Liderazgo en los grupos

Un líder hace lo que los otros necesitan, es decir, se preocupa por satisfacer necesidades.

12 DE OCTUBRE DE 2019 · 20:00

,

Comenzamos una nueva sección dentro de la información sobre grupos de hogar. Pasaremos ahora a tratar el tema del liderazgo, que es un aspecto fundamental para todo el proyecto.

El libro de Jueces es muy eficaz para ayudarnos a entender la necesidad de liderazgo que tenemos. Desde el período de Moisés, cuando su suegro le aconsejó que escogiera personas para que le ayudasen a juzgar al pueblo, vemos cómo se ejerce y se multiplica la tarea de liderazgo de personas sobre personas.

Tras la muerte de Josué, siguió un período de profundo desorden en medio de Israel, lo cual culminó con sucesivas derrotas del pueblo escogido de Dios. Esto podemos encontrarlo en el libro de Jueces. Entonces, cuando el pueblo clamaba al Señor, Él levantaba jueces que gobernaban en tiempos de paz y que los libraban de los enemigos cuando llegaban las guerras. De esta forma, vemos que, en realidad, era el Señor quien levantaba líderes que tenían la responsabilidad de juzgar y dar dirección al pueblo.

Para aquellos a quienes les gustan las tipologías, podemos ver en estos líderes un tipo de Cristo, que vino para ser nuestro Salvador, vive con nosotros como Líder y volverá como Juez.

Cuando un juez dejaba de ejercer su liderazgo sobre el pueblo, comenzaba un nuevo período de confusión y derrotas. Vemos que este ciclo se repite a lo largo de todo el libro de Jueces.

Es importante que notemos que vivimos en medio de una crisis de liderazgo en nuestros días. El clamor por líderes se puede escuchar en todas las esferas de la sociedad: familia, negocios, iglesias, política, etc. Sin embargo, no es que haya escasez de opciones pues muchos quieren ocupar esa función, sino, más bien, que hay carencia de verdaderos líderes.

Pero, ¿qué es exactamente esa tarea de liderar? ¿Qué implicaciones tiene tanto para la vida de quien lidera como para aquellos que son liderados? Esto es lo que intentaremos explicar a continuación.

 

CONCEPTO DE LIDERAZGO

Según el Diccionario de la Real Academia Española de la Lengua, el concepto de liderar está muy ligado al de dirigir. Y estos son algunos significados de dirigir:

2. Guiar, mostrando o dando las señas de un camino.

4. Encaminar la intención y las operaciones a un determinado fin.

5. Gobernar, regir, dar reglas para el manejo de una dependencia, empresa o pretensión.

6. Aconsejar y gobernar la conciencia de alguien.

7. Orientar, guiar, aconsejar a quien realiza un trabajo.

Es importante observar que el liderazgo implica una capacidad para liderar, para guiar, para gobernar. Por lo tanto, no todas las personas poseen los mismos potenciales para el liderazgo. Algunas consiguen, con menos esfuerzo, levantar adeptos para sus proyectos mientras que otras, por mucho que se empeñan, encuentran mucha dificultad para llevar a cabo cualquier actividad colectiva.

El liderazgo también implica carisma. Las personas lideradas deben creer en sus ideales hasta el punto de querer dedicar sus fuerzas, bajo este liderazgo, para que se alcancen objetivos.

Aunque todo esto nos arroja alguna luz sobre la actividad de liderar, es insuficiente bajo la óptica cristiana para describir lo que se espera de la acción de un líder.

Charles Keating afirma que «liderar es servir, en el sentido de que el líder debe buscar satisfacer las necesidades de alguien o de un grupo realizando las funciones necesarias para ello».

Y es importante que notemos aquí una importante diferencia, porque podríamos confundir el servicio con la esclavitud.

En este contexto de liderazgo cristiano, un esclavo es aquel que hace lo que otros quieren, mientras que un siervo es aquel que hace lo que otros necesitan. Un líder hace lo que los otros necesitan, es decir, se preocupa por satisfacer las necesidades de sus liderados. Un buen líder cristiano se preocupará de ejecutar las tareas mientras se construyen relaciones. Todo gira en torno a las relaciones, tanto con Dios, con nosotros mismos y con los demás. Este aspecto del servicio nos da una clave para el ejercicio de un liderazgo cristiano saludable y está de acuerdo con las enseñanzas de Jesús, como veremos posteriormente.

 

Notas

Como siempre, queremos recordar que lo que presentamos es un modelo de grupos de hogar. No es el único, y quizá tampoco sea el idóneo para todas las iglesias en cualquier situación. Sin embargo, es un modelo aplicado por muchas comunidades en todo el mundo con unos resultados excelentes.

Estas informaciones así como materiales de apoyo y otras herramientas, están disponibles en www.diakonos.es. Para más información, pueden entrar en contacto con proyecto@diakonos.es

Publicado en: PROTESTANTE DIGITAL - Grupos de Hogar - Liderazgo en los grupos