PUBLICIDAD
 
viernes, 18 de agosto de 2017   inicia sesión o regístrate
 
Protestante Digital

 
PUBLICIDAD
 
SÍGUENOS EN
  • Twitter
  • Facebook
  • Google +
  • Instagram
  • YouTube
  • Rss
 

  • Donar a Protestante Digital
  •  
    PUBLICIDAD
     
     



    Will Graham
    69
     

    La Biblia, contaminada por mitos, leyendas, errores y contradicciones

     ‘Redescubrir la Palabra’, de Máximo García. Un reputado teólogo bautista cuestiona la veracidad de la Biblia.

    BRISA FRESCA AUTOR Will Graham 01 DE ENERO DE 2017 15:00 h

    Con la reciente publicación del libro ‘Redescubrir la Palabra’ (Máximo García), se abre un nuevo capítulo en la historia evangélica en España.



    Hasta la fecha, los protestantes españoles han luchado continuamente contra la doctrina del Catolicismo Romano. A partir de ahora, los evangélicos tendrán que enfrentar a un nuevo enemigo en la península ibérica, a saber, el liberalismo teológico.



    Ya se observó la presencia de la teología liberal dentro de la Iglesia Evangélica Española (IEE) con la publicación del documento ‘Ética teológica y homosexualidad’ de Juan Sánchez Núñez (profesor en la Facultad de Teología SEUT) en 2015. El nuevo libro de Máximo García (recién jubilado profesor de la Facultad de Teología de la Unión Evangélica Bautista de España) marca un antes y un después en la teología evangélica española.



    Hoy queremos presentar una crítica al libro de García desde una perspectiva evangélica conservadora.



    I.- DIEZ CRÍTICAS



    1.- Antiguo Testamento vs. Nuevo Testamento



    García no cree que el Dios “iracundo” del Antiguo Testamento sea el mismo Dios que se da a conocer en el Nuevo Pacto. “Mientras los Evangelios muestran la imagen de un Dios de amor universal, que no hace acepción de personas y defiende valores como la dignidad de todos los seres humanos y su igualdad en derechos, el Antiguo Testamento muestra con frecuencia la idea de Dios como la de un dios iracundo, vengativo y tribal, fruto de la visión parcial y distorsionada de un pueblo” (p. 17).



    En típico estilo liberal (y siguiendo las pisadas del hereje Marción), García simplemente no entiende el concepto de la ira santa de Dios, optando por creer en una deidad que él mismo ha fabricado conforme a sus antojos ilustrados.



    Se olvida de que la presuposición fundamental del Evangelio neotestamentario es la ira venidera de Dios (1 Tesalonicenses 1:10) y de que el Dios del Nuevo Pacto sigue juzgando a los incrédulos y disciplinando a sus hijos. El caso de Ananías y Safira sirve como un buen recordatorio (Hechos 5:1-11).



    No hay ninguna discrepancia o contradicción entre el Dios del Antiguo Testamento y el Dios del Nuevo. Es verdad que a García no le gusta el hecho de que el Señor haga cosas que él no aprobaría. Pero allí el problema es el corazón del teólogo; no la perfecta e inmaculada justicia del Todopoderoso.



    2.- Hacia una lectura sin prejuicios



     



    Portada del libro.

    En repetidas ocasiones, García pide que leamos la Biblia desprovistos de prejuicios y “condicionantes confesionales” (p. 109). Hay que, “alejarse de ideas preconcebidas que puedan condicionar y distorsionar el sentido del texto leído” (p. 198). ¿Cómo podremos, entonces, conseguir leer la Biblia sin prejuicios o presuposiciones? Contesta García diciendo: “La tarea del exégeta, para ser efectiva, necesita servirse de un método histórico-crítico adecuado” (p. 195).



    El problema con este método es que está plagado de prejuicios filosóficos también. La presuposición más dañina del método histórico-crítico es que se mueve en un plano enteramente antropocéntrico negando que la Biblia tenga un solo autor, esto es, Dios.



    “Es preciso recordar, escribe García, que la Biblia no es un libro unívoco, escrito por un solo autor” (p. 175). En este punto, ningún evangélico podría estar de acuerdo con el pensador bautista. Reconocemos que cuarenta autores humanos redactaron las Escrituras a lo largo de 1.500 años; no obstante, detrás de todo estaba el soplo del Espíritu divino dirigiendo el proceso.



    Otra incoherencia en la hermenéutica de García sucede cuando llama a sus lectores a leer la Biblia “a la luz de la fe en Jesucristo” (p. 21). ¿Qué es esto sino una presuposición teológica?



    Por un lado quiere promocionar una lectura bíblica sin prejuicios. Por el otro, desea leer la Palabra partiendo “de un principio axiomático, consustancial con la fe, como es la aceptación de que Jesús es la Palabra de Dios encarnada” (p. 214). Pedimos que nuestro autor sea coherente con sus propios postulados filosóficos.



    3.- El Jesús mariposa



    El Jesús en quién cree Máximo García es el Jesús de Schleiermacher y de la tradición liberal, o sea, un Jesús mariposa, un osito de peluche, una muñeca de Barbie. Es un Jesús acaramelado y azucarado que no tiene nada que ver con el Cristo revelado en las páginas del Nuevo Testamento.



    La importancia de Jesús, para García, reside en que “es capaz de dar respuesta a las necesidades de los hombres y mujeres” y nada más (p. 36). Y está convencido de que el mensaje de Jesús se trata de buscar “la hermandad de los pueblos y la justicia social” (p. 170).



    El teólogo liberal español no toma en cuenta las palabras duras y ofensivas que Jesús pronunció a lo largo de su ministerio público. Simplemente está interesado en el Jesús del sermón del monte (p. 114), el Jesús que anduvo haciendo bienes (Hechos 10:38).



    Tampoco hace caso a los milagros realizados por el Salvador que servían para confirmar su mesiazgo y autoridad divina. Esta observación nos lleva al cuarto punto.



    4.- Anti-milagros y anti-sobrenatural



    En cuanto a los milagros de Jesús y las demás maravillas registradas en la Biblia, García es bien escéptico. Mejor dicho, es incrédulo. Acepta las presuposiciones ateas de los materialistas actuales. Como en el caso del teólogo liberal alemán Rudolf Bultmann, García cree que los milagros forman parte de una cosmovisión mítica compartida por los autores bíblicos.



    Por lo tanto, lo que hay que hacer es desmitificar la Biblia y reinterpretar sus milagros para que tengan sentido para el hombre contemporáneo. Esto significa que hay que descartar cualquier relato de la Biblia que suene meramente milagroso o anti-racional (la creación, Noé, la lucha de Jacob con el ángel, el éxodo, la burra de Balaam, Jonás y un largo etcétera).



     



    Rudolf Bultmann.



    Tristemente, en vez de procurar refutar los argumentos anti-sobrenaturales de los agnósticos llamándolos al arrepentimiento y a la fe, García procura reinterpretar dos mil años del cristianismo con el fin de acomodar a la mente no creyente. Nos acordamos de las palabras del Señor: “Conviértanse ellos a ti, y tú no te conviertas a ellos” (Jeremías 15:19).



    Ya hemos visto los efectos de semejante metodología en las iglesias de Alemania, el Reino Unido y los Estados Unidos: ¡han quedado vacías! De manera paradójica, el liberal –en su afán por ser relevante- acaba siendo todo lo contrario.



    Son precisamente las iglesias conservadoras las que más crecen en todo el mundo. Oramos para que la Iglesia del Señor en España siga andando en la verdad de la bendita, inerrante e infalible Palabra de Dios.



    5.- Un argumentum ad logicam



    Cuando García desata su ira contra los que creen en la plena inspiración, autoridad e inerrancia de las Escrituras, emplea un par de argumentos mal formulados que carecen de fuerza intelectual.



