PUBLICIDAD
 
jueves, 23 de noviembre de 2017   inicia sesión o regístrate
 
Protestante Digital

 
PUBLICIDAD
 
SÍGUENOS EN
  • Twitter
  • Facebook
  • Google +
  • Instagram
  • YouTube
  • Rss
 

  • Donar a Protestante Digital
  •  
    PUBLICIDAD
     
     



    56
     

    Catalunya: ¿de qué estábamos hablando?

    La libertad de pensar, de decidir y de actuar es un don que Dios otorgó a los humanos como uno de sus más maravillosos regalos ya allá en el Edén, como parte esencial y definitoria de su naturaleza.
    DESDE MI BALCóN AUTOR Febe Jordà 30 DE SEPTIEMBRE DE 2012

    Os cuento una pequeña anécdota de esta semana. Cierto hermano en la fe, que me garantizó por escrito su aprecio, se pregunta por qué, en un texto escrito en castellano, se introduce la palabra Catalunya, así, en catalán. Puedo apuntar varias razones: argumentativas, de énfasis, incluso literarias… Los evangelistas, que escribieron su texto en griego, intercalaron también el ‘Talita cumi’ o el ‘Elí, Elí, ¿lama sabactani?’, en arameo. Si aplico el mismo adjetivo que el tal hermano aplica a quienes emplean este recurso, los evangelistas son ‘burros’… (lo colgó en su tuiter).

    En mi reflexión de la semana pasada, amigos, yo hablaba de libertad. De poder tener distintos pareceres y de ver la vida de diferentes maneras, ¡incluso en temas relacionados con la política!Todos somos dados a juzgar, y a etiquetar como equivocados a los demás. Quizá los evangélicos, los conocedores de la verdad del Señor, más que el resto de los mortales.

    La libertad de pensar, de decidir y de actuar es un don que Dios otorgó a los humanos como uno de sus más maravillosos regalos ya allá en el Edén, como parte esencial y definitoria de su naturaleza. Lo vemos en las primeras páginas de la Biblia.

    Al dar vueltas a estos temas, al de la libertad y a éste que parece tabú -pero tan tabú-, el de la política, he llegado a la conclusión de que es probable que no se pueda comprender del todo la realidad del otro, por más que a uno le sea explicada. Vendría a ser como, por ejemplo, que una persona no puede ponerse verdaderamente en la piel del que ha recibido el diagnóstico de una enfermedad terrible y mortal, o no puede sentir cabalmente el dolor del que ha perdido al cónyuge: si no se ha vivido, se puede acompañar, pero no saber.

    Quizá con las cuestiones culturales, territoriales, políticas -me digo-, ocurre algo parecido. Entonces, sigo diciéndome, habría que aplicar, entre hermanos, no la tolerancia, que a mi modo de ver implica condescendencia, sino el respeto. Y el amor. No se trata tanto de generosidad, como de ver que, si ni siquiera Dios nos impone su voluntad a la hora de decidir, ¿cómo puede nadie pensar en decidir en lugar del otro, del directamente interesado?

    Se trata, insisto, de libertad. Por eso, es de una importancia relativa la Historia, en este caso que nos ocupa, si nos encontramos frente a un cambio de voluntades. También porque se trata de personas adultas que deciden, y no necesitan la tutela paternalista de nadie. Y no es de recibo que a uno le indiquen lo que debe sentir respecto a su comarca, a su hogar.

    Se trata de democracia, de consultar y de ver qué quieren las personas directamente afectadas, y de actuar según lo que manifiesten.

    Por definición, siempre es mejor sumar que dividir, aunar fuerzas y recursos antes que restar; y ése es también mi modo personal de ver las cosas. Ahora bien, es verdad que en ocasiones, cuando no se vislumbra la posibilidad de acuerdo, no hay que rasgarse las vestiduras si una parte tira por un camino y otra por otro: Pablo y Bernabé se encontraron en esa misma tesitura, y ni se acabó la proclamación del evangelio ni se extinguió la Iglesia.

    Cuando los argumentos esgrimidos son la burla, la etiqueta despectiva, el desprecio o los posibles tanques, es que su solidez no es, como apuntábamos la semana pasada, incuestionable, y en todo caso, su virtud sí es reprobable.

    Lo más preocupante es que este tipo de argumentos tan fundamentados somos dados a utilizarlos en más de un ámbito. Recuerdo que cuando yo era pequeña se me enseñaba casi como Palabra de Dios que los varones no debían llevar melenas ni barba, ni las mujeres pantalones; que no se debía ir al cine…

    Nosotros, no; no deberíamos ni intentar estos fraudes. Si no son mandamientos divinos, si no estamos ante doctrinas fundamentales, si no se comprometen dogmas sagrados, no hagamos trampa: la Constitución Española no es la Biblia, decíamos; se puede ser nacionalista de cualquier color y cristiano a la vez; se puede sentir diferente, se puede pensar distinto, se puede discrepar de manera irreconciliable en muchísimas cuestiones… y aún así ser un fiel hijo de Dios; porque las cuentas son con Él, no con el parecer personal de ningún otro.

    Cuando se pretende lo contrario, se atenta a la inteligencia de los creyentes, y se es tropiezo y escándalo para los que se acercan al pueblo de Dios.

    Los protestantes en España, que hemos suspirado durante siglos por libertad, deberíamos ser los primeros que, teniendo el conocimiento del evangelio liberador, aplicáramos a nuestro alrededor una actitud y un hacer en esta línea y no en la opuesta. Y ser ejemplo gestionando nuestras diferencias, amándonos entrañablemente con el amor del Señor por encima de todo.

