PUBLICIDAD
 
martes, 19 de marzo de 2019   inicia sesión o regístrate
 
Protestante Digital

 
PUBLICIDAD
 
SÍGUENOS EN
  • Twitter
  • Facebook
  • Google +
  • Instagram
  • YouTube
  • Rss
 

  • Donar a Protestante Digital
  •  
    PUBLICIDAD
     
     



    Alfredo Pérez Alencart
     

    Carlos Nejar, siervo de la Palabra (1)

    Una primera aproximación a la obra poética de raíz cristiana del destacado autor brasileño, miembro del Consejo Asesor de Tiberíades.

    BARRO DEL PARAíSO AUTOR Alfredo Pérez Alencart 14 DE MARZO DE 2019 22:15 h
    Carlos Nejar en Salamanca (foto de jacqueline Alencar) .

    Quien hace suya la Palabra, hasta entrañarla, sentirá cómo esta se torna Paloma que vuela y vuela hasta desfatigarle el orbe espiritual y la existencia plena.



    Así se funda una Pasión indesmayable, necesaria para ir curando a diario las heridas del sobrevivir y del sobremorir.



    De esta bendiciente Verdad sabe mucho Carlos Nejar (Porto Alegre, Estado de Río Grande del Sur, 1939), es uno de los pocos Poetas Mayores del inmenso Brasil y, sin duda alguna, el más connotado poeta evangélico de todos los tiempos en esa patria de Machado de Assis y José de Alencar.



    Y me refiero a Poetas-Poetas, no a quienes escriben versos más o menos aceptables. Tampoco hablo de quienes, en verso, anotan una teología más o menos aceptable.



    Me refiero a un Poeta que se bifurca entre lo lírico y lo épico, entre lo humano y lo divino. Me refiero al Poeta afortunado que va acumulando horas de vuelo para cuando sea el momento de emprender su regreso al Jardín:



     



    Al curarme la esperanza



    no me curé de Dios.



    No puedo curarme nunca



    de Dios, hasta que Él me tome.



    La eternidad sólo se cura



    de eternidad.



    Y la fuente con el fuego.



    Me refiero al Nejar (carpintero, en árabe) que lija y lija sus cánticos para que resuenen en nuestro corazón. Me refiero al Poeta que con afecto abraza al prójimo que recién conoce, sin importarle jerarquías o importancias.



    Y eso que Carlos Nejar ocupa, desde hace más de veinte años, uno de los sillones de la respetada Academia Brasileña de Letras, además de ser Miembro de Número de la Academia Brasileña de Filosofía y de haber publicado unos cincuenta libros de poesía, narrativa, teatro o ensayo, con premios y galardones por doquier.



    Me refiero a un Poeta que Ama y que está felizmente esposado a Elza (dos Pássaros). Me refiero a un Poeta que facilita el apogeo de la imaginación de quien lo lee o escucha; por ejemplo, cuando ‘explica’ qué es Poesía:



     



    Carlos Nejar entrevistado para la radio (foto de Jacqueline Alencar).



     



    MANO QUE VUELA



    Poesía



    no se aprieta



    en la mano



    como un pájaro enfermo.



     



    Poesía es la mano



    que vuela



    con el pájaro.



     



    Me refiero a un Poeta que pregona, con voz potente: “Todo es raíz de Dios. Y el que planta sabe que Dios también es semilla”.



    Un Poeta cuyo telescopio le permite ver muy lejos: “El viento de Dios se debate/ en las alas curvas/ de la eternidad”; un Poeta que se dirige a sus oyentes haciéndoles sentir Levadura: “Somos los que no cesan/ de subir para crecer/ por las violáceas hendiduras/ del primero y último día de la Creación”; un Poeta que testifica así, agrandando la soledad creadora: “Estar en Dios es intimidad de la palabra”; un Poeta que hace prospecciones por el magma de la querencia divina: “En las profundidades de Dios no hay religiones: sólo Amor.