    Primero, García se confunde al pensar que las partes descriptivas de la Biblia sean prescriptivas. Cuestiona la ética de Abraham, Jacob, Josué, Salomón, David y otros olvidándose de que la Biblia también nos enseña malos ejemplos para que no los sigamos.



    Si Jacob miente, esto no quiere decir que la Biblia nos esté animado a engañar a la gente; sino a no seguir el mal ejemplo de Jacob. Estos episodios no atentan contra la inspiración de la Palabra.



    Segundo, la acusación de acusaciones de García es que los fundamentalistas se equivocan al leer la Biblia de manera literal. Pero se trata de otro argumento ilegítimo. No hay nadie que lea la Biblia cien por cien literalmente. ¿Acaso conoce García a alguien en sus círculos bautistas que crea que cuando Jesús se autoproclamó la puerta de las ovejas que estaba hablando en plan literal?



    Cuando llegamos al capítulo siete del libro, García escribe lo siguiente: “Recomendamos a nuestros lectores que no anticipen la lectura de este capítulo sin haber leído antes los capítulos precedentes” (p. 207).



    Es irónico porque aquí García –el anti-literalista- quiere que sus lectores lo interpreten de manera literal. De todas formas, me pregunto si García pone en tela de juicio la necesidad de una lectura literal cuando lee las instrucciones de sus recetas médicas.



    6.- La Biblia es la palabra de hombres



    García piensa que la Biblia se trata de un libro escrito por hombres. Hasta cierto punto, lleva la razón. Pero no defiende en ningún momento la convicción evangélica de que Dios es el autor de las Escrituras. Fue Dios el que redactó la Biblia a través de los autores bíblicos.



    La Biblia, según nuestro pensador, es un simple tomo de percepciones humanas (p. 82), fruto de las culturas egipcia, babilónica, mesopotámica, etc. Por ejemplo, el concepto del sacrificio vicario en el judaísmo no fue ordenado directamente por Dios sino una creencia “heredada de culturas mesopotámicas” (p. 82). Es decir, se trata de una idea humana. Por eso García cree que la Biblia contiene varios errores, discrepancias y contradicciones.



     



    Máximo García en la presentación de su libro.

    Según García, la Escritura no es la Palabra de Dios en el sentido literal del término sino, “se va haciendo Palabra de Dios en la medida en que se identifica con la revelación llevada a cabo en Jesús de Nazaret” (p. 62). O en otra ocasión opina que, “Las Sagradas Escrituras lo son en la medida en que en ellas se puedan rastrear las pistas de un Dios que no somete, sino dignifica” (p. 146).



    Y de nuevo, “Los textos sagrados se convertirán en Palabra de Dios en la medida en la que actúe el Espíritu en el propio lector” (p. 166). En cada paso, García niega que la Biblia sea literal, objetiva y ontológicamente la Palabra del Altísimo.



    ¿Y qué hacemos con todos aquellos pasajes en la Biblia que no compaginan con la hermenéutica humanista de García? Los desechamos en el nombre de los supuestos prejuicios nacionalistas de los autores del Antiguo Testamento o la confusión de los discípulos de Cristo.



    Así acusa García al apóstol Mateo de “forzar el texto” de Oseas 11:1 sin considerar que el discípulo escribió siendo guiado por el Espíritu. Este escepticismo radical hacia los textos bíblicos explica la razón por la cual nos dice García: “Gracias a la Biblia percibimos la voz de Dios, aunque nos llegue con bastantes interferencias” (p. 211).



    Puesto que García no tiene interés en ningún otro mensaje que no cuadre con su visión liberal de hermandad y justicia social, tiene que sacar sus tijeras a la hora de leer la Biblia.



    7.- La doctrina no importa



    Si lo más importante es hermandad y justicia social, García –siguiendo el espíritu del liberalismo- argumenta que la doctrina no importa. Lo que realmente cuenta es el amor, la solidaridad, la tolerancia y la exaltación de los valores humanos (p. 180).



    Ahora bien, la idea de que el amor sea más importante que la doctrina no deja de ser una doctrina personal de García. El teólogo bautista justifica su postura apelando al pluralismo religioso ya que hay tantas religiones diferentes en el mundo con tantas doctrinas diferentes (pp. 168-169).



    Pero, ¿por qué la existencia de tantas otras religiones nos lleva a negar nuestras convicciones cristianas? ¿Acaso implica la existencia de billetes falsos la no existencia de billetes verdaderos? ¡Desde luego que no! Lo que García necesita hacer es examinar las carencias intelectuales y lógicas presentes en otras cosmovisiones no cristianas y demostrar cómo la fe cristiana ofrece una interpretación mucho más lógica, coherente y satisfactoria de la realidad que aquéllas.



    8.- La duda como preocupación creativa



    A diferencia de nuestros padres protestantes, García se deleita en fomentar dudas y sospechas en los corazones de los creyentes. Define la duda en la página 18 como, “una preocupación creativa”. Dudar de las Escrituras es dudar de la Palabra de Dios. ¿Quién soy yo o quién es Máximo García para poner en tela de juicio la fidelidad o veracidad del único Omnisciente?



    En realidad, el libro es un tratado sobre la incredulidad. Si los editores del libro habrían optado por llamar el tocho ‘Redescubrir la duda’ o ‘Redescubrir la incredulidad’ en vez de ‘Redescubrir la Palabra’, nos hubieran hecho un favor a todos.



    Hay un sinfín de ejemplos en el tomo de García sobre los mitos, las leyendas, las discrepancias y los errores incluidos en la Escritura.



    Total, García desempeña el mismo papel que el católico liberal Erasmo en el siglo XVI, negando la doctrina protestante de la perspicuidad (claridad) de las Escrituras. ¿Cómo explicar la incertidumbre que caracteriza a Erasmo y a García?



    Lutero tiene una respuesta clara: la culpa se debe a la mente caída y pecaminosa del ser humano. “Mas el hecho de que muchas cosas sean abstrusas para muchos, se debe no a la oscuridad de las Escrituras, sino a la ceguedad o desidia de esa gente misma que no se quiere molestar en ver la clarísima verdad” (Lutero).



     



    Lutero



    El amor de Lutero hacia la verdad proposicional explica su disgusto por el escepticismo teológico. En términos del reformador de Wittenberg: “El Espíritu Santo no es un escéptico; tampoco son dudas o meras opiniones lo que Él escribió en nuestros corazones, sino aserciones, más ciertas e inconmovibles que la vida misma y cualquier experiencia”.



    Tenemos que tomar una decisión cada uno: ¿creer la Palabra de Dios dudando de Máximo García? ¿O creerle a Máximo García dudando de la Palabra? Para mí la decisión es bien fácil.



    9.- El error categórico fundamental



    Desde el primer capítulo hasta el séptimo, la obra de García está contaminada por un error filosófico fundamental. Si leéis el libro de García con esta falacia lógica en mente, os daréis cuenta de que el tomo carece de valor intelectual. Por alguna razón extraña, García cree que el demostrar el origen histórico de una creencia necesariamente desacredita la creencia.



    García aplica este error a múltiples verdades enseñadas en la Biblia: la creación, el éxodo, los jueces, la institución de las fiestas judías, los demonios, el diablo, el infierno, los milagros, etc. García repite la misma línea de pensamiento docenas de veces a lo largo de su tomo.



    Explica que un determinado tema bíblico –digamos el éxodo- es procedente de literatura egipcia. Por lo tanto, razona el español, el éxodo es falso. Se trata de lo que llamamos en el mundo anglosajón un “Category Error”, traducido al castellano sería algo como un error categórico o un error de categorías.



    Usaré un ejemplo para aclarar este principio. Isaac Newton descubrió la ley de la gravedad. Ahora bien, ¿deja de existir la ley de la gravedad si os dijo que Newton la descubrió en el 1666? ¿O si digo que la descubrió por causa de la caída de una manzana de un árbol plantado por granjeros irlandeses? ¡Por supuesto que no! Explicar el origen histórico de una creencia no hace nada para derribarla.