    Escribo estas líneas finales en viernes, contemplando una semana sorprendente. A parte de los ciudadanos que se han quedado en casa, otros han expresado libremente su parecer respecto a la crisis y su gestión de manera pacífica cerca del Congreso de los Diputados, en Madrid.

    Y en Cataluña se han convocado elecciones. Personalmente creo que son las más interesantes que he vivido hasta hoy (yo era pequeña cuando las primeras de la democracia). Tengo sensación de vértigo, es verdad. Y de vivir un momento histórico. También estoy convencida de que todas las cuestiones se pueden llevar a cabo de una manera correcta e inteligente, o necia y dañina, considerando con sabiduría al interlocutor que se tiene delante. Pero creo que cabe la posibilidad de la racionalidad, ¿no?

    Escucharemos a los políticos de aquí y de todas partes, y sus argumentos; echaremos cuentas, haremos números. Valoraremos que siempre nos han engañado, todos; que han incumplido sus promesas tantas veces; que en sus filas tienen a imputados por gravísimos casos de corrupción, casi todos, y otros delitos varios; que la política, en general, es para ganancia propia y por poder, no para servir y ministrar al ciudadano; seremos conscientes de que es maldito el hombre que confía en el hombre

    Aún y así, si mis conciudadanos deciden en su mayoría que se empieza un proyecto nuevo, ahí estaremos. Siempre he procurado ser cumplidora y dar la talla, y me gustan los nuevos proyectos, lo confieso, en el sentido de la esperanza que ofrece un recomenzar en lo que se pueda.

    Creo que debemos arrodillarnos e interceder, y amarnos, sobre todo amarnos, de hecho y en verdad.

    Por cierto, en mi iglesia local estamos también con un nuevo proyecto, y quiero creer que la mayoría de los hermanos en la fe están haciendo esto, orar por nosotros. Sin embargo, me consta que no es del todo así…
     

     


    52
    COMENTARIOS

        Si quieres comentar o

     

    Pablo Sut
    08/10/2012
    09:38 h
    52
     
    Me despierto tarde, acabo de darme cuenta lo que han dado de si estos artículos. Es curioso cuanto menos. Los discípulos eran 12 y de diferentes formas de pensar. Pablo y Bernabé tenían diferentes formas de pensar y aunque acabaron discutiendo, Bernabé acaba siendo elogiado por Pablo. Pero aqui, y mucho me temo que en las iglesias también, somos o blancos o negros. O estás conmigo o estás contra mi. No aceptamos los amarillos, los verdes, los rojos etc... Señores, Dios nos hizo libres y diferentes fisicamente y también en manera de pensar. Y creo como opina la querida autora del artículo, que somos libres para opinar y para decidir lo que somos y lo que queremos ser. Doy gracias a Dios por
     

    Angel
    07/10/2012
    23:19 h
    51
     
    Ya que en cataluña no se respetan las resoluciones judiciales, se imponen como dictadura el catalán (rótulos, hospitales etc...)y no se puede estudiar en español...lo mejor es que tomen el camino de la independencia y no se aprovechen más de España. Sí a la independencia.
     

    Angel
    06/10/2012
    22:02 h
    50
     
    Ya que en cataluña no se respetan las resoluciones judiciales, se imponen como dictadura el catalán (rótulos, hospitales etc...)y no se puede estudiar en español...lo mejor es que tomen el camino de la independencia y no se aprovechen más de España. Sí a la independencia.
     

    Luis Gómez
    06/10/2012
    22:02 h
    49
     
    Carlos Sanchez:Un amigo mio independentista me comentaba como los comentarios como el tuyo son reproducidos INTEGRAMENTE por LOS MEDIOS DE COMUNICACION RADICALES .'Asi son los españoles'.Por favor llamar al gallego ,catalan ,euskera,valenciano dialectos es una GRAN IGNORANCIA.
     

    Esteban
    06/10/2012
    22:02 h
    48
     
    Así lo dice, Carlos, la RAE. Pero es que en la definición de país dice: 'Nación, región, provincia o territorio.' Es decir, 'país', aunque muchos lo usen indistintamente, no es sinónimo de 'Estado'. Raúl, sería más constructivo si no usases frases despectivas. Ese mundo de gominola lo viven países como Reino Unido, Suiza o Canadá; por cierto, en Escocia, Gales e Irlanda del Norte se habla el idioma común (inglés) más que en Cataluña el castellano. La inmensa mayoría de catalanes apoyaban hace poco el federalismo, no el independentismo. Como no ven visos de cambio, han cambiado de opinión. El federalismo es la única manera de convivencia pacífica en la actualidad. ¿Se rompería por ello España
     

    Esteban
    06/10/2012
    14:47 h
    47
     
    Así lo dice, Carlos, la RAE. Pero es que en la definición de país dice: 'Nación, región, provincia o territorio.' Es decir, 'país', aunque muchos lo usen indistintamente, no es sinónimo de 'Estado'. Raúl, sería más constructivo si no usases frases despectivas. Ese mundo de gominola lo viven países como Reino Unido, Suiza o Canadá; por cierto, en Escocia, Gales e Irlanda del Norte se habla el idioma común (inglés) más que en Cataluña el castellano. La inmensa mayoría de catalanes apoyaban hace poco el federalismo, no el independentismo. Como no ven visos de cambio, han cambiado de opinión. El federalismo es la única manera de convivencia pacífica en la actualidad. ¿Se rompería por ello España
     

    Angel
    06/10/2012
    14:47 h
    46
     
    Ya que en cataluña no se respetan las resoluciones judiciales, se imponen como dictadura el catalán (rótulos, hospitales etc...)y no se puede estudiar en español...lo mejor es que tomen el camino de la independencia y no se aprovechen más de España. Sí a la independencia.
     

