PUBLICIDAD
 
lunes, 11 de diciembre de 2017   inicia sesión o regístrate
 
Protestante Digital

 
PUBLICIDAD
 
SÍGUENOS EN
  • Twitter
  • Facebook
  • Google +
  • Instagram
  • YouTube
  • Rss
 

  • Donar a Protestante Digital
  •  
    PUBLICIDAD
     
     



    43
     

    Una carta abierta a mis amigos calvinistas

    Will Graham se dirige al movimiento calvinista contemporáneo.

    BRISA FRESCA AUTOR Will Graham 21 DE ENERO DE 2017 23:20 h

    Queridos calvinistas,



    Os saluda vuestro amigo Will Graham.



    Antes que nada me da mucho gozo ver cómo las doctrinas de la gracia están experimentando una especie de avivamiento en nuestra amada península ibérica. Me lleno de alegría cuando me topo con cada vez más veinte y treintañeros entusiasmados por las gloriosas verdades que engendraron la Reforma protestante.



    Si Juan de Valdés, Constantino Ponce de la Fuente y Juan Pérez de Pineda estuvieran entre nosotros, estarían bien pero bien animados.



    Yo mismo estoy muy expectante al pensar en el precioso efecto santificador que estas verdades han de ejercer sobre la iglesia evangélica en España a lo largo de las próximas generaciones. ¡Pasión por el Evangelio! ¡Pasión por las Escrituras! ¡Pasión por Jesucristo! ¡Pasión por la gloria de Dios! ¡Pasión por iglesias fuertes! ¡Pasión por almas perdidas!



    Así que quiero animaros a todos a seguir saturándoos de las Escrituras, a seguir clamando al Señor de día y de noche y a seguir peleando la buena batalla contra toda altivez que se levanta contra el conocimiento de Cristo. ¡Adelante, soldados!



    No obstante, no quiero limitarme a felicitaros por todo el bien que estáis haciendo. Me siento obligado a señalar algunos puntos débiles del movimiento neo-calvinista que se podrían mejorar.



    No lo hago con el fin de haceros daño ni de menospreciaros sino de edificaros en la fe y de glorificar aun más el nombre de nuestro gran Dios y Salvador, Jesucristo. Total, lo hago por amor. Estoy convencido de que la nueva ola reformada podría ser mucho más eficaz si tomáis en cuenta las siguientes observaciones.



    Aquí están. ¿Y cómo no? Cinco puntos…



    1.- Los arminianos no son nuestros enemigos



    Lo primero que quiero destacar es que los arminianos no son nuestros enemigos. Son hijos de Dios justificados por la fe en el Señor Jesucristo. Somos uno en el Evangelio.



    Recalco esto porque en ciertos círculos percibo un gran desprecio hacia nuestros queridos hermanos no calvinistas. Me pregunto: ¿cómo pueden las doctrinas de la gracia producir orgullo o altivez en nuestro corazón? ¿Acaso no enseñan los cinco puntos que todo –absolutamente todo- es por la gracia del único Soberano? Por lo tanto, ¿por qué tanto desprecio y desdén? Si creemos en las doctrinas de la gracia, ¿no ha sido esto también un fruto de la gracia divina?



    Evidentemente podemos debatir con las Escrituras en mano y con el corazón abierto; pero es injustificable que tachemos a los arminianos de “apostatas” o “incrédulos” o algo peor. Aman al Señor Jesús. Se deleitan en las Escrituras. Evangelizan con el celo del Espíritu.



    Y muchas veces rechazan las doctrinas de la gracia porque creen de todo corazón que están defendiendo la honra del Señor. Así que, ¡tengamos compasión! ¡Seamos mansos! ¡Qué nuestra teología nos haga humildes! Esto no quiere decir que tengamos que negar nuestras convicciones; sin embargo, hay que defenderlas de una manera digna del Evangelio de Cristo.



    ¡Identifiquemos bien, pues, al verdadero adversario! El enemigo del calvinista no es el arminiano sino el teólogo liberal que pone en tela de juicio la plena autoridad, claridad, necesidad y suficiencia de las Escrituras o el pensador ecuménico que niega las cinco solas o cualquier otro filosofo religioso que denigra la gloria de Dios.



    2.- La iglesia local importa



    En segundo lugar, es necesario resaltar la importancia de la iglesia local. La gran tentación para el joven calvinista es la de dedicar todo su tiempo libre a su nueva página web o cuenta de Facebook reformada.