    Al fin y al cabo, podríamos usar la lógica de García contra su propio libro diciendo lo siguiente: García aprendió todo lo que sabe de los seguidores de la alta crítica alemana, por consiguiente, no hay que hacer caso a sus argumentos. O, García nació en los años 50, consiguientemente, puesto que podemos demostrar su origen histórico, no hace falta creer nada de lo que él nos dice. Es la misma lógica.



    10.- Falsa alternativa: o Jesús o la Biblia



    En última instancia, García presenta a sus lectores una falsa alternativa, esto es, o Jesús de Nazaret o la Biblia. Según el pensador, la Biblia se hace Escritura cuando se identifica con la revelación de Dios realizada en Jesucristo.



    Aquí García tendría que volver a leer su Nuevo Testamento y entender la visión que tenía Cristo tocante a las Sagradas Escrituras. Jesús aceptó todo el Antiguo Testamento como Palabra de Dios y no solamente aquellas partes que apuntaban al Mesías (p. 172).



    Pensamos, por ejemplo, en la alusión de Cristo a la institución del matrimonio en Mateo 19:6. No es un pasaje mesiánico; sin embargo, Jesús lo aceptó como la Palabra autoritativa de Dios. Y ¿qué diremos sobre los tres textos que Cristo citó de Deuteronomio 6-8 mientras peleaba contra Satanás en el desierto? No se trataron de versículos mesiánicos; no obstante, Cristo los citó como autoritativos. ¿Acaso no fue el bendito Hijo de Dios el que dijo: “Ni una jota ni una tilde pasará de la ley hasta que todo se haya cumplido” (Mateo 5:18)?



    García anda peligrosamente porque el verdadero discípulo de Cristo presupone el señorío de Cristo en todas las cosas (incluso sobre la esfera intelectual). No hay tal cosa como autonomía cristiana. No hay tal persona como un teólogo cristiano autónomo. Son términos contradictorios.



    El creyente es llamado a someter todas las áreas de su vida al señorío de Cristo. La neutralidad es traición. Y si Jesús de Nazaret creía en la infalibilidad, inerrancia e inspiración plenaria del Antiguo Testamento, sus seguidores también son llamados a creer lo mismo.



    Rechazamos, pues, la alternativa falsa entre Jesús y la Biblia respondiendo que la Biblia es el libro que el Hijo de Dios emplea para gobernar en su Iglesia hasta que no vuelva por segunda vez. No es o Jesús o la Biblia; sino Jesús y la Biblia.



    II.- ERRORES APARTE



    Además de la crítica presentada, hay varios errores en el tomo de García que un lector no informado tendría que tener en cuenta. Aquí están algunos de los más destacados. García cree erróneamente que:




    • Los reformadores eran individualistas.

    • Los reformadores rechazaron la tradición de la Iglesia (sólo los anabaptistas hicieron eso).

    • Los reformadores rechazaron la doctrina del Theotokos.

    • El término mesiánico ‘hijo de hombre’ se refiere a la humanidad de Cristo.

    • ¡El ateo Ludwig Feuerbach era un teólogo luterano!

    • 2 Timoteo 3:16 solamente se refiere al Pentateuco.

    • Nada es totalmente demostrable o indemostrable (científicamente hablando).

    • Hay una errata en la página 22 donde llama al teólogo dominico Edward Schillebeeckx “Schillebeecks”. Pero bueno, no pasa nada, se lo podemos perdonar.



    III. – PREGUNTAS PARA GARCÍA



    Hay algunas preguntas que Máximo García haría bien en aclarar para el público evangélico en España. He hecho una lista de algunas preguntas que me gustaría que aclarase para el pueblo protestante en la península ibérica:




    • ¿Cree Máximo García que Dios creó el cosmos?

    • ¿Cree Máximo García en la doctrina de la Trinidad?

    • ¿Cree Máximo García en la evolución de las especies? Me refiero a macro-evolución.

    • ¿Cree Máximo García en la resurrección literal y corporal de Jesucristo?

    • ¿Cree Máximo García en la preexistencia del Hijo de Dios?

    • ¿Cree Máximo García en la resurrección de Lázaro de la muerte?

    • ¿Cree Máximo García que nacemos en pecado?

    • ¿De qué exactamente se trata la doctrina de la salvación para Máximo García? ¿Cree en la necesidad del nuevo nacimiento por el poder del Espíritu Santo? ¿Cree en el poder expiatorio de la sangre de Cristo para librarnos de la ira venidera?



    IV.- REFLEXIÓN FINAL



     



    Máximo García

    Personalmente hablando, me he quedado muy decepcionado con el tomo de García. El autor me prometió “alimento sólido” (p. 117); pero me dio piedras. La imagen que me vino a la mente mientras leía el tomo de García fue la de un hombre ante un puzle de 66 piezas.



    Se cree capaz de explicar dónde todas las piezas del puzle fueron fabricadas; pero es incapaz de echarse para atrás y ver la imagen que el puzle entero procura transmitir. ¡Qué tragedia! Tarde o temprano sabía que el movimiento liberal tendría que darse a conocer en España; pero qué triste que está sucediendo precisamente en nuestros días.



    Hay dos grandes cargas que tengo en el corazón. Aquí quiero aclarar que no hablo en el nombre de ninguna institución evangélica. Hablo yo, Will Graham, sabiendo que muchos otros hermanos protestantes seguramente compartirán mi sentir.



    En primer lugar, es difícil entender cómo un hombre tan entregado al liberalismo teológico puede haber estado dando clase en la Facultad de Teología de la Unión Evangélica Bautista de España (UEBE) durante cuarenta años. La UEBE es una denominación reverenciada por todo el pueblo evangélico en España gracias a sus convicciones bíblicas.



    Pero si Máximo García ni siquiera cree en el primer artículo de la confesión de fe de la UEBE, ¿cómo puede estar dando clase a los futuros pastores bautistas de esta nación? En plan puramente ético, si la Facultad de la UEBE está sostenida en gran parte por dinero de creyentes y padres conservadores, ¿por qué contratan a profesores liberales que solamente sirven para destruir la fe de los jóvenes? Salmo 11:3 dice: “Si fueren destruidos los fundamentos, ¿qué ha de hacer el justo?”



    En segundo lugar, me siento muy triste con la casa editorial Clie. ¿Acaso no existe Clie con el fin de defender la fe evangélica? ¿Cómo puede Clie vender libros escritos por Matthew Henry y Charles Spurgeon por un lado y luego tomos de Máximo García por el otro? Si Henry y Spurgeon estuvieran entre nosotros, reprenderían a Clie por tal hipocresía.



    ¿Es Clie una casa editorial cristiana puesta para la defensa del Evangelio o un simple vendedor de libros? Sería impensable que una sana casa editorial como Editorial Peregrino llegase a publicar el estudio de García. ¡Impensable! ¿Dónde están nuestras convicciones? ¿O las sacrificamos por amor el lucro?



    Después de leer ‘Redescubrir la Palabra’, con mucho dolor en el corazón he aprendido que el tomo de Máximo García se trata de secularismo vestido de teología evangélica (o sea, incredulogía, dudología, sospechología). El tomo es otra expresión más de incredulidad sofisticada contaminada por mitos, leyendas, errores y contradicciones liberales.



    ¡El Señor guarde a su amada Iglesia y a todos los seminaristas evangélicos en España!


     

     


    69
    COMENTARIOS

       

     

    Alberto
    04/01/2017
    10:03 h
    69
     
    Si algo resulta grato de este debate, y eso lo debemos agradecer a autor de la diatriba, es que el libro de Máximo García ya no pasará al olvido, como tantos de insignes teólogos. Estoy con Monroy: "¿Se enojará conmigo Samuel Escobar, amigo muy entrañable? ¿Me corregirá desde las alturas eternas José Grau, otro hombre a quien admiré y quise, teólogos ambos, si escribo aquí que Máximo García está considerado como el teólogo más profundo del protestantismo español? Pues dicho y sostenido queda".
     

