PUBLICIDAD
 
jueves, 24 de mayo de 2018   inicia sesión o regístrate
 
Protestante Digital

 
PUBLICIDAD
 
SÍGUENOS EN
  • Twitter
  • Facebook
  • Google +
  • Instagram
  • YouTube
  • Rss
 

 

 
TOP 10 LOS +VISTOS

ENCUESTA
Embajadas en Israel
Los países ¿deberían tener su embajada en Jerusalén?




VER MÁS ENCUESTAS
 



 

La ofensa religiosa y la libertad de expresión

El debate no es nuevo, ni exclusivo de España: regular la ofensa es algo sobre lo que no es sencillo trazar una línea divisoria absoluta.

AUTOR Redacción P+D 20 DE FEBRERO DE 2018 22:50 h

Los representantes ante el Estado de cuatro confesiones religiosas, entre ellas Ferede, acaban de hacer público un duro comunicado en el que denuncian los ataques a los sentimientos religiosos.



Aunque no se mencionan específicamente, durante las últimas semanas se han producido varias noticias al respecto: el cambio paródico en el rostro de una figura de Jesús; la simbología católica empleada en el carnaval drag de Canarias, o el pregón blasfemo de Compostela a cargo de un actor que encarnaba la figura del Apóstol Santiago, son solo algunos ejemplos. Muchas personas se han sentido dolidas por este uso de la parodia y el humor basado en símbolos y creencias profundas.



Pero en el fondo, todos estos ataques a la fe lo que hacen es retratar a quien no ha sido capaz de encontrar una mejor forma de hacer humor. Son menosprecios tan inmaduros y con tan poca gracia que no merecen siquiera tanta atención mediática.



Pero el debate que aparece no es nuevo, ni exclusivo de España, dado que la regulación de la ofensa es algo sobre lo que no es sencillo trazar una línea divisoria absoluta, y que toca varias libertades que pueden entrar en conflicto.



Pongamos el ejemplo de Indonesia. En este país de mayoría musulmana, un candidato cristiano a la presidencia, Ahok, fue condenado por el delito de blasfemia -es decir, una ofensa al Islam- a dos años de cárcel, acabando así con sus posibilidades políticas.



Otro ejemplo. En Rusia, la mano del Estado ha llegado a prohibir actividades y toda libertad de expresión a los Testigos de Jehová. La Alianza Evangélica Italiana dijo al respecto: “La libertad religiosa tiene que ser una garantía para todos, incluso para aquellos que, según nuestro punto de vista, se equivocan totalmente (…) Cualquier religión, ideología o sistema político que no resiste las críticas o incluso las ofensas”, decían, “demuestra su propia debilidad”.



Solo un ejemplo más. En Reino Unido, en 2013, se debatía acerca de la reforma de la “Ley de Orden Público para la libertad de expresión”. Esta ley permitía denunciar a cualquier persona por el hecho de haberse uno sentido insultado. La norma estaba llevando a la detención de activistas en protestas públicas e incluso de predicadores callejeros por su mensaje “políticamente incorrecto”. La reforma de esta ley llevó a unirse en una plataforma a ateos y cristianos, con el lema “¡Siéntete libre para insultarme!”



En nuestro país, el Código Penal regula que el delito de odio se produce cuando hay expresiones que “se hubieran cometido contra un grupo (…) o contra una persona determinada por razón de su pertenencia al mismo (…) referentes a la ideología, religión o creencias (…) cuando de este modo se promueva o favorezca un clima de violencia, hostilidad, odio o discriminación contra los mismos”.



Esta ley pretende proteger tanto a grupos como a individuos de la ofensa y establece claros límites a la libertad de expresión. Pero, en la práctica, es absolutamente imposible de aplicar, más en la época de las redes sociales, y muestra de ello es el escaso alcance “social” de la norma.



Los representantes de las confesiones lamentan que la sociedad no sea sensible a su situación, y, según los firmantes, se esté confundiendo la libertad de expresión con la libertad de ofender a quien no piensa lo mismo que yo.



Las confesiones están en su derecho de protestar por lo que consideren una ofensa a sus creencias. Sin embargo, la protesta debería cuidarse de no cercenar la libertad de expresión teniendo en cuenta algo muy importante: el contexto.



No se puede equiparar la profanación de un templo con una parodia de carnaval. No se debería considerar, bajo el mismo criterio, una canción satírica que un insulto a una persona.



