Encuentros de los grupos (Conclusión)

El líder debe pensar que es necesario tener un tema central que impregne cada momento de la reunión.

31 DE AGOSTO DE 2019 · 18:00

,

Concluimos con el apartado de los encuentros de los grupos de hogar con un breve resumen y algunas informaciones adicionales sobre los tiempos de cada parte y los objetivos que se pretenden.

Estos son los 4 momentos de una reunión de célula:

1. Encuentro (o rompehielos)

2. Exaltación (o alabanza)

3. Edificación

4. Evangelismo

La correcta utilización de cada uno de estos periodos determinará el éxito del grupo para cumplir su propósito.

El gráfico muestra el nivel de involucración de las personas con respecto al periodo de tiempo de la reunión.

La comprensión de este proceso por el cual todas las personas pasan durante una reunión del grupo ayuda al líder a percibir si está habiendo o no un progreso en el nivel de participación.

El gráfico anterior muestra un nivel muy bajo de participación en los primeros momentos de la reunión. Esto sucede por el hecho comentado anteriormente de que cada persona viene a la reunión del grupo tras un día lleno de actividad. Todavía no están plenamente concentrados en aquello que deben hacer en la reunión. De ahí la importancia del Encuentro o rompehielos, pues es en ese momento en el que se conseguirá que las personas se sientan más a gusto y más atentas.

Durante la preparación del encuentro del grupo, el líder debe pensar que es necesario tener un tema central que impregne cada momento de la reunión.

La línea roja que recorre toda la reunión representa el tema central de ese día. Vamos a imaginar que el sermón que será comentado en la reunión trata sobre la necesidad de perdonar. El líder tiene la tarea de preparar cada uno de los cuatro momentos del grupo con base en el tema del perdón. Cuanto antes consiga que las personas de su grupo centren su atención en el tema a tratar, mejores condiciones se darán para que pueda haber una ministración, quebrantamiento, confesión, etc. El tema del sermón no debe recordarse solo en la edificación, sino que debe permear toda la reunión.

Si no existe una conexión temática entre los diferentes momentos, cada uno parecerá como una unidad sin relación con las otras, como momentos diferentes que exigen una lógica de raciocinio distinta por parte de las personas. Esto no debe suceder. Si el tema es el perdón, hay que trabajarlo desde el comienzo. Por supuesto, no es necesario que el tema sea explicado, por ejemplo, durante el momento del Encuentro. Pero la actividad que se escoja para el rompehielos puede reflejar la idea temática que se trabajará en el resto de la reunión. Sucede lo mismo con la Exaltación. La selección de canciones relacionadas con el tema ayudará a que las personas entiendan y respondan antes al mismo.

 

Como siempre, queremos recordar que lo que presentamos es un modelo de grupos de hogar. No es el único, y quizá tampoco sea el idóneo para todas las iglesias en cualquier situación. Sin embargo, es un modelo aplicado por muchas comunidades en todo el mundo con unos resultados excelentes.

Estas informaciones así como materiales de apoyo y otras herramientas, están disponibles en www.diakonos.es. Para más información, pueden entrar en contacto con proyecto@diakonos.es.)

Publicado en: PROTESTANTE DIGITAL - Grupos de Hogar - Encuentros de los grupos (Conclusión)