PUBLICIDAD
 
domingo, 17 de noviembre de 2019   inicia sesión o regístrate
 
Protestante Digital

 
PUBLICIDAD
 
SÍGUENOS EN
  • Twitter
  • Facebook
  • Google +
  • Instagram
  • YouTube
  • Rss
 

  • Donar a Protestante Digital
  •  
    PUBLICIDAD
     
     



    14
     

    El “Manifiesto de la Plataforma Séneca Falls”: un aprecio, una crítica y una llamada al diálogo

    Necesitamos un diálogo respetuoso y que busque la sabiduría de Dios. Con ese espíritu escribo este artículo.

    CASA REINA Y VALERA AUTOR Andrés Messmer 02 DE NOVIEMBRE DE 2019 23:10 h

    Introducción



    “Pero la sabiduría que es de lo alto es primeramente pura, después pacífica, amable, benigna, llena de misericordia y de buenos frutos, sin incertidumbre ni hipocresía” (Stg 3:7; RVR60). Estas palabras —cuyo contexto es el conflicto entre hermanos y los peligros de la lengua que conlleva— son especialmente instructivas cuando hablemos sobre las relaciones entre hombres y mujeres en el s. XXI. Lo que más necesitamos los cristianos es un diálogo respetuoso y que busque la sabiduría de Dios. Con ese espíritu escribo este artículo. Aunque me dirijo en general a todos los lectores, me dirijo específicamente a mis hermanas y hermanos feministas que han escrito y que afirman el “Manifiesto de la Plataforma Séneca Falls”. Quiero que sepan que me dirijo a Uds. como mis hermanas y hermanos en la fe, y así les veo y les respeto.La unidad que tenemos en Cristo es superior a cualquier diferencia que tengamos con respecto al presente tema. Todos afirmamos los Credos apostólico, niceno-constantinopolitano y de Atanasio, y todos disfrutamos de ser justificados por fe en Cristo.



    ​Este artículo tiene tres partes. En la primera parte, hablo del aprecio que tengo por el “Manifiesto” que mis hermanas y hermanos han escrito. En la segunda, hago una crítica dealgunos aspectos de su postura, una crítica que está basada en la Biblia. En la tercera, proporciono una serie de preguntas a mis hermanas y hermanos, para un esperado diálogo futuro. No me tienen que responder en Protestante Digital ni en cualquier otro formato, pero si les gustaría dialogar sobre el tema, estas preguntas serían algunas de las más importantes para mí.



     



    2. Un aprecio por el “Manifiesto



    Hay muchas cosas que me ha gustado del “Manifiesto”. Sea cual sea la postura que cada uno tenga, creo que todos debemos estar agradecidos al Señor por la postura de los firmantes de defender a las “viudas y huérfanos” de nuestras sociedades. Tenemos mucho que aprender de los autores del “Manifiesto”, y les agradezco por su valentía. En mi opinión, hay cuatro afirmaciones principales que todo cristiano debe apoyar.



    ​Primero, el “Manifiesto” aboga por la igualdad entre hombres y mujeres. En p. 3 dicen que “Dios nos hizo iguales en dignidad, libertad, derechos y capacidad intelectual” y en p. 1 dicen que quieren “defender los derechos postergados de las mujeres y las niñas”. No podría estar más de acuerdo: yo también quiero defender sus derechos, y en muchísimos países las mujeres y niñas no disfrutan de una igualdad en la sociedad, lo cual nos debe preocupar a todos.



    ​Segundo, el “Manifiesto” nos llama a defender a las mujeres contra la violencia de los hombres (p. 2, etc.). Más allá de una desigualdad social, la violencia contra la mujer es una de las ofensas más graves que el hombre puede cometer. Muchos hombres son cobardes y prefieren atacar a los más débiles. Algunos se odian a sí mismos, pero como no quieren enfrentarse, descargan su ira en los más vulnerables: en sus mujeres y niños. Esta realidad es despreciable, nunca debe ser tolerada y los cristianos debemos jugar un papel más relevante en la sociedad a la hora de defenderles. Los firmantes tienen razón cuando afirman que la frase “él se enseñoreará de ti” de Génesis 3:16 es la “consecuencia de la desobediencia”. Ningún hombre debe enseñorearse de su mujer, pero por desgracia es una realidad demasiada común. Afirmo con los autores lo que dicen en el #6 del ideario, que toda mujer tiene derecho a la libertad y a la dignidad, que no está obligada a soportar el maltrato, que hay que dar formación para evitar y prevenir la violencia contra la mujer y que debemos acoger a las mujeres maltratadas, formen o no formen parte de una iglesia.



