PUBLICIDAD
 
miercoles, 24 de enero de 2018   inicia sesión o regístrate
 
Protestante Digital

 
PUBLICIDAD
 
SÍGUENOS EN
  • Twitter
  • Facebook
  • Google +
  • Instagram
  • YouTube
  • Rss
 

  • Donar a Protestante Digital
  •  
    PUBLICIDAD
     
     



    15
     

    ¿Nace Cristo en nosotros?

    Las tradiciones sin base bíblica y la exaltación del consumismo impregnan lo que nos rodea, como en las fiestas de fin de año, a pesar de la presente crisis. Pero algunas frases oídas preocupan más.

    AGENTES DE CAMBIO AUTOR Óscar Margenet 24 DE DICIEMBRE DE 2017 10:05 h

    No sé si al lector le ha ocurrido lo mismo que a mí; pero en las últimas semanas he descubierto giros impensados en las expresiones de la gente, tanto fuera como dentro de nuestras congregaciones.

    En estos días hubo muchos creyentes que, inocentemente, entraron a Internet y circularon cientos de tarjetas virtuales con bellas frases que, tanto repetirlas, se pegaron con facilidad.

    También hubo prédicas con ideas y conceptos tiernos y humanos pero que no son bíblicos y, por ello, extraños al magisterio de Jesucristo.

    Algunas de esas frases rondaron en mi mente hasta impulsarme a escribir esta nota. Dediqué tiempo para investigar de qué creencias pudiesen provenir y quiénes las hubiesen pronunciado primero. Elegí siete ejemplos entre una enorme cantidad y os los ofrezco en forma abreviada, sin comentarios, con su fuente, para vuestro propio análisis y conclusiones. Luego comparto algo de lo que he encontrado en la Biblia y concluyo con unas pocas reflexiones. Os invito a que vosotros hagáis lo mismo, por vuestra propia cuenta.

    1.La Palabra Diaria, Domingo 4 de diciembre del 2011, Paz interna(La palabra diaria © por Unity® 2011) Cristo nace en mí y disfruto de una paz profunda.El Príncipe de la paz encuentra un hogar en mi corazón. Al sentir y expresar la paz bendita y profunda que mi Cristo inspira, el cielo se establece en la Tierra y Cristo nace en mí.María dijo: “Aquí está la sierva del Señor; hágase conmigo conforme a tu palabra.”—Lucas 1:38

    2. Reflexión de hoy Deja que Cristo nazca en ustedes!(sic)



    Jesús nace cada Navidad. Piensa que tu corazón es un pesebre… Que en el pesebre de tu corazón nazca Jesús esta Navidad!



    3. Pensamiento del domingo 25 de diciembre de 2011 Por Omraam Mikhaël Aïvanhov El nacimiento de Jesús fue un acontecimiento histórico de importancia capital. (…) El verdadero discípulo sabe que, durante Nochebuena, Cristo nace en el mundo en forma de luz, de calor y de vida, y prepara las condiciones adecuadas para que este Niño divino nazca también en él. Sí, porque podemos releer la historia del nacimiento de Jesús tantas veces como queramos y cantar «Ha nacido el niño Divino», pero mientras Cristo no nazca en nosotros, esto no sirve de nada. A cada uno denosotros nos corresponde ahora tener este deseo de hacer que nazca Cristo en una tierra habitada de Cristos!

    4. Cristo ha nacido en mí, Por Tommy Hays.Lunes, 26 de diciembre 2011; Buenos días, Señor Jesús. Cristo ha nacido, Cristo en mí. ...

    5. Dar la cara. Por Alberto Arija / CD-Cinta: Ediciones Musical PAX Cristo nace cada día en la cara del obrero cansado,en el rostro de los niños que ríen jugando, en cada anciano que tenemos al lado. Cristo nace cada día y por mucho que queramos matarlo nacerá día tras día, minuto a minuto en cada hombre que quiera aceptarlo.