    Moderación P+D
    04/01/2017
    09:04 h
    68
     
    Se cierra. Gracias a todos.
     

    Víctor Hernandez
    04/01/2017
    02:59 h
    67
     
    Esta vez Will se ha lucido contra un libro que plantea muchos elementos comunes a cualquier estudio serio de las ciencias de la interpretación bíblica. Le correspondería al autor Máximo García responder, pero quizás no valga la pena: he visto que Will lanza la piedra y corre; no responde a quienes le responden con mejores argumentos. Creo que sólo le gusta impresionar con efectos de fundamentalismo ilustrado. Tiene derecho a pensar así. Me preocupa el tono talibán que ve enemigos por todos lados
     

    Protestantólogo
    03/01/2017
    20:29 h
    62
     
    LBLA ¡A la ley y al testimonio! Si no hablan conforme a esta palabra, es porque no hay para ellos amanecer. NBD yo les digo: «¡Aténganse a la ley y al testimonio!» Para quienes no se atengan a esto, no habrá un amanecer. NTV ¡Busquen las instrucciones y las enseñanzas de Dios! Quienes contradicen su palabra están en completa oscuridad. RVC ¡A la enseñanza y al testimonio! Si sus palabras no corresponden a esto, es porque no les ha amanecido (Isaías 8:20).
     

    domingo
    03/01/2017
    17:35 h
    61
     
    Desde hace ya muchos años he tomado nota que el Sr. Maximo Garcia es uno de los más altos exponentes de la intelectualidad evangelica española. No voy a criticar su libro ... no lo leí. Yo creo que don Maximo no es "más" que Will, pero pareciera ser que si es el camino que le falta recorrer. Los años y las canas hay que respetar en Don Maximo ... y su silencio tal vez sea la postura mas correcta de un hombre sabio.
     

    ilovexto
    03/01/2017
    16:48 h
    59
     
    Adelante Will, en un tiempo donde el hedonismo a dominado las maneras de las personas, artículos como estos son caricias en comparación. Cuando el humanismo llena el pensamiento del hombre, la intolerancia se vuelve tergiversada y le hacen sinónimo de romanticismo, la autoridad bíblica debe ser defendida con el mismo fervor y celo, no se trata de ver las maneras desde estos tiempos tan amorosos y dulces que intenta reflejar la neo-ortodoxia y el liberalismo. Dios te ayude Will. (Y)
     

    Alberto
    03/01/2017
    16:31 h
    56
     
    Juan A. Monroy si lo leyó y comentó, en P+D: "Tras leer detalladamente el libro que estoy comentando, es mi opinión que a su autor le importa hasta límites máximos que los cristianos entiendan en totalidad y profundidad el mensaje de la Biblia. Para lograrlo es preciso leerla y releerla, tema que desarrolla en el luminoso capítulo VI, al que pondrán algunos reparos las mentes de ideas tradicionalistas, incapaces de aceptar otras interpretaciones que no sean las heredadas de los abuelos".
     

    Herman O
    03/01/2017
    16:16 h
    55
     
    Interesante artículo que refleja una problemática de la cristiandad en la actualidad. Desde Argentina leo este artículo un simple miembro de una iglesia independiente, y si bien no se ni quién es Will, ni Garcia, ni creo que sea relevante. Me parece mejor que creamos mas bien como Will. Jesús es mi Soberano, lo conozco principalmente de la Biblia me lo explican en la iglesia. Presbíteros supervisores cuidemos la iglesia de los espíritus, corrientes del mundo. Conozcamos las estrategias de Satan
     

    Sergio Gil
    03/01/2017
    16:01 h
    54
     
    Me entristeció la respuesta del Rector de UEBE,y el observar cómo algunos parecen defenderlo.Hablan de paz, pero olvidan que Cristo no vino a traer paz sino espada, y más aún cuando la Verdad está en juego.Yo le pregunto a muchos que profesan ser evangélicos hoy en día, y herederos de la Reforma:Qué habrían hecho nuestros hermanos que derramaron su sangre por la Verdad?No seamos políticamente correctos sino bíblicos, pues Pablo escribió'Si todavía agradare a los hombres no sería siervo de Cristo
     

    buscaverdad
    03/01/2017
    15:55 h
    53
     
    Amor a la verdad. CS Lewis escribía que tenemos que tener la valentía de seguir a la verdad, lleve donde nos lleve. No todos los evangélicos tienen esa valentía. Muchos deciden de antemano cual es la " verdad" a creer, aquello que sí o sí los convierte en " ortodoxos", y que si no lo crees, estás fuera y eres un hereje. El tema es que no llegan a esa verdad por los argumentos sino por temor. Toda la argumentación que construyen está viciada de este virus epistemológico, por eso la agresividad.
     

    José Daniel
    03/01/2017
    15:41 h
    51
     
    Will es don de Dios para la iglesia de hoy. Lo conozco personalmente y sé que es así. No obstante, y aunque esté de acuerdo con parte de lo que él aquí expresa (no con todo), creo que no ha sido la forma más pastoral, humilde y sabia de expresarse. Pero, tampoco considero muy acertada la forma en que muchos se expresan contra él. Me entristece ver el resultado de este artículo: disputas, desunión, críticas ad hominem, etc. A paz nos ha llamado el Señor y a expresarnos con "gracia y verdad".
     

    Patricio Ledesma
    03/01/2017
    15:04 h
    49
     
    En este foro a Will se le ha llamado ultraconservador, hipercalvinista, desconocedor, fundamentalista, imprudente, no elegante, falto de rigor, irrespetuoso, ignorante, e incluso se le ha intentado amedrentar echando mano de relaciones institucionales. Solo falta que le pidan retractarse. Poco argumento bíblico se ha podido desarrollar en contra de las grandes verdades que él ha expuesto. Mucho ánimo para nuestro querido hermano Will, agradeciendo sus aportaciones para desenmascarar el error.
     

    Alberto
    03/01/2017
    14:54 h
    48
     
    ¿Cuántos de los que alientan estas inquisiciones han leído el libro? No tiren piedras antes de leer el todo y no la parte (interesada y maniquea) expuesta a modo de prensa amarilla, de bodrio vergonzante para el pueblo del Libro.
     

    Óscar Margenet Nadal
    03/01/2017
    13:32 h
    46
     
    A post #33, distinguido Rector, espero no molestarle por entrometerme en su diálogo con el autor del artículo. Acabo de leer el Sistema Interno de Garantía de Calidad de la Facultad de Teología de la UEBE (Noviembre de 2011). No tiene resquicios. Hasta hay encuestas del SIGC para evaluar a los profesores. Me gustaría saber si se hizo alguna sobre el autor del libro cuestionado. Saber sus resultados nos ayudaría a los lectores de P+D a mejor posicionarnos en este espinoso tema. Bendiciones.
     

    Óscar Margenet Nadal
    03/01/2017
    13:08 h
    45
     
    A post #37, distinguido TeoGraduado, con mi respeto por C.H.Spurgeon, tú pareces olvidar que Pablo nos alienta a defender el Evangelio de palabra y obra: Filipenses1:7, 17 y que Pedro nos hace responsables como individuos: 1ª Pedro 3:15. Relee tus posts y la frase 'Tranquilo Spurgeon, para eso estoy yo y mis amigos de Coalicion por el Fundamentalismo (Will Graham)' sic; quizás descubras que haces lo mismo que criticas. Dios te humille hermano, y uses tu diploma para Su sola gloria. Un abrazo.
     