    JRRiudoms
    06/10/2012
    14:47 h
    45
     
    Lo expuesto (y no publicado): A todos los que son tan fervientes admiradores de la legislación española, una pregunta: ¿Ustedes cumplen con la Ley de Dios en sus 10 Mandamientos (incluido el reposo sabático, 4º mandamiento)? Si no es así, colocan por encima de la Ley divina (que no ha sido ni cambiada ni abolida) una legislación mundana que tiene mucho que desear (si la comparamos con otras constituciones). Atentamente, y feliz Sábado
     

    Cifuentes
    06/10/2012
    00:11 h
    44
     
    Lozano, ¿Desde cuándo Catalunya es una nación? Baleares también habla otro idioma y no es una nación.. Igualmente Valencia habla otro idioma y no es una nación. No es cuestión del idioma, es una cuestión de que los pueblos pueden, y si quieren pueden , reinventar su presente y manejar su futuro. Nada hay de malo en ello. El problema es que se reinvente en base a la diferenciación identitaria o como en este caso a la economía. Estas son bases muy frágiles para fundar o fundamentar una nación y tal y como dice Mas: 'generar un ESTADO', un nuevo ESTADO...estos experimentos ya se han hecho en el pasado y los resultados son obvios como setas en otoño (Liberia, Yugoeslavia, etc). Un ESTA
     

    Carlos Sánchez
    06/10/2012
    00:11 h
    43
     
    A Don Luis le diría que si en España se habla la lengua común y varios dialectos romances (aparte el vascuence), todos ellos minoritarios, es debido a que en España no se llevó a cabo la alfabetización general del siglo XIX que sí llevó a cabo en otros países, como por ejemplo en Francia. Por otra parte, en el año 1978, con la cooficialidad de las lenguas se abrió la caja de los truenos, que significó hacer de la lengua propia y las competencias educativas causa política en aras a un futuro separatismo. Tenemos justo lo que hemos sembrado. Ninguna sorpresa, pues. Pero no se obstinen: el futuro es el español, el inglés y una tercera lengua. Paz y bien.
     

    Carlos Sánchez
    06/10/2012
    00:11 h
    42
     
    Don Esteban, la RAE dice que es nación el 'Conjunto de los habitantes de un país regido por el mismo gobierno, el territorio de ese país o el conjunto de personas de un mismo origen y que generalmente hablan un mismo idioma y tienen una tradición común. ¿Me puede decir en base a esto si Cataluña es una nación? Se lo pregunto porque los habitantes no tienen un origen común que no sea España, el gobierno es local, autonómico, estatal y europeo, el idioma va a medias con el castellano y la tradición es más española imposible. ¿Es eso una nación? No me hable de los sentimientos que cada cual tiene los suyos y eso la RAE no lo contempla. Paz y diccionario.
     

    luis gomez
    05/10/2012
    11:17 h
    41
     
    FEBE.Bastaba con que hubieras dicho:tan cristiano es ser iindependentista, como no serlo y alguna vez,algun cristiano catalan no se ha sentido respetado por motivos linguisticos en algun hogar cristiano.Perdona pero lo demas es añadir divisiones artificales en un pueblo tan dividido como el nuestro.Por cierto en la primavera del 76 estuve a punto de ir a la carcel por defender la lingua catalana
     

    Josean Sereno
    05/10/2012
    11:17 h
    40
     
    En mi comentario 25 (duplicado en el 27) hago referencia a dos palabras 'mágicas' que aparecen en el artículo : respeto y amor. Quiero añadir otras dos palabras más que menciona la autora y que para mí también tienen una personalidad 'milagrosa' : ARRODILLARSE E INTERCEDER. Porque en este, como en otros asuntos, o tiramos de lo que somos (Hijos de Dios) o ..... qué nos queda??.
     

    Esteban Lozano
    05/10/2012
    11:17 h
    39
     
    Raúl, aunque no sea el único, un factor importante del desapego de parte de los catalanes hacia el resto de España es que no se les reconoce su identidad nacional. Si la gente (y sus representantes políticos) aceptara que Cataluña es una nación, eliminaríamos, al menos, una razón de ese desapego (la mayoría en Cataluña, también muchos no independentistas, se sienten una nación, y lo son, ¡hablan otro idioma!) Reino Unido se lo reconoce a Escocia, Gales e Irlanda del Norte; Canadá a Quebec. ¿A qué esperamos? Aunque a algunos de fuera les parezca un gesto sin importancia, esto para los catalanes tiene un gran significado. Mira el ejemplo de Suiza, en cada cantón hablan un idioma, y todos se si
     

    Raul Cifuentes
    04/10/2012
    22:48 h
    38
     
    Esteban Lozano nº32 se cree que vivimos en el mundo de Pin y Pon, o que estamos hablando de gominolas de colores. ¡¡Espabila que estamos hablando de que en las relaciones políticas no existe la ética! Aquí se plantea si se es o no se es, si eres del Reino de España o no lo eres. No hay punto medio, por mucho que yo me ponga en la piel del otro. Por mucho que lo entienda Cataluña nunca se volverá Zaragoza o Huesca y España nunca se volverá Andorra. Por favor, no escriban estas pusilanimadas que casi me pongo a llorar.
     