    6.Cristo nace y muere en cada misa. Publicado en “CRUZADA” Por Manuel Lozano Garrido

    7. Cristo nace en nosotros hoy, Por Ernest Holmes Shurtleff. Traducido del inglés.Formato de archivo: PDF/Adobe Acrobat. Ernest Holmes Shurtleff(1887-1960) Fue escritor y espiritualista, norteamericano. Conoció siendo joven a Mary Baker Eddy (Ciencia y Salud, Ciencia Cristiana). Fundó la Iglesiade Ciencia Religiosa (1954), que es lo más destacado del movimiento Nuevo Pensamiento. Autor de La mente creativa, 1919, y de la revistaLa ciencia de laMente, que se publica desde 1927, sus libros se siguen imprimiendo y los principios que enseña han inspirado e influenciado a muchas generaciones de estudiantes y profesores de metafísica. Holmes también estudió la Ciencia Divina de la que fue ordenado ministro. Su influencia se verifica principalmente en el movimiento de auto-ayuda, las Escuelas San Basilio (Espiritista o Espiritualista), de Control Mental y de Meditación Trascendental. Todo ello forma parte de la extendida religión de la Nueva Era.

    En estos siete ejemplos hay de todo, como en botica. Lo preocupante es que, en nuestro deseo de mejorar las chances de que nuestro mensaje sea recibido, mezclemos con la Palabra de Dios frases que suenan bien y hasta parecen cristianas. Pero, al fin y al cabo, con ellas ¿contribuimos o entorpecemos nuestro testimonio?





    ¿QUÉ DICE LA BIBLIA SOBRE EL NUEVO NACIMIENTO?

    1.- Conocemos ser Uno con Jesús y el Padre gracias a la obra del Espíritu.

    Jesús consuela a sus discípulos diciéndoles: “Si me amáis, guardad mis mandamientos. Y yo rogaré al Padre, y os dará otro Consolador, para que esté con vosotros para siempre: el Espíritu de verdad, al cual el mundo no puede recibir, porque no le ve, ni le conoce; pero vosotros le conocéis, porque mora con vosotros, y estará en vosotros. (…) En aquel día vosotros conoceréis que yo estoy en mi Padre, y vosotros en mí, y yo en vosotros (…)El que me ama, mi palabra guardará; y mi Padre le amará, y vendremos a él, y haremos morada con él.Juan 14:15-17, 20, 23. Esta promesa consoladora de Jesús tiene su cumplimiento con la llegada del Espíritu Santo en Pentecostés. Y Pablo nos aclara en 2ª Corintios 3:17 que “El Señor es el Espíritu”.

    Muchas de las enseñanzas de Jesucristo son interpretadas en las cartas pastorales, como el vivir en Cristo. El mejor ejemplo que nos deja el Señor es el de la vid, en Juan 15: 4-5: Permaneced en mí, y yo en vosotros. Como el pámpano no puede llevar fruto por sí mismo, si no permanece en la vid, así tampoco vosotros, si no permanecéis en mí. Yo soy la vid, vosotros los pámpanos; el que permanece en mí, y yo en él, éste lleva mucho fruto; porque separados de mí nada podéis hacer.

    2.- Nacer de nuevo es imprescindible para tener una relación íntima con Él.

    Una de las expresiones respecto de Cristo desando morar en nosotros la leemos en Apocalipsis 3:20, He aquí, yo estoy a la puerta y llamo; si alguno oye mi voz y abre la puerta, entraré a él, y cenaré con él, y él conmigo.”

    Jesús está llamando a la puerta de la iglesia de Laodicea; la que se veía a sí misma como autosuficiente y enriquecida, arrogante por pretender que no tenía necesidad de cosa alguna; pero a la que el Señor veía como desventurada, miserable, pobre, ciega y desnuda. Podemos decir sin error, que Él llama a la puerta del corazón de creyentes que viven tibiamente su fe, como eran los miembros de esa congregación. Y quien llama no es el niño de Belén, que aún no hablaba. Es Jesucristo, el Verbo encarnado, Hombre y Dios, quien nació y vivió sin pecado; enseñó el camino al Padre; padeció al ser hecho pecado por nosotros; puso su vida en expiación de nuestra deuda y culpabilidad; fue sepultado, resucitó, ascendió, nos justificó delante de Dios y fue recibido en Gloria por el Padre, quien le dio dominio y autoridad sobre todo en el cielo, en la tierra y debajo de la tierra.