    Está bien promover intereses teológicos online. ¡Desde luego que sí! Pero no nos olvidemos de que Dios nos llama a formar parte de una iglesia local.



    Es la iglesia local donde se nos ministran la Palabra de Dios y las ordenanzas conforme a lo estipulado en las Escrituras. Es la iglesia local –con su ministerio pastoral- que ora y vela por nosotros.



    Es la iglesia local que reconoce nuestros dones y talentos y nos asigna tareas ministeriales. Es la iglesia local donde demostramos nuestra fidelidad a la iglesia universal. Un creyente que no está anclado en una iglesia local está pecando contra Dios. ¡Aunque sea reconocido como un coco teológico online!



    Hermanos y hermanas neo-calvinistas: ¿estáis comprometidos con una iglesia local? ¿Estáis orando por el pastor y los miembros de vuestra congregación (los casados, los solteros, los ancianos, los jóvenes, los niños, etc.)? ¿Estáis sirviendo en algún ministerio dentro de la iglesia? ¿Estáis ofreciéndoos a limpiar el local, a llevar a alguna abuelita a hacer las compras, a ayudar en lo que sea con el fin de que el pueblo de Dios sea edificado?



    Como la historia ha enseñado una y otra vez: el verdadero calvinismo siempre produce pasión por la iglesia del Señor.



    3.- Falta de amor



    No quiero generalizar pero sí es cierto que algunos jóvenes neo-calvinistas me dan la sensación de que les falta una buena dosis de amor cristiano, esto es, el ponerse en los zapatos del otro, el ser paciente con la gente, el prestar atención.



    Hace una década cuando el noveno capítulo de la carta a los romanos me devoró como un león rugiente, me entraron ganas de hablar con todo el mundo acerca de mis nuevas convicciones calvinistas.



    Tristemente metí la pata en muchas ocasiones porque siempre quería dirigir la conversación en dirección a mi tema favorito, procurando convertir a la gente a los gloriosos cinco puntos.



    Reconozco que me faltó mucha paciencia y debería haber aprendido a amar a mis hermanos, interesándome más por ellos en lugar de intentar ganarlos en un simple debate académico.



     



    Según Pablo, el conocimiento sin amor sólo envanece.



    Ahora sé que hay un tiempo y un lugar para buenas charlas teológicas, sobre todo cuando hay interés y apertura por ambas partes. Pero lo que nos tiene que caracterizar en todo momento es el amor del Señor.



    Es cierto que el conocimiento es muy importante en la economía de salvación y también es innegable que los creyentes más fuertes tienden a ser aquéllos que están inmersos en las Escrituras; pero como nos recordó Pablo de Tarso –el teólogo de teólogos- “el conocimiento envanece, pero el amor edifica” (1 Corintios 8:1).



    El conocimiento sin amor es puro envanecimiento, o sea, soberbia, presunción, engreimiento. Por lo tanto, es necesario combinar nuestro conocimiento bíblico-teológico con el amor de Cristo. Tanto el contenido de nuestra fe como la forma en que la expresamos importan.



    Así que, hermanos y hermanas: ¿por qué leéis tanta literatura reformada, puritana, spurgeonista, pinkiana, lloydjonesista? ¿Por qué descargáis sermones piperianos, macarthuristas, washerianos, michelenistas? ¿Es para daros a conocer como grandes “todólogos”? ¿O lo hacéis porque de veras tenéis sed de Dios y anheláis ser santificados a través de la Palabra de Dios, creciendo de gloria en gloria, de amor en amor? ¡Amad a la gente! Es una clara señal de que la gracia de Dios está obrando en vosotros.



    4.- La santidad personal



    Más allá del asunto del amor por los demás está la santidad personal. Cuando atacamos a las personas y no sus ideas, estamos comportándonos como gente no regenerada.



    Los profetas, Jesús, Pablo, los demás apóstoles y los reformadores protestantes hablaron públicamente en contra de determinados falsos maestros; pero lo hacían basándose en sus herejías. Tenían que cumplir con su tarea de atalaya, advirtiendo al pueblo de Dios. No levantar la voz hubiera sido una gran irresponsabilidad.



    La aplicación para nosotros sería que no es correcto oponernos, por ejemplo, a Cash Luna ni a Guillermo Maldonado por el mero hecho de que no nos gusten o porque sean famosos.