    Y Amor es estar en todo, estando en nosotros”; un Poeta que, por lo anteriormente citado, insiste en que “Amar es la más alta constelación”, mientras revela los Orígenes de su existir:



    La Creación se posó en mí.



    Y veo.



     



    Soy un principio



    que poco entiendo.



    Tránsito de Alguien



    que reconozco



    en el Amor que anda



    conmigo.



     



    MOTIVOS PARA UNA SERVIDUMBRE



    Me refiero a un Poeta totalmente dispuesto a reconocerse Siervo de Palabra. Así, en una ejemplar entrevista realizada por mi querido amigo Álvaro Alves de Faria (otro de los destacables poetas brasileños que leo y traduzco con delectación), publicada luego en el libro Pastores de Virgilio, junto con otras dedicadas a prestigiosos poetas y narradores.



    Nejar responde por qué firma siempre así: “Enumero tres motivos que encuentro suficientes, aunque existan otros que no menciono: a) Soy siervo de Aquel que es la Revelación de la Palabra, el Dios vivo, y no hay honor más alto; b) La palabra es alma del universo y yo sirvo al alma del universo en mis textos; c) Aunque yo sea palabra menor, busco develarme”.



    Y así escribe de Cristo: “Hijo del Hombre,/ Tus sueños/ no duermen.// (…) El viento que te resucitó/ no duerme más.// No duerme. ¿Puede dormir la luz? (…) Escribía/ tu olvido/ en un pequeño cuaderno de agua.// Y hablaba,/ como Daniel con Dios,/ entre leones domesticados.// Y el viento estaba corriendo,/ corriendo,/ cuando despacio comenzabas/ a resucitar”.



     



    Y así escribe del Padre:



     



    DIOS ES TODO ESO



    Dios no es la palabra Dios;



    es golondrina,



    la palabra golondrina.



     



    Hay un pozo



    que no cabe



    en la palabra pozo.



     



    El amor, en la palabra amor.



     



    Y Dios es todo eso.



     



    Marcelo Gatica, Helina Aulis, Elza y Carlos Nejar (foto de Jacqueline Alencar)



     



    UN PRIMER POEMA ANTOLÓGICO



    Ahora presento a Carlos Nejar como se merece, ofreciéndole el hospedaje de nuestro idioma, traduciéndolo al castellano para que en el ámbito hispano-americano se conozca, al menos parte de su amplia e intensa obra dedicada al Señor.



    Perdemos bastante cuando ignoramos valiosos nombres, normalmente excluidos por cánones caducos o interesados. Poco ganamos cuando nos limitamos a repetir intonsamente lo manido, que no siempre es lo más recomendable.



    Por ello, resulta de justicia ‘descubrir’ a quien tanto bueno ha mostrado. Por ello presto atención a su Vida, es decir, a su Poesía, caudaloso manantial casi inagotable. No abundaré en la cita de cada uno de sus libros.



    Baste señalar que el año 2009, cuando acopió sus poemarios publicados hasta entonces, fue de genuina fiesta y de constatación de sus múltiples registros, que van desde lo telúrico a lo divino, pasando por lo amoroso, lo patriótico, la clasicidad greco-latina...



    Esos dos volúmenes: Poesía reunida I (Amistad del mundo) y Poesía reunida II (Joven eternidad) suman mil trescientas páginas. Para mí, la poesía que a Dios se dedica lleva dentro relámpagos eternos. Por ello, leamos entonces un texto de fondo del autor ‘gaúcho’:



     



    TIEMPO DEL HOMBRE Y DE DIOS



    Quiero el tiempo de Dios, la ruta



    para que pueda estar donde Él quiera.



    La rueda de Dios en mi rueda



    que el rostro mueve y sabe



    por dónde rueda. Y no permite



    que yo muera, aunque la cuerda



    de la muerte esté atada. El mundo



    allí se cuelga en la consciencia



    de salvarse. Importa lo que



    está vivo. El agua muerta queda



    detenida y de ella nacen bichos,



    como en un higo, desde la costra.