    ​Tercero, me encanta su enfoque creacional y cristocéntrico. Dicen en p. 3 que “creemos que el problema de la desigualdad sólo puede solucionarse llegando a la raíz, volviéndonos a nuestro Creador y reconciliándonos con Dios en nuestra vida diaria, porque sólo la fe en Jesús puede dar paz con Dios, paz interior y paz con los demás”. Luego en la misma página dicen que Jesús “vino a restaurar las estructuras creacionales”. Me alegro mucho de que tengan este enfoque, y tienen todo mi apoyo en volver a Génesis 1-2 y a la vida de Jesús para encontrar ejemplos de cómo vivir en la actualidad.



    ​Por último, me alegro de que reconozcan el valor tanto del matrimonio como de la soltería (p. 4). Aunque no lo digan en sus “Declaraciones”, la Biblia dice que ambos son “dones” de Dios (1 Cor 7:7). Me uno a esta afirmación y creo que los evangélicos debemos afirmar la belleza de la soltería igual que la del matrimonio.



    ​En conclusión, creo que los firmantes del “Manifiesto” tienen algo que enseñarnos a todos y les agradezco de verdad por su aportación al cuerpo de Cristo.



     



    3. Una crítica del “Manifiesto”



    Espero que los lectores no se hayan saltado la sección anterior y no solo quieran leer la crítica. La sección anterior no fue un paripé de mi parte, sino un aprecio genuino por la contribución de nuestras hermanas y hermanos feministas. Dicho esto, tengo una serie de críticas que me gustaría ofrecer a los firmantes. Igual que necesito aprender de los autores del “Manifiesto”, espero que tomen la misma postura con respecto a lo que diré a continuación. Dejando fuera las críticas relativamente menores, me gustaría ofrecer seis críticas importantes al “Manifiesto”.



    ​Primero, no veo prudente que los firmantes tomen como punto de partida la “Declaración de Séneca Falls”. Es verdad que hace algunas afirmaciones importantes, pero parte de una perspectiva parecida a la política identitaria. Por ejemplo, la “Declaración” afirma: “La historia de la humanidad es la historia de las repetidas vejaciones y usurpaciones perpetradas por el hombre contra la mujer, con el objetivo directo de establecer una tiranía absoluta sobre ella”. Esto es una interpretación de la historia parecida, por ejemplo, a la del marxismo, que establece una dicotomía absoluta entre los ricos y los pobres, y que interpreta toda la historia a través de esta lente. Creo que dichas interpretaciones son demasiado sencillas para ser tomadas en serio, y llamo a los firmantes, o a criticar la “Declaración” donde haga falta, o a encontrar otro punto de partida.



    ​Segundo, a veces el “Manifiesto” afirma cosas contradictorias. Por ejemplo, en p. 1 dice que su plataforma es “una postura equilibrada” pero también que “se identifica con el movimiento feminista” (cf. p. 2). Por la definición misma del término, el “feminismo” no puede ser una postura“equilibrada”. Me gustaría animar a los firmantes a aclarar su postura —si es una postura verdaderamente equilibrada— y a considerar si contiene elementos reaccionarios.



    ​Tercero, los autores se quejan de que hoy en día “se promueve una ‘guerra de sexos’” (p. 2). Pero ellos también adoptan lenguaje conflictivo: hablan de “derechos conquistados” (p. 1), hablan de la “lucha” del feminismo (p. 2), dicen que “tenemos que luchar” (p. 2) y habla del “patriarcado” (p. 4) y de los “micromachismos” (p. 5). Me gustaría sugerir que, si existe una “guerra de sexos” hoy en día, los autores también están contribuyendo a lo mismo.



    ​Cuarto, me preocupa la falta de precisión al usar el vocablo “desigualdad”. Lo usan varias veces en el documento para referirse a la supuesta desigualdad entre los sexos, pero nunca aclaran qué tipo de “desigualdad” tienen en mente. Esto es muy problemático, sobre todo a la luz de cómo la Biblia habla de la “desigualdad”. Por ejemplo, en Efesios 5:22-6:9 y Colosenses 3:18-4:1, existe la misma “desigualdad” entre hombres y mujeres, padres y niños y maestros y esclavos. ¿Se deben borrar todas las distinciones entre estos grupos porque son “desiguales”? Dando por sentado que algunas relaciones pueden cambiar —por ejemplo, la Biblia deja hueco para la abolición de la esclavitud en 1 Corintios 7:21—, ¿existen motivos bíblicos para cambiar los roles entre padres y niños y hombres y mujeres? (Por cierto, la desigualdad entre maestros y esclavos no fue borrada por completo, sino cambiada por la de jefe y empleado.)