    Si vamos a hablar en contra de ellos, necesitamos estar bien fundamentados doctrinalmente y saber qué es lo que enseñan que no está de acuerdo con el Evangelio de Cristo. Atacar a las personas por atacarlas no es espiritual sino carnal y demoniaco.



     



    La adicción a Internet no glorifica al Señor.



    Otro tema relacionado con la santidad sería nuestra espiritualidad personal. ¿Estamos orando como debemos? ¿Leemos la Palabra? ¿Meditamos en las Escrituras? ¿Nos congregamos todas las veces que podamos? La fe reformada siempre ha hecho hincapié en la santificación. ¿Acaso no nos ha escogido Dios con el fin de que seamos santos?



    Y luego el tema más problemático de todos: la adicción al Internet. Conozco a hermanos y hermanas neo-calvinistas que están literalmente viciados. No pueden desconectarse. ¡Ni en el culto! Contestan mensajes a las siete de la mañana, las tres de la tarde, las diez de la noche, las dos de la madrugada y están todo el día subiendo fotos banales a las redes sociales.



    Me pregunto: ¿cuánto tiempo estarán pasando con sus familias? ¿Cuánto tiempo dedican a las cosas del Señor? El Internet se ha convertido en el becerro de oro de nuestros días.



    Consiguientemente, hermano o hermana, si estás pasando más tiempo con el i-Pad o con tu móvil que con tu cónyuge o tus niños o tu trabajo, algo va muy mal. ¡Arrepiéntete!



    5.- ¡Ánimo!



    El quinto punto es más bien una palabra de ánimo que una observación crítica. Aunque haya hermanos reformados que miran a los arminianos como si fueran sus enemigos, pasan de la iglesia local, no andan en amor y no se preocupan por la santidad personal, veo que la gran mayoría de los neo-calvinistas es gente apasionada por el Señor y la sana doctrina.



    Casi todos mis amigos neo-calvinistas aman profundamente a los arminianos e incluso algunos se congregan en iglesias arminianas. Se está dando un fenómeno sociológico en las Américas donde miles de jóvenes convertidos en iglesias arminianas están enamorándose de las doctrinas de la gracia.



    ¿Cómo explicar esto? No lo sé pero allí están, sirviendo al Señor fielmente, sometiéndose a la autoridad pastoral, ayudando en lo que sea. Son un verdadero ejemplo a seguir.



    Gracias al Señor, casi todos mis amigos neo-calvinistas están fuertemente implicados en la vida de la iglesia local. Casi todos mis amigos neo-calvinistas están repletos del amor de Dios y siembran la dulzura de Cristo dondequiera que vayan. Y casi todos mis amigos neo-calvinistas es gente santa, piadosa, santificada, espiritual.



    Despedida



    Ante esta feliz realidad, mi última palabra de hoy para todos vosotros, hermanos y hermanas, es ¡ánimo! ¡Adelante! Y no os preocupéis si os tachan de “calvinistas” de manera vergonzosa, ¡recordad que el amor del Señor es la mejor apologética! Los calvinistas no creemos en la infalibilidad de Calvino. ¡Calvino tampoco creía en su propia infalibilidad! ¡Menos mal!



    Qué vuestra gloria sea el Dios del Evangelio y el Evangelio de Dios ahora y para siempre.



    En Cristo,



    Will Graham


     

     


    43
    COMENTARIOS

        Si quieres comentar o

     

    Norbert1985
    04/02/2017
    16:15 h
    37
     
    Que así sea. Oremos por la unidad de la iglesia, y combatamos las herejías con amor por la verdad de Dios. Al ver la película de John Wycliffe, quede maravillado por el amor y la pasión que tenía este sacerdote por la Palabra de Dios y su verdad, pero a la vez humilde y amoroso en su defensa. Así también William Tyndale, que dio su vida para que nosotros tengamos Biblia. Eso es admirable y no quedarse en que uno es arminiano o calvinista. Pues está escrito: "por sus frutos los conocereis".
     

    isaias
    01/02/2017
    08:48 h
    36
     
    Yo soy uno de ellos, de una congregación de 50 miembros, dos somos calvinistas, el resto arminianos, (aunque ni saben).
     

