PUBLICIDAD
 
miercoles, 20 de junio de 2018   inicia sesión o regístrate
 
Protestante Digital

 
PUBLICIDAD
 
SÍGUENOS EN
  • Twitter
  • Facebook
  • Google +
  • Instagram
  • YouTube
  • Rss
 

  • Donar a Protestante Digital
  •  
    PUBLICIDAD
     
     



     

    Leer…

    Algunas personas son felices contemplando escaparates de tiendas de ropa.
    DESDE MI BALCóN AUTOR Febe Jordà 17 DE ABRIL DE 2011

    A otras se les hace la boca agua frente a las pastelerías, colmados y ciertos establecimientos de alimentación presentados con esmero. A otras se les van los ojos admirando las joyas expuestas en esas delicadas muestras detrás de unos cristales que reflejan brillos exquisitos. Otras disfrutan acercándose a los libros.

    Títulos, autores, diseños de portada… contraportadas, argumentos, más títulos, más autores, el olor del papel, más historias, los sueños que intuyes, las breves biografías de los escritores, los clásicos, la sección de novedades, el olor de la tinta, las rarezas, la música y la luz y el sabor y el olor y el frío y el hambre en palabras… los pasillos y las estanterías de la librería, el librero y la librera expertos, los poemas, más cuentos, la caricia furtiva a una portada especialmente atractiva… la alegría y la soledad y la perplejidad y el dolor y la traición y la pérdida, más poesía… Y se te pasa el tiempo que no te das ni cuenta, y no encuentras el momento de marchar, y te cuesta elegir entre tanto bueno y, si no fuera porque el bolsillo te ayuda a decidir y el espacio en tu casa te aconseja definitivamente prudencia, te llevarías diez, quince, veinte volúmenes en cada incursión a esos que tú consideras templos de todas las otras vidas posibles.

    Conversaba hace unas semanas con un profesor de literatura de secundaria, de Segovia, y me revelaba sus nuevos hallazgos, lo que le había hecho disfrutar con la lectura en los últimos tiempos: siempre Auster y Koetzee, y en general los anglosajones, pero también Ian McEwan, con su impactante Expiación, Ishiguro, con Lo que queda del día, o de N. Gordimer, El encuentro. Y me confesaba que estaba contentísimo con el Nobel concedido a Mario Vargas Llosa, de quien lo había leído todo, y que se alegraba mucho del Cervantes a Ana María Matute, que era como si hubieran premiado a una tía suya muy querida, y que el flechazo comenzó cuando un profesor le hizo leer su cuento titulado Los Chicos.

    Me hablaba también, este amigo maestro, que muchas veces acaba desquiciándole lo poco que suele gustar la lectura a la mayoría de los adolescentes.

    A los que desde niños disfrutamos leyendo -posiblemente los que estáis siguiendo estas líneas en esta revista digital sois de ésos- nos cuesta entender cómo alguien decide prescindir de este placer.Pero corren malos tiempos para la página impresa. Quizá por la calma y el silencio que requiere; quizá porque el cine cuenta historias de una manera que resulta más asequible, más atractiva o más cómoda; o porque las nuevas tecnologías todavía fascinan demasiado, y su inmediatez y brevedad, y la forma de interactuar con todo el planeta capta la atención de tal manera que no deja lugar ni para las relaciones personales ni tampoco para la lectura tranquila. Y esta vida atropellada, y la superficialidad, y la música a todo volumen, y la televisión con toda esa oferta vergonzante…

    Algunos vemos que tenemos un problema, y serio. Y si os estáis preguntando: ¿de qué va este artículo? Estoy pensando en los niños y jóvenes, principalmente, pero también en un gran número de adultos: si la gente, comúnmente, no lee; si la revelación que tenemos del Dios Eterno y Salvador es en forma de palabras escritas; si el argumento para dejar un texto es ‘no me engancha’, y las traducciones bíblicas en ocasiones están muy alejadas del lenguaje común e inteligible; si ya, ni tan siquiera, se tiene el hábito de coger un libro entre las manos; si en nuestras reuniones, con los proyectores y demás, y por facilitar las cosas, siempre andamos con el ‘no hace falta que lo busquéis, ya leo yo el texto…’, podría darse el caso de que hubiera creyentes en el Dios de la Biblia que no le leyeran jamás.

    ¿Jamás, dices? Jamás, digo. Ya sabemos que la Biblia no es un libro mágico, que sólo con fijar la vista sobre él confiere a quien lo mira algún tipo de beneficio o poder. Lo que sí sabemos es que contiene lo que el Señor de cielos y tierra ha querido dar a conocer de sí mismo, sobre todo en la vertiente que nos afecta a nosotros como humanos, por nuestra trágica situación a causa del pecado. La Biblia explica todo lo que necesitamos saber para acercarnos a Dios de nuevo, entendiendo el precio infinito que esto ha costado. Y como sea que estas realidades son, aunque entendibles por un niño, profundas por su misma naturaleza de eternidad e infinitud, una vida entera de meditación y estudio permite apenas intuirlas en su gloria y magnificencia. ¿Cómo saber, cómo conocer cabalmente acerca del Rey de Reyes y Señor de Señores? ¿Por revelación particular? ¿Por iluminación absoluta? ¿Por intuición adivinatoria? No. Si fuera así, Dios no se hubiera tomado la molestia de dejar su Palabra escrita.