    ​Quinto, en el #3 de las “Declaraciones” insinúan que tener bebés puede impedir “el desarrollo personal, y profesional de la mujer” (p. 5). Lo que me preocupa de esta afirmación no es tanto lo que dice, sino lo que no dice. La Biblia dice en numerosos pasajes que el papel principal de la mujer es el de ser amo de casa (ej., Ef 5:22-24, 33; Col 3:18; Tt 2:3-5; 1 Pd 3:1-2). No le prohíbe trabajar —al contrario, la Biblia nos da varios ejemplos de mujeres que trabajaban, incluso en puestos muy altos—, sino que afirma que su responsabilidad principal es en el hogar. Por tanto, me gustaría sugerir que una verdadera feminista cristiana que toma su cosmovisión de la Biblia debe luchar más por capacitar a mujeres a ser buenas mujeres, madres, solteras, viudas, etc., y no tanto por preocuparse por su “desarrollo […] profesional”. No es una cuestión de tener que elegir entre las dos opciones, sino una cuestión de prioridad y énfasis.



    ​Sin embargo, lo que más me preocupa del “Manifiesto” es su interpretación de la Biblia. La citan cuatro veces en el documento, y en tres ocasiones no la interpretan de manera responsable. Primero, en p. 2 citan Génesis 3:16 para hablar del pecado del hombre contra la mujer. Hasta aquí, lo hacen bien como ya he señalado arriba. Sin embargo, no han dicho todo lo que se puede —o debe— decir respecto al conflicto entre los sexos. Por ejemplo, no han dicho nada de la predicción hecha a la mujer: “tu deseo será para tu marido”. Esto es una referencia al deseo pecaminoso de la mujer para usurpar la autoridad del hombre y/o buscar su independencia de él (cf. Gén 4:7). Pero más importante, los autores ignoran el hecho de que las predicciones no vienen de la nada, sino que son distorsiones del plan original de Dios, en el cual el hombre era el líder de su mujer. Como los propios autores afirman, Jesús “vino a restaurar las estructuras creacionales”. ¿Cómo se puede evitar el orden en el hogar?



    ​Segundo, citan Mateo 19:8 para argumentar en contra del machismo. Hasta aquí, bien. Pero como ya hemos dicho, su argumento va en su contra, pues en Génesis 2 existe una clara diferencia entre el hombre y la mujer. Para los interesados, pueden leer mi artículo sobre los roles de género en el orden de la creación (pinchar aquí).



    ​Tercero, en p. 5 citan Mateo 28:19 para argumentar que las mujeres pueden ser pastoras, pues “se les ha encomendado a los dos por igual (Mateo 28:19)”. Pero solo tres versículos antes, el contexto deja claro que solo estaban presentes los once discípulos de Cristo, lo cual implica que ninguna mujer fue recipiente original de este mandamiento. Que no me malinterpreten: no estoy diciendo que Mateo 28:18-20 solo se aplica a los apóstoles en el primer siglo. Más bien, estoy diciendo que debemos tener cuidado cuando lo queremos aplicar a la iglesia hoy día. No creo que Mateo 28:18-20 sea un buen texto en el que basar el argumento a favor de las pastoras.



    ​También me preocupa las citas bíblicas que no han incluido. Los #5, 6 y 8 de la “Declaración” abogan por pastoras. Pero ¿dónde está el apoyo bíblico? ¿Por qué no citan textos bíblicos que apoyan su postura? ¿Podría ser que no los hay, y que cada vez que se menciona el tema, va en contra de su tesis? Si creen en sola Escritura, tienen que justificar sus prácticas desde la Biblia. Dicen que “Jesús es nuestro referente fundamental. […] En Jesús no hay censura para quien es mujer” (p. 3), lo cual parece ser una justificación general a su práctica, pero ni este argumento es bueno. Por ejemplo, los padres de los primeros siglos de la Iglesia usaban precisamente la práctica de Jesús para argumentar en contra de pastoras: le habría sido muy fácil nombrar por lo menos una “apóstola” —como María, por ejemplo—, pero nunca lo hizo; por tanto, las mujeres no pueden ser pastoras. Para los interesados, pueden leer mi artículo sobre el testimonio de la iglesia primitiva en contra de las pastoras (pinchar aquí).