    Dr. José Luis Fortes Gutiérrez
    28/01/2017
    11:36 h
    34
     
    El artículo me parece bueno para cualquier denominación. No solo para los calvinistas o neo-calvinistas. No es bueno generalizar. En mis 40 años en los caminos de Dios, 37 de ellos sirviendo como pastor, he visto de todo: buenos y malos cristianos calvinistas y buenos y malos cristianos arminianos. Cada uno debe tener sus convicciones y seguirlas con humildad, fidelidad y amor. Pero la salvación es obra de un Dios de amor que lleva a amar a todos sin distinción. Quien no ama no conoce a Dios.
     
    Respondiendo a Dr. José Luis Fortes Gutiérrez

    Manolo
    29/01/2017
    12:06 h
    35
     
    C.31. También entre los pastores arminianos o no arminianos hay de todo, DLB, mora.
     

    Manolo
    28/01/2017
    08:31 h
    33
     
    El insalvable problema de los cinco puntos arminianos reside en que conceden al ser humano(en especial al creyente) un estado espiritual de conciencia y atributos eternos que no tiene pues los perdió en la caída; la Biblia indica que antes de ser visitados por Dios para Vida, somos cadáveres espirituales muertos en delitos y pecados sin capacidad de reacción ni elección espiritual propia, únicamente conservamos dones naturales y afectos sicológicos que nos capacitan para la vida temporal;DLB
     

    Iosephus
    27/01/2017
    19:56 h
    32
     
    ¡Hola Manolo! Muchas gracias por tu explicación. Estoy totalmente de acuerdo contigo. Este hermosísimo salmo es un típico salmo penitencial a través del cual el rey Davis muestra su arrepentimiento por el asesinato de Urías y su relación con Betsabé. Sin embargo y en mi opinión el rey David no teme por su salvación sino porque Dios le quite el Espíritu de Mediación que él tenía como ungido de Dios entre el Creador y su pueblo tal y como ocurrió con el anterior rey Saúl.
     

    Manolo
    27/01/2017
    07:51 h
    29
     
    C.28. En el Salmo 51:11 David habla con dolor y contrición de una separación temporal (contristar al Espíritu Santo)por provocar el asesinato de uno de sus generales para quedarse con su mujer; Jesucristo llevó en la cruz los muy graves pecados de su Pueblo al cual pertenece David, tal y como vemos en los versículos 1 al 10 y del 12 al 19, realidad ratificada ciertísimamente en el Salmo 52 vers. 8 y 9; Paz, mora.
     

    Iosephus
    26/01/2017
    18:40 h
    28
     
    ¡Hola Will! Como calvinista una de las versículos que más me inquietan es el 11 del salmo 51 que dice "no me eches de tu presencia, y no quites de mí tu santo Espíritu". ¿no podría parecer que aquí la Palabra del Señor contradice la máxima calvinista de que la salvación no se pierde? Gracias
     
    Respondiendo a Iosephus

    Will Graham
    02/12/2017
    15:40 h
    43
     
    No, hermano. Un abrazo. WG.
     

    Walter Norman
    26/01/2017
    15:39 h
    26
     
    Muy buena reflexión, y oportuna. De todas maneras creo que no debiéramos estar divididos en unos y otros. Somos uno en Cristo.
     
    Respondiendo a Walter Norman

    flash
    27/01/2017
    12:48 h
    30
     
    Walter, pero la realidad es otra: están divididos aunque TODOS lean la Biblia y hablen de que el Señor es UNO solo. Esto podría ser un engaño del padre de la mentira: "Hacernos creer que creemos en el Señor, pero en nuestra vida diaria estamos divididos". Lo que el mundo hoy quiere ver es: amor y unidad. Saludos
     
    Respondiendo a flash

    Alberto Vega
    17/10/2017
    21:03 h
    38
     
    Y según tú los católicos están unidos? Deberías leer las muchas páginas de católicos que llaman hereje y antipapa a Bergoglio, alias Francisco... y con razón.
     

    jorgevaron
    24/01/2017
    19:26 h
    24
     
    Respeto, sinceramente, al adversario del cristianismo bíblico que se da a conocer como lo que es: católico romano, "cristiano liberal", neo-ortodoxo, agnóstico o sencillamente ateo. Pero reconozco, con verguenza, que me quedo corto de amor cuando tengo que tratar con "lobos disfrazados de ovejas" que se hacen llamar evangélicos para socavar los fundamentos de nuestra fe. Que el Señor Espíritu Santo me ayude a morir al "viejo hombre".
     