    Protestantólogo
    03/01/2017
    13:00 h
    44
     
    Es una vergüenza y sorpresa que el Señor tenga que enviar a un irlandés para leer lo que dicen nuestros próceres en la fe, ¿qué fe? Los que aquí atacan con arma pesada y ad hominem a Graham, NO HAN LEÍDO EL LIBRO! Sus alegatos no tienen contenido, sí descalificaciones de copiar y pegar, las mismas que hemos escuchado estos últimos 30 años. Falta inteligencia estratégica, sabiduría espiritual, temor del y al Señor, amor a la verdad, a los perdidos, a los débiles en la fe, a sus propios hijos.
     

    TeoGraduado
    03/01/2017
    11:39 h
    38
     
    Si Bonhoeffer no pasó la prueba de Will Graham (recordad su artículo al respecto) cómo esperáis que el bueno de Máximo la pase? Diré algo, la Facultad de Teología de la UEBE (aunque no estudio en ella) está desde luego entre las dos mejores facultades evangélicas de España. Diré algo más. Aunque no me gusta demasiado el Cstad ha de reconocerse que hay gente válida como profesores con orientaciones teológicas distintas a la de Will Graham. La línea actual de Clie es de una calidad asombrosa.
     
    Respondiendo a TeoGraduado

    Noemí
    03/01/2017
    15:09 h
    50
     
    Saludos TeoGraduado! A post#42, si somos bibliólatras según tú, no pasa nada, no somos de los que metemos a nadie en la hoguera. Y si ser bibliólatra es creer lo que dice la Biblia por encima del pensamiento liberal; pues sí, lo somos. Y a mucha honra. "¿Cuál es mi autoridad final?... La palabra de Dios, la Biblia, es nuestra autoridad final de fe y práctica. Es la verdad viva, infalible de nuestro Dios vivo e inefable. Conocerle y amarle empieza con saber y amar Su Palabra". C. R. Swindoll.
     
    Respondiendo a Noemí

    TeoGraduado
    03/01/2017
    17:25 h
    60
     
    No querida, ser bibliólatra es hacer de la Biblia un ídolo, es, en el apego a la letra, confundir el continente con el contenido, confundir al Verbo (Cristo) con el texto. Mi autoridad final es Jesucristo, que es el Verbo hecho carne y por tanto es la exégesis definitiva de Dios (Jn 1,14). Lutero sería entonces un liberal por considerar que hay un canon dentro del canon: el Kerygma.
     

    TeoGraduado
    03/01/2017
    11:25 h
    35
     
    La Biblia es 100% humana y 100% divina aunque para Will sea solo divina y quizá un 10% humana. Para usted hasta los condicionantes culturales y los géneros literarios no son humanos sino divinos. Tu inspiración verbal no es más que inspiración mecánica o de dictado. Es incapaz de entender que en teología la palabra “mito” no se usa en el mismo sentido que en el lenguaje popular. Usted no representa una línea conservadora sino ultra, y además cada vez más vinculada a los hipercalvinismos actuale
     

    TeoGraduado
    03/01/2017
    11:16 h
    34
     
    Es un eufemismo que al “aire viciado” del desconocimiento y del fundamentalismo se lo llame “brisa fresca”. En el protestantismo la autoridad de la Biblia se reconoce por autopistía, aunque después la escolástica protestante del XVII, el puritanismo, el fundamentalismo americano y por último el evangelicalismo heredero de esta línea hayan creado una vía rígida que hace considerar la Biblia como Palabra caída del cielo y donde el elemento humano es desconsiderado.
     

    Rector FT-UEBE
    03/01/2017
    10:58 h
    33
     
    Estimado Will, no es prudente ni elegante poner en entredicho la trayectoria de una persona que ha dedicado cuarenta años de su vida a la formación de obreros del Señor y la de una institución teológica como la Facultad de Teología de la UEBE. Ten en cuenta que eres profesor en otra institución teológica con la que mantenemos excelentes relaciones. Como profesor de nuestra Facultad, Máximo García ha hecho lo que debía hacer: desafiar a sus alumnos a pensar por sí mismos y tener criterios propios
     
    Respondiendo a Rector FT-UEBE

    Herman O
    03/01/2017
    16:35 h
    57
     
    Sr Rector con todo respesto por la resposablidad de su cargo. Desde el punto de vista del mundo es razonable lo que acusa y pide, pero desde la iglesia de Jesús, su reino eterno. Qué es una institución teológica? Qué es la UEBE? "desafiar a sus alumnos a pensar por sí mismos y tener criterios propios" …..desafiar con verdades? Bien. O como lo hizo Satán con Eva? Igual ya llevamos la imagen del segundo. Pero si lo que se dice en UEBE afecta a las iglesias y la sociedad.
     
    Respondiendo a Herman O

    Noemí
    03/01/2017
    15:52 h
    52
     
    Estimado Rector: en mi humilde opinión, creo que los años que una persona lleve haciendo un trabajo no pueden justificar el pensamiento liberal. Ha leído el comentario de Eduardo Gómez post#28? Él mismo da su testimonio de cómo tuvo que irse de la UEBE para estudiar en otro sitio. Yo también hubiera hecho lo mismo. La Palabra debe cambiarnos a nosotros, no al revés. Y Will tiene razón, soy una de las que le gustaría que respondiera a sus preguntas del post#39. Bendiciones.
     
    Respondiendo a Noemí

    Protestantólogo
    03/01/2017
    13:37 h
    47
     
    Sr. Rector. ¿Qué entiende por “pensar por sí mismos"?, guardando las distancias y sin ánimo ofensivo, ¿no fue exactamente esta propuesta lo que nos hundió como raza?, ¿no son los seminarios teológicos instituciones fundadas para evitar justamente el “pensar por sí mismos”, al margen de “todo el consejo de Dios” plasmado en las Escrituras? Estamos ante un ataque en la base a la autoridad de las Escrituras. Sin filtros no hay transcurso. Haberlo previsto a tiempo, el daño es incalculable.
     
    Respondiendo a Protestantólogo

    Manolo
    03/01/2017
    12:31 h
    40
     
    C.33. 1ª Cor. 4:5y6.Dice Pablo Apóstol de Jesucristo:"Así que no juzguéis nada antes de tiempo.....(no debemos juzgar)...........por amor a vosotros, para que en nosotros aprendáis A NO PENSAR MAS DE LO QUE ESTA ESCRITO(debemos discernir), no sea que por causa de uno os envanezcáis unos contra otros...". Cuando hagáis lo que debéis hacer decir dentro de vosotros(nosotros) siervos inútiles somos porque lo que debíamos hacer hicimos".¿Rector sería bueno repasar este área en el Seminario?,Paz,mora.
     
    Respondiendo a Manolo

    Will Graham
    03/01/2017
    12:06 h
    39
     
    Gracias por el mensaje, Rector. ¿Podría aclarar un par de dudas que tengo? 1) ¿Ha leído ud. el libro del don García? 2) Si lo ha leído, ¿defiende ud. la tesis propuesta por el autor? Creo que muchos evangélicos aquí en España estarían muy interesados en leer su respuesta. (En cuanto al otro tema, declaro explícitamente en el artículo que no escribo en el nombre de ninguna institución evangélica). Gracias, WG.
     
