PUBLICIDAD
 
domingo, 28 de mayo de 2017   inicia sesión o regístrate
 
Protestante Digital

 
PUBLICIDAD
 
SÍGUENOS EN
  • Twitter
  • Facebook
  • Google +
  • Instagram
  • YouTube
  • Rss
 

  • Donar a Protestante Digital
  •  
    PUBLICIDAD
     
     



    Apocalipsis: Éfeso (y V)
    2
     

    Éfeso: ortodoxia e intolerancia

    Su "odio" hubiera sido sano si fuera como la sombra de un amor mayor; pero con el "desamor" en que habían caído, ni su celo contra el error podría ser sano. 

    BENE STUDERE AUTOR Juan Stam 01 DE ENERO DE 2017 15:00 h
    puerta

    La carta a los efesios presenta una extraña correlación entre amor (2.4) y odio (2.6), que nos plantea el problema de la intolerancia.



    La ejemplar ortodoxia formal de los cristianos de Éfeso incluía un odio a "las obras de los nicolaítas, las cuales yo también odio" (2.6).  La tensión entre amor y odio se destaca por el paralelismo con que se formulan: 2.4 Pero tengo contra ti, que has dejado tu primer amor; 2.6 Pero tienes esto, que odias...y yo también odio.



    Lejos de condenar el celo doctrinal de ellos, Cristo lo reconoce como cierta virtud ("tienes esto a tu favor") y hasta lo hace suyo ("las cuales yo también odio").  Pero a los efesios, en su afán por la pureza teológica, se les había escapado lo más importante: el amor hacia Cristo y el prójimo (inclusive el pecador y el hereje).



    Su "odio" hubiera sido sano si fuera como la sombra de un amor mayor; pero con el "desamor" en que habían caído, ni su celo contra el error podría ser sano.



    En siglos pasados la fe se definía como "pensar con Dios" (o con la iglesia).  Aquí se nos habla de algo parecido: de "odiar con Cristo" lo que él también odia.



    Caben aquí tres observaciones:



    a) Para ser fiel cristiano, efectivamente hay que saber odiar.  Dios "ha amado la justicia y aborrecido la maldad" (Sal 45.7; Pr 8.13).  "Los que amáis a Jehová, aborreced el mal" (Sal 97.10).  "Aborreced lo malo, seguid lo bueno" (Rom 12.9).



    b) Para odiar bien, hay que "odiar con Dios": odiar lo que Dios odia, como lo odia y por las mismas razones del odio divino.  Al mirar atrás a las recientes décadas (1970-90) y mirar adelante hacia el siglo XXI, cabe preguntarnos: ¿Cuáles cosas odia Dios en este panorama?  ¿Por qué las odia?  ¿Cómo podemos también odiarlas en Cristo, con Cristo y como Cristo?



    c) Sólo podemos "odiar con Dios" cuando, aún más, "amamos con Dios".  Cuando el odio, aun el más santo, crece pero el amor va descreciendo, no podemos ni odiar bien ni amar bien.



    Esto es un mensaje especialmente pertinente para la iglesia evangélica de América Latina, que desde que nació se ha alimentado de polémicas muy amargas.



    Durante la mayor parte de su historia ha sido una "iglesia anti": anti-católica, anti-mundo, anti-ecuménica, anti-comunista, y anti-intelectual. A veces (quizá las más de las veces), en el torrente de sus pasiones polemizantes y creyendo que está "odiando con Cristo", no se da cuenta que ha perdido su primer amor.



    Ha dejado de "amar con Cristo" y está viviendo de sus propios antagonismos "anti-todo".  Sería parecido a lo que pasó con los efesios al dejar que sus muchos odios habían sofocado el gran amor con que habían comenzado.



    G. Campbell Morgan hace un comentario sobre esta frase que todos los evangélicos haríamos bien en meditar: Cuando oigo a personas denunciar en lenguaje amargo lo que consideran falsa doctrina, me preocupo más por los acusadores que por los acusados.  Hay una ira contra la impureza que es ella misma impura.  Hay un celo por la ortodoxia que es ella misma no-ortodoxa...Si han perdido su primer amor, harán más daño que bien con su defensa de la fe.  Detrás de todo "contender por la fe" tiene que estar la ternura del primer amor; detrás de todo celo por la verdad tiene que estar la apertura generosa del primer amor.[11]



    El evangelio es un mensaje fundamentalmente afirmativo; ¿cómo podría un evangelio negativo ser buenas nuevas?  Jesucristo es el Sí y el Amén de Dios (2Co 1.19-20), pero a veces hemos perdido las grandes afirmaciones de la fe y nuestro "evangelio" ha sido reducido a un "no" y una "anatema".