    Esteban Lozano
    04/10/2012
    22:48 h
    37
     
    La mayoría de comentarios son (algunos desde el respeto, otros no) la defensa de la cosmovisión propia como si se tuviese la verdad absoluta; esto sólo genera más distancia entre unos y otros. ¿No sería mejor si tendiéramos puentes de unión? ¿No es posible que las dos posiciones tengan parte de razón? Los medios de comunicación no son imparciales y sólo buscan afianzar su postura en la sociedad; por eso, si sólo consumimos los de nuestra tendencia, ¿no contribuirá cada vez a una mayor incomprensión mutua? Si realmente buscáramos ponernos en la piel del otro, no habría posturas irreconciliables. Cada uno seguiría con algunos de sus planteamientos y otros los cambiaría al ver que lo que dice e
     

    Esteban Lozano
    04/10/2012
    19:52 h
    36
     
    La mayoría de comentarios son (algunos desde el respeto, otros no) la defensa de la cosmovisión propia como si se tuviese la verdad absoluta; esto sólo genera más distancia entre unos y otros. ¿No sería mejor si tendiéramos puentes de unión? ¿No es posible que las dos posiciones tengan parte de razón? Los medios de comunicación no son imparciales y sólo buscan afianzar su postura en la sociedad; por eso, si sólo consumimos los de nuestra tendencia, ¿no contribuirá cada vez a una mayor incomprensión mutua? Si realmente buscáramos ponernos en la piel del otro, no habría posturas irreconciliables. Cada uno seguiría con algunos de sus planteamientos y otros los cambiaría al ver que lo que dice e
     

    Carlos Sánchez
    04/10/2012
    22:49 h
    35
     
    Ya que ha intervenido cuando se la ha interpelado más directamente, doña Febe, dígame: ¿El cristiano ha de acatar y cumplir las leyes del estado donde vive o no? ¿Puede tener el cristiano opción política dentro de partidos cuyos líderes dicen que no acatan ni acatarán las sentencias de los órganos judiciales en materia linguística o educativa? ¿O que abogan por convocar referendums ilegales? ¿O por la secesión en contra del procedimiento legalmentes establecido? Al escribir estos artículos demuestra usted valentía, y P+D arrojo, ahora no se arruguen y sean consecuentes. Paz, bien y cumplimiento de la ley.
     

    Febe Jordà
    04/10/2012
    14:54 h
    34
     
    Ricardo #32 ¡Ése es el punto! Muchos han dado por supuesto, según sus clichés mentales, de qué iba el artículo (los artículos), pero yo hablaba de la libertad de discrepar, de que no se hunde el mundo por eso, de que Dios nos ha hecho variopintos y nos ama a todos. Quizá alguno me conoce personalmente y puede saber si tengo color político o no (y si me dedico a las cosas del Señor o no...). En todo caso, pensar es bueno... y escuchar al otro también. ¡Bendiciones a todos!
     

    Febe Jordà
    04/10/2012
    09:44 h
    33
     
    Ricardo #32 ¡Ése es el punto! Muchos han dado por supuesto, según sus clichés mentales, de qué iba el artículo (los artículos), pero yo hablaba de la libertad de discrepar, de que no se hunde el mundo por eso, de que Dios nos ha hecho variopintos y nos ama a todos. Quizá alguno me conoce personalmente y puede saber si tengo color político o no (y si me dedico a las cosas del Señor o no...). En todo caso, pensar es bueno... y escuchar al otro también. ¡Bendiciones a todos!
     

    Ricardo
    04/10/2012
    00:06 h
    32
     
    Seguramente es culpa mía, pero no me queda claro si la persona que escribe el artículo quiere la independencia o no.
     

    Carlos Sánchez
    03/10/2012
    09:29 h
    31
     
    Alguien dirá que la Constitución Española y las leyes no son la Biblia. De acuerdo, no, pero casi; y me explico: nótese que el amor es el móvil de la conducta cristiana, pero para ese objetivo de amor no sirve cualquier camino. La ética cristiana lleva implícito un camino: la ley. No en vano se nos dice que 'el cumplimiento de la ley es el amor'. El fin (el amor) no justifica los medios (conculcación de la ley). Por lo tanto el cumplimiento de las leyes no es opcional, sino obligatorio, para los cristianos, salvo que una ley vaya expresamente contra el mandato divino. Paz y bien
     

    Rosa Jordán de Franco
    03/10/2012
    09:29 h
    30
     
    No conozco las razones por las que Cataluña desea separarse de España (¿independizarse?), ni las entendería si las conociera, porque no soy ni catalana ni española, pero me daría mucha pena que eso sucediera. Los slogans acerca de la fuerza y poder que hay en la unidad, no son sólo palabras. El 'Divide y triunfarás' sigue siendo vigente en las familias y las naciones, porque 'El pueblo unido, jamás será vencido', ya que 'La unión hace la fuerza', pues 'Casa o nación dividida contra sí misma, PERECERÁ', dijo Jesús. Saludos Febe.
     

    Roberto Fernández
    03/10/2012
    00:32 h
    29
     
    YO soy un evangélico de Ponferrada y también quiero la secesión de León y su iglesia.
     