    ¡Vaya diferencia! No un bebé, sino el Señor de señores y Rey de reyes llama al corazón del cristiano carnal que le ha dejado fuera de su vida, proyectos y celebraciones. Desea iniciar una comunión auténtica, restauradora en la que el anfitrión experimente una nueva relación con Él, que es el único capaz de cambiar mente, corazón y voluntad, fragmentados como están, e instalar una identidad viva, indivisible y completa de hijo (o hija) de Dios. No nace Cristo en nosotros; sino una íntima relación antes inexistente: “Cenaré con él y él conmigo”, que la convierte en una fiesta cotidiana.

    3.- Dios puede formar a Cristo solo en los nacidos de nuevo

    El apóstol Pablo, escribiéndoles a los creyentes de Galacia, les dice: “Hijitos míos, por quienes vuelvo a sufrir dolores de parto, hasta que Cristo sea formado en vosotros” Gálatas 4:19.

    Es claro que Pablo, siendo varón, usa la figura de la mujer que está a punto de ser madre para recordarles a sus hijos espirituales el momento en que habían nacido por la obra del Espíritu Santo al oír de su boca el Evangelio de Jesucristo. Ahora Pablo repite esa figura pues tiene en mente la santificación de ellos por medio del Espíritu Santo, pues él es quien va modelando nuestro hombre interior conforme a la imagen de Jesucristo. ¿Cuál imagen? ¿La del niño de Belén? Mucho mejor: la de Jesucristo glorificado.

    En Romanos 8:29 el mismo Pablo anticipaba: “Porque a los que antes conoció, también los predestinó para que fuesen hechos conformes a la imagen de su Hijo, para que él sea el primogénito entre muchos hermanos.”Y remata esa revelación al escribirles a los Efesios (4:13): “hasta que todos lleguemos a la unidad de la fe y del conocimiento del Hijo de Dios, a un varón perfecto, a la medida de la estatura de la plenitud de Cristo”.





    ¿POR QUÉ VINO JESÚS AL MUNDO COMO UN BEBÉ?



    ¿Por qué envió Dios a su Hijo a nacer como humano? ¿No pudo evitarle el trastorno y enviarnos a un Cristo ya adulto, como hizo con Adán? Acaso, ¿no comenzó Jesús a predicar de grande? ¿Por qué nació como bebé?

    Dios quiso dar pruebas de que Jesucristo fue perfecto hombre al nacer de una mujer. Pero ningún ser humano es perfecto por nacer de una mujer. Lo que ocurre con nosotros es que nacemos heredando el pecado adámico; mientras que Jesús fue concebido por obra del Espíritu Santo, y por ello nació sin pecado. Nosotros crecemos y vamos adquiriendo hábitos y costumbres pecaminosas: mentimos, aparentamos, disfrazamos la verdad, nos dejamos llevar por los deseos carnales, prometemos una cosa y hacemos otra… Nada de esto experimentó Jesucristo, aunque fue tentado en todo como lo somos nosotros, nunca hizo maldad ni hubo engaño en su boca. Nació, vivió y murió cumpliendoel propósito divinoinspirador de la palabra profética; lo hizo voluntariamente por amor de nosotros. Y naciendo como nació, pudo ser Emanuel, Dios con nosotros.

    Con su reconocida autoridad Jesús le declara a Nicodemo: “De cierto, de cierto te digo, que el que no naciere de nuevo, no puede ver el reino de Dios.Nicodemo le dijo: ¿Cómo puede un hombre nacer siendo viejo? ¿Puede acaso entrar por segunda vez en el vientre de su madre, y nacer?Respondió Jesús: De cierto, de cierto te digo, que el que no naciere de agua y del Espíritu, no puede entrar en el reino de Dios.Lo que es nacido de la carne, carne es; y lo que es nacido del Espíritu, espíritu es.No te maravilles de que te dije: Os es necesario nacer de nuevo.El viento sopla de donde quiere, y oyes su sonido; mas ni sabes de dónde viene, ni a dónde va; así es todo aquel que es nacido del Espíritu.” Juan 3:3-8.