    Dios se suelta en nosotros, cuando



    en Él soltamos nuestra alma entera.



    Como la gota, de cielo en cielo



    se suma. A la nada de este tiempo



    en que se es hombre delante de



    otro en nosotros, que no se hunde



    ni con el mordisco de ese



    otro que insiste en definirse,



    estando muerto. Dios no se



    define ni está puesto. Vive y



    no se defiende del que es vivo.



    Cuando vivir es (des)aparecer



    en la ilimitada esencia, en los reductos



    desdoblables de Dios. Y ser de la vida



    de Él, e ir cambiando todo en nosotros,



    sin contención o feria de voluntades.



    Cambiar lo tan cambiable de ir



    cambiando, es cambiar límpido,



    indefenso, hasta que yo sea



    sólo reflejo, y Él, espejo.



    Así Su peso se asienta



    en mí, ligero, con retorno



    intenso. Y lo que pienso es de Él,



    como trama que se va expandiendo.



    Y es de tanta eternidad



    que el seso se aquieta, y esta



    armadura y el yelmo de criatura



    resulta transitorio. Y no resulta disfraz



    la prisión gozosa, cobijante y justa,



    donde me complazco sin que perezca



    el gusto ni el fruto. Entonces el tiempo



    se desarregla. No es más llanura



    o gente, o descendiente de otro



    que fue visto en Jerusalén, tal vez



    en Egipto. El tiempo es Dios, esta oscura



    creación, descreación de estar en nosotros,



    en Su parar que es movimiento.



    O por amar con tal amor será que el tiempo



    humano se deshace al asomarse puro, y



    los eslabones de otros eslabones son perennes,



    generando la rotación de las estrellas



    y planetas. Aspiro, aspiro a lo que Él quiere



    porque redondo es Su grito.



     



    Nejar ante la estatua de Fray Luis de León (foto de Jacqueline Alencar).



     



    EL ÚLTIMO JOB



    Hasta hace pocos días no tuve acceso a los sesenta poemas que integran su libro O Derradeiro Jó (2009), publicado meses después de su Poesía Reunida y, por lo tanto, fuera de esos dos abarcantes volúmenes que custodio en mi biblioteca.



    Job ya había inspirado otros poemas sueltos, insertados en varios libros de Nejar. Pero ahora realiza un abordaje monográfico al significante libro del Antiguo Testamento, el más antiguo de todos, según estimas los especialistas.



    Ahora pergeña una radiografía espiritual de Job y le pone voz o le modula otros acentos.



    Conviene, para no estar conjeturando, trascribir lo que Nejar contestó a Brasigóis Felício, cuando éste le abordo sobre su bíblica fuente y sobre esa eterna y angustiosa interrogación del ser humano ante lo divino:




    “Cierto, porque el Libro de Job, que está en la Biblia, no sólo es el más hemoso, sino que es uno de los más profundos, porque habla del sufrimiento humano. Aprecie que Job tiene tres etapas: la primera es una etapa próspera. Job era un hombre que acumuló muchos bienes, tenía una gran familia y era feliz. En la segunda etapa él es probado por Dios. Entonces pierde la salud, los hijos, la fortuna. Su mujer le dice: ‘Abandona a ése tu Dios’, a lo que él responde: ‘Desnudo nací, desnudo moriré; bendito sea el nombre del Señor’. Los amigos obserban y le dicen: ‘Job, mira lo que sucedió contigo: Dios te hirió duramente; maldice a ese Dios’, a lo que Job responde: ‘Aunque Dios me mate, todavía tendré esperanza’. Entonces, la fe de Job supera toda adversidad. En la tercera etapa, y a pesar de todo, él empieza a orar por los amigos, aquellos que lo abandonaron cuando estaba en desgracia. Y la palabra bíblica dice. ‘Y Dios cambió la suerte de Job cuando oraba por sus amigos, y le dio el doble de todo cuanto él tenía”. Esa es mi perspectiva. El Job que supera la desgracia. Elías Canetti dice, muy bien, que el poeta no puede ser solamente heraldo de la derrota. El tiempo es de victoria y el poeta tiene que ser un heraldo de transformación”.




