PUBLICIDAD
 
jueves, 20 de junio de 2019   inicia sesión o regístrate
 
Protestante Digital

 
PUBLICIDAD
 
SÍGUENOS EN
  • Twitter
  • Facebook
  • Google +
  • Instagram
  • YouTube
  • Rss
 

  • Donar a Protestante Digital
  •  
    PUBLICIDAD
     
     



    2
     

    Sentimiento en contexto

    El cáncer no es una enfermedad de un par de semanas. No es una carrera de velocidad: es un maratón en el que la soledad se hace presente.

    CEREZAS DE TEMPORADA AUTOR Sara Rivas Jordà 09 DE DICIEMBRE DE 2017 23:00 h
    Foto de Noah Silliman. / Unsplash

    Hace justo un año estaba empezando a batallar contra un cáncer. Hoy veo ese día como lejano, y durante este tiempo han pasado muchas cosas.



    Unos meses atrás una de las personas que está pasando por lo mismo me pidió compartir sobre algún desafío durante este proceso, en concreto el de la soledad. Me sorprendió, porque soy más de hablar en positivo, de poder animar viendo el lado brillante de las cosas pero, a veces, tienes que hablar la realidad para poder entenderla, darle la vuelta, ver su lado bueno, tener más perspectiva.



    Creo que muchos de los que han pasado una enfermedad larga y complicada podrán identificarse, e incluso añadir mucho más a los siguientes párrafos.



    El cáncer no es una enfermedad de un par de semanas. Es decir, no es una carrera de velocidad, es un maratón. Se hace largo, lo que importa no es cuán rápido vayas, sino llegar viva al otro lado. Las esperas, el proceso, el dolor, la montaña rusa de emociones, las noticias de doble cara, las decisiones a tomar, tu vida.



    Parece que pasa a cámara lenta y te quedas atrás cuando te comparas con la vida de los demás. A veces es imposible evitar la comparación, pero estás tan enfocada en sobrevivir y salir hacia adelante que te olvidas de lo que pasa a tu alrededor.



    Al principio del cáncer, muchos empiezan contigo en la línea de salida, muchas palabras, muchas visitas. Cuando la cosa se va alargando, pocos son los que permanecen en el camino.



    El cáncer te hace sentir solo en general. Al principio te sientes así porque no conoces a nadie en tu situación. Después porque entiendes que es tu lucha, es tu vida y nadie puede identificarse contigo si no ha pasado por ahí. Hay tantas palabras que la gente dice con buena intención que te entran por un oído y te salen por el otro… Y aunque estés acompañada todo el día, al final te quedas tú con tus pensamientos, en los que siempre pelean la esperanza y el desánimo.



    Los que estamos en este lado del proceso no necesitamos gran cosa, tampoco muchas palabras que endulcen nuestro presente. Necesitamos a gente de verdad a nuestro lado, que sean lo que dicen que son, que lo demuestren simplemente estando cerca, dando normalidad a toda esta situación. Que estén para cuando quieras reír y que, si tienes que llorar y decir las cosas feas, que también estén ahí.



    Que no tienen que ser muchas, pero que de la misma manera que tú llevas todo el peso de la incertidumbre yendo al campo de batalla cada día, que te acompañen. No tienen que hacer nada, solo estar contigo. Quieres sentir que alguien te cubre la espalda, o te tira de la mano hacia adelante. Eso es todo. Al fin y al cabo necesitamos gente tan constante como nuestra enfermedad. No es que queramos llamar atención, todo lo contrario; y aunque muchos nos llamen guerreros y luchadores, necesitamos que nos animen en cada batalla y celebren con nosotros cada victoria. Eso nos hace mucho más fuertes para seguir cada día.



    Gracias a cada uno de los que empezaron y todavía están a mi lado hasta que todo esto acabe.



    Y esta soledad para mí es transitoria, los desiertos son pasajeros, forman parte del camino. Dicen que es en el desierto cuando uno conoce realmente a Dios, porque allí no hay nadie más que Él y tú. Fue en el desierto donde Jesús fue probado, pero también donde demostró su convicción, su identidad, su autoridad. Y donde sus necesidades fueron suplidas al final de ese tiempo. Fue en el desierto donde David pasaba tiempo con Dios y se forjaba su corazón. Fue en el desierto donde Dios llamó a Moisés, y en el desierto donde el pueblo de Dios recibía su maná cada día.



    Y gracias al Señor, Él es el mismo que está en la cima de la montaña, el que está en lo más profundo del valle, y el que incluso está en el desierto. A veces en silencio, pero siempre revelando quién es. Él no deja de hacer en el desierto, y no deja de ser y estar.


     

     


    2
    COMENTARIOS

        Si quieres comentar o

     

    Earendil
    18/04/2019
    00:37 h
    2
     
    Gracias por escribir esto. Tu amigo en Jesús.
     