    “A lo suyo vino, y los suyos no le recibieron. Mas á todos los que le recibieron, les dio potestad de ser hechos hijos de Dios, á los que creen en su nombre: Los cuales no son engendrados de sangre, ni de voluntad de carne, ni de voluntad de varón, mas de Dios.” Juan 1:12-13. Notemos:“Recibieron a Cristo” no es lo mismo que “aceptaron a Cristo” (modismo no bíblico impuesto por los partidarios del libre albedrío). “Creen en su nombre” sólo los nacidos por la voluntad de Dios, cuando el Espíritu les ha convencido de pecado y guiado a un genuino arrepentimiento. Nacer de nuevo es un cambio misterioso, drástico, sobrenatural; el hombre natural no lo puede entender, menos aún provocar. (Juan 3:8-9)

    Nosotros somos los bebés nacidos de agua y del Espíritu

    Jesús no le dijo a Nicodemo cosas como: “Deja al niño de Belén nacer en ti“, “Tú debes tener tu propia Navidad”,”Quiero nacer en ti”...Si Él no lo hizo ¿por qué deberíamos hacerlo nosotros?

    Un gran cambio sobreviene al nacer de nuevo, gracias a la regeneración que Dios opera en nosotros, porque venimos a ser nuevas criaturas, con nuevas esperanzas, ideales, gozos y prioridades. (2ª Corintios 5:17). Como agentes de cambio en el mundo debemos recordar que el hombre es nacido de nuevo por voluntad y propósito de Dios, exclusivamente; nadie nace por deseo propio. Es Dios quien toma la iniciativa en regenerar, renacer ó resucitar a los que están muertos para que puedan responder al llamado del evangelio. Amemos de corazón a nuestro semejante, y defendamos con valor el Evangelio de Jesucristo, cuidando su pureza original.

    Entonces, no es Jesucristo quien debe volver a nacer en cada Navidad o prédica del Evangelio; es el pecador y la pecadora quienes hoy deben nacer de nuevo; porquehoy es el día de salvación. (Hebreos 3:15, 17; 4:7).

    Dios no hace acepción de personas: todos pecamos y estamos destituidos de Su gloria. Pero, por su gran amor con que nos amó, nos envió a Su Hijo, cargó sobre Él nuestro pecado; saldó la deuda con que nacimos y aumentamos a causa de no hacer Su voluntad sino la nuestra; y nos dio vida eterna y esperanza de gloria.

    ¿Ya has nacido de nuevo? Entonces: ¡Da gracias a Dios y cuenta a otros la verdadera historia mientras vivas!


     

     


    15
    COMENTARIOS

        Si quieres comentar o

     

    Òscar Margenet Nadal
    13/01/2012
    15:14 h
    2
     
    Estimado Alfonso: gracias por tu aliento, hermano. Quiera el Señor que siempre mantengas tu estado de alerta frente a todo lo que leemos; y que en este año que recién comienza encuentres en Él todo lo que necesitas y Él quiere darte. Un abrazo en la esperanza de su pronto regreso.
     

    Alfonso Chíncaro (Perú)
    12/01/2012
    20:32 h
    1
     
    Hno. Óscar, qué alegria me ha producido su artículo. Cuando leí en el anterior el título de éste ('¿Nace Cristo en nosotros?') me dije: ¡Oh nooo! otro más con el mismo mensajito. Menos mal que no fue así. Lo que me sorprendió es lo cerca que está de la nueva era la preguntita de marras. Gracias por el esfuerzo, ha sido una buena serie. Bendiciones.
     

