PUBLICIDAD
 
sábado, 24 de agosto de 2019   inicia sesión o regístrate
 
Protestante Digital

 
PUBLICIDAD
 
SÍGUENOS EN
  • Twitter
  • Facebook
  • Google +
  • Instagram
  • YouTube
  • Rss
 

  • Donar a Protestante Digital
  •  
    PUBLICIDAD
     
     



    3
     

    Teología en baratillo para una iglesia sin misión definida

    La teología, su estudio serio y dedicado, requiere de tiempo y de esfuerzo intelectual en un marco de espiritualidad y enfoque de misión que le dé sentido

    PARA VIVIR LA FE AUTOR Tomás Gómez Bueno 22 DE ABRIL DE 2018 08:10 h
    Photo: Rob Bye. Unsplash.

    Mucho se ha insistido sobre la estrecha relación que debe existir entre la misión de la iglesia y el estudio de la teología. La teología pierde su propósito y sentido si no está integrada, fundida en una misma esencia, con lo que es la misión de la iglesia.



    El problema hoy es que una buena parte de la iglesia no está enfocada en la misión. Aún más grave, hay una parte de los creyentes que tienen una noción distorsionada de la misión y otros que no saben si la iglesia, aparte de congregar personas en torno a un determinado sentir religioso, tiene una misión que cumplir.



    Hay que destacar que la educación teológica y la misión de la iglesia forman parte inseparable de un mismo tejido. Cada ciencia o conocimiento especializado tiene establecido un propósito central y específico. El propósito del estudio de la teología es hacer más efectiva la misión de la iglesia.



    Es innegable que las nuevas corrientes posmodernas han afectado el enfoque de la iglesia en su misión. Una gran parte de la iglesia de hoy está influida por nuevas corrientes que han distorsionado la verdadera misión de la iglesia respecto a lo que establece el Señor en las Escrituras.



    El impacto de estas distorsiones ha sido tal que abundan las iglesias en las que predomina el aspecto empresarial más que el misional. Otras están siendo arrastradas por el activismo político y en algunos aspectos tienden a funcionar con la dinámica de un partido.



    Las hay que son feudos personales que se extienden a la sombra de un líder carismático que tiene todo bajo su control.



    Estas corrientes posmodernas tienen impacto en los programas académicos de teología. Hoy se estudia teología al vapor. Los programas de grados académicos se ofertan sin requerimientos básicos.



    La titularidad se alcanza rápido, fácil y, en muchos casos, en baratillo. El mayor requisito es querer poseer un título teológico y tener el dinero para pagar el programa a cursar.



    Entre los hispanos de Estados Unidos y en toda América abundan las ofertas de grados académicos que van desde licenciaturas hasta doctorados propiciadas por entidades educativas que han perdido interés en el rigor del estudio de la teología y otorgan sin mayores requisitos sus credenciales.



    Esto ha ha dado lugar a un tráfico de diversas ofertas académicas en teología. En muchos casos el mayor interés no es adquirir un auténtico conocimiento para certificarlo con un título, sino el de poner un título en las manos de alguien, aunque no haya adquirido el mínimo de conocimiento para ostentarlo.



    De la misma forma como se ha desatado un afán de titularidad eclesial dentro de cierto modelo de iglesia, también se ha desatado una búsqueda de titularidad y prestancia en el aspecto teológico, en este caso sin un vínculo y justificación con la verdadera misión de la iglesia.



    No todos los que entran en estos programas de capacitación teológica andan tras el envanecimiento que da la titularidad académica, hay muchos cristianos que tienen sincero interés en prepararse mejor para servir en la obra, y desde este tipo de oferta pueden lograr algún avance, pero es lamentable que no se les presenten opciones de estudios teológicos más aprovechables y auspiciosas.



    La realidad es que en amplios sectores de la iglesia el estudio de la teología ha perdido su sentido de misión para convertirse en una escalada social y religiosa. Se alcanza el título para sentirse importante, lograr prominencia y facilitar el acceso a posiciones encumbradas o de distinción eclesiástica.



