El 'milagro' de las parejas que duran

Con las rupturas matrimoniales superándose año a año a nivel mundial, consideramos los principios que refuerzan una relación duradera.

26 DE MAYO DE 2014 · 22:00

<p>
	Las parejas que duran saben cultivar espacios comunes donde disfrutar de su amistad. / Freeimages</p>
,

Las parejas que duran saben cultivar espacios comunes donde disfrutar de su amistad. / Freeimages

Actualmente los problemas de pareja son una de las causas principales que llevan a las personas a una consulta de psicología. No es de extrañar si tenemos en cuenta las cifras en España:En 2012se rompieron 110.764 parejas, entre nulidades, separaciones y divorcios, lo que supone lacifra más alta desde 2008y un leve incremento del 0,1% respecto al año anterior, según datos del Instituto Nacional de Estadística (INE). Esta cifra, dicha así fríamente, es una barbaridad. He estado revisando las estadísticas estos días; parece que lo más sorprendente hoy en día es la duración de las parejas que se mantienen casadas, sobre todo las que todavía son relativamente jóvenes y que al casarse ya contaban con una ley del divorcio y una independencia económica de la mujer (y menciono esto, porque se considera que eran dos de los factores importantes a la hora de mantener juntos a los matrimonios de antaño, nuestros padres y abuelos…). Se estima que en España se produce una ruptura cada 3,5 minutos. En 25 años de ley del divorcio, se ha superado el millón de separaciones y los 800.000 divorcios, lo que ha afectado a millón y medio de hijos (cifras del Instituto de Política Familiar, que lleva la cuenta de estos importantes datos, además del INE). En el último quinquenio las rupturas han subido un 45%. Y los hogares unipersonales aumentan sin parar (la Ley del divorcio express, tiene algo que ver en esto). Yo creo que son cifras bastante alarmantes, ¿verdad? CÓMO AFECTA LA RUPTURA Los problemas en la pareja no sólo dañan la calidad de la relación sino también la estabilidad emocional de cada uno de los miembros de la familia (los dos miembros de la pareja, a los hijos por supuesto, a los padres, etc.) Son tantas las emociones y los sentimientos que están en equilibrio, que se crea una tensión muy difícil de soportar. Lo cierto es que una relación conflictiva afecta prácticamente a todas las áreas en las cuales nos desenvolvemos, desde la relación con nuestras amistades hasta nuestro desempeño en el ámbito laboral, pasando por la educación de los hijos. Por ello, las crisis de pareja son una de las razones más frecuentes por la que se busca ayuda profesional (también hay que decir que se acude solicitando ayuda cuando ya suele ser demasiado tarde). Pero es que cuando al final se produce la ruptura, esta situación no mejora. Al menos uno de los dos miembros va a sufrir muchísimo (cuando no los dos): va a ver dañada su autoestima, se queda de golpe sin compañero de vida, sin círculo de amigos, y no es de extrañar que se caiga en una depresión. Para más inri, la mayoría de las separaciones se producen con hijos de por medio; esta situación es devastadora para los niños, a cualquier edad. No pueden soportar que su papá ya no viva con ellos, o que su mamá o su papá comiencen una nueva relación. Esto es algo muy difícil de aceptar para ellos, y también produce mucho desasosiego a sus padres, que no quieren ver sufrir a sus hijos… En fin, cuando se produce una separación, entramos en una espiral de acontecimientos negativos, de emocionalidad muy fuerte, que muchas veces cuesta superar. LAS PAREJAS QUE DURAN, ¿CÓMO LO LOGRAN? Como estamos viendo, pareciera que estamos en una era de rupturas; la longevidad de las parejas empieza a ser objeto de estudio; lo que sí parece cierto es que cuando ese enamoramiento 'químico', esa pasión inicial que se tiene cuando se es novio, o cuando se está de luna de miel, se desvanece al cabo de unos meses (en algunos casos más afortunados, pueden ser años), y cuando sucede esto toda la relación se tambalea (hay muchas parejas que no consiguen pasar esa etapa, por la confusión de identificar esa pasión con el amor, un error muy común, ya que el amor trasciende mucho más que eso…). En este momento de transición o de crisis, factores que iré comentando como comunicación, amistad, complicidad…, son claves para que la pareja se consolide y supere esa exigencia de cambio continuo. ALGUNAS CLAVES Una de las claves: el diálogo.El amor no es mágico, ni es irracional; superada laetapa de enamoramiento inicial, las personas manifiestan la voluntad de compartir su vida en un proyecto común. Y para que eso dure, deben trabajárselo, igual que sucede con una empresa: negociar, pensar, conocer, investigar... De lo contrario, se diluirá o se mantendrá por razones que nada tienen que ver con una relación positiva. La clave, es una relación de tú a tú desde la autoestima, la empatía, el buen humor, la seducción (¿por qué no?), a través del diálogo y de la comunicación positiva sobre lo que uno quiere y lo que le interesa: es absurdo pretender que“si me quiere ya sabrá lo quequiero”: hay que comunicarse, hay que decirlo. La pareja que resiste es la que más se acerca al trabajo en equipo. Es un proyecto en común que “caduca” -que hay que seguir renovando en el tiempo, que hay que seguir construyendo juntos-, y que implica una comunicación eficaz para resolver conflictos. Otra de las claves: Amistad sine qua non. La relación positiva de larga duración es posible siempre que intervenga la amistad. Ésta ha de ser recíproca, y a diferencia del enamoramiento, que sucede sin nuestra intervención, se construye y se busca. No concebir la amistad en la pareja, dejarla fuera de esa agenda, es un error. Si la longevidad de la pareja está en crisis es porque cada vez es más difícil establecer relaciones de amistad. Son más bien de enamoramiento (al principio) o de resignación (después del tiempo). Voluntad: “Vengo de una generación en la que cuando algo se rompía, se trataba de arreglar. Hoy lo que se hace es tirarlo y comprar uno nuevo.” Esta es la respuesta que daba una pareja –después de 60 años casados- cuando un periodista les preguntaba por el “secreto” de su relación. Revelador, ¿verdad? Es la misma filosofía de “arreglar lo que se estropea, en lugar de tirarlo”, aplicada al matrimonio. La voluntad de permanecer juntos, de luchar por la relación, en lugar de abandonar al primer contratiempo (que contratiempos, dicho con suavidad, va a haber, y muchos); esa voluntad es el motor para poner en marcha todos nuestros recursos a favor de nuestra relación. También hay valores muy importantes que hoy parecen haber perdido su significado, como la fidelidad y el compromiso: cuando se ama de verdad, ser fiel y permanecer junto a esa persona, no es un sacrificio, sino que es un placer. En el próximo artículo, entraremos en consejos prácticos que podemos llevar a cabo para proteger y fortalecer la relación de pareja. María Jesús Núñez Dios es psicóloga. Puedes leer más en enterapiapsicologia.es

Publicado en: PROTESTANTE DIGITAL - Ciencia - <em>El &#39;milagro&#39; de las parejas que duran</em>