    Carlos Sánchez
    03/10/2012
    00:32 h
    28
     
    Hay un procedimiento legalmente establecido para la secesión de una parte del territorio de españa. Ya saben: dos tercios, disolución, convocatoria de generales, ratificación por dos tercios nuevamente y referendum nacional. Solo les digo que se espera de los cristianos que sean ejemplo en el acatamiento y cumplimiento de las leyes. Sin esto, las palabras respeto y amor suenan huecas. Paz y bien
     

    Josean Sereno
    03/10/2012
    00:32 h
    27
     
    Gracias Febe por mencionar y hacer uso de dos palabras mágicas : respeto y amor. Son parte de la esencia del Evangelio, verdad??. Cuento : Yo soy hijo de emigrantes, de aquellas mujeres y hombres que salieron de una golpeada Extremadura para buscar 'algo mejor' en otros puntos de España. Por nacimiento soy vasco. Aprendí a hablar euskera aún no moviéndome en ambientes en los que este idioma fuera mayoritario. Me enamoré de esta lengua y le sigo profesando mi amor para llegar a aquellos que la hablan y que no conocen a Cristo. Mi esposa es centroamericana, lo mismo que mi hijo pequeño. Mis hijas mayores han nacido aquí, en el País Vasco. Muchos de los hermanos de mi iglesia son colombianos, e
     

    Dámaso Alonso
    03/10/2012
    00:32 h
    26
     
    Febe, ¡qué cándida es la adolescencia de los pueblos! cuando yo era joven, después del 1975 y la muerte del General, las grandes palabras eran: 'libertad de prensa' 'democrácia' 'participación popular' 'libertad religiosa'...etc. ¿conoces a algún periódico, radio o TV o plataforma digital que no esté adscrita a un partido político? Dirás que 'La Vanguardia' ó 'Avui' ó el 'El Periódico'. Las palabras como Libertad, Nación, Amor, Dios y demás están bien para andar por casa, pero bien es cierto que estas cosas que propones son de igual tono e igual sentido que 'las catalanadas carlistas' de hace dos siglos... Son el mismo pelaje, con distinto zorro. Lástima que encuentren refugio y leng
     

    Josean Sereno
    02/10/2012
    16:51 h
    25
     
    Gracias Febe por mencionar y hacer uso de dos palabras mágicas : respeto y amor. Son parte de la esencia del Evangelio, verdad??. Cuento : Yo soy hijo de emigrantes, de aquellas mujeres y hombres que salieron de una golpeada Extremadura para buscar 'algo mejor' en otros puntos de España. Por nacimiento soy vasco. Aprendí a hablar euskera aún no moviéndome en ambientes en los que este idioma fuera mayoritario. Me enamoré de esta lengua y le sigo profesando mi amor para llegar a aquellos que la hablan y que no conocen a Cristo. Mi esposa es centroamericana, lo mismo que mi hijo pequeño. Mis hijas mayores han nacido aquí, en el País Vasco. Muchos de los hermanos de mi iglesia son colombianos, e
     

    enric vilarrubla
    02/10/2012
    16:52 h
    24
     
    Apoyo a Victor Febe esta pero que muy equivocada, pero la cita querido Victor tendrias que cambiarla por : Al Cesar lo que es de Vidal i adios hasta mañana buenas noches. Porque siendo inteligentes como sois a los catalans nos engañan a vosotros vuestro Cesar, papa gobierno o Vidal os das luz claridad de ideas y confianza. Pues si nosotros vamos mal y engañados ....? Por cierto decir donde puedo comprar postales del profeta a quien adorais. Un saludo
     

    Oriol Planes
    02/10/2012
    16:51 h
    23
     
    Completamente de acuerdo con el 11. Nosotros somos hijos del Segre, de los barros sagrados del río que nos da la vida. Huelo a manzanas, a melocotones, a pera, a trigo y a aceite de oliva. Los que nos quieren gobernar desde Barna huelen a burgués industrial de la tardía revolución industrial textil que seducía a los cándidos palleses con una soldada mensual para que dejasen sus tierras que solo producían dinero una o dos veces al año y se incorporaran a la moderna industria que traía el futuro, el progreso y el desarrollo...a costa de tu vida trabajando en l´tallers y vivir en las conejeras o colmenas de l´hospitalet. Mi tierra no huele a humo de industria, ni a capital financiero. No
     

    HEM
    02/10/2012
    16:51 h
    22
     
    Verás Dudón, las banderas provocan reacciones muy viscerales. A mí me causa malestar físico la bandera española y me emociona llegar a un pueblo donde el ayuntamiento ha puesto la bandera catalana con la estrella, símbolo de la lucha por la independencia. En definitiva son simples pedazos de tela, pero algo habremos hecho con ellas para que nos produzcan estas emociones. Supongo que tu problema en el Camp Nou debe ser equiparable al de quien llevara una estelada en el Bernabeu, no?
     

    Dudón
    02/10/2012
    09:58 h
    21
     
    Jordi 17 ¿'Desde años' yo puedo ser comprendido y sacar 'en paz' mi bandera de España en el Camp Nou? Es sólo un ejemplo ¿Y Eso de 'nosotros (los buenos) hecho por la paz y los otros no' o 'nosotros los catalanes' en nombre de todos como si ninguno más se sintiera español? ¿No hablaba así el tío Paco de la Grande y Libre?
     

    Luis Ruiz
    02/10/2012
    09:58 h
    20
     
    Apoyo a Febe en su valentía al poner sobre la mesa un tema que lleva muchos años bajo la mesa pero que está ahí. No veo la razón por la que sólo la opinión contraria a la que ella expresa ha de ser bien informada, bien intencionada, altruista, equitativa y no sujeta a engaño. Te agradezco que tu artículo esté permitiendo ver las auténticas reacciones ante la discrepancia.
     