    Respondiendo a jorgevaron

    Manolo
    26/01/2017
    16:08 h
    27
     
    C.24. ¿Incluye usted los llamados 5 puntos calvinistas(Dordrech) con la posibilidad de estar dentro de los fundamentos de su fe, o encuentra en ellos algo que induzcan a pensar que no son bíblicos?, DLB, mora.
     
    Respondiendo a Manolo

    jorgevaron
    27/01/2017
    19:35 h
    31
     
    Manolo, me considero buen lector, pero confronto los fundamentos de mi fe con la escritura, no con los escritos de teólogos, curas o pastores. Soy un firme creyente en que el único maestro es el Señor Espíritu Santo. Fe, humildad, obediencia y por supuesto AMOR, son los únicos requisitos para ser instruido en la revelación de Dios en Cristo Jesus Señor nuestro.
     

    Óscar Margenet Nadal
    24/01/2017
    17:31 h
    23
     
    Gracias querido Will por esta carta. Crecí en una iglesia que practicaba el Evangelio de Cristo. En la primaria los niños católicos romanos me insultaban gritándome 'protestante', y me instaban a escupir a los niños judíos. Recién de joven comencé a leer a los reformadores medievales y descubrí mi afinidad doctrinal con la de Calvino. Es una enorme bendición poder arrepentirnos de excesos y carencias; amar a otros como somos amados; y perdonar como Cristo nos perdona. Un abrazo fraternal.
     

    Manolo
    24/01/2017
    12:32 h
    21
     
    La Predestinación es bíblica; no es fruto de las "bondades propias" del pueblo del Señor, somos lo necio, vil y menospreciado de este Mundo(de lo que no es para avergonzar a lo que es). La Predestinación es fruto de la Gracia inmerecida del Señor que nos concibió espiritualmente antes de la fundación del Mundo según su Voluntad para las Buenas Obras que El ha preparado de antemano. Produce en nosotros Santidad, Amor, Seguridad, Humildad, Firmeza, Discernimiento de lo Alto, no orgullo; mora
     

    Enrique Lara
    23/01/2017
    20:07 h
    15
     
    Gracias Will por tu continuado trabajo de divulgación. Ahora bien, si como denuncias (no solo en este artículo) influencias negativas que pueden afectar al conjunto del pueblo evangélico/protestante en España. ¿no podrías ser un tanto más explícito en citar autores, editoriales, iglesias, denominaciones? Entonces podremos evaluar la dimensión de la cuestión. Gracias. No se trata de entrar en chismes; se trata de ofrecer la información completa.
     

    Antonio Viñoly
    23/01/2017
    19:41 h
    14
     
    Espero que sirva como dice el artículo de hacer autocrítica y no ver en cada texto la predestinación,... Estuve en una iglesia reformada de Bcn y llega a tal punto su quizás llamado "orgullo" que son capaces de decir que "ahora" predican la sana doctrina... Bendito el día q son reformados calvinistas... Gracias will...
     
    Respondiendo a Antonio Viñoly

    Will Graham
    02/12/2017
    15:39 h
    42
     
    Creo que todos hemos de aspirar a enseñar la "sana doctrina" (como Pablo exhortó a Timoteo). WG.
     

    Richard Baxter
    23/01/2017
    18:42 h
    12
     
    Muchas gracias una vez más, querido Will, por tu excelente artículo. Totalmente de acuerdo en lo que dices. Especialmente dirigido a un sector neo-calvinista cibernético y quijotesco, pero hasta cierto punto un ejercicio de auto-crítica para todo calvinista. Auto-crítica que adopto. Amor, humildad, pasión, hermandad, servicio... huyendo del peligro de idolatrar la doctrina. Gracias hermano. Es cierto que antes de Romanos 10 está Romanos 9, pero maravillados por el 9 pasamos al 10. ¡Un abrazo!
     
    Respondiendo a Richard Baxter

    Will Graham
    23/01/2017
    22:34 h
    17
     
    Gracias, amado. Siempre me bendicen tus aportaciones. Del capítulo 9 al 10! Amén! Un abrazo digital, WG.
     
    Respondiendo a Will Graham

    Manolo
    23/01/2017
    20:28 h
    16
     
    C.11. No creo que sentarse antes para calcular el costo de la torre sea quijotesco, neo-calvinista o cibernético. Las propuestas de los arminianos (neo-romanistas) desconocedores de la Soberanía del Señor avocan a lo incierto y sorpresivo pues no presentan la suma de la Escritura sino solo partes que confirmen su religiosidad. Inmejorable Rom. cap. 9 y 10, pero incompleto sin el cap.8. La Biblia nos humilla y nos da un nuevo ser, el arminianismo presenta falsas expectativas. Paz, mora.
     