    El estudio de la teología pensado así, pierde su rigor y su carácter de conocimiento especializado y en medio de las nuevas corrientes ha pasado a ser una mercancía académica y religiosa que se ofrece de manera fácil, rápida y barata sin mayores exigencias.



    Es innegable que los avances tecnológicos, especialmente en el área de la comunicación están facilitando y haciendo mucho más accesible el conocimiento. Esto ha hecho que se desarrollen nuevas formas para acceder a diversos estudios, pero esto no es excusa para restarle rigor a los mismos.



    La teología, su estudio serio y dedicado, requiere de tiempo y de esfuerzo intelectual en un marco de espiritualidad y enfoque de misión que le dé sentido. Esto no se puede hacer al vapor con la simple meta de titularse.



    El estudio de la teología en perspectiva de la misión de la iglesia y de la auténtica promoción del reino de Dios, no puede estar en baratillo, no puede ofertarse en bagatela en ningún sentido.



    El estudio de la teología en los niveles de grado, simplemente es caro y riguroso como son todos los estudios que apuntan a un nivel de conocimiento que responda a las exigencias necesarias para ser efectivo en el área donde serán aplicados.



    Además de esfuerzo intelectual, compromiso y disposición a la espiritualidad, el estudio serio de la teología requiere consulta de libros de calidad, de profesores competentes, de programas bien diseñados; requiere de acumulación de material, de búsqueda, de análisis, de investigación, de reflexión; requiere de algo más que intercambio ligero de información sin profundidad ni criterio.



    De ninguna manera esto quiere decir que las iglesias no tengan niveles de capacitación teológica al alcance de todos los creyentes. El conocimiento teológico está presente en la iglesia desde la más simple propuesta evangelística al no creyente, pasando por el discipulado, hasta el más alto nivel de conocimiento sobre todas las verdades divinas que se puedan compartir.



    Las iglesias desde su propia dinámica de conocimientos bíblicos desarrollan maestros, personas competentes que conocen la Escritura, y cualquier herramienta que se ponga a su alcance para estos fines es válida.



    La preocupación de la educación teológica que se promueve hoy día no es cuánto conocimientos, habilidades y competencias necesita un líder para ser pertinente en su ministerio en un mundo posmoderno y globalizado, sino cuantos títulos, reconocimientos rimbombantes, credenciales y epítetos académicos grandilocuentes necesita un pastor o líder para satisfacer su vanidad religiosa o para ocultar la ignorancia real sobre la que hace mover su accionar religioso.



    El estudio de la teología que se mueve en estas nuevas corrientes, en mucho, apunta a la titularidad, al engrandecimiento personal y a la vana altanería.



    Aun así, estas iniciativas impactadas por la fuerza de la posmodernidad pueden ser transformadas, redefinas en objetivo y contenido y utilizadas con mayor sentido y pertinencia.



    Todo esto requiere de un esfuerzo crítico, cristiano y sincero del liderazgo académico teológico que haga conciencia de que es necesario un mayor acercamiento entre los estudios teológicos y la misión de la iglesia.



    La teología es una ciencia que busca definir y encontrar en la revelación el propósito de Dios para la vida a través de nuestro llamado. Es la articulación de todos nuestros conocimientos basados en las Escrituras que nos lleva a la construcción, anuncio y promoción del reino de Dios a través de la iglesia.



    Estamos llamados a superar esa teología barata muy orientada al mercadeo religioso al servicio de la vanagloria personal, para construir una teología evangélica que sea liberadora, que no sucumba tan dócilmente a las ideologías mundanas, que no la manipulen con los falsos dilemas, que no limite su ética a temas únicamente de interés religioso o de grupos, una teología que se ponga al servicio de la verdad del evangelio para denunciar las injusticias, el crimen disfrazado, la propiedad material egoísta a expensa de la explotación de los más débiles y todos los desmanes que atenten contra la vida y la creación de Dios.