    Rafael
    01/10/2012
    23:41 h
    19
     
    Muchas gracias, hermana Febe, por tu exposición. Aplaudo tu claridad. Me cuesta entender cómo no somos capaces de separar una idea política, con sus consecuencias, de nuestras profundas creencias. Y más aún me cuesta asumir que se esgriman (sí, como el 'juego' de escuela dominical infantil) textos para demostrar que estamos equivocados en una u otra postura. Creo, humildemente, que tal es el clima de tensión al que estamos llegando - y este clima no ha sido provocado con una manifestación, sino que lleva muchísimo tiempo creciendo en uno y otro bando- que cada vez discernimos menos entre Palabra de Dios e ideas personales. ¿Soy un mal cristiano por querer la independencia de mi tierra? No
     

    Dani Banegas
    01/10/2012
    23:41 h
    18
     
    No es ser más o menos cristiano el sentirse más catalán o español (o chino), pero sí lo es el tratar con respeto a las personas aunque se opine diferente y creo que lo deberíamos tener presente a la hora de hacer nuestros comentarios. Opinar no debería traer nunca como respuesta un menosprecio, si acaso una réplica. José y Daniel tomaron decisiones políticas importantes en imperios tan paganos como el Egipcio o el Babilonio y creo que el Señor no solo nos da derecho a ello sino que nos exige que nos impliquemos en las decisiones que tienen que ver con el lugar donde vivimos. Dicen que el que siempre piensa en el cielo sirve para muy poco en esta tierra.
     

    Jordi
    01/10/2012
    23:41 h
    17
     
    !cuántos comentarios en nombre de Dios y de la unidad! pues, oye, me parece muy bien, los catalanes, estamos deseando que os unáis a nosotros, que tengáis empatía por nuestra causa, que oréis por nosotros, por nuestros gobernantes, deseamos que España se una a nosotros, intente comprendernos,¿porqué ha de ser al revés? La Bibilia dice que siempre que dependa de nosotros estemos en paz con todos los hombres, así que lo podeis intentar, nosotros ya lo hemos hecho durante muchos años.....
     

    Fernando
    01/10/2012
    23:42 h
    16
     
    Con todos los respetos… pero el texto me parece más demagógico que otra cosa. Sutilmente, parece que se hace referencia a que la libertad sólo es para unos. Hoy por hoy, Cataluña es parte de España. Por lo tanto, yo, como español, ¿no tengo también libertad para opinar sobre una parte del territorio de mi país a la que tengo que visitar con frecuencia? Otra cosa que me parece curiosa es que me da la impresión de que todo el resto de “españoles” no pertenecemos a otras comunidades autónomas. Los catalanes son catalanes… y los aragoneses son españoles, los andaluces son españoles, los extremeños son españoles. No se pregunten después por qué determinadas cosas causan impactos diferentes depend
     

    Dudón
    01/10/2012
    15:21 h
    15
     
    Siento que Febe se sienta despreciada incluso por hermanos en la fe. Por desgracia, son sentimientos recíptocos en diferentes bandos dentro de la misma Cataluña. Veo triste soñar con una independencia apelando a brechas entre creyentes que no se comprenden entre sí ¿Es este el paso a dar para el Reino de Dios que anhelamos? Una ruptura es siempre un fracaso, dolor que queda en las relaciones. Pensar en una AEEspañola sin catalanes o en publicaciones cristianas en castellano buscando sede fuera de Cat, y un largo etc. de rupturas centenarias entre creyentes ¿Lo compensa una idea política legítima?
     

    Kino
    01/10/2012
    15:21 h
    14
     
    ¿Por qué hablar tanto de secesión? En USA, el país más importante y poderoso del mundo y más democrático, hubo una Guerra de Secesión, NO se permitió la separación de los estados del sur o confederación. Si lo hubieran consentido hoy USA no sería el país más poderoso. ¿Hay algún país importante de Europa que lo permita? ¿Lo permiten Francia o Alamania que son el motor de Europa? Sólo ha ocurrido en países de la ex-yugaslavia y cómo están los pobres... Si nosotros queremos ir por ese camino y no imitar a los grandes lo que nos espera no será nada bueno.
     

    Abraham
    01/10/2012
    15:21 h
    13
     
    Cuando decimos libertad ¿de que estamos hablando? en la Biblia dice que las personas que nacieron de nuevo son libres espiritualmente en cuanto tenemos la capacidad de decidir si pecar o no, ya que hemos llegado a un estado de concepción de ver nuestra autentica realidad, somos pecadores, estamos muertos en delitos y pecados, sin embargo esto no lo ve todo el mundo así. Queridos floristas, mientras estemos en este mundo, no seremos totalmente libres, porque nos llevaremos guiar por nuestra pecaminosa naturaleza a parte de que siempre seremos esclavos de los altos mandatarios de nuestro país. Si Cataluña se independizara, lo cual lo veo una barbaridad y prácticamente imposible, todos los ca
     

    Abraham
    01/10/2012
    15:21 h
    12
     
    Si hubiese un referéndum para la secesión de la comunidad judía del imperio romano en aquellos entonces ¿habría votado Jesús?
     