    Manolo
    23/01/2017
    18:29 h
    11
     
    Will, autor del articulo habla de "orgullo calvinista"; confunde este con la firmeza y seguridad dado por la Gracia; si hablamos de orgullo espiritual no se encuentra en las Doctrinas de la Gracia, lo encontramos en el Arminianismo que está sustanciado en un exceso de estimación personal que les permite igualarse a Dios en la elección y la santificación estando muertos espiritualmente, cuestión que disimulan tras una nobleza y virtud inexistente en el yo adánico; bendiciones, mora.
     
    Respondiendo a Manolo

    Will Graham
    02/12/2017
    15:38 h
    41
     
    Lo siento, hermano, no quería decir que los calvinistas sean orgullosos. De ninguna manera. El orgullo y la seguridad de la salvación son totalmente distintos. Disculpa el malentendido. WG.
     

    Protestantólogo
    23/01/2017
    16:12 h
    9
     
    Tengo que reconocer y reconozco que soy calvinista. Mi padre estudió en el Seminario Juan Calvino. He leído las “Instituciones…”, parcialmente; del Catecismo de Westminster, sólo el Menor; del de Heidelberg sólo sé que mi hijo lo ha memorizado, versículos incluidos y en alemán. Del neo-calvinismo y/o hipercalvinismo: me molesta que se hayan apropiado de la Doctrina de la Gracia cual si fuese un descubrimiento, me parece más relevante la del Pacto (¿los niños son parte del pueblo de Dios?).
     

    Alfredo Lois
    23/01/2017
    11:20 h
    8
     
    Este artículo parece una autojustificación después de haber tirado las piedras. También parece que el autor está enamorado de una parte de la Reforma y de los anglosajones autores contemporáneos, PERO una vez más, no veo a Cristo en el autor ni en el texto. Veo un animador que tiene imagen romántica de Reforma pero confundido de lado, pues hace más las veces, desde su torre de vigía, de guardián de la fe que de hacedor. Sacerdotes inquisidores de Sevilla quemaban por amor a Dios y los hombres.
     
    Respondiendo a Alfredo Lois

    Will Graham
    23/01/2017
    22:35 h
    18
     
    Disculpe, Alfredo. El artículo va dirigido a otros hermanos calvinistas. Un abrazo, WG.
     

    Mateo
    22/01/2017
    21:18 h
    7
     
    Querido hermano Will, no entiendo como te puedes llamar "calvinista": ¿Habéis olvidado lo que hizo con Miguel Servet? ¿Y el trato que dieron los calvinistas a Casiodoro de Reina? (por sus obras los conoceréis, dijo el Señor). Sus enseñanzas predestinacionistas en algunos puntos son consideradas equivocadas por gran parte de los cristianos evangélicos. Parece que consideras a los calvinistas superiores a los demás (bueno, gracias por pedir que tengan misericordia con estos pobrecitos ignorantes).
     
    Respondiendo a Mateo

    Will Graham
    24/01/2017
    12:54 h
    22
     
    Disculpe, hermano Mateo, el artículo va dirigido a otros hermanos calvinistas. Lo siento por la confusión. Gracias, WG.
     
    Respondiendo a Will Graham

    Richard Baxter
    23/01/2017
    19:01 h
    13
     
    El hermano Will no está planteando ningún debate calvinista-arminiano. El artículo es una auto-crítica clara, diáfana, sincera, humilde, moviendo al amor y la fraternidad. Una exhortación pública de un calvinista a los calvinistas. Estoy seguro de que nuestros queridos hermanos arminianos lo saben apreciar así y pueden decir amén a lo que ha escrito.
     
    Respondiendo a Richard Baxter

    Mateo
    23/01/2017
    23:04 h
    20
     
    Will divide a los creyentes en calvinistas y arminianos. Muchos evangélicos rechazamos ser incluidos en esas categorías, ni que se adjudique al "calvinismo" la acogida de la gracia de Dios. Tenemos la Verdad de la Palabra de Dios, la estudiamos, la seguimos y la vivimos, desde situaciones distintas a Calvino y Arminio. Lea, por ejemplo, la reflexión bíblica, sencilla y lucida que ha hecho entre nosotros Federico Aparisi en el libro Elección Divina y Respuesta Humana. Un saludo fraternal.
     