    Isabella
    18/12/2017
    23:31 h
    1
     
    Lo h he pasado con mi hermana, también ella esta intentando retomar su vida, la hemos estado acompañando
     



     
     
    ESTAS EN: - - - Sentimiento en contexto
     
    PUBLICIDAD
     
     
     
    AUDIOS Audios
     
    “Por mucho amor que reciba un niño en una institución, no es el medio ideal para desarrollarse” “Por mucho amor que reciba un niño en una institución, no es el medio ideal para desarrollarse”

    Francisca Capa explica el trabajo de REPINNAV (Red de Protección de Niños, Niñas y Adolescentes en Vulnerabilidad) en Huaraz (Perú).

     
    “Queremos unir a la iglesia evangélica para orar” “Queremos unir a la iglesia evangélica para orar”

    El próximo 8 de junio las iglesias evangélicas son invitadas a participar de España oramos por ti, un evento simultáneo en 52 puntos del país.

     
    Protestantes en España: creer a la contra Protestantes en España: creer a la contra

    Documentos RNE dedica un amplio reportaje sonoro a la historia del protestantismo en España. Participan Gabino Fernández, Doris Moreno y Ricardo García.

     
    “Con nuestro trabajo podemos ser agentes de restauración” “Con nuestro trabajo podemos ser agentes de restauración”

    Jaume Llenas comienza una nueva etapa como asesor de los Grupos Bíblicos Graduados. En esta entrevista comparte su visión sobre el trabajo, la vocación y la misión en el ámbito laboral.

     
    Cuidado pastoral y psicología Cuidado pastoral y psicología

    El teólogo Julio Díaz Piñeiro explica el desarrollo histórico del cuidado pastoral en Estados Unidos, con sus aciertos y errores a la hora de aplicarse a un contexto como el español.

     
    FOTOS Fotos
     
    X Encuentro de Literatura Cristiana X Encuentro de Literatura Cristiana

    Algunas fotos de la entrega del Premio Jorge Borrow 2019 y de este encuentro de referencia, celebrado el sábado en la Facultad de Filología y en el Ayuntamiento de Salamanca. Fotos de MGala.

     
    Idea2019, en fotos Idea2019, en fotos

    Instantáneas del fin de semana de la Alianza Evangélica Española en Murcia, donde se desarrolló el programa con el lema ‘El poder transformador de lo pequeño’.

     
    15º Aniversario de Protestante Digital 15º Aniversario de Protestante Digital

    Fotos de la celebración realizada en Barcelona el 5 de octubre.

     
    Medio siglo de GBU, en fotos Medio siglo de GBU, en fotos

    Un repaso gráfico a la historia de GBU en nuestro país.

     
    ‘Los poetas y Dios’, 15ª edición ‘Los poetas y Dios’, 15ª edición

    Algunas fotos del encuentro de poesía espiritual celebrado los días 2 y 3 de noviembre en Toral (León). Fotos de Jacqueline Alencar.

     
    VÍDEOS Vídeos
     
    Toda la Biblia: 2ª Pedro Toda la Biblia: 2ª Pedro

    Un Dios lleno de gracia prepara algo especial para nosotros en los cielos nuevos y la tierra nueva.

     
    El informativo #4: Evangélicos en la OEA, la ONU pide proteger a minorías religiosas El informativo #4: Evangélicos en la OEA, la ONU pide proteger a minorías religiosas

    El 22 de agosto es el día designado por la ONU para conmemorar a las víctimas de violencia por motivo de creencia o religión. Esta y otras noticias en nuestro resumen semanal.

     
    Las Tres Tabernas: Marcos Vidal Las Tres Tabernas: Marcos Vidal

    Alex Sampedro entrevista a Marcos Vidal en profundidad sobre iglesia, pastorado, arte, literatura o redes sociales.

     
    Yo soy la resurrección y la vida Yo soy la resurrección y la vida

    En Jesús encontramos a un Dios que no es indiferente, sino un Dios que llora con nosotros.

     
    Yo soy el pan de vida Yo soy el pan de vida

    Si ningún placer de la vida puede satisfacernos del todo, puede que estemos hechos para algo más.

     
    “Es urgente renovar la praxis del ministerio a la infancia” “Es urgente renovar la praxis del ministerio a la infancia”

    Conversamos con Javier Martín, coordinador de min19, sobre la necesidad de dar espacio e importancia a los niños, tal y como hizo Jesús.

     
     
    Síguenos en Ivoox
    Síguenos en YouTube y en Vimeo
     
     
    RECOMENDACIONES
     
    PATROCINADORES
     

     
    AEE
    PROTESTANTE DIGITAL FORMA PARTE DE LA: Alianza Evangélica Española
    MIEMBRO DE: Evangelical European Alliance (EEA) y World Evangelical Alliance (WEA)
     

    Las opiniones vertidas por nuestros colaboradores se realizan a nivel personal, pudiendo coincidir o no con la postura de la dirección de Protestante Digital.