Para el ejercicio de la libertad de expresión se necesitan espacios para la sátira. Cada vez hay más colectivos que reclaman protección y amenazan a los demás con denuncias. Lo que está en juego, la libertad de expresión, es más importante de lo que parece.



Como cristianos, debemos estar dispuestos a pagar el precio de que también ataquen a nuestras ideas o creencias. Seguimos a un Jesús que fue insultado, pero que ofreció su perdón a quienes lo hacían. Si nos insultan a nosotros, tendremos que elegir si nos ofendemos o si perdonamos. Así, podemos ser ofendidos, pero también con respeto opinar, aunque se ofenda algún colectivo.



Sabemos que no hay una respuesta sencilla, y el tema merece ser debatido. Pero no deberíamos dejar la respuesta en manos de la ley, porque en cualquier momento esta podría volverse en nuestra contra.


 


ENCUESTA
Ofensas religiosas y libertad de expresión
¿Es lícito hacer burla de figuras y símbolos religiosos?
16%
No
75%
No lo tengo claro
9%
Encuesta cerrada. Número de votos: 229
VER MÁS ENCUESTAS
 
 


0
COMENTARIOS

    Si quieres comentar o

 



 
 
ESTAS EN: - - La ofensa religiosa y la libertad de expresión
 
PUBLICIDAD
 
 
 
AUDIOS Audios
 
¿Es Dios un 3 en 1? ¿Es Dios un 3 en 1?

Muchos creen que tras morir Jesús sus seguidores le idealizaron hasta hacerle Dios con el Padre y el Espíritu Santo ¿Es posible un solo Dios con tres personas a la vez? Reflexión de Andy Wickham.

 
Jesús ¿el único camino para llegar a Dios?

Hay miles de formas de buscar a Dios ¿No es exclusivista, intolerante y orgullo espiritual que el cristiano afirme que Jesús es la única opción válida?

 
Cristianos PSOE, un puente entre política y fe cristiana (Juan Carlos González) Cristianos PSOE, un puente entre política y fe cristiana (Juan Carlos González)

Entrevista a Juan Carlos González, Coordinador Federal de Cristianos Socialistas, sobre su papel, visión del hecho religioso en la vida pública y puntos centrales de conflicto fe-política en España.

 
¿Qué hay después de la muerte? ¿Qué hay después de la muerte?

Todo ser humano muere. La gran cuestión es: ¿Qué pasa luego, seguimos existiendo, hay otro tipo de vida, cómo sería? ¿Me pedirán cuentas por cómo he vivido? Reflexión de Andy Wickham.

 
Todas las religiones ¿llevan al mismo Dios?

Existe la idea de que toda religión en lo esencial es igual, con sólo diferencias secundarias. ¿Es así? ¿Son lo mismo o tienen todas parte de la verdad? Reflexión de Andy Wickham.

 
FOTOS Fotos
 
Levantando “puentes para la inclusión” desde Riga Levantando “puentes para la inclusión” desde Riga

El encuentro congregó unas 50 personas de 12 países.

 
Idea2018, en fotos Idea2018, en fotos

El encuentro celebrado en Palma de Mallorca reunió a evangélicos de todo el país para conversar sobre convivencia, misión e interculturalidad.

 
Las 95 Tesis, clavadas en España Las 95 Tesis, clavadas en España

Evangélicos presentan 'Las 95 Tesis de la Reforma 500 años después' a gobiernos locales y regionales, por toda España.

 
VÍDEOS Vídeos
 
Toda la Biblia: Jeremías Toda la Biblia: Jeremías

Muchas veces este profeta se desanimó por la falta de respuesta, pero siguió adelante con valentía.

 
‘El amor que viene’, Luis Avero y Sammy Planes ‘El amor que viene’, Luis Avero y Sammy Planes

Ritmos alegres para celebrar el mayor regalo: el amor de Dios.

 
Mosaico en Buenas Noticias TV Mosaico en Buenas Noticias TV

El programa evangélico de RTVE dedica un amplio reportaje a presentar la comunidad de youtubers cristianos, que está a punto de cumplir su primer año.

 
 
Síguenos en Ivoox
Síguenos en YouTube y en Vimeo
 
 
RECOMENDACIONES
 
PATROCINADORES
 

 
AEE
PROTESTANTE DIGITAL FORMA PARTE DE LA: Alianza Evangélica Española
MIEMBRO DE: Evangelical European Alliance (EEA) y World Evangelical Alliance (WEA)
 

Las opiniones vertidas por nuestros colaboradores se realizan a nivel personal, pudiendo coincidir o no con la postura de la dirección de Protestante Digital.