Conceptos generales de los grupos de hogar

Los grupos con una visión evangelística buscan establecer relaciones cercanas con aquellas personas de nuestro entorno.

22 DE JUNIO DE 2019 · 21:30

Foto: Michael Tuszynski, Pexels (CC0),
Foto: Michael Tuszynski, Pexels (CC0)

En esta segunda parte, vamos a exponer algunos conceptos básicos del modelo de grupos de hogar que estamos presentando.

Antes de nada, queremos recordar que lo que presentamos es un modelo de grupos de hogar. No es el único, y quizá tampoco sea el idóneo para cualquier iglesia en cualquier momento. Sin embargo, es un modelo aplicado por muchas comunidades en todo el mundo con unos resultados excelentes.

El objetivo principal de este modelo de grupos de hogar es el evangelismo. La comunión, la alabanza y la enseñanza bíblica son solo herramientas importantes, pero no un fin en sí mismas. El objetivo de todos los grupos de hogar debería ser crecer y multiplicarse.

Los grupos de hogar son, o deben ser