosa, del egoísmo (antiamor) que anida en nosotros y de que el amor verdadero viene de Dios y no de la naturaleza humana”.



“Otro concepto que no veo que se pueda sustentar bíblicamente es el del llamado “movimiento del alma”. No encuentro ninguna base bíblica para pensar en un posible “alma familiar”, y me parece interesante tener en cuenta el énfasis bíblico en la trascendencia de la familia espiritual sobre la familia natural, que es la que perdurará, con lazos de eternidad”, añade Figueirido.



También Figueirido cuestiona la idea de la “maldición generacional”, es decir, el hecho de que los pecados de los padres pasen de generación en generación, un concepto que provoca dudas a muchos creyentes al basarse en algunos versículos de la Biblia e ignorar otros.



Advierte además que en las terapias se producen fenómenos que “casi podríamos catalogar de paranormales” al recibir las personas información de formas inexplicables. “Algunos -dice Figueirido- han visto experiencias y planteamientos que atribuyen al ocultismo o espiritismo, pero yo no me atrevo a afirmar algo así. En la práctica de las constelaciones no parece que se de una evocación a los muertos, lo cual estaría condenado bíblicamente (por ej. Levítico 20:26). Según entiendo, no es que se contacte con el que falleció directamente, sino que todo se desarrolla en base a la hipótesis sobre la que se está trabajando como posible causa del problema, añadiendo comentarios y respuestas que hipotéticamente la persona fallecida podría dar, que ayudarían a liberar cargas, a perdonar o ser perdonados, facilitando así la posibilidad de expresarlo hacia el que ha fallecido. Pero entiendo que presenciar esto en una sesión despierte suspicacias”.



 



LA NECESARIA LABOR PASTORAL



Desde Asociación Bernabé se impulsa la formación de las iglesias en consejería bíblica, un aspecto que “está algo descuidado”, comenta Sigrid Py. “Hay una gran ausencia de ministerio de consejería bien fundado, equilibrado, que no sea sólo exhortación a 'bibliazos', sino de una forma sensible, usando la oración y la palabra de Dios”. Aún en la iglesia a veces se les ignora o solo se les den respuestas fáciles, “del tipo 'confía más en Dios' y poco más”. Esa carencia, opina Sigrid Py, debe atenderse para revertir en “una labor de restauración siguiendo los principios bíblicos”.



La psicóloga Lidia Martín considera finalmente que como terapeutas cristianos “no podemos por menos que animar humildemente a todo creyente y, más aún si es profesional, a que profundice, investigue y saque sus propias conclusiones en estas cosas. Si queremos ser luz, hemos de poder brillar de forma diferente. Al fin y al cabo, el llamado a discernir no es el llamado de unos pocos nada más, sino de todos los creyentes que viven con el deseo de agradar verdaderamente a Dios en el que creen, siguiendo Su voluntad y diferenciando Su voz de otras posibles, pero quizá discutibles, voces”.



 



A continuación, compartimos algunos recursos más descargables en PDF:



1. Artículo de Esteban Figueirido 



2. Respuesta de Lidia Martín



3. Comunicado del Grupo de Psicólogos Evangélicos (GPE, 2011)



4. Extracto de entrevista con Bert Hellinger fundador de la terapia


 

 


8
COMENTARIOS

    Si quieres comentar o

 

Abril
15/10/2016
18:03 h
7
 
Gracias por esta 2ª parte sobre el tema de las Constelaciones. Creo que arroja mucha más luz que la anterior. La Biblia define el origen, desarrollo, efectos y solución del pecado, que al fin y al cabo, como creyentes, sabemos que es lo que crea toda desestructuración del mundo en el que vivimos. Menciona de dónde viene la sanidad total, y si en algún momento habla de las herencia familiares, es para cambiar esa maldición. Ayudémonos de herramientas, no hagamos que éstas suplanten la Verdad...
 

JDGC
10/10/2016
17:48 h
4
 
Las constelaciones familiares seguiran creciendo, en los ultimos años lo ha echo y las iglesias evangelicas seguiran menguando como sus lideres no se ocupen de lo que se tienen que ocupar y se actualicen ¿Eso no les preocupa?,,,,
 
Respondiendo a JDGC

Abril
15/10/2016
20:42 h
8
 
Imagino que eso preocupa cuando te preocupan los números, pero no es ese el termómetro para medir la eficacia del Evangelio. Somos una "manada pequeña", según las mismas palabras de JEsús...
 
Respondiendo a Abril

Enrique
11/10/2016
14:00 h
6
 
Interesante profecía JDGC; Menos mal que el Señor nos aviso de que en lo postreros tiempos se levantaran falsos profetas…… Tendras que dar gracias a Dios porque no estamos bajo la ley, porque muy posiblemente faltaría piedras….
 