    Lluis Rubinat
    01/10/2012
    11:58 h
    11
     
    Febe tiene toda la razón...y yo lo que quiero es que mi Lérida querida no sea gobernada por los Barceloninos. Lérida puede ser un estado independiente asociado a Europa, con fronteras contra España, Francia, Barcelona y sus satélites. No me une nada a Barcelona y sus burgueses. Nosotros somos agrarios, hablamos otro catalán y somos gente del interior, del cultivo del cerdo, de la ganadería y de las vegas que riegan nuestros ríos montañeses, de nuestros frutales..., nada que ver con Barcelona. Secesión de Barcelona.
     

    Juan Carlos
    01/10/2012
    11:58 h
    10
     
    La legalidad está sobrevalorada
     

    Carlos Sánchez
    01/10/2012
    11:58 h
    9
     
    Después de las cesiones del pacto fiscal de ZP a Cataluña y del Estatut, es paradójico que quienes más recaudan sean también los más insolventes. Así, la Generalitat anuncia la consulta de la autodeterminación al mismo tiempo que le pide 5.023 millones de euros al Gobierno (471 millones para hoy mismo). Tres décadas cediendo, tolerando los desprecios que asemejaban España con la reacción y Cataluña con el progreso, mirando para otro lado cuando el castellano quedaba desterrado de la enseñanza reglada, entregándoles el negocio del gas para aprobar los presupuestos del Estado, tienen este corolario: con una mano dicen “adeu” a Madrid y con la otra piden una millonada de euros al Gobierno. Es v
     

    Mònica Ruiz
    01/10/2012
    11:58 h
    8
     
    Febe, muchas gracias por la exposición de tu opinión desde el respeto y la tranquilidad. Somos catalanes, pero también somos creyentes, maduros, reflexivos, con capacidad de pensar y el deber de decidir usando la libertad que Dios nos ha dado a TODOS incluidos los catalanes. No es una decisión en contra de nadie (ni siquiera de España). Es un deseo unido a un sentimiento y a una experiencia que nos va formando una idea y nos lleva a elegir una opción u otra (TODAS respetables). En este caso se trata de política, pero en otros momentos tendrá que ver con decidir qué coche compramos, a qué colegio van nuestros hijos o de qué iglesia somos miembros. Aunque no seamos de este mundo, vivimos en él
     

    JRRiudoms
    01/10/2012
    11:59 h
    7
     
    Creo entender -y así lo dice el subtítulo/pie de foto: 'La libertad de pensar, de decidir y de actuar es un don que Dios otorgó a los humanos como uno de sus más maravillosos regalos ya allá en el Edén, como parte esencial y definitoria de su naturaleza.'- que en ningún caso la autora del artículo hace apología de partidismo alguno. Simple y llanamente expone -a mi parecer muy acertadamente- unos hechos y unas conclusiones argumentadas desde el respeto. La respuesta de muchos de ustedes ha sido el querer despreciar, silenciar o tergiversar sus palabras... Respuestas cuyo 'argumento' soterrado es el pánico que produce al dogmatismo el ejercicio democrático del libre albeldrio. Atentamente, y
     

    Dani Banegas
    30/09/2012
    23:47 h
    6
     
    Algunos ejemplos reales: Hace años Canarias prohibió las corridas de toros y no pasó nada, cuando se prohibieron en Catalunya nos masacraron a críticas tildándonos de 'antiespañoles'; el PP llevó al tribunal constitucional al Estatut de Catalunya catalogando de incostitucionales algunos artículos de los que votó a favor en el Estatuto de Andalucía; una pareja del centro de España se molesta porque aquí bebemos 'Llet nostra' pero no se habrían molestado si fuera 'Central lechera asturiana'. ¿Por qué molesta tanto lo catalán y no lo canario, andaluz o asturiano?
     

    JRRiudoms
    30/09/2012
    23:47 h
    5
     
    #1 Carlos Sánchez: Sus comentarios cada vez me [re]suenan más a 'provincianos'... Si un Estado tiene unas leyes que impiden a sus ciudadanos ser 'libres' y hacer uso de la democrácia, o bien se cambian dichas leyes, o bien se dicen las cosas claras en verdad y en libertad, como lo dice Febe Jordá o como lo dice usted mismo. Por favor: no intente menoscabar el derecho a opinar que TODOS tenemos (incluido usted). Si usted le tiene miedo a la libertad, no impida a los demás abrazar a la libertad. Para algunos liberticidas, el estado de excepción sólo se ha de aplicar a quien quiere ejercer la libertad y democracia. Hay que recordar que el Estado español ha firmado la Declaración de los Derechos
     

    Ines
    30/09/2012
    23:47 h
    4
     
    Muy bien, hermana, continuarás siendo machacada por tus hermanos que tienen su verdad y juzgan sin conocer, no quieren saber. Carlos, si, somos esclavos, porque queremos ser libres y no nos dejan. Nadie quiere ir a las malas, pero no hay otra opción, no se puede estirar tanto la cuerda, sino se rompe, Lo de las mentiras, averígualo tu, a lo mejor te mienten a tí. Febe lo dice bien: la constitución no es la Biblia, si por un heredero al trono se plantearían cambiarla, ¿porqué no ahora? Febe, oro porque Dios nos de sabiduría y paz en todo este proceso y por nuestros gobernantes, como manda el Señor I Tim 2: 1-3
     

    Victor
    30/09/2012
    23:47 h
    3
     
    ¿Qué diría Jesús de esto? Al César lo que es del César y a Dios lo que es de Dios. Intentar equiparar la política actual con los principios del evangelio, sí que es un insulto a la inteligencia de cualquiera. Es más, también es un insulto a la misma Biblia, y por extensión, al mismo Dios al que 'servimos'. Pero muchas gracias. Una vez más, querida Febe, nos muestras lo bien engañados que os tienen.
     