    La teología que se ofrece en baratillo no es una propuesta integral para responder a la compleja realidad del contexto, no puede ser pertinente para la misión de la iglesia y no contribuye a la formación liberadora, crítica y profética de quien se involucra en su limitada oferta académica.



    Desde este baratillo teológico es difícil poder ver y beneficiarse de un pensamiento teológico protestante que desde hace varias décadas se han venido forjando bajo el pensamiento de teólogos de España, América Latina y algunos de África.



    Se trata de una teología relevante, contextual, bíblica, pensada y hecha por hombres y mujeres más cercanos a nuestras realidades y expectativas como iglesia. Tenemos, aunque no se ha aprovechado en mayor medida, una teología con sabor a nosotros, que busca ser pertinente y que está preocupada por cumplir con la misión que el Señor nos ha encomendado como iglesia.



    Esta teología, aún un tanto dispersa, no ha sido lo suficientemente promovida y está a la espera de ser estudiada, repensada y ampliada por y para la iglesia de esta generación.


     

     


    3
    COMENTARIOS

        Si quieres comentar o

     

    Guillermo Pérez
    22/04/2018
    16:35 h
    1
     
    Buenas reflexiones, aunque falta algo fundamental: sin el Espíritu Santo ninguno de esos estudios será fructífero. Hay mucho teólogo, de baratillo y de carillo, que no tiene fe genuina en el Señor Jesucristo como redentor. Y no es por la inteligencia ni por el esfuerzo humano, sino por su Espíritu, como llegamos a la sabiduría. Hay teólogos sabios según el mundo que tienen un velo ante sus ojos: el velo del que no tiene aún el Espíritu. Los apóstoles no fueron escogidos por su erudición.
     
    Respondiendo a Guillermo Pérez

    Juan Angel
    24/04/2018
    10:53 h
    2
     
    Y qué significa, pues, esto: "La teología, su estudio serio y dedicado, requiere de tiempo y de esfuerzo intelectual EN UN MARCO DE ESPIRITUALIDAD y enfoque de misión que le dé sentido."? Debemos aprender a reconocer los conceptos aunque se expresen con palabras diferentes a las que usaríamos nosotros. Y por supuesto que los apóstoles no fueron escogidos POR su erudición, pero dudo mucho de que lo fueran PARA mantener una actitud intelectual perezosa y negligente en lo teológico.
     
    Respondiendo a Juan Angel

    Guillermo Pérez
    26/04/2018
    22:31 h
    3
     
    Espiritualidad puede ser una palabra muy abusada, confusa y tibia, pues es usada por todo tipo de doctrinas falsas. Espíritu Santo o Espíritu, así en mayúsculas, es identificable y bíblico para quien guarda las Escrituras. No puedo reconocer un concepto si es confuso, sobre todo porque hay múltiples teologías y espiritualidades, a cada cual más falsas. Cristo mismo ordenó "guardar la palabra" y aclaró que "el Espíritu Santo os enseñará todas las cosas". Lea Juan 14:22-26.
     



     
     
    ESTAS EN: - - - Teología en baratillo para una iglesia sin misión definida
     
    PUBLICIDAD
     
     
     
    AUDIOS Audios
     
    Día del Orgullo gay: análisis crítico Día del Orgullo gay: análisis crítico

    Entrevista a César Vidal, sobre la celebración de Madrid, con ataque a partido político que participaba en el evento. Analiza también el trasfondo de esta manifestación.

     
    “Operación Tránsito es una gran experiencia misionera” “Operación Tránsito es una gran experiencia misionera”

    Luis Fajardo explica de qué forma involucrarse en esta iniciativa para regalar el Nuevo Testamento a miles de personas que atraviesan la frontera en verano.

     
    “Cuando trabajamos juntos los cristianos podemos lograr un cambio” “Cuando trabajamos juntos los cristianos podemos lograr un cambio”

    Nacho Marqués, director de Agape en España, explica la visión de la entidad que celebra su 50ª aniversario este año 2019.

