PUBLICIDAD
 
sábado, 24 de agosto de 2019   inicia sesión o regístrate
 
Protestante Digital

 
PUBLICIDAD
 
SÍGUENOS EN
  • Twitter
  • Facebook
  • Google +
  • Instagram
  • YouTube
  • Rss
 

  • Donar a Protestante Digital
  •  
    PUBLICIDAD
     
     



    Andrew King
     

    Brillante, de Andrew King

    Si los estudios se convierten en un dios, lo siguiente que harán será exigir más y más de tu tiempo. Un fragmento de "Billante. Vivir para Cristo en la universidad", de Andrew King (2016, Editorial Peregrino).

    FRAGMENTOS 06 DE OCTUBRE DE 2016 21:30 h
    brillante, universidad, peregrino, andrew king Detalle de la portada del libro.

    Un fragmento de "Billante. Vivir para Cristo en la universidad", de Andrew King (2016, Editorial Peregrino). Puede saber más sobre el libro aquí.



     



    Prólogo



     



    Introducción



     



    Primera sección: Antes de ir



    1 ¿Quién eres?



    2 ¿Estás preparado?



     



    Segunda sección: Vivir para Cristo



    3 Sé santo



    4 Haz amistades piadosas



    5 Forma parte de una iglesia local



     



    Tercera sección: Estudiar para Cristo



    6 ¿Por qué estás estudiando?



    7 Tu texto fundamental



    8 Tu cosmovisión



     



    Cuarta sección: Testificar para Cristo



    9 Sé creíble



    10 Contextualiza con sabiduría



    11 Proclama a Cristo



    12 Unirse con precaución



     



    Quinta sección: Tras haber ido



    13 Recuerda tus raíces



    14 Vive para servir



     



    Apéndice: ¿Por qué ir?



     



    […]



    6 ¿Por qué estás estudiando?



     



    Seguro que existe un gran número de razones superficiales por las que estudias: te gusta la materia —o eso espero—, te entusiasma desarrollar una carrera profesional en ese campo, ves el potencial que tiene y tus propias capacidades, etc.



         Pero yo estoy formulando una pregunta más profunda. ¿Cuáles son las motivaciones esenciales por las que estás estudiando? Puedes sentirte tentado a responder: «Para glorificar a Cristo, por supuesto…» y pasar al siguiente capítulo sin más preámbulos. No obstante, ¿puedo pedirte que sigas leyendo este?



     



    Portada del libro.

     La cuestión que deseo abordar es la identidad. ¿Cómo te ves a ti mismo en el sentido más profundo? Muchas personas atribuyen su identidad a algo fuerte o positivo que advierten en sí mismos. Tal vez causen una impresión muy favorable por su apariencia física; o puede que tengan trofeos en una vitrina que proclamen sus logros deportivos; quizá tienen buenos contactos. Para muchas personas, lo que hacen se convierte en su identidad. Dónde trabajan o, para personas similares a ti, dónde estudian o el qué. Su identidad reside en sus estudios y esto puede ser algo peligroso para ti también. ¿Cómo puedes dilucidar dónde está tu identidad? Permíteme someterte a dos pruebas muy sencillas:



    1. ¿De qué te gusta hablar? Cuando conoces a alguien nuevo, ¿qué estás deseando decirle? ¿Hacia dónde llevas la conversación? Ahí es donde probablemente está tu identidad.



    2. ¿A qué dedicas tu tiempo libre? A todos nos sobra algo de tiempo en el que podemos elegir lo que hacer ¿Qué es lo que tiendes a hacer? Ahí probablemente también está tu identidad.



         Existe un peligro real, pues, de que «ser un estudiante universitario» se convierta en tu identidad. Si lo es, corres un grave peligro. ¡En serio! Quiero explicarte tres razones por las que puede ser peligroso:



     



    1. Tus estudios no deben convertirse en tu dios



    Tú y yo nos encontramos en una interminable guerra de adoración. ¿Adoraremos al Padre, al Hijo y al Espíritu Santo vivos y verdaderos o construiremos un dios sustitutivo al que adorar? Esa lucha no se detiene cuando «nos convertimos en cristianos». La atracción de la idolatría —tener un dios sustitutivo— es tan real para un dirigente de la iglesia como para cualquier otra persona. Créeme, tus estudios pueden convertirse con facilidad en tu dios. Y, si lo hacen, encontrarás tu identidad y tu razón de ser en completarlos.



         Sin embargo, todo cristiano tiene su identidad en Jesucristo. Estar en él es lo que realmente define quiénes somos. Lo que establece nuestra verdadera identidad cristiana es vivir como hermanos y hermanas adoptivos de Cristo. Si bien debes esforzarte en estudiar y seguir un intenso programa semanal de estudios, paralelamente también debes luchar para que esas cosas no te dominen. De hecho, lo harán si te reconforta y refuerza más tu identidad hablar de ellas que hacerlo de Cristo. Lo harán si ser conocido por tus estudios o lugar de estudios es más importante para ti que ser conocido como un hermano o hermana de Cristo. ¿Es Cristo tu Señor y Salvador? ¿O buscas a diario la salvación y la autoestima en tu programa de estudios?