    EZEQUIEL JOB
    27/12/2017
    00:13 h
    7
     
    Oscar,gracias por este artículo,y nos recuerda que el verdadero nacimiento y vida que cuenta ante Dios,es desde el momento que somos ungidos por el ES,cuando creímos en Cristo como Señor para OBEDECERLE(Hech19:2),antes estábamos muertos en nuestros delitos y pecados(Ef2:1).No heredamos el "pecado adámico",porque los hijos no llevan el pecado de los padres(Ez18:20),sino que no hay quien haga lo bueno(Sal14:3)(Rom3:10-18),desde niños aprendemos cada uno hacer lo malo como nuestros padres(1Ped1:18)
     
    Respondiendo a EZEQUIEL JOB

    Angel
    28/12/2017
    11:18 h
    10
     
    Lo mismo encontramos en Ro. 3.22-23: "Porque no hay diferencia, por cuanto TODOS PECARON y... destituidos de la gloria de Dios". Somos condenados por nuestro propio pecado, pues nadie se escapa de esa realidad -Ro.3.9- pero eso no quita que pecamos debido a la condición de pecado heredada de Adán. El principio de que "los hijos no pagarán por los pecados de los padres..." se aplica AL PECADO DE ADÁN que no nos es imputado, pero no a la condición heredada de él que sí recibimos, mal que nos pese.
     
    Respondiendo a Angel

    Angel
    28/12/2017
    11:09 h
    9
     
    O sea, según tú, Ezequiel, el ser humano nace perfecto, pero se desvía por "imitación" de lo que ve. Pues no parece que sea ese el mensaje bíblico. Heredamos la condición humana de Adán. Por eso somos seres caídos; pero Dios no nos condena por el pecado de Adán, sino por nuestros propios pecados. Así está escrito: "Porque el pecado entró en el mundo por un hombre y así la muerte pasó a todos los hombres, POR CUANTO TODOS PECARON". ¿Énfasis? "POR CUANTO TODOS PECARON"
     
    Respondiendo a Angel

    EZEQUIEL JOB
    29/12/2017
    06:19 h
    11
     
    Angel, Dios hizo al hombre recto(Ecl7:29), y de los niños es el Reino de los Cielos(Mat19:14), no pecan, por eso el Señor nos insta ser como niños(Mat18:3-4). Dios inculpa de pecado solo desde la adolescencia y juventud(Gen8:21)(Ec11:9)(Pr23:13-14), de acuerdo a la DESOBEDIENCIA a la ley(1Jn3:4)(Rom5:13). No heredamos de Adán ninguna “condición de pecado para pecar”, ¿Cómo explicas que Abel no pecó?(1Jn3:12)(Heb11:4). Pecan los hijos de DESOBEDIENCIA, que siguen la “corriente” del mundo(Ef2:2).
     

    jorgevaron
    24/12/2017
    17:14 h
    4
     
    Buen artículo sobre la verdad mas importante en lo que concierne a nuestra salvación, porque es, ella misma, nuestra salvación; la verdad sobre el nuevo nacimiento. Las fracesitas edulcoradas, cursis y alambicadas sobre ese tema tan serio, abundan no solo en la web sino en los púlpitos y distorsionan por completo el mensaje de Dios. Tengamos todos, ahora y siempre, la felicidad verdadera que solo se puede gustar con el nuevo nacimiento. A Dios toda gloria.
     
    Respondiendo a jorgevaron

    Óscar Margenet Nadal
    25/12/2017
    21:35 h
    6
     
    A post #4: así es hermano, el nuevo nacimiento del pecador es la clave. No hay mayor gozo que el de dar testimonio a los perdidos que Jesucristo es el Mesías prometido a Israel en el AT, Dios con nosotros, Salvador y Señor de toda persona que le recibe cuando Él la llama, tal como enseña el NT dentro de todo el consejo divino. ¡Bienaventurada buena noticia! Bendiciones.
     

    Jalmado
    12/05/2017
    14:32 h
    3
     
    JUAN 14:12, En verdad, en verdad os digo: el que cree en mí, las obras que yo hago, él las hará también; y aun mayores que éstas hará, porque yo voy al Padre. Si Cristo no nace en nosotros, ¿cómo podemos hacer obras mayores que las de Jesús? ¿Qué obras son ésas mayores que las de Jesús?
     