    Aquí traduzco un poema completo (el número 28) y unos fragmentos del último de ellos, el número 60, tan sólo para catar la sonoridad e intensidad de su mensaje.



     



    EL ÚLTIMO JOB (28)



    Job, ¿quién nos limpiará



    de la guerra?



     



    ¿Quién nos limpiará



    de esta política



    de carbones humeantes



    bajo las cenizas?



     



    Lo importante



    es lo que no se espera.



    Entre causas



    y efectos



    la hierba crece.



     



    Job, ni siquiera



    percibes



    cuando se pudre



    el mundo.

     



    (60) Soy Job,/ el que ya se sabe/ con Dios./ Y basta./ (…) Soy Job,/ a quien el enemigo/ no venció./ De pie en el grito./ De pie en el derrumbe./ Habito el tronco/ del trueno.// Y al Redentor/ toco/ con mis ojos./ Y lo escucho/ en el fuego/ donde me mojo.// Amor, amor/ es todo/ hasta el fondo”.


     

     


    0
    COMENTARIOS

        Si quieres comentar o

     



     
     
    ESTAS EN: - - - Carlos Nejar, siervo de la Palabra (1)
     
    PUBLICIDAD
     
     
     
    AUDIOS Audios
     
    “La complejidad del ADN es reflejo de una mente inteligente” “La complejidad del ADN es reflejo de una mente inteligente”

    Antonio Cruz explica de qué forma los últimos avances en la investigación científica apuntan a la figura de un creador, presentando su libro ‘A Dios por el ADN’ en el programa ‘La noche en vela’ de RNE.

     
    “Casiodoro es uno de los grandes reformadores” “Casiodoro es uno de los grandes reformadores”

    Andrés Messmer explica la importancia de la Confesión de Fe escrita por Reina, quien también tradujo la Biblia al castellano en el siglo XVI.

     
    La situación de los evangélicos en Murcia La situación de los evangélicos en Murcia

    Una conversación con Ángel Zapata y Jonatán Espinosa sobre el papel de las iglesias evangélicas en la Región de Murcia, durante el encuentro Idea 2019 celebrado allí.

     
    Tiberíades, nueva red de poetas y críticos literarios cristianos Tiberíades, nueva red de poetas y críticos literarios cristianos

    Conversamos con Alfredo Pérez Alencart sobre este nuevo proyecto, que aglutina a poetas y críticos literarios de ambas orillas del Atlántico.

     
    “Que Venezuela vuelva a ser el país próspero que siempre fue” “Que Venezuela vuelva a ser el país próspero que siempre fue”

    Luis Troconis y Mena Giuliano nos cuentan su historia: por qué salieron de Venezuela, cómo viven la situación crítica que atraviesa el país en la distancia, y cómo ha sido su acogida en España.

     
    “No estamos en contra de ningún grupo, sino contra la imposición” “No estamos en contra de ningún grupo, sino contra la imposición”

    Julio Pérez entrevista a Christian Rosas y Samuel Justo, de la plataforma ConMisHijosNoTeMetas que comienza su andadura en España.

     
    Periodismo evangélico en una Europa poscristiana Periodismo evangélico en una Europa poscristiana

    Joel Forster repasa los retos para los cristianos en el continente europeo y la labor que realiza desde hace cuatro años Evangelical Focus para conectar evangelio y sociedad.

     
    Un sello que hace historia Un sello que hace historia

    José Luis Fernández Carnicero explica las actividades programadas este mes de enero en Ourense para celebrar la emisión del sello de la Biblia del Oso y la Reforma Protestante.

     
    FOTOS Fotos
     
    Idea2019, en fotos Idea2019, en fotos

    Instantáneas del fin de semana de la Alianza Evangélica Española en Murcia, donde se desarrolló el programa con el lema ‘El poder transformador de lo pequeño’.