    Respondiendo a Mateo

    Manolo
    23/01/2017
    18:16 h
    10
     
    C.7. Servet pudo irse de Ginebra en repetidas ocasiones, eligió quedarse imponiendo y propagando su "dogma diabólico" por lo que fue condenado por el Consistorio; Calvino fue el único que le atendió piadosamente hasta su ejecución. C. de Reina fue engañado por la tibieza humanista, cayó en extremo; no fue condenado y rechazado(igual que Servet) por su ideario personal, sino por debilitar espiritualmente al Pueblo del Señor con su repetida propagación, pudo callarse y no quiso; Paz, mora.
     
    Respondiendo a Manolo

    Angel
    25/01/2017
    11:49 h
    25
     
    Tu "paz" "Manolo-mora" la basas en la exclusión de los demás: "Servet pudo irse... y eligió quedarse". Claro por eso había que asesinarle. Tu paz la basas en el silencio de los demás: "pudo callarse (Casiodoro) y no quiso". Uno se pregunta, ¿Cómo es posible que herejes (o supuestos) tuvieran una visión de la justicia y la libertad mayor que aquellos que tenían una teología tan... 'ortodoxa'?. "¿Calvino le atendió piadosamente?". Sí, como los frailes de la Inquisición a los que iban a quemar.
     

    Noemí
    22/01/2017
    20:35 h
    6
     
    Como creyente de pensamiento arminiano por más de 20 años, y apenas año y medio de pensamiento calvinista, me ha gustado mucho el artículo. Destaco el primer punto: no somos enemigos, ¡por supuesto! Y sigo en mi iglesia donde abunda el arminianismo. No he discutido con nadie, sólo comparto la seguridad, la paz, la convicción de estar en las manos de Dios. Es como si hubiera vuelto a descubrir el Evangelio. Gracias por el artículo Will, y bendiciones a tod@s.
     
    Respondiendo a Noemí

    Will Graham
    02/12/2017
    15:37 h
    40
     
    Gracias, mi hermana. Muy buena aportación. Gloria al Señor de la iglesia. WG
     

    Manolo
    22/01/2017
    14:15 h
    5
     
    W.G. Querido en Jesucristo, ¿el Amor que expresas llega a considerarnos hermanos?, ......o ¿solo amigos?; porque ciertamente delante del Altísimo os consideramos hermanos concebidos por el mismo Dios, aunque intentamos(disculpa mi poquedad y torpeza) mostraros aspectos y partes de la Escritura que indican realidades y aspectos doctrinales distintos a los que proponéis, pero no se si por miedo o inseguridad no entráis ni dejáis entrar al conveniente análisis de la Verdad, ponéis veto; mora.
     
    Respondiendo a Manolo

    Will Graham
    02/12/2017
    15:36 h
    39
     
    Por supuesto, hermano, los calvinistas y los arminianos son hermanos, salvos por el mismo evangelio. Un abrazo navideño, WG.
     

    Ricardo de Uruguay
    22/01/2017
    13:18 h
    4
     
    Considero que en la práctica contribuye mejor a nuestra relación y comunión evitar el uso de los términos partidistas, aunque estemos claros en nuestro fuero íntimo si estamos frente a un arminiano o a un neo o hiper calvinista. Podemos prescindir de términos divisionistas, toda vez que los usuarios de los mismos ni siquiera saben bien qué significan. Creo que alcanza con que pongamos el énfasis donde es debido, luciendo como tulipanes sin necesidad de vociferarlo.
     

    Marc
    22/01/2017
    07:12 h
    3
     
    Yo nunca he tenido problema en ser arminiano o calvinista, me da lo mismo. Me basta con saber que soy cristiano. Lo demas, continuista, cesacionista, premilenial, amilenial, pretribulacionista, etc, etc, etc, son productos de la carne humana y su deseo de adherir siempre a más causas que a una sola. Por seguir en estas cosas pecamos de orgullo intelectual. Con ser hijo de Dios, me basta y me sobra. Saludos, buen articulo, ayuda a entender. Gracias.
     