    Precisamente cuando nuestras convicciones afirmativas son suficientemente firmes y profundas, sabremos decir el "no" sin dejar de ser "la gente del Sí de Dios" y sin volvernos en tristes figuras amargas y antipáticas.  Amando con Dios, sabremos aborrecer con él las obras falsas e injustas.



    Es muy importante precisar qué era lo que odiaban los efesios y odiaba también Cristo.  No se trataba meramente de aborrecer una serie de conceptos supuestamente errados sino de odiar "las obras de los nicolaítas" (2.6,15).  Como veremos más adelante, esa doctrina consistía en la asimilación conformista a la cultura pagana y al imperio romano: comer carne sacrificada, fornicar (con tal idolatría), y terminar rindiendo culto al Emperador.



    Cuando la iglesia debía ser una contra-cultura de resistencia hasta la muerte, terminó siendo la religión oficial de la cultura estatal e imperialista.  Eso era también lo que Balaam y Jezabel habían enseñado a Israel en tiempos antiguos: la lenta y a veces inconsciente "baalización del Yahvismo".  La iglesia hoy debe examinarse.  Es posible que se haya llenado de odios que no son los de Cristo, y no haya sabido lo que Cristo sí odia (2.6): el acomodamiento fácil y cobarde a una sociedad piadosamente pagana.



    El resultado de vivir desde sus "odios" (aún los que en sí tengan cierta justificación), y no desde el amor, es el desconectarse de su realidad, de su contexto. Se termina odiando ideas abstractas, sin amar a las personas concretas en sus situaciones reales.



    A la luz de eso, es lógico que el castigo para Éfeso sea el fracaso de su misión ante el mundo: "Quitaré tu candelero de su lugar".  La iglesia que deja de amar a los de su lugar, termina siendo una iglesia sin lugar.  Por no vivir desde el amor, pierde toda la razón de su existencia como comunidad de fe y fracasa en su misión histórica.  Mejor pues que su candelabro sea quitado, como se bota un bombillo quemado (Barclay 1957:26).



     



    NOTAS AL PIE



    [10] 2En 8.1-8 (Charlesw 1:114ss; en DíezM 4:163ss es 5.1-9) describe ampliamente el paraíso, en el tercer cielo, y el árbol de vida; ver comentario a 22.2.  Sobre el árbol como centro cósmico ver Aune 1997:152.



    [11] G. Campbell Morgan, A First Century Message to Twentieth Century Christians (London: Revell, 1902), pp. 46-47; traducción levemente adapatada del original inglés.


     

     


    2
    COMENTARIOS

        Si quieres comentar o

     

    Óscar Margenet Nadal
    07/01/2017
    13:49 h
    2
     
    Muchas gracias amado Juan. Tu análisis de la Palabra sigue la línea trazada por la espada que llega hasta el tuétano discerniendo los pensamientos e intenciones del corazón. Llamas a la reflexión profunda a cada uno de tus lectores (yo el primero). Quiera el Señor bendecirte junto a tus amados en este nuevo año. Un fuerte abrazo hermano.
     

    TeoGraduado
    07/01/2017
    12:31 h
    1
     
    Hacen falta más articulistas como usted en este medio. Usted es de lo mejor del protestantismo hispanohablante. Dios le bendiga
     



     
     
    ESTAS EN: - - - Éfeso: ortodoxia e intolerancia
     
    PUBLICIDAD
     
     
     
    AUDIOS Audios
     
    G. Amarilla: la política como lugar de misión G. Amarilla: la política como lugar de misión

    Entrevista al diputado uruguayo de fe evangélica Gerardo Amarilla, ex Presidente de la Cámara de Representantes, sobre su visión y experiencia en la vida pública.

     
    La traición de Trump en Oriente Medio (C. Vidal) La traición de Trump en Oriente Medio (C. Vidal)

    Análisis de César Vidal de la visita de Donald Trump a Arabia Saudí, Israel, Estado Vaticano y Unión Europea. Una visita en que "Trump ha traicionado una de sus principales promesas electorales".

     
    Nagai, blues-rock del Génesis a los evangelios

    Conversamos con el compositor gallego sobre su nuevo disco, diez nuevas canciones presentadas bajo el título de "II".