         Por desgracia, la atracción de la idolatría es casi tan antigua como el mundo. Desde el principio de los tiempos, la raza humana ha buscado la satisfacción en la creación antes que en el Creador. El teólogo Juan Calvino observó acertadamente que nuestros corazones son fábricas perpetuas de ídolos que crean alternativas de factura humana en contraposición a hallar la satisfacción y la identidad en adorar al Padre, el Hijo y el Espíritu Santo vivos y verdaderos. Este fue el caso de muchos de los israelitas en tiempos del Antiguo Testamento. Dios le dijo al profeta Jeremías: «Porque dos males ha hecho mi pueblo: me dejaron a mí, fuente de agua viva, y cavaron para sí cisternas, cisternas rotas que no retienen agua» (Jer. 2:13). ¿Te has dado cuenta de que fue el pueblo de Dios quien hizo esto? O, por plantearlo de manera más actual: estudiantes cristianos evangélicos y que creen en la Biblia pueden cometer dos males simultáneamente al renunciar a Cristo como su principal fuente de satisfacción e identidad y optar por sus estudios en lugar de él. ¡Qué desastre! Comparados con el Señor Jesucristo, hasta los mejores estudios en la mejor universidad que lleven a la mejor titulación son como una cisterna rota que no retiene el agua. Tus estudios no deben convertirse en tu dios.



     



    2. Tus estudios no deben consumir todo tu tiempo



    Por supuesto, si se convierten en un dios, lo siguiente que harán será exigir más y más de tu tiempo. Por desgracia, este es un error muy común entre los estudiantes cristianos. Su razonamiento de partida no va desencaminado: quiero hacerlo bien y no ser un vago como otros. Pero al poco tiempo el sano deseo de esforzarse puede transformarse en una malsana obsesión de lograr más, más y más.



         El Señor ha dispuesto una vida saludable con un equilibrio entre trabajo, descanso y esparcimiento. El Señor ha llamado a cada uno de los miembros de su pueblo a priorizar el tiempo de comunión con la iglesia y, especialmente, mantener el primer día de la semana separado del trabajo en general. Tendrás que establecer unos buenos hábitos y mantener una estricta disciplina si quieres evitar que los estudios consuman todo tu tiempo.



         ¿Pero puede hacerse? ¿Es razonable esperar en estos tiempos que los estudiantes restrinjan el tiempo dedicado al estudio? ¿No es todo diferente en la actualidad? Sí, muchas cosas han cambiado, pero es indudable que el principio de anteponer a Dios no lo ha hecho. En mi experiencia, tener tiempo aparte de los estudios hizo que el tiempo de estudio fuera más eficiente. Y el tiempo dedicado a estar con el pueblo de Dios y en su Palabra siempre ha producido mayores bendiciones a largo plazo.



     



    3. Tus estudios no deben definir tus amistades



    No todo el mundo va a la universidad y, como cristiano, por tanto, debes esforzarte en no creer que formas parte de la supuesta élite de quienes sí lo hacen. De vuelta a casa tendrás familia y amigos sin una educación superior. Esperemos que en la iglesia local a la que acudas durante tus años universitarios tengas también distintos tipos de amigos.



    Procura que tus estudios no empiecen a definir tus amistades. Si lo haces, estarás contradiciendo la capacidad del evangelio para derribar las barreras humanas. Si bien el pecado nos separa en diferentes clases y ordenes jerárquicos, el evangelio nos enseña que, con nuestra identidad en Cristo, todas las barreras pueden ser derribadas. Sin embargo, tus estudios pueden convertirse en una gran barrera; mucha gente carga con un sentimiento de incompetencia o de culpa por no haber ido a la universidad.



         Así que te insto a que te propongas considerar tus estudios una parte más de tu vida. No permitas que poco a poco se conviertan en tu identidad, tu razón de ser y, por tanto, un objeto de adoración.



         Estudia para aprender cosas nuevas; estudia para crecer en tu conocimiento de las maravillas de Dios; estudia para amoldar tus pensamientos a los suyos; estudia para expandir las fronteras del conocimiento en tu carrera y así hacer grandes cosas por la humanidad. Pero, por encima de todo, estudia para conocer mejor a Cristo y regocijarte al vivir tu nueva identidad en él.


     

     


    0
    COMENTARIOS

        Si quieres comentar o

     



     
     
    ESTAS EN: - - - Brillante, de Andrew King
     
    PUBLICIDAD
     
     
     
    AUDIOS Audios
     
    Día del Orgullo gay: análisis crítico Día del Orgullo gay: análisis crítico

    Entrevista a César Vidal, sobre la celebración de Madrid, con ataque a partido político que participaba en el evento. Analiza también el trasfondo de esta manifestación.