     



    4. Una llamada al diálogo



    Espero que los lectores en general, y los firmantes del “Manifiesto” en particular, hayan visto que aprecio el documento y también creo que está equivocado en algunas de sus afirmaciones. Me gustaría ofrecer a mis hermanas y hermanos feministas algunas preguntas para reflexionar. Espero poder demostrar que lo que más busco es la unidad del cuerpo de Cristo.



     



    1. Dando por sentado que muchos vivimos en sociedades democráticas, ¿debe la sociedad influir en la estructura que Dios ha establecido en su Palabra?



    2. ¿Por qué no distinguir entre el papel de la mujer en la sociedad, y el papel de la mujer en la iglesia?



    3. ¿Solo existen diferencias “naturales”, “biológicas” y “físicas” entre hombres y mujeres, o podrían existir más?



    4. Dando por sentado que Génesis 1 afirma la igualdad entre hombre y mujer, ¿qué aporta Génesis 2 al tema?



    5. ¿Cómo interpretan 1 Timoteo 2:11-15?



    6. ¿Cómo responden a la evidencia histórica de la iglesia primitiva con respecto a las pastoras?



    7. ¿Cuál es el argumento bíblico más fuerte a favor de pastoras?



    8. ¿Cuáles son los pasajes que hablan del papel de la mujer, y cómo se aplican hoy en día?



    9. Dando por sentado que el machismo existe en el mundo, ¿cuál es la mejor manera de afrontarlo: por llamar a los hombres a mejorarse, o por llamar a las mujeres a hacerse independientes?


     

     


    14
    COMENTARIOS

        Si quieres comentar o

     

    Ana
    12/11/2019
    14:46 h
    13
     
    Acabo de descubrir este artículo (y al escritor). Me ha asombrado mucho lo que dice en este escrito y en las referencias a otros artículos escritos por él. Son sabias sus palabras, y la forma de exponer tanto lo bueno como lo malo de este manifiesto. Insisto que el uso de la palabra feminismo y la lucha por la igualdad (cuando en realidad no somos iguales) es nefasto. Una cosa es estar en contra del abuso y del pecado y otra es usar lo que está de moda en lo espiritual.
     

    Jose L (PR)
    04/11/2019
    16:27 h
    12
     
    Para aportar al tema deberia hacerse una comparacion entre la Declaracion de Seneca Falls (que data de 1848 con un enfoque mas secular) con la Declaracion de Danvers (1987 con un enfoque mas biblico)
     

    Asun
    04/11/2019
    12:47 h
    11
     
    Al final toda la crítica se centra en el "pastorado" de la mujer, y, como dice Angel, no se menciona esa palabra en todo el manifiesto. Creo que hay una obsesion con este tema de la mujer y el gobierno de la iglesia. Hay mucha bibliografía sobre el tema y no queremos que esto se convierta en un debate más con respuestas y contrarespuestas y así interminablemente. Así que respetamos su "respeturosa" opinión, pero no vemos acertada su crítica.
     
    Respondiendo a Asun

    Ana
    12/11/2019
    14:54 h
    14
     
    ¿Por qué usa plural al decir "no vemos acertada su crítica? No sería mejor decir no VEO acertada su crítica. Revise eso. Usar el plural puede ser indicio de "superioridad". Además es un manifiesto tajantemente que no se acepta el diálogo propuesto y es peor pues lo expone el nombre de muchos con lo cual minimiza al autor que ha hablado en forma plural. Esto es terrible sobre todo en alguien que habla de igualdad pero que utiliza el plural para superiorizarse.
     

    Asun
    04/11/2019
    12:43 h
    10
     
    La alusión al Movimiento Séneca Falls no quiere decir que todo fue perfecto en aquel movimiento. Nada humano es perfecto. Pero recogemos lo positivo de aquellas mujeres valientes y que aludían a la Biblia para sus "Declaraciones". Cuando un movirmiento por ejemplo se llama "Luter King" o inclusop La reforma no quiere decir que fueran perfectos...se alude a aquello por loo que hicieron historia positiva.
     