     
    15º Aniversario de Protestante Digital 15º Aniversario de Protestante Digital

    Fotos de la celebración realizada en Barcelona el 5 de octubre.

     
    Medio siglo de GBU, en fotos Medio siglo de GBU, en fotos

    Un repaso gráfico a la historia de GBU en nuestro país.

     
    ‘Los poetas y Dios’, 15ª edición ‘Los poetas y Dios’, 15ª edición

    Algunas fotos del encuentro de poesía espiritual celebrado los días 2 y 3 de noviembre en Toral (León). Fotos de Jacqueline Alencar.

     
    Levantando “puentes para la inclusión” desde Riga Levantando “puentes para la inclusión” desde Riga

    El encuentro congregó unas 50 personas de 12 países.

     
    Las diversas capacidades de Mefi-Boset Las diversas capacidades de Mefi-Boset

    El ministerio Mefi-Boset lleva 20 años trabajando el tiempo de ocio y apoyo a las familias de personas con discapacidad intelectual en Terrassa y Barcelona. Algunas imágenes de este curso que acaba.

     
    La Biblia a través de la historia La Biblia a través de la historia

    Una exposición recorrerá Galicia este año 2017 mostrando la historia de la Biblia y su importancia para la Reforma Protestante.

     
    VÍDEOS Vídeos
     
    Algo huele mal Algo huele mal

    Una historia de malos olores de la que extraemos una importante lección.

     
    Toda la Biblia: 2ª Tesalonicenses Toda la Biblia: 2ª Tesalonicenses

    La segunda venida de Cristo da esperanza al creyente en medio del sufrimiento.

     
    “El reto es mantener nuestra identidad, con valentía y convicción” “El reto es mantener nuestra identidad, con valentía y convicción”

    Ante el clima de confrontación y “la laminación de los valores cristianos”, la Alianza Evangélica debe ser capaz de reflexionar y actuar, expresa Xesús Manuel Suárez, nuevo secretario general de la entidad.

     
    Andrés Reid: la predicación bíblica Andrés Reid: la predicación bíblica

    ¿De qué forma pueden las iglesias compartir un mensaje escrito hace 2000 años a la nueva generación? Hablamos con uno de los impulsores de Taller de Predicación en España.

     
    “La iglesia tiene que enfocarse en la misión de Dios” “La iglesia tiene que enfocarse en la misión de Dios”

    Al cerrar su etapa como secretario general de la Alianza Evangélica Española, Jaume Llenas comparte algunas reflexiones sobre el presente y futuro de los evangélicos en España.

     
    “Es urgente renovar la praxis del ministerio a la infancia” “Es urgente renovar la praxis del ministerio a la infancia”

    Conversamos con Javier Martín, coordinador de min19, sobre la necesidad de dar espacio e importancia a los niños, tal y como hizo Jesús.

     
    Loida Muñoz: La iglesia, agente transformador Loida Muñoz: La iglesia, agente transformador

    ¿De qué forma la iglesia puede transformar su entorno? Conversamos con la directora de A21 en España.

     
    “La iglesia puede ser pequeña, pero no es débil” “La iglesia puede ser pequeña, pero no es débil”

    Conversamos con Marcos Zapata, presidente de la Alianza Evangélica Española, sobre el desarrollo del encuentro Idea2019 y los desafíos que los evangélicos enfrentan en el presente.

     
     
    Síguenos en Ivoox
    Síguenos en YouTube y en Vimeo
     
     
    RECOMENDACIONES
     
    PATROCINADORES
     

     
    AEE
    PROTESTANTE DIGITAL FORMA PARTE DE LA: Alianza Evangélica Española
    MIEMBRO DE: Evangelical European Alliance (EEA) y World Evangelical Alliance (WEA)
     

    Las opiniones vertidas por nuestros colaboradores se realizan a nivel personal, pudiendo coincidir o no con la postura de la dirección de Protestante Digital.