     
    “Operación Tránsito es una gran experiencia misionera” “Operación Tránsito es una gran experiencia misionera”

    Luis Fajardo explica de qué forma involucrarse en esta iniciativa para regalar el Nuevo Testamento a miles de personas que atraviesan la frontera en verano.

     
    “Cuando trabajamos juntos los cristianos podemos lograr un cambio” “Cuando trabajamos juntos los cristianos podemos lograr un cambio”

    Nacho Marqués, director de Agape en España, explica la visión de la entidad que celebra su 50ª aniversario este año 2019.

     
    “Jesús nos abre los ojos a las personas que están necesitadas” “Jesús nos abre los ojos a las personas que están necesitadas”

    Nieves Carabaña nos explica el Reto Mateo 25, un programa de una semana que ayuda a los participantes a identificarse con quienes sufren las situaciones descritas en el texto bíblico.

     
    “Por mucho amor que reciba un niño en una institución, no es el medio ideal para desarrollarse” “Por mucho amor que reciba un niño en una institución, no es el medio ideal para desarrollarse”

    Francisca Capa explica el trabajo de REPINNAV (Red de Protección de Niños, Niñas y Adolescentes en Vulnerabilidad) en Huaraz (Perú).

     
    FOTOS Fotos
     
    X Encuentro de Literatura Cristiana X Encuentro de Literatura Cristiana

    Algunas fotos de la entrega del Premio Jorge Borrow 2019 y de este encuentro de referencia, celebrado el sábado en la Facultad de Filología y en el Ayuntamiento de Salamanca. Fotos de MGala.

     
    Idea2019, en fotos Idea2019, en fotos

    Instantáneas del fin de semana de la Alianza Evangélica Española en Murcia, donde se desarrolló el programa con el lema ‘El poder transformador de lo pequeño’.

     
    15º Aniversario de Protestante Digital 15º Aniversario de Protestante Digital

    Fotos de la celebración realizada en Barcelona el 5 de octubre.

     
    Medio siglo de GBU, en fotos Medio siglo de GBU, en fotos

    Un repaso gráfico a la historia de GBU en nuestro país.

     
    ‘Los poetas y Dios’, 15ª edición ‘Los poetas y Dios’, 15ª edición

    Algunas fotos del encuentro de poesía espiritual celebrado los días 2 y 3 de noviembre en Toral (León). Fotos de Jacqueline Alencar.

     
    VÍDEOS Vídeos
     
    El informativo #9: la llegada del hombre a la Luna cumple 50 años El informativo #9: la llegada del hombre a la Luna cumple 50 años

    Tras conocer algo más sobre la fe de los astronautas repasamos la actualidad visitando Brasil, Montreal, Taiwán y Jerusalén.

     
    Toda la Biblia: Judas Toda la Biblia: Judas

    Esta carta confronta el engaño y a los engañadores que estaban dentro de la iglesia.

     
    Toda la Biblia: 3ª Juan Toda la Biblia: 3ª Juan

    En el ministerio, la clave es servir, darnos a los demás.

     
    ‘Carpa Esperanza’: ayuda a refugiados venezolanos en Colombia ‘Carpa Esperanza’: ayuda a refugiados venezolanos en Colombia

    Unas mil personas atraviesan cada día la frontera cerca de Cúcuta. JUCUM y Operación Bendición han establecido un espacio para dar refugio y ayuda al caminante.

     
    El informativo #6: OEA, Brasil y FestiMadrid El informativo #6: OEA, Brasil y FestiMadrid

    90 organizaciones provida estuvieron presentes en la reunión anual de la OEA. En Europa, una red de entidades cristianas trabajan juntas para luchar contra la trata.

     
    El informativo #5: Evangélicos en Cuba, Marcha por Jesús en París El informativo #5: Evangélicos en Cuba, Marcha por Jesús en París

    La crisis de refugiados que salen de Venezuela es uno de los temas en esta nueva edición del programa.

     
    Yo soy la resurrección y la vida Yo soy la resurrección y la vida

    En Jesús encontramos a un Dios que no es indiferente, sino un Dios que llora con nosotros.

     
     
    Síguenos en Ivoox
    Síguenos en YouTube y en Vimeo
     
     
    RECOMENDACIONES
     
    PATROCINADORES
     

     
    AEE
    PROTESTANTE DIGITAL FORMA PARTE DE LA: Alianza Evangélica Española
    MIEMBRO DE: Evangelical European Alliance (EEA) y World Evangelical Alliance (WEA)
     

    Las opiniones vertidas por nuestros colaboradores se realizan a nivel personal, pudiendo coincidir o no con la postura de la dirección de Protestante Digital.