La anorexia espiritual (IV)

Los problemas emocionales, los traumas, pueden ser un impedimento para alimentar nuestro espíritu correctamente. A veces los problemas emcoionales producen un bloqueo espiritual, es decir barreras de incomunicación con Dios y con las personas." /> La anorexia espiritual (IV)

Los problemas emocionales, los traumas, pueden ser un impedimento para alimentar nuestro espíritu correctamente. A veces los problemas emcoionales producen un bloqueo espiritual, es decir barreras de incomunicación con Dios y con las personas." />

Anorexia espiritual y autoestima

La anorexia espiritual (IV)

Los problemas emocionales, los traumas, pueden ser un impedimento para alimentar nuestro espíritu correctamente. A veces los problemas emcoionales producen un bloqueo espiritual, es decir barreras de incomunicación con Dios y con las personas.

10 DE NOVIEMBRE DE 2007 · 23:00

,
También producen temores: "El que teme no ha sido perfeccionado en el amor" (1 Jn 4:18). "El perfecto amor echa fuera el temor". El amor produce fe para vencer los temores. Saber, estar convencido y experimentar que Dios nos ama nos da fe para confiar en Él y saber que está con nosotros para enfrentarnos a lo que Él nos pida (Josué y Caleb, David y Goliat, Ester etc.). El temor nos paraliza, nos bloquea y nos impide asumir riesgos, hacer cosas por nosotros mismos. En este aspecto, podemos enfrentar con garantías el temor si tenemos una buena autoestima. El bienestar emocional, el equilibrio emocional se tiene partiendo de una buena autoestima. Tres necesidades son principios básicos y fundamentales, desde la infancia, para una buena autoestima.
  • Sentirnos aceptados y queridos (recibir afecto en su justa medida)
  • Sentirnos dignos (recibir el respeto adecuado, no ser agredidos ni físicas ni emocinalmente).
  • Sentirnos útiles.
Si son cubiertas estas áreas, seremos personas seguras de nosotras mismas, sanas emocionalmente, aptas para tener una sanan relación espiritual con los demás y con Dios. FAMILIA Y AUTOESTIMA Aquí no puedo dejar de de llamar la atención sobre la enorme importancia de la familia, la educación de nuestros hijos, las relaciones con ellos, la trasmisión de valores con el ejemplo. Esto es fundamental. Gran parte de los problemas de la sociedad actual empiezan en la crisis tan profunda que está viviendo la familia como institución. En este sentido, la anorexia puede surgir:
  • Por un trauma, o un conflicto fuerte, un abuso en su infancia.
  • La relación con el padre y la madre ha sido negativa, o no ha existido. Suelen haber sido niños, ansiosos de agradar a sus padres y profesores, buscando aceptación. A veces por el divorcio de los padres, la muerte, la indiferencia, el abandono o el maltrato.
  • La exigencia excesiva de perfección o la autoridad distorsionada y mal ejercida. Hay niños, adolescentes y jóvenes que sienten o han sentido que nunca podían agradar a sus padres, nunca sentían su aprobación y aceptación completa. Nunca se les dice los positivo sino, sino lo negativo. La autoridad, la disciplina son fundamentales en la educación de los hijos, pero en su justa medida y siempre con la base de un amor incondicional. Si esto se aprende en la familia los niños aceptarán también la disciplina o autoridad fuera del entorno familiar (colegios, iglesia, trabajo, etc)
Todos tenemos momentos de crisis en la vida, pero la persona con seguridad emocional puede afrontarlos mejor. La persona con una buena autoestima no tiene que dividir sus esfuerzos entre atender sus necesidades interiores y enfrentar las circunstancias exteriores. Se desenvuelve bien porque "ya es" y no tiene constantemente que estar luchando por "llegar a ser" algo, a través de lo que hace. En cambio, las personas con baja autoestima no se sienten aceptados por los demás y tampoco por Dios. Son personas que están demasiado dependientes de la relación con los otros, de lo que reciben o no reciben de los demás. Buscan aceptación de otros constantemente. Esto puede ser un gran obstáculo para la sana y buena relación con Dios y su alimentación espiritual.
Artículos anteriores de esta serie:
 1¿Comer de Dios? 
 2¿Qué es la anorexia espiritual? 
 3Causas sociales de anorexia espiritual 

Publicado en: PROTESTANTE DIGITAL - La otra anorexia - Anorexia espiritual y autoestima