     
    “Jesús nos abre los ojos a las personas que están necesitadas” “Jesús nos abre los ojos a las personas que están necesitadas”

    Nieves Carabaña nos explica el Reto Mateo 25, un programa de una semana que ayuda a los participantes a identificarse con quienes sufren las situaciones descritas en el texto bíblico.

     
    “Por mucho amor que reciba un niño en una institución, no es el medio ideal para desarrollarse” “Por mucho amor que reciba un niño en una institución, no es el medio ideal para desarrollarse”

    Francisca Capa explica el trabajo de REPINNAV (Red de Protección de Niños, Niñas y Adolescentes en Vulnerabilidad) en Huaraz (Perú).

     
    FOTOS Fotos
     
    X Encuentro de Literatura Cristiana X Encuentro de Literatura Cristiana

    Algunas fotos de la entrega del Premio Jorge Borrow 2019 y de este encuentro de referencia, celebrado el sábado en la Facultad de Filología y en el Ayuntamiento de Salamanca. Fotos de MGala.

     
    Idea2019, en fotos Idea2019, en fotos

    Instantáneas del fin de semana de la Alianza Evangélica Española en Murcia, donde se desarrolló el programa con el lema ‘El poder transformador de lo pequeño’.

     
    15º Aniversario de Protestante Digital 15º Aniversario de Protestante Digital

    Fotos de la celebración realizada en Barcelona el 5 de octubre.

     
    Medio siglo de GBU, en fotos Medio siglo de GBU, en fotos

    Un repaso gráfico a la historia de GBU en nuestro país.

     
    ‘Los poetas y Dios’, 15ª edición ‘Los poetas y Dios’, 15ª edición

    Algunas fotos del encuentro de poesía espiritual celebrado los días 2 y 3 de noviembre en Toral (León). Fotos de Jacqueline Alencar.

     
    VÍDEOS Vídeos
     
    El informativo #9: la llegada del hombre a la Luna cumple 50 años El informativo #9: la llegada del hombre a la Luna cumple 50 años

    Tras conocer algo más sobre la fe de los astronautas repasamos la actualidad visitando Brasil, Montreal, Taiwán y Jerusalén.

     
    Toda la Biblia: Judas Toda la Biblia: Judas

    Esta carta confronta el engaño y a los engañadores que estaban dentro de la iglesia.

     
    Toda la Biblia: 3ª Juan Toda la Biblia: 3ª Juan

    En el ministerio, la clave es servir, darnos a los demás.

     
    ‘Carpa Esperanza’: ayuda a refugiados venezolanos en Colombia ‘Carpa Esperanza’: ayuda a refugiados venezolanos en Colombia

    Unas mil personas atraviesan cada día la frontera cerca de Cúcuta. JUCUM y Operación Bendición han establecido un espacio para dar refugio y ayuda al caminante.

     
    El informativo #6: OEA, Brasil y FestiMadrid El informativo #6: OEA, Brasil y FestiMadrid

    90 organizaciones provida estuvieron presentes en la reunión anual de la OEA. En Europa, una red de entidades cristianas trabajan juntas para luchar contra la trata.

     
    El informativo #5: Evangélicos en Cuba, Marcha por Jesús en París El informativo #5: Evangélicos en Cuba, Marcha por Jesús en París

    La crisis de refugiados que salen de Venezuela es uno de los temas en esta nueva edición del programa.

     
    Yo soy la resurrección y la vida Yo soy la resurrección y la vida

    En Jesús encontramos a un Dios que no es indiferente, sino un Dios que llora con nosotros.

     
     
    Síguenos en Ivoox
    Síguenos en YouTube y en Vimeo
     
     
    RECOMENDACIONES
     
    PATROCINADORES
     

     
    AEE
    PROTESTANTE DIGITAL FORMA PARTE DE LA: Alianza Evangélica Española
    MIEMBRO DE: Evangelical European Alliance (EEA) y World Evangelical Alliance (WEA)
     

    Las opiniones vertidas por nuestros colaboradores se realizan a nivel personal, pudiendo coincidir o no con la postura de la dirección de Protestante Digital.