    Asun
    04/11/2019
    12:39 h
    9
     
    Gracias por el tono...se agradece que trate este tema con buen espíritu y con respeto. No es lo acostumbrado. Se nos suele tratar de "herejes" para arriba. Así que gracias en ese sentido. Por lo demás estoy de acuerdo con Angel en todas sus respuestas. Yo diría lo mismo pero peor expresado.
     

    Angel
    04/11/2019
    11:14 h
    8
     
    En el capítulo de “preguntas”, la respuesta a la 9, se debería “llamar a los hombres a mejorarse”; pero también a las mujeres a no consentir ser usadas, abusadas, ni maltratadas. Y eso, por muy “creyente” que sea el marido y lo que se ha enseñado en muchas iglesias acerca de “ora por tu marido, que el Señor lo cambiará” ¿Para eso se casaron? (¿?) (Este y todos los comentarios anteriores son de Ángel Bea)
     

    Angel
    04/11/2019
    11:11 h
    7
     
    Es interesante notar que “el Manifiesto” no hace alusión al término “pastoras” ni una sola vez,; sin embargo el autor del artículo lo menciona hasta 7 veces. Lo cual es una conclusión que se saca de algunas afirmaciones generales que se hacen en aquel. Pero para comenzar, se debería de poner en tela de juicio el gobierno de la iglesia por medio de la figura del “el pastor”. A partir de ahí se podría ir viendo todo lo demás.
     

    Angel
    04/11/2019
    11:08 h
    6
     
    El autor hace una declaración negativa relacionada con la mujer y “su desarrollo personal en el caso de ser madres…” Pero está sacada de su contexto, pues previamente se ha dicho en ese punto 3 del manifiesto que, “en la sociedad actual hay un casi abandono a la ayuda a este papel fundamental en la familia y la sociedad”. Entonces el autor viene a decir lo contrario de lo que el “manifiesto” promueve y defiende, que es que el estado de la maternidad y la familia necesitarían más apoyo.
     

    Angel
    04/11/2019
    11:03 h
    5
     
    Todas “las conquistas” que se han realizado a lo largo de la humanidad en relación con los derechos humanos, se han hecho en base a “luchas”. El problema no está en usar ese término, sino en los motivos, el carácter y las razones de “las luchas”. El Ap. Pablo usa el término “lucha” y “guerra” para referirse a nuestra guerra espiritual, e incluso la disciplina a la que hemos de someter nuestro cuerpo. ¿Dónde está el problema entonces, en usar el término "lucha" cuando hay tanto por hacer?
     

    Angel
    04/11/2019
    11:00 h
    4
     
    Seguramente el “manifiesto” necesita ser perfeccionado, pero no veo porqué no se puede ser “feminista” y no ser “equilibrado”. Eso sería tanto como acusar a aquel movimiento feminista original (no necesariamente lo que hoy se llama a parte del feminismo) de estar compuesto de mujeres desequilibradas. Lo cual evidenciaría una gran falta de conocimiento de lo que fue aquel movimiento.
     

    Angel
    04/11/2019
    10:58 h
    3
     
    A la comparación del autor del feminismo con el marxismo, es interesante que yo, sin ser marxista, al considerar la relación del hombre/mujer, siempre he dicho que “la historia de la humanidad ha sido una de uso, abuso y maltrato del hombre hacia la mujer”. Y hay que remitirse a los hechos, desde su origen, en Gé. 3.16; 4.19 hasta el día de hoy; mucho más, lógicamente, fuera de nuestra cultura occidental. Sin que eso quiera decir que “esa” toda la historia de la humanidad.
     

    Angel
    04/11/2019
    10:51 h
    2
     
    Gracias por el buen espíritu del autor al tratar el tema de referencia. Aquí dejo mi modestos comentarios: Conociendo la historia de la relación entre hombres y mujeres, sería de valorar mucho aquellas iniciativas de mujeres creyentes que comenzaron a verse a sí mismas y a las demás como personas, dignas de respeto y con una dignidad igual a la de los hombres. Entonces, al contrario de lo que afirma él autor, sí parece adecuado tomar como símbolo aquella “Declaración de Séneca Falls”
     

    Misiólogo
    03/11/2019
    22:53 h
    1
     
    Después de leerme el artículo, el cual encuentro que es un esfuerzo importante para movilizar a los autores de la "Manifiesto" de Séneca Falls a hacer autocrítica de su propia propuesta. Me parece muy adecuado el objetivo. Pero yo añadiría que esta crítica también es susceptible de crítica. No es el momento de poder dedicarme a desarrollar unas aportaciones, pero sinceramente creo que las merece, las necesita y por medio de alguien le llegaran.
     