     
    ¿99?: Dios tiene la última palabra

    Jaime Fernández recoge en este libro las razones más habituales por las que las personas abandonan la iglesia y nos invita a reflexionar y actuar.

     
    Solución en Venezuela vía Luther King (C. Vidal)

    "Ni el chavismo es el castrismo, ni la salida a la crisis actual es la violencia" dice César Vidal, que analiza el laberinto social actual y las posibles vías de salida.

     
    Gary Wilkerson, ponente del 8º Congreso Evangélico

    El hijo de David Wilkerson preside un ministerio mundial de evangelismo y ayuda al necesitado, World Challenge. Wilkerson habla de la Reforma, el movimiento pentecostal y los desafíos que la iglesia enfrenta en el mundo actual.

     
    “Nos jugamos que podamos expresarnos todos los españoles con libertad”

    El presidente de Hazteoir hace balance de la campaña del autubús y expresa su preocupación por las leyes aprobadas que en su opinión intentan adoctrinar en la ideología de género.

     
    La sexualidad que Dios diseñó: Pau Mnez. Vila Cosmovisión bíblica y ética sexual. Conferencia en la Església Evangèlica Poblenou (Barcelona) del psiquiatra Pablo Martínez Vila.
     
    FOTOS Fotos
     
    Sellos para conmemorar la Reforma Sellos para conmemorar la Reforma

    Lituania, Namibia, Brasil, Benín e incluso Polonia, entre otros, han lanzado sellos conmemorativos del 500º Aniversario de la Reforma. España, no.

     
    La Biblia a través de la historia La Biblia a través de la historia

    Una exposición recorrerá Galicia este año 2017 mostrando la historia de la Biblia y su importancia para la Reforma Protestante.

     
    Idea 2017 en Bilbao Idea 2017 en Bilbao

    El encuentro anual de la Alianza Evangélica Española, del 17 al 19 de febrero, trató el tema general ‘Reconciliación’.

     
    VÍDEOS Vídeos
     
    8ª causa: la dignidad del ser humano 8ª causa: la dignidad del ser humano

    Una de las consecuencias de la Reforma protestante fue recuperar la dignidad intrínseca del ser humano, desde su concepción hasta su muerte, más allá de cualquier circunstancia o apariencia.

     
    ¡No me gusta mi cuerpo! ¡No me gusta mi cuerpo!

    El verano ya casi está aquí y empieza el agobio con nuestra apariencia. ¿No será que nos dejamos llevar por lo que otros dicen que es bonito?

     

     
    3MJ #59: dinero falso 3MJ #59: dinero falso

    Las personas tenemos trascendencia, el dinero no. Si no lo tenemos en cuenta, caemos en la idolatría.

     
    Así viví el divorcio de mis padres Así viví el divorcio de mis padres

    Aún en medio del dolor y las dudas, se pueden aprender valiosas lecciones.

     
    Ángel Gabilondo (PSOE): la Reforma transformó sociedad y cultura Ángel Gabilondo (PSOE): la Reforma transformó sociedad y cultura

    "Mi agradecimiento por la aportación de la Reforma protestante en estos 500 años" expresa Ángel Gabilondo, portavoz del Partido Socialista en la Comunidad de Madrid y exMinistro de Cultura. Añade una reflexión sobre la importancia del protestantismo en la sociedad y la Historia.

     
    8 causas: cuidar la Creación 8 causas: cuidar la Creación

    Somos mayordomos en esta Tierra, no dueños. Cada uno de nosotros es responsable en su entorno.

     
    Comunidad de Madrid, total apoyo a celebración de #500Reforma Comunidad de Madrid, total apoyo a celebración de #500Reforma

    Enrique Ruiz Escudero, Viceconsejero de Presidencia y Justicia de la Comunidad de Madrid, felicita a los creyentes de fe evangélica, por el 500 aniversario de la Reforma protestante.

     
     
    Síguenos en Ivoox
    Síguenos en YouTube y en Vimeo
     
     
    RECOMENDACIONES
     
    PATROCINADORES
     

     
    AEE
    PROTESTANTE DIGITAL FORMA PARTE DE LA: Alianza Evangélica Española
    MIEMBRO DE: Evangelical European Alliance (EEA) y World Evangelical Alliance (WEA)
     

    Las opiniones vertidas por nuestros colaboradores se realizan a nivel personal, pudiendo coincidir o no con la postura de la dirección de Protestante Digital.