Encuentros de los grupos

La cuarta parte de esta serie sobre grupos de hogar va a tratar sobre los encuentros de los grupos.

07 DE JULIO DE 2019 · 13:00

,

Como siempre, queremos recordar que lo que presentamos es un modelo de grupos de hogar. No es el único, y quizá tampoco sea el idóneo para todas las iglesias en cualquier situación. Sin embargo, es un modelo aplicado por muchas comunidades en todo el mundo con unos resultados excelentes.

Una de las actividades fundamentales del grupo de hogar son los encuentros semanales. Deben ser semanales por varios motivos importantes:

1. Es importante que se cree una rutina en la vida de los participantes. Cuando no se hacen semanalmente, las personas no establecen en sus agendas una «reserva» de ese día y hora. De esa manera, compaginan los encuentros del grupo de hogar con otras actividades que, en muchas ocasiones terminan «canibalizando» ese espacio de la agenda. Es importante que los participantes sepan que cierto día de la semana en un determinado horario tiene lugar el encuentro del grupo de hogar.

2. Es importante que el grupo se cohesione. Para ello, la frecuencia semanal permite estrechar los lazos mucho más intensamente.

3. Se mantiene la secuencia de la enseñanza al mismo ritmo que el resto de la iglesia. Uno de los momentos importantes en el grupo de hogar es lo que denominamos «enseñanza». Se pueden usar diferentes modelos para ello, pero uno de los más efectivos es aprovechar la predicación del domingo y/o los devocionales que todo el grupo puede/debe seguir. Si no se hace semanalmente, se pierde esa secuencia.

Los encuentros del grupo se dividen en cuatro tiempos, a los que llamamos «las 4 E». Son estos (pueden encontrarse más detalles en los materiales formativos):

1. El Encuentro. Es el momento de llegada de los participantes. Lo ideal es llevar a cabo un rompehielo, bien sea un juego, o unas preguntas de contacto. Cuando los participantes llegan al grupo, necesitan «desconectar» de todo lo que les ha pasado durante la semana y, sobre todo, en ese mismo día. Las conversaciones que suceden cuando los participantes llegan a la reunión no sustituyen al rompehielos. Si una persona viene con el corazón cargado, esas conversaciones no van a ser suficientes. Es necesario un rompehielos que distraiga a las personas y las «aleje» de todo lo anterior. Por ello, lo ideal son juegos divertidos en los que todos participen. No tienen por qué implicar contenidos espirituales. Se trata de simples juegos para distraer a las personas.

2. La Exaltación. Este momento es un tiempo de alabanza. Es el comienzo espiritual de la reunión. Es aquí cuando se puede iniciar con una oración (mejor en este momento que en el Encuentro). La alabanza puede incluir canciones, meditaciones y es mejor si guarda una coherencia temática con el tema de la reunión.

3. La Enseñanza. Es el tiempo más extenso de la reunión. Lo ideal es que el responsable lidere un tiempo de compartir entre todos. El tema puede extraerse de la predicación del domingo y/o de algún material devocional que se realice de forma conjunta por el grupo. El responsable debe preparar este tiempo elaborando algunas preguntas que puedan guiar a las personas a hablar. No se trata de un tiempo de estudio bíblico en el que un maestro enseña y los demás escuchan y aprenden, sino más bien de que cada uno comparta y se enriquezcan entre todos.

4. El Evangelismo. Este último momento de la reunión debe servir para intentar impactar en las vidas de los no creyentes presentes. En el caso de que todos los asistentes sean cristianos, este tiempo debería servir para hablar y orar por las personas que cada uno tiene en su entorno y a las que desea presentar el mensaje de la salvación. Es importante que el grupo sepa de esas personas, que todos conozcan sus nombres, circunstancias, etcétera.

Los encuentros suelen terminar orando por los motivos más importantes que quieran exponerse y se puede tener un tiempo de comunión con algo para comer, etcétera.

Estas informaciones así como materiales de apoyo y otras herramientas, están disponibles aquí. Para más información, pueden entrar en contacto con proyecto@diakonos.es.

Publicado en: PROTESTANTE DIGITAL - Grupos de Hogar - Encuentros de los grupos