     
     
    ESTAS EN: - - - El “Manifiesto de la Plataforma Séneca Falls”: un aprecio, una crítica y una llamada al diálogo
     
    PUBLICIDAD
     
     
     
    AUDIOS Audios
     
    España tras el 10N: César Vidal España tras el 10N: César Vidal

    Análisis de los resultados de las elecciones generales en España tras la votación del pasado 10 de Noviembre.

     
    Kanye West, elecciones, Día de la Reforma: 7 Días 1x05 Kanye West, elecciones, Día de la Reforma: 7 Días 1x05

    El rapero Andrés Pérez visita nuestro podcast para comentar la conversión al cristianismo de Kanye West y su disco ‘Jesus is King’.

     
    Chile, marchas por la libertad y Suiza: 7 Días 1x04 Chile, marchas por la libertad y Suiza: 7 Días 1x04

    Esta semana en 7 Días, la crisis política y social en Chile, las marchas por la libertad y contra el tráfico humano de A21 y la presencia evangélica en el parlamento de Suiza después de las elecciones federales.

     
    La indispensable formación en atención familiar La indispensable formación en atención familiar

    “La sociedad cambia a pasos agigantados”, explica Juan Varela, director de un curso de consejería y orientación familiar en el que, basados en la Biblia y de la mano de las ciencias, se enseñan principios prácticos.

     
    Unamuno y Mackay: el balcón y el camino Unamuno y Mackay: el balcón y el camino

    El teólogo Samuel Escobar explica la amistad entre el misionero escocés y el escritor vasco, y la influencia del Unamuno en el pensamiento teológico contemporáneo.

     
    FOTOS Fotos
     
    Min19: Infancia, familia e iglesias Min19: Infancia, familia e iglesias

    Algunas imágenes del primer congreso protestante sobre ministerios con la infancia y la familia, celebrado en Madrid.

     
    X Encuentro de Literatura Cristiana X Encuentro de Literatura Cristiana

    Algunas fotos de la entrega del Premio Jorge Borrow 2019 y de este encuentro de referencia, celebrado el sábado en la Facultad de Filología y en el Ayuntamiento de Salamanca. Fotos de MGala.

     
    Idea2019, en fotos Idea2019, en fotos

    Instantáneas del fin de semana de la Alianza Evangélica Española en Murcia, donde se desarrolló el programa con el lema ‘El poder transformador de lo pequeño’.

     
    15º Aniversario de Protestante Digital 15º Aniversario de Protestante Digital

    Fotos de la celebración realizada en Barcelona el 5 de octubre.

     
    VÍDEOS Vídeos
     
    Héroes: un profeta extraordinario, el amigo del novio Héroes: un profeta extraordinario, el amigo del novio

    Una reflexión sobre Juan el Bautista y la manera en la que Dios lo utilizó para cambiar el transcurso de la humanidad.

     
    El informativo #18: Los británicos ya no ven inmoral la pornografía ni las drogas El informativo #18: Los británicos ya no ven inmoral la pornografía ni las drogas

    La pornografía y las drogas son cada vez más aceptadas por la población británica. Las relaciones homosexuales, la eutanasia y el aborto son otros aspectos cuya percepción moral también ha cambiado en el Reino Unido durante los últimos 30 años.

     
    Primer Congreso sobre infancia y familia, primera ponencia Primer Congreso sobre infancia y familia, primera ponencia

    Madrid acoge el min19, donde ministerios evangélicos de toda España conversan sobre los desafíos de la infancia en el mundo actual.

     
    31 de octubre, Día de la Reforma 31 de octubre, Día de la Reforma

    El movimiento que se inició con Lutero se extendió por todo el mundo, cambiando la historia para siempre.

     
     
    Síguenos en Ivoox
    Síguenos en YouTube y en Vimeo
     
     
    RECOMENDACIONES
     
    PATROCINADORES
     

     
    AEE
    PROTESTANTE DIGITAL FORMA PARTE DE LA: Alianza Evangélica Española
    MIEMBRO DE: Evangelical European Alliance (EEA) y World Evangelical Alliance (WEA)
     

    Las opiniones vertidas por nuestros colaboradores se realizan a nivel personal, pudiendo coincidir o no con la postura de la dirección de Protestante Digital.