    Pablo
    30/09/2012
    23:47 h
    2
     
    Febe, orar mucho por el pueblo catalán, no vaya ser que de Guatemala acabéis en Guatepeor. Si la población se dividió por culpa de los idiomas cuando se construía la torre de Babel, ahora eso sigue dividiendo a los pueblos a pesar de que tengan más en común que diferencias.
     

    Carlos Sánchez
    30/09/2012
    18:47 h
    1
     
    Dña Febe, el Señor Jesús dijo que la verdad nos haría libres. En las provincias catalanas una minoría interesada en el poder lleva 37 años intentando conseguir una presunta libertad (como si fueran esclavos) a base de mentiras. El parlamento de Cataluña ha aprobado hace 3 días una moción para una consulta separatista. Eso es contrario a las leyes españolas. En su consecuencia, cualquier pronunciamiento favorable a este acto ilegal debería igualmente serlo. Y tanto es así que este sitio advierte en sus normas de uso que 'No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas'. Fíjese en la excepcionalidad que representa el hecho diferencial catalán, incluso a estos niveles. P
     



     
     
    ESTAS EN: - - - Catalunya: ¿de qué estábamos hablando?
     
    PUBLICIDAD
     
     
     
    AUDIOS Audios
     
    Evangelio y Reforma impactan Latinoamérica con César Vidal Evangelio y Reforma impactan Latinoamérica con César Vidal

    Viaje de César Vidal a México, Argentina, R. Dominicana y Perú: encuentros, conferencias y presencia en medios evangélicos y "seculares" logra impacto relevante en la sociedad.

     
    Francisco de Enzinas, pasión por la Palabra Francisco de Enzinas, pasión por la Palabra

    Miguel Ángel Vieira presenta a la figura del burgalés, el primero en traducir la Biblia al castellano en el siglo XVI, que está siendo homenajeado este año en Burgos.

     
    El camino de la Reforma protestante: César Vidal

    Análisis del inicio histórico de la Reforma protestante y su significado, ante los 500 años de aquel 31 de octubre en que Lutero clavó sus 95 tesis. 

     
    95 Tesis para la España de hoy 95 Tesis para la España de hoy

    Xesús Manuel Suárez presenta el documento en el que han colaborado más de 90 evangélicos de España de distintas áreas para aportar a la sociedad desde la cosmovisión protestante.

     
    José Luis Andavert, 32 años sirviendo en Sociedad Bíblica

    El que ha sido director de la entidad durante 32 años nos habla de su experiencia y las expectativas de futuro en la Sociedad Bíblica de España.

     
    “La ley LGTBI genera más problemas que los que soluciona”

    Rubén Navarro, de ADF International, considera que la ley que se debate este martes en el Congreso supone una pérdida de derechos para el conjunto de los ciudadanos y un peligro para los que disientan de las opiniones protegidas por la norma.

     
    “El crecimiento evangélico en España no es solo numérico”

    Máximo Álvarez presenta el nuevo mapa misionológico de España, donde todavía hay 526 ciudades de más de 5.000 habitantes sin presencia evangélica.

     
    Ley proLGTBI impide la diversidad: Jaume Llenas

    "El Estado lo que debe es no perjudicar la diversidad. No sólo en sexualidad, sino en política, religión. Pero este proyecto de Ley sólo permite un tipo de ideología sexual, estableciendo una sociedad uniformizada". Entrevista a Jaume Llenas, abogado y secretario general de la Alianza Evangélica Española,

     
    FOTOS Fotos
     
    Las 95 Tesis, clavadas en España Las 95 Tesis, clavadas en España

    Evangélicos presentan 'Las 95 Tesis de la Reforma 500 años después' a gobiernos locales y regionales, por toda España.

     
    La Biblia a través de la historia La Biblia a través de la historia

    Una exposición recorrerá Galicia este año 2017 mostrando la historia de la Biblia y su importancia para la Reforma Protestante.

     
    Las diversas capacidades de Mefi-Boset Las diversas capacidades de Mefi-Boset

    El ministerio Mefi-Boset lleva 20 años trabajando el tiempo de ocio y apoyo a las familias de personas con discapacidad intelectual en Terrassa y Barcelona. Algunas imágenes de este curso que acaba.

     
    VÍDEOS Vídeos
     
    Historia de tres reyes Historia de tres reyes

    El egoísmo nos hace creer que es mejor y más fácil hacer todo solos.

     
    Toda la Biblia: Génesis Toda la Biblia: Génesis

    En el primer libro de la Biblia encontramos a un Dios que, desde el principio, está buscando  restablecer la relación rota con las personas.

     
    Lutero en España: la reforma invisible (documental) Lutero en España: la reforma invisible (documental)

    El documental emitido en TVE realiza un recorrido histórico desde el S. XVI hasta llegar a la actualidad para mostrar la realidad del protestantismo en España.

     
     
    Síguenos en Ivoox
    Síguenos en YouTube y en Vimeo
     
     
    RECOMENDACIONES
     
     

     
    AEE
    PROTESTANTE DIGITAL FORMA PARTE DE LA: Alianza Evangélica Española
    MIEMBRO DE: Evangelical European Alliance (EEA) y World Evangelical Alliance (WEA)
     

    Las opiniones vertidas por nuestros colaboradores se realizan a nivel personal, pudiendo coincidir o no con la postura de la dirección de Protestante Digital.