    Andrés
    22/01/2017
    03:01 h
    2
     
    1- Si no se tacha d e apostata al arminiano se esta negando las enseñanzas de Dort. 2- Si Dios predestinó por su voluntad libre y soberana a tal persona y a otra no la conclusión es que ni la iglesia ni la predicación importa. 3- El calvinismo y el neo-calvinismo es simplemente una filosofía. 4-El calvismo y el neocalvinismo es por oposición. El auge de esta moda evangélica no es genuina, es por reaccion a personas como Cash, etc. 5- El arminianismo es doctrinas de la gracia. etc
     

    samcaraballo
    22/01/2017
    01:45 h
    1
     
    "Los calvinistas no creemos en la infalibilidad de Calvino. ¡Calvino tampoco creía en su propia infalibilidad! ¡Menos mal!" Me parece maravilloso este pensamiento. Si algo retengo de todo lo leido es esto. Muchas gracias.
     
    Respondiendo a samcaraballo

    Will Graham
    23/01/2017
    22:35 h
    19
     
    Un abrazo, Sam. ¡Adelante en el Señor! WG
     



     
     
    ESTAS EN: - - - Una carta abierta a mis amigos calvinistas
     
    PUBLICIDAD
     
     
     
    AUDIOS Audios
     
    Un año de Trump visto por César Vidal Un año de Trump visto por César Vidal

    Análisis del primer año del mandato de Donald Trump. Luces y sombras en su política nacional e internacional, con los temas que tocan de cerca la iglesia evangélica.

     
    Francisco de Enzinas, pasión por la Palabra Francisco de Enzinas, pasión por la Palabra

    Miguel Ángel Vieira presenta a la figura del burgalés, el primero en traducir la Biblia al castellano en el siglo XVI, que está siendo homenajeado este año en Burgos.

     
    Evangelio y Reforma impactan Latinoamérica con César Vidal

    Viaje de César Vidal a México, Argentina, R. Dominicana y Perú: encuentros, conferencias y presencia en medios evangélicos y "seculares" logra impacto relevante en la sociedad.

     
    95 Tesis para la España de hoy 95 Tesis para la España de hoy

    Xesús Manuel Suárez presenta el documento en el que han colaborado más de 90 evangélicos de España de distintas áreas para aportar a la sociedad desde la cosmovisión protestante.

     
    El camino de la Reforma protestante: César Vidal

    Análisis del inicio histórico de la Reforma protestante y su significado, ante los 500 años de aquel 31 de octubre en que Lutero clavó sus 95 tesis. 

     
    FOTOS Fotos
     
    Las 95 Tesis, clavadas en España Las 95 Tesis, clavadas en España

    Evangélicos presentan 'Las 95 Tesis de la Reforma 500 años después' a gobiernos locales y regionales, por toda España.

     
    La Biblia a través de la historia La Biblia a través de la historia

    Una exposición recorrerá Galicia este año 2017 mostrando la historia de la Biblia y su importancia para la Reforma Protestante.

     
    Las diversas capacidades de Mefi-Boset Las diversas capacidades de Mefi-Boset

    El ministerio Mefi-Boset lleva 20 años trabajando el tiempo de ocio y apoyo a las familias de personas con discapacidad intelectual en Terrassa y Barcelona. Algunas imágenes de este curso que acaba.

     
    VÍDEOS Vídeos
     
    Toda la Biblia: Números Toda la Biblia: Números

    El cuarto libro nos muestra a un Dios activo y presente, pero a un pueblo de Israel que no confiaba en Él.

     
    Videojuegos y Dios: mi historia Videojuegos y Dios: mi historia

    Gamer y cristiano, ¿es posible? Jairo Lugilde (Ceres Golden Cross) nos cuenta como vive su pasión.

     
    La Reforma en Argentina (documental) La Reforma en Argentina (documental)

    La TV pública emitió un documental con motivo del 500 Aniversario de la Reforma Protestante repasando su doctrina, historia y vivencia de los evangélicos en la actualidad.

     
     
    Síguenos en Ivoox
    Síguenos en YouTube y en Vimeo
     
     
    RECOMENDACIONES
     
     

     
    AEE
    PROTESTANTE DIGITAL FORMA PARTE DE LA: Alianza Evangélica Española
    MIEMBRO DE: Evangelical European Alliance (EEA) y World Evangelical Alliance (WEA)
     

    Las opiniones vertidas por nuestros colaboradores se realizan a nivel personal, pudiendo coincidir o no con la postura de la dirección de Protestante Digital.