    Respondiendo a Will Graham

    Pfeifferpol
    03/01/2017
    12:58 h
    43
     
    Sr. Will, no tengo ninguna relación con FT-UEBE, sin embargo no puedo dejar de hacer la siguiente apreciación. La respuesta del Sr. Rector es elegante y educada (prudencia es la palabra). Ya lo dice el NT: "A paz nos ha llamado Dios". Sin embargo tu respuesta contiene un tono soberbio impropio de un hombre de Dios. Creeme que me entristece ver esto. Te recomiendo detenerte por un momento y buscar realmente de Dios. Oro para que el Señor te dé humildad y prudencia. Veo que la necesitas. Un abrazo
     
    Respondiendo a Pfeifferpol

    TeoGraduado
    03/01/2017
    12:41 h
    41
     
    Will, sus preguntas aquí, siguen la estrategia que ya he visto en otros post a lo largo de su trayectoria como articulista. Es obvio que tienes la intención de “ir a pillar” con el mismo juego sucio de los fariseos con Jesús, semejante también al estilo de los interrogatorios de los inquisidores encubiertos. No tengo palabras
     

    Alberto
    03/01/2017
    10:53 h
    32
     
    G. Campbell Morgan, citado por Juan Stam: "Cuando oigo a personas denunciar en lenguaje amargo lo que consideran falsa doctrina, me preocupo más por los acusadores que por los acusados. Hay una ira contra la impureza que es ella misma impura. Hay un celo por la ortodoxia que es ella misma no-ortodoxa..."
     

    Alberto
    03/01/2017
    10:51 h
    31
     
    Escorados vamos los protestantes cuando prestamos excesiva atención a rabietas y/o vanaglorias pueriles ataviadas de 'ortodoxias', y casi ninguna a un artículo como "Éfeso: ortodoxia e intolerancia', de Juan Stam, publicado al mismo tiempo por P+D y donde alerta contra intolerancias como las ahora vertidas. No tiene desperdicio la cita que hace de G. Campbell Morgan.
     

    Eduardo González
    03/01/2017
    03:11 h
    28
     
    Necesario y dolorosamente acertado, gracias Will. Por razones así tuve que buscar otro lugar para estudiar (de hecho, ¡quizá el libro tenga alguna dedicatoria indirecta! Qué barbaridad). Pero la novedad no es tanta, el liberalismo se lleva sembrando en estudiantes hace tiempo (tanto por quienes promueven, como por quienes callan en complicidad), y eso explica nuestro presente. Lo que sí es novedoso es que leamos artículos como este, y veamos iglesias en España recuperando sana doctrina, ánimo!!
     
    Respondiendo a Eduardo González

    Will Graham
    03/01/2017
    10:10 h
    29
     
    Hermano Eduardo, ¡cuánto bien me ha hecho leer tu comentario! Es gente como tú la que me inspira a no callarme y a llamar las cosas por su nombre. Admiro tu valentía, soldado de Cristo. ¡¡Corra la Palabra!! Y sí, gracias al Señor, veo que bastantes iglesias en España están volviendo a las sendas antiguas. ¡Qué emocionante! Bendiciones para ti y tu querida esposa. ¡¡BENDECIDO año nuevo en Cristo, el Resucitado (literal y corporalmente)!! Tu hermano, Will :)
     

    Dani Moreno
    03/01/2017
    03:03 h
    27
     
    Hermano Will, pensé en llamarle la atención, sobre todo, por la falta de rigor y respeto de lo escrito. Luego, caí en recomendarle que estudiase teología, pero recordé que es profesor en un seminario. Y por último me resigné a pensar en que no tiene capacidad para abordar ciertos temas y que escribe desde la ignorancia. Un saludo.
     

    Inconformista Transformado
    02/01/2017
    23:46 h
    26
     
    Esta publicación es un claro ejemplo de la intolerancia y la prepotencia del fundamentalismo evangélico, por no hablar del tono burlesco y despectivo que impregna el escrito. Lo más triste es que PD de vía libre a artículos como este, cuyo único objetivo es descalificar peyorativamente al autor. Will, es totalmente legitimo que no compartas las tesis de Máximo, pero haznos un favor a todos, relájate, bája del altar y deja de echar la bilis, por el bien de tu estómago y de los que te rodean...
     
    Respondiendo a Inconformista Transformado

    Richard Baxter
    03/01/2017
    21:37 h
    63
     
    Es precisamente por artículos como este que vale la pena Protestante Digital. Feliz 500 años de la Reforma.
     

    Carlos E
    02/01/2017
    23:24 h
    25
     
    Gracias Will por tu articulo, "No permitas que nadie menosprecie tu juventud, antes sé ejemplo a los creyentes en conducta, fe y pureza" 1a Timoteo 4:12. Cuando la palabra de Dios pasa a tener una posición secundaria (tal como describe Máximo García) el conocimiento es vano y se distorsiona la verdad de la palabra. Eso mismo sucedía en la época de Lutero, 500 años después nos conviene recordar "Sola Scriptura".
     

    FRAN RUIZ
    02/01/2017
    19:10 h
    23
     
    ¿A donde nos lleva el liberalismo? Si, necesitaremos un magisterio especial que nos diga lo que debemos creer. Como dicen que la Biblia contiene mitos, leyendas, corrupciones, tradiciones y no sé cuántas cosas más, ahora debemos pedirle a los teólogos modernos que nos digan lo que demos creer. Durante siglos hemos estado equivocados. Los reformadores y teólogos evangélicos a lo largo de los siglos y los de hoy, están todos equivocados. Sólo los liberales salvan del error. Demencial.
     

    Noemí
    02/01/2017
    18:29 h
    22
     
    Estoy de acuerdo con Asun, Óscar y Samuel C. Muchas gracias Will por tu artículo y por avisar acerca del autor, editorial y demás. Gracias tb por tu esfuerzo al tener que leer este libro, y haber gastado de tu tiempo (con la de buenos libros que hay para leer por ahí). Nunca me han impresionado los títulos que tiene la gente (cada vez me impresionan menos). Prefiero un analfabeto que ama a Dios y pone la Biblia por encima de todo que un catedrático que se cree por encima de la Palabra. DTB Will!
     

    Alberto
    02/01/2017
    18:23 h
    21
     
    Magnífico Torquemada estáis alimentando. La Inquisición 'evangelica' sigue la estela semianalfabeta de su referente 'catolica'. Aplausos...
     
    Respondiendo a Alberto

    Richard Baxter
    03/01/2017
    21:40 h
    64
     
    Will Torquemada? No. Al contrario. Will Lutero. Defender el Sola Scriptura nunca es defender la mentira. Feliz 500 aniversario de la Reforma.
     
    Respondiendo a Richard Baxter

    Manolo
    02/01/2017
    20:34 h
    24
     
    C.21. La Inquisición detenía, encarcelaba, juzgaba por los dogmas y la tradición, "ajusticiaba" con la tortura y la ejecución. Aquí se esta siguiendo la Sola Escritura, a saber: detectar la falsa doctrina(guardándose de ella) reprenderla detallando la que es sana hablando o escribiendo, no tiene nada que ver una cosa con otra;(Mt. 7:15)"..guardaos de los falsos profetas que vienen vestidos con piel de cordero pero por dentro son lobos rapaces, por sus frutos los reconoceréis..."; Paz, mora.
     
    Respondiendo a Manolo

    Alberto
    03/01/2017
    11:26 h
    36
     
    Ya, con hermanos así no necesitamos enemigos. Más aplausos.
     

    Paco
    02/01/2017
    18:07 h
    20
     
    Quedo perplejo con todo lo que leo, muchas veces fruto de maestros y predicadores carentes del poder de Dios, llenos de frustraciones y desalientos en su caminar, que incapaces de conocer a un Dios de milagros, atacan y cuestionan la autoridad de la Palabra de Dios desmitificando sus hechos milagrosos. Háganlo y lo lamentarán. Siémbrenlo y tendrán una generación falta de fe y sin identidad, hablarán de Jesús, pero no le conocerán como ya ocurre con muchos de sus predicadores en la actualidad.
     

    buscaverdad
    02/01/2017
    16:43 h
    18
     
    Sr Will, solo algunas preguntas: su argumentación está libre de todo prejuicio, de toda intencionalidad de llegar a una o varias ideas preconcebidas? es su argumento el resultado de la evidencia tanto interna como externa? llega a pensar como piensa porque está convencido pero reconoce que si mañana existiera nueva evidencia, puede llegar a cambiar de opinión respecto a un tema dado? No está determinando primero " qué es lo que hay que creer", para luego encontrar argumentos para sostener ello?
     