    Las diversas traducciones pueden ayudar a acercar el texto. Y sé los reparos que hay cuando hablamos de este tema. Personalmente, yo soy de la Reina-Valera del 60, son las palabras que leí desde mi niñez y que recibí con explicaciones detalladas en las predicaciones y en los estudios bíblicos. Tanto es así que, al leer las nuevas versiones que se proponen, me parecen menos inspiradas. Ya me entendéis: me molestan en general las paráfrasis, las sustituciones directas de día de reposo por sábado, echo de menos los giros tipo de cierto de cierto os digo, la eliminación de conceptos teológicos complicados por otros que me parecen flojos, incluso en ocasiones me desaparece la palabra que yo creo clave de un versículo… Pero, y ahí es donde voy, los chavales no entienden en general ese castellano antiguo, que sí, es el nuestro, pero es antiguo.

    Propongo buscar versiones de la Biblia que faciliten la comunicación del mensaje de Dios, no que lo oscurezcan a las personas de hoy. Y planteo también animar de manera intencional a la lectura, comenzando con textos cortos y esclareciendo lo que no se haya comprendido.

    Cada padre, cada educador, deberá idear, de la manera más personalizada posible, la manera de hacer que los niños lean. Quizá comenzando con los titulares deportivos para seguir con algún artículo breve en la prensa. Luego cuentos y novelas brevísimas de su interés (medievalizantes, de vampiros, de…). Porque se trata de crear un hábito… beneficioso en este caso. Porque la Biblia no está presentada en power point y, para conocer a Dios, hay que leerla a la manera clásica. Pero seguiremos con el tema.

    “Más alábese en esto el que se hubiere de alabar: en entenderme y conocerme, que yo soy el Señor, que hago misericordia, juicio y justicia en la tierra; porque estas cosas quiero…” (Jer. 9:24)
     

    VALORA EL ARTÍCULO (0)











     


    0
    COMENTARIOS

        Si quieres comentar o

     



     
     
    ESTAS EN: - - - Leer…
     
    PUBLICIDAD
     
     
     
    AUDIOS Audios
     
    Galicia insumisa: Eva Sierra habla de su último libro con César Vidal Galicia insumisa: Eva Sierra habla de su último libro con César Vidal

    La nueva identidad del gallego evangélico tras abrazar la nueva fe: abandonaron ancestrales y arraigadas creencias populares, fruto del sincretismo mágico-pagano y del catolicismo implantado desde el s. XVI.

     
    “Llevamos un mensaje de redención y de convivencia” “Llevamos un mensaje de redención y de convivencia”

    Aarón Lara, coordinador del Congreso Iberoamericano para la Vida y la Familia, analiza lo sucedido en la última Asamblea General de la OEA.

     
    ¿Qué pasa con los errores de la Biblia? ¿Qué pasa con los errores de la Biblia?

    Para el cristiano la Biblia es la Palabra de Dios. Pero ¿coincide la Biblia de hoy con el texto original? ¿o está llena de errores? (Andy Wickham)

     
    ¿Es Dios un 3 en 1?

    Muchos creen que tras morir Jesús sus seguidores le idealizaron hasta hacerle Dios con el Padre y el Espíritu Santo ¿Es posible un solo Dios con tres personas a la vez? Reflexión de Andy Wickham.

     
    Cristianos PSOE, un puente entre política y fe cristiana (Juan Carlos González) Cristianos PSOE, un puente entre política y fe cristiana (Juan Carlos González)

    Entrevista a Juan Carlos González, Coordinador Federal de Cristianos Socialistas, sobre su papel, visión del hecho religioso en la vida pública y puntos centrales de conflicto fe-política en España.

     
    ¿Qué hay después de la muerte?

    Todo ser humano muere. La gran cuestión es: ¿Qué pasa luego, seguimos existiendo, hay otro tipo de vida, cómo sería? ¿Me pedirán cuentas por cómo he vivido? Reflexión de Andy Wickham.

     
    Todas las religiones ¿llevan al mismo Dios?

    Existe la idea de que toda religión en lo esencial es igual, con sólo diferencias secundarias. ¿Es así? ¿Son lo mismo o tienen todas parte de la verdad? Reflexión de Andy Wickham.

     
    FOTOS Fotos
     
    Levantando “puentes para la inclusión” desde Riga Levantando “puentes para la inclusión” desde Riga

    El encuentro congregó unas 50 personas de 12 países.

     
    Idea2018, en fotos Idea2018, en fotos

    El encuentro celebrado en Palma de Mallorca reunió a evangélicos de todo el país para conversar sobre convivencia, misión e interculturalidad.

     
    Las 95 Tesis, clavadas en España Las 95 Tesis, clavadas en España

    Evangélicos presentan 'Las 95 Tesis de la Reforma 500 años después' a gobiernos locales y regionales, por toda España.

     
    VÍDEOS Vídeos
     
    Toda la Biblia: Daniel Toda la Biblia: Daniel

    Podemos atravesar por situaciones injustas por amar al Señor. Pero Dios controla la historia.

     
    Me gustan los lunes Me gustan los lunes

    Porque el lunes también puede ser un gran día.

     
    ‘El amor que viene’, Luis Avero y Sammy Planes ‘El amor que viene’, Luis Avero y Sammy Planes

    Ritmos alegres para celebrar el mayor regalo: el amor de Dios.

     
     
    Síguenos en Ivoox
    Síguenos en YouTube y en Vimeo
     
     
    RECOMENDACIONES
     
    PATROCINADORES
     

     
    AEE
    PROTESTANTE DIGITAL FORMA PARTE DE LA: Alianza Evangélica Española
    MIEMBRO DE: Evangelical European Alliance (EEA) y World Evangelical Alliance (WEA)
     

    Las opiniones vertidas por nuestros colaboradores se realizan a nivel personal, pudiendo coincidir o no con la postura de la dirección de Protestante Digital.