Respondiendo a Enrique

El pastor contemporáneo
10/10/2016
22:16 h
5
 
Las Constelaciones Familiares no han crecido, es una gran mentira. Además, en los próximos años no quedarán ni rastro de ellas. La Luz no tiene comunión con las tinieblas... "Yo te digo que tú eres Pedro,y sobre esta piedra edificaré mi iglesia, y las puertas del reino de la muerte no prevalecerán contra ella." Mateo 16:18 (NVI Cast)
 

Noemí
09/10/2016
20:47 h
3
 
Muchas gracias a PD por este artículo. Yo no sabía nada de las constelaciones familiares, y en cuanto leí el primer artículo me dí cuenta de que dichas prácticas eran contrarias a la Palabra de Dios. Ahora se ha aclarado mejor de dónde proceden y las consecuencias negativas que traen. Gracias de nuevo a los redactores y a los entrevistados. Bendiciones.
 

josuedejuan
09/10/2016
08:52 h
2
 
A pesar de que este estudio llega tarde al mundo hispanohablante, tambien va a llegar tarde el hecho de que la psicologia aporta mas bien poco de bueno y mucho de humanismo secular rozando lo laico. En EEUU ya hay muchas iglesias que se han apartado de la psicologia como un medio, John Macarthur ya lo hizo hace años junto con decenas de miles de Iglesias evangelicas que han visto como la psicologia socava todos los principios biblicos.
 

Manuel5
08/10/2016
20:12 h
1
 
Cuando se habla de "espíritus", "almas" ,"luz" y "cosas que andan flotando por ahí en un mundo espiritual" cuya existencia no se puede probar, se asemeja a los conceptos gnósticos- cristianos que circulaban en el siglo I por las Iglesias cristianas. ..Pongan los pies en la tierra y no admitan lo que no tiene una base científica demostrada .
 



 
 
ESTAS EN: - - Constelaciones familiares: un análisis
 
PUBLICIDAD
 
 
 
AUDIOS Audios
 
95 Tesis para la España de hoy 95 Tesis para la España de hoy

Xesús Manuel Suárez presenta el documento en el que han colaborado más de 90 evangélicos de España de distintas áreas para aportar a la sociedad desde la cosmovisión protestante.

 
José Luis Andavert, 32 años sirviendo en Sociedad Bíblica José Luis Andavert, 32 años sirviendo en Sociedad Bíblica

El que ha sido director de la entidad durante 32 años nos habla de su experiencia y las expectativas de futuro en la Sociedad Bíblica de España.

 
El secesionismo catalán: análisis de César Vidal El secesionismo catalán: análisis de César Vidal

¿Hay base para un independentismo catalán? ¿Cuál es el papel de Podemos, Iglesia católica, oligarquías catalanas, CUP y los antisistemas? Entrevista a César Vidal.

 
El Coro de la Reforma en Galicia El Coro de la Reforma en Galicia

Emilio Lagos y Jonatán Recamán cuentan la experiencia de cantar las verdades de la Biblia en varios conciertos en las principales ciudades de Galicia.

 
“La ley LGTBI genera más problemas que los que soluciona” “La ley LGTBI genera más problemas que los que soluciona”

Rubén Navarro, de ADF International, considera que la ley que se debate este martes en el Congreso supone una pérdida de derechos para el conjunto de los ciudadanos y un peligro para los que disientan de las opiniones protegidas por la norma.

 
“El crecimiento evangélico en España no es solo numérico”

Máximo Álvarez presenta el nuevo mapa misionológico de España, donde todavía hay 526 ciudades de más de 5.000 habitantes sin presencia evangélica.

 
Ley proLGTBI impide la diversidad: Jaume Llenas

"El Estado lo que debe es no perjudicar la diversidad. No sólo en sexualidad, sino en política, religión. Pero este proyecto de Ley sólo permite un tipo de ideología sexual, estableciendo una sociedad uniformizada". Entrevista a Jaume Llenas, abogado y secretario general de la Alianza Evangélica Española,

 
FOTOS Fotos
 
La Biblia a través de la historia La Biblia a través de la historia

Una exposición recorrerá Galicia este año 2017 mostrando la historia de la Biblia y su importancia para la Reforma Protestante.

 
Yo no estoy en venta! Yo no estoy en venta!

"Los llamados afuera" (15J). Jóvenes cristianos reunidos en la Puerta del Sol de Madrid denuncian la trata de personas como una forma moderna de esclavitud y tráfico humano. Un flashmob realizado por tres ONGs que ayudan a mujeres que huyen de la esclavitud sexual en España.

 
Las diversas capacidades de Mefi-Boset Las diversas capacidades de Mefi-Boset

El ministerio Mefi-Boset lleva 20 años trabajando el tiempo de ocio y apoyo a las familias de personas con discapacidad intelectual en Terrassa y Barcelona. Algunas imágenes de este curso que acaba.

 
VÍDEOS Vídeos
 
3MJ #75: cuando no podemos ver a Dios 3MJ #75: cuando no podemos ver a Dios

Lo que hace la diferencia en la historia es la victoria sobre la muerte.

 
Indiferente Indiferente

La indiferencia nos aleja de otros y de sus circunstancias. Los cristianos somos llamados al amor. ¿Lo demostramos?

 
Trata, la realidad olvidada Trata, la realidad olvidada

Millones de personas viven en la esclavitud hoy. Está ocurriendo en todo el mundo, también en nuestras ciudades.

 
 
Síguenos en Ivoox
Síguenos en YouTube y en Vimeo
 
 
RECOMENDACIONES
 
 

 
AEE
PROTESTANTE DIGITAL FORMA PARTE DE LA: Alianza Evangélica Española
MIEMBRO DE: Evangelical European Alliance (EEA) y World Evangelical Alliance (WEA)
 

Las opiniones vertidas por nuestros colaboradores se realizan a nivel personal, pudiendo coincidir o no con la postura de la dirección de Protestante Digital.