    Protestantólogo
    02/01/2017
    13:37 h
    16
     
    Cada distorsión de la verdad es en última instancia un fracaso y responsabilidad de la iglesia en su conjunto. Si somos un mismo cuerpo nos debemos condoler, llamar a terreno con temor y temblor así como con firmeza y pasión, de por medio el propio cuerpo de Cristo que es la iglesia. Vimos como el Revdo. García iba paso a paso desviándose de la ortodoxia: pertenencia a círculos de dudosa reputación espiritual: Asociación Juan XXIII, ecuménicos y liberales, y no hicimos nada. Ahora es tarde.
     

    Manolo
    02/01/2017
    13:09 h
    15
     
    Parte de la cuestión es no invocarle y poseer una "fe" personal que no ha sido dada por el Señor; (Ro. 10:17) es la Fe, o las "fes"; la Fe de Jesucristo viene por el oír (bajo la Dirección del Espíritu Santo,solo) y el oír por la Palabra de Dios(únicamente por la Escritura, solo). Las diversas "fes" personales pueden ser tantas como personas existentes, podríamos decir que "interpretamos la Biblia con nuestras justicias mentales propias que son como trapos de inmundicia"(Is. 64:6al10), Paz,mora.
     

    Óscar Margenet Nadal
    02/01/2017
    12:09 h
    13
     
    Amado Will, gracias por actuar de vigía de la iglesia. La idolatria de la posverdad nació de boca de Satanás (Génesis 3:1-5) y se propagó hasta el presente en claro desafío al Dios Creador y Redentor. Tu frase 'una deidad que él mismo ha fabricado conforme a sus antojos ilustrados' define a los que re-escriben la Biblia como se les da la gana. Esto incluye a no pocos 'cristianos' o aún 'evangélicos' que desde el púlpito enseñan herejías sin oposición. Amemos y obremos en verdad. Un gran abrazo.
     
    Respondiendo a Óscar Margenet Nadal

    Will Graham
    03/01/2017
    10:12 h
    30
     
    Un abrazo hermano Óscar. Estamos puestos para la defensa del Evangelio. Te deseo un muy feliz año en el Señor Jesús. Otro abrazote para ti, hermano, WG.
     
    Respondiendo a Will Graham

    TeoGraduado
    03/01/2017
    11:33 h
    37
     
    “¿Qué defienda la Biblia? Sería como defender a un león. Solo déjela libre y se defenderá a sí misma.” (Charles H. Spurgeon). "Tranquilo Spurgeon, para eso estoy yo y mis amigos de Coalicion por el Fundamentalismo" (Will Graham).
     

    Andrés
    02/01/2017
    10:55 h
    12
     
    primero decir que, como se expresó en este mismo medio, la inerrancia no es dogma protestante. Segundo, que siguiendo a nuestros ¨Padres protestantes¨ el razonamiento de la salvación por gracia por predestinación (Calvino) excluye a la doctrina como relevante a fin de la salvación. Y leyendo las preguntas finales (y esto es lo más importante): gracias a Dios que nos toca vivir en el Siglo XXI y no el siglo XVI. Will Graham: reflexione, seriamente se lo digo.
     

    Samuel C
    02/01/2017
    02:04 h
    11
     
    Este hombre se creó un dios que encaje con su cosmovisión dando la espalda al Dios Vivo. Me apunto: una decepción de la editorial CLIE y la facultad de la UEBE.
     

    Anawin
    01/01/2017
    23:23 h
    9
     
    Después de haber leído esta exposición irreverente y recalcitrante, doy gracias a Dios por habernos enviado a su Hijo, pues de lo que saco en conclusión de todo esto, es que nunca Jesús de Nazaret argumentaría así de nadie. "Guardianes del templo" siempre han habido y al final de sus días, solamente podrán entregarle al Señor lo que han recibido; mal comienzo de año con estos "odres viejos"
     

    Blanco
    01/01/2017
    21:26 h
    8
     
    No creo que la editorial Clie haya publicado este libro por afán de lucro. En mi opinión, han querido dar voz a un punto de vista teológico compartido por muchos evangélicos en España (parece que algunos no lo confiesan para no ser marginados). Por ejemplo, el sr. Pérez Alencart prologó este libro y afirmó que era "el mejor antídoto contra los fanatismos del que no es ajeno el mundo evangélico". Y esta obra fue promocionada en Protestante Digital y recomendada aquí por don Juan Antonio Monroy.
     

    Pfeifferpol
    01/01/2017
    20:45 h
    7
     
    3/3 Las normas también dicen: - "dentro de las normas y la libertad de expresión, pedimos el máximo nivel de respeto y de educación en los términos y calificaciones, centrando las opiniones en las cuestiones ideológicas y el debate de posturas". En el artículo, tanto en el tono como en la forma, siento que se le falta el respeto al Sr. García Ruiz. Este no es un artículo construcitivo. Simplemente es un compendio arbitrario de descalifaciones con muy poco fundamento. Saludos Cordiales.
     
    Respondiendo a Pfeifferpol

    Richard Baxter
    03/01/2017
    21:52 h
    65
     
    Creo que no hemos leido el mismo articulo entonces. Will Graham es respetuoso pero contundente. El tono firme y las preguntas retóricas son parte del estilo de un debate. Quien precisamente es irrespetuoso en foros públicos es Máximo García, a quien tengo el disgusto de haber conocido personalmente.
     

    Pfeifferpol
    01/01/2017
    20:42 h
    6
     
    2/3 ¿Cuáles normas no son respetadas?: - "en los artículos sólo se admitirán alusiones personales o institucionales que traten cuestiones o información del contenido publicado en PD (nunca fuera de nuestro medio, salvo excepciones que se entiendan justificadas y que tengan relación directa con el tema tratado en PD". Esta norma no la cumple. Ha hecho alusiones personales a Máximo, a Clie y a la UEBE.
     
    Respondiendo a Pfeifferpol

    En órbita
    02/01/2017
    14:14 h
    17
     
    Sí. A parte es increíblemente torpe, siendo la Facultad Bautista (UEBE) uno de los patrocinadores de la revista... No se a dónde lleva atacar al SEUT, a la UEBE y a todo el que no piensa como uno mismo. Eso solo tiene un nombre: Intolerancia.
     

    Pfeifferpol
    01/01/2017
    20:39 h
    5
     
    1/3: Este es un comentario dirigido para Protestante Digital (no para el Sr. Will Graham): Señores de Protestante Digital, este hombre (Will Graham), lleva tiempo incumpliendo las normas de esta página. Teniendo en cuenta que este es un medio de difusión cristiano de enorme notiriedad, uno pensaría que este tipo de cosas (las normas de publicación) se toman bastante en serio.
     
    Respondiendo a Pfeifferpol

    Richard Baxter
    03/01/2017
    21:57 h
    66
     
    Felicito a Protestante Digital por haber publicado este artículo, haciendo honor a su nombre, y siendo Protestante de verdad. Sola Scriptura.
     
    Respondiendo a Richard Baxter

    Óscar Margenet Nadal
    02/01/2017
    12:41 h
    14
     
    A post #5, estimado Pfeifferpol: respondo a sus comentarios para aclararle que las normas de P+D que usted cita corresponden a comentarios como el suyo y el mío: se aplican a los lectores de este chat. Además, en todo estado de Derecho, los escritores tenemos amplia libertad de escribir y difundir lo que firmamos. P+D funciona a Derecho: se reserva el derecho de publicar los escritos cuyos únicos responsables son sus firmantes. Como lector y articulista de P+D defiendo ese derecho. Saludos.
     

    En órbita
    01/01/2017
    19:42 h
    4
     
    Señor Will Graham, cuando usted estaba en pañales, literalmente, el señor D. Máximo García ya daba clases en el seminario Bautista... Efectivamente algo está cambiando, y es que ya hay un montón de evangélicos con estudios que piensan y no se tragan sin más todo lo que les cuentan...
     

