Hillsong United en Barcelona

Muchos lo vivieron como un tiempo de alabanza, otros escucharon el evangelio explicado con naturalidad y sin complejos, todo en un ambiente lleno de alegría. Hoy actúan en Madrid.

Febe Jordà

BARCELONA · 10 DE SEPTIEMBRE DE 2014 · 07:19

Hillsong UNITED en concierto. / Hillsong,
Hillsong UNITED en concierto. / Hillsong

Este pasado lunes 8 de septiembre el grupo UNITED, de la iglesia Hillsong de Sydney, ofreció su primer concierto en España en el Auditori Fòrum.

Se retrasó la hora de apertura de las puertas para el público y surgieron ciertas dificultades con el control de entradas, pero el concierto sobrepasó con creces las expectativas de la mayoría. Fuimos cerca de 3.000 personas, con visitas del Conseller d’Afers Religiosos de la Generalitat, de jugadores de la NBA que están en el mundial, algunos futbolistas de élite y sus familias, sacerdotes católicos que se acercan al Señor también a través de esta música, y muchas personas deseosas de llenar su corazón de la presencia de Dios.

El primer tema fue Relentless, y siguieron con toda la fuerza y calidad que caracterizan a UNITED. Consiguieron transmitir el mensaje: “Estamos encantados de estar aquí, lo deseábamos desde hace mucho tiempo, y vamos a pasarlo genial juntos”.

Las letras de las canciones aparecían en pantalla en inglés y en español, el público acompañaba entregado, y los solistas cantaron en nuestra lengua muchos de los temas o parte de ellos. En ocasiones, cuando el público cantaba con fuerza en español, el grupo callaba.

Hubiera sido interesante, a la hora de bailar, disponer de pista en lugar de toda la sala con butacas, pero fue una ventaja el espacio entre ellas y la gran amplitud del lugar.

Además de la propia letra de las canciones, hubo dos momentos de reflexión e invitación hablada, uno por parte del cantante y guitarrista Joel Houston, que nos invitó a adorar a Dios, y otra por parte de JDougy, cantante, que hizo un llamado a entregar la vida a Jesús. En los temas más melódicos destacó Taya Smith, con su voz prodigiosa, que llegaba al corazón.

Hubo buen espíritu todo el concierto. Muchos lo vivieron como un tiempo de alabanza, otros escucharon el evangelio explicado con naturalidad y sin complejos, todo en un ambiente lleno de alegría. Y no deja de sorprender que nos despidieran con una oración, rogando la bendición de Dios para cada uno de los allí presentes y sus familias.

Nos hicieron un recorrido por sus temas clásicos, cantados en muchas iglesias en España en la actualidad, llegamos a muchos de los más nuevos, y durante todo el concierto nos regalaron su buen hacer y entrega a este ministerio. Los temas finales fueron intensos y llenos de ritmo: Wake, Alive y, de nuevo, Relentless.

Publicado en: PROTESTANTE DIGITAL - XtremoJoven - Hillsong United en Barcelona