    Respondiendo a Jalmado

    EZEQUIEL JOB
    27/12/2017
    01:16 h
    8
     
    ¿Qué obras son ésas mayores que las de Jesús?. Es una pregunta inquietante, muy importante, no creo que se refiera a las de Moisés, o Isaias(que hizo volver la sombra diez grados), porque habla de futuro. En realidad el Señor Jesús hará estas obras mayores a través de nosotros. Quizás se refiera a mover montes y árboles para echarlos al mar (Mat 21:21)(Luc 17:6), creo que todavía no se ha hecho, ¿verdad?. No hay nada imposible para Dios(Lc18:27), y para el que cree todo es posible(Mar9:23). Amén
     
    Respondiendo a EZEQUIEL JOB

    EZEQUIEL JOB
    02/01/2018
    21:52 h
    15
     
    Jalmado(13) El Señor Jesús ya nos habló de que vendrán falsos cristos que harán GRANDES SEÑALES Y PRODIGIOS, para engañar a los escogidos, a los verdaderos cristianos se los conoce por la OBEDIENCIA al Evangelio, no por la MILAGRERA que se pueda producir(Mat 24:24 Porque se levantarán falsos Cristos, y falsos profetas, y harán grandes señales y prodigios, de tal manera que engañarán, si fuere posible, aun a los escogidos.)(Mat 7:22-23:..Señor, Señor, ...en tu nombre hicimos muchos milagros?).
     
    Respondiendo a EZEQUIEL JOB

    EZEQUIEL JOB
    02/01/2018
    21:32 h
    14
     
    Jalmado(13), en Jn14:10, dice: "¿No crees que yo soy en el Padre, y el Padre en mí? Las palabras que yo os hablo, no las hablo por mi propia cuenta, sino que el Padre que mora en mí, él hace las obras." Dios hace las Obras en el Señor Jesús, como las hará en nosotros (1Cor12:6). No entiendo lo que dices "podemos ser otro Cristo", pues uno solo es el Mesías, el Cristo(Jn1:41), que es el Señor Jesús, nosotros solo somos sus SIERVOS y le OBEDECEMOS, por
     
    Respondiendo a EZEQUIEL JOB

    Jalmado
    30/12/2017
    01:29 h
    13
     
    "En realidad el Señor Jesús hará estas obras mayores a través de nosotros." Estimado Ezequiel, esta afirmación entra en contradicción con la afirmación de Jesús en Juan 14:12, pues según sus palabras no es Él quien las hace sino nosotros. Él habla en tercera persona y no en primera. Ciertamente parece imposible y coincido contigo en que todavía no se ha hecho, pero sabemos que es posible porque él lo dijo. Podemos llegar a identificarnos con Cristo tal como Jesús hizo, y podemos ser otro Cristo.
     
    Respondiendo a Jalmado

    Óscar Margenet Nadal
    25/12/2017
    21:28 h
    5
     
    A post #3: estimado Jalmado el versículo que citas responde a tus dos preguntas si lees antes y después de él. Jesucristo, como enviado del Padre, hizo su obra perfecta al morir, resucitar y ser glorificado. Antes de irse compartió su Espíritu (Juan 20:22) tal como les había prometido (Juan 14: 16-18). Entonces: hacemos obras mayores que las de Jesús al morar Cristo en nosotros, y dar testimonio de la Verdad guiados por el Espíritu Santo hasta que Él regrese. Bendiciones.
     
    Respondiendo a Óscar Margenet Nadal

    Jalmado
    30/12/2017
    01:15 h
    12
     
    Estimado Óscar, gracias por tu respuesta. Entonces, si hacemos morar a Cristo en nosotros, y si damos testimonio de la Verdad guiados por el Espíritu Santo, ¿estamos haciendo obras mayores que las de Jesús? Teniendo en cuenta lo que hizo Jesús por la humanidad y lo que hacemos nosotros, me parece muy atrevido afirmar eso. Hacer morar a Cristo en nosotros y testimoniar la Verdad no parece gran cosa al lado de salvar la humanidad y llevarla hacia el Padre. Bendiciones de Dios Padre.
     