    Manolo
    01/01/2017
    19:28 h
    3
     
    No debemos cargarnos con esto; Jesucristo no lo hizo, fue definitivo ante estas propuestas pantanosas que son efluvios del enemigo pues ningunean la Verdad, las reprendió definitivamente. "..¡quítate delante de mi Satanás me eres de tropiezo!, no pones la mira en las cosas de Dios..." (Mt. 16:23), o (Lc. 4:8)"..vete de mi Satanás, porque escrito está: al señor tu Dios adorarás y a El solo servirás"; en España "estas ofertas" vienen de lejos, no es nueva y está demasiado extendida, DLB, mora.
     

    flash
    01/01/2017
    14:27 h
    2
     
    Por lo que acabo de leer, en parte tiene razón el pastor Maximo Garcia, lo que pasa es que nuestra escasa capacidad teológica y hermenéutica no esta a la altura del pastor en mención. Pregunto: ¿que pasaría si el equivocado es el autor de este articulo? Saludos y feliz año 2017 a todos los que escriben y a los participantes.
     
    Respondiendo a flash

    Noemí
    02/01/2017
    18:02 h
    19
     
    Saludos Flash! Si el equivocado es el autor del artículo, no pasa nada. Pero si el equivocado es el Sr. García, entonces la cosa pinta grave para él y para los que piensan igual. Saludos y feliz 2017!!!
     
    Respondiendo a Noemí

    TeoGraduado
    03/01/2017
    12:44 h
    42
     
    Noemí...Si el autor del artículo está equivocado ¿no pasaría nada? ¿La bibliolatría no es grave? ¿y confundir el kerygma con el trasfondo cultural, histórico, lingüístico, etc. no es grave?
     

    Asun
    01/01/2017
    11:21 h
    1
     
    Will Graham, te doy las gracias por tu valentía y honestidad, por tu claro posicinamiento, por tomar partido. Otro gallo cantaría si hubiese más cristianos con posicionamientos tan claros y consecuentes. Este fue el espíritu de los reformadores, así que en este 500 aniversario de la reforma debemos volver a este espíritu. Si no...¿qué estamos celebrando? ¿Sólo un hecho histórico del pasado? Escudriñémoslo todo, retengamos lo bueno.
     
    Respondiendo a Asun

    TeoGraduado
    03/01/2017
    16:39 h
    58
     
    Pues sinceramente, y no quiero ser irrespetuoso con él, yo pensaba que la línea de Will se salía de la línea conservadora de Protestante Digital e iba un paso más allá. Creía que de alguna forma os habían colado un gol al colarse Will como un articulista, pero ya veo que no solo estáis conformes sino que, parece, aplaudís su orientación.
     
    Respondiendo a TeoGraduado

    Pablo Quezada S.
    02/01/2017
    00:26 h
    10
     
    La cuestión es que la formulación exegética de escritores como Máximo García no tiene contraparte en el pensamiento teológico de la academia protestante tradicional. En lengua hebrea, por ejemplo, la precisión entre “las simientes y la simiente” (Cristo) de Gálatas 3:16, resulta clave para la defensa del principio de inerrancia bíblica. El último detalle de la lengua cuenta. Para un liberal sólo importan: contexto y prejuicio o sesgo ideolátrico (palabro que me atrevo enunciar, superable).
     



     
     
    ESTAS EN: - - - La Biblia, contaminada por mitos, leyendas, errores y contradicciones
     
    PUBLICIDAD
     
     
     
    AUDIOS Audios
     
    “El desencanto en la España de finales del XIX es similar al que viven hoy muchos jóvenes” “El desencanto en la España de finales del XIX es similar al que viven hoy muchos jóvenes”

    Hablamos con Noa Alarcón sobre su próxima novela ‘Ernestina y los espíritus’, ambientada en el Madrid de la Primera República, un tiempo de convulsión social y política en el que el protestantismo llegó a España.

     
    El reo: Bonhoeffer contra Hitler El reo: Bonhoeffer contra Hitler

    Daniel Jándula nos presenta la tercera edición de la novela El reo, una ficción basada en la experiencia de Dietrich Bonhoeffer, el pastor protestante alemán que se opuso al nazismo.

     
    Análisis del crecimiento evangélico en España Análisis del crecimiento evangélico en España

    Durante el 8º Congreso Evangélico Dámaris Playá presentó un informe con las cifras de lugares de culto evangélicos en España y la evolución de la presencia protestante en nuestro país.

     

     
    Ley proLGTBI impide la diversidad: Jaume Llenas Ley proLGTBI impide la diversidad: Jaume Llenas

    "El Estado lo que debe es no perjudicar la diversidad. No sólo en sexualidad, sino en política, religión. Pero este proyecto de Ley sólo permite un tipo de ideología sexual, estableciendo una sociedad uniformizada". Entrevista a Jaume Llenas, abogado y secretario general de la Alianza Evangélica Española,

     
    Franco Mazzocca: prótesis que cambian vidas Franco Mazzocca: prótesis que cambian vidas

    El joven estudiante de ingeniería usa sus recursos y talento para ayudar a niños que necesitan prótesis de mano, algo inalcanzable por otros medios.

     
    Leyes LGTBI: ‘Somos del bando vencedor’ (C. Vidal)

    Análisis de la propuesta de Ley nacional pro LGTBI española. Implicaciones éticas, legales y de mordaza a las libertades. Y la postura que deberían tener los cristianos ante ella. Entrevista a César Vidal.

     
    J.C. Escobar: Reforma y Pentecostés inseparable

    Evangélicos españoles celebran #500Reforma en 2017, cinco siglos después de la Reforma protestante. El coordinador Juan Carlos Escobar habla de su experiencia, visión y obstáculos para esta conmemoración. 

     
    FOTOS Fotos
     
    Yo no estoy en venta! Yo no estoy en venta!

    "Los llamados afuera" (15J). Jóvenes cristianos reunidos en la Puerta del Sol de Madrid denuncian la trata de personas como una forma moderna de esclavitud y tráfico humano. Un flashmob realizado por tres ONGs que ayudan a mujeres que huyen de la esclavitud sexual en España.

     
    Las diversas capacidades de Mefi-Boset Las diversas capacidades de Mefi-Boset

    El ministerio Mefi-Boset lleva 20 años trabajando el tiempo de ocio y apoyo a las familias de personas con discapacidad intelectual en Terrassa y Barcelona. Algunas imágenes de este curso que acaba.

     
    La Biblia a través de la historia La Biblia a través de la historia

    Una exposición recorrerá Galicia este año 2017 mostrando la historia de la Biblia y su importancia para la Reforma Protestante.

     
    VÍDEOS Vídeos
     
    Andar Andar

    Un vídeo de 2 minutos sobre el significado de Judas 24.

     
    3 cosas que aprendí sobre el sexo después de casarme 3 cosas que aprendí sobre el sexo después de casarme

    Frikrist nos habla sobre relaciones y por qué es importante seguir el plan de Dios.

     
    La historia de Lutero, animación Playmobil La historia de Lutero, animación Playmobil

    Animación "stop-motion" hecha con más de 4.000 fotos explica la esencia de la Reforma. Producción: Dan Rackham. Narración: Luis Panduro.

     
     
    Síguenos en Ivoox
    Síguenos en YouTube y en Vimeo
     
     
    RECOMENDACIONES
     
     

     
    AEE
    PROTESTANTE DIGITAL FORMA PARTE DE LA: Alianza Evangélica Española
    MIEMBRO DE: Evangelical European Alliance (EEA) y World Evangelical Alliance (WEA)
     

    Las opiniones vertidas por nuestros colaboradores se realizan a nivel personal, pudiendo coincidir o no con la postura de la dirección de Protestante Digital.