     
     
    ESTAS EN: - - - ¿Nace Cristo en nosotros?
     
    PUBLICIDAD
     
     
     
    AUDIOS Audios
     
    “La cristianofobia es una realidad en Europa” “La cristianofobia es una realidad en Europa”

    Ted Blake, director de Puertas Abiertas en España, analiza en profundidad la Lista Mundial de Persecución 2018.

     
    Profecías cumplidas en Jesús (César Vidal) Profecías cumplidas en Jesús (César Vidal)

    Análisis de las principales profecías cumplidas en la persona de Jesús, especialmente en su nacimiento. Entrevista a César Vidal 

     
    El cristiano y la ideología de género: Juan Varela El cristiano y la ideología de género: Juan Varela

    “No podemos ser pasivos y sí huir del liberalismo y del fariseísmo", dice Juan Varela, autor de la "Guía sobre ideología de género, familia y matrimonio" de la Alianza Evangélica Española.

     
    “Enzinas es un ejemplo de compromiso, rebeldía y pasión” “Enzinas es un ejemplo de compromiso, rebeldía y pasión”

    Alejandro Britos y Bambalúa Teatro recrean en una obra teatral la vida de Francisco de Enzinas, el burgalés que hace cinco siglos vivió por una pasión: acercar la Palabra a todos.

     
    Francisco de Enzinas, pasión por la Palabra

    Miguel Ángel Vieira presenta a la figura del burgalés, el primero en traducir la Biblia al castellano en el siglo XVI, que está siendo homenajeado este año en Burgos.

     
    95 Tesis para la España de hoy 95 Tesis para la España de hoy

    Xesús Manuel Suárez presenta el documento en el que han colaborado más de 90 evangélicos de España de distintas áreas para aportar a la sociedad desde la cosmovisión protestante.

     
    FOTOS Fotos
     
    Las 95 Tesis, clavadas en España Las 95 Tesis, clavadas en España

    Evangélicos presentan 'Las 95 Tesis de la Reforma 500 años después' a gobiernos locales y regionales, por toda España.

     
    La Biblia a través de la historia La Biblia a través de la historia

    Una exposición recorrerá Galicia este año 2017 mostrando la historia de la Biblia y su importancia para la Reforma Protestante.

     
    Las diversas capacidades de Mefi-Boset Las diversas capacidades de Mefi-Boset

    El ministerio Mefi-Boset lleva 20 años trabajando el tiempo de ocio y apoyo a las familias de personas con discapacidad intelectual en Terrassa y Barcelona. Algunas imágenes de este curso que acaba.

     
    VÍDEOS Vídeos
     
    ‘En Misión’, Alex Sampedro y Marcos Martins ‘En Misión’, Alex Sampedro y Marcos Martins

    Los artistas cantan a dúo, en español y portugués, sobre la misión del cristiano en el mundo.

     
    Toda la Biblia: 2º Samuel Toda la Biblia: 2º Samuel

    La historia de David nos recuerda la importancia de vivir en la presencia del Señor y compartir esa vivencia con los que nos rodean.

     
    SUO 2018: “Peregrinos y Extranjeros” SUO 2018: “Peregrinos y Extranjeros”

    La Alianza Evangélica Española anima a orar juntos en la próxima Semana Unida de Oración, del 14 al 21 enero.

     
     
    Síguenos en Ivoox
    Síguenos en YouTube y en Vimeo
     
     
    RECOMENDACIONES
     
     

     
    AEE
    PROTESTANTE DIGITAL FORMA PARTE DE LA: Alianza Evangélica Española
    MIEMBRO DE: Evangelical European Alliance (EEA) y World Evangelical Alliance (WEA)
     

    Las opiniones vertidas por nuestros colaboradores se realizan a nivel personal, pudiendo coincidir o no con la postura de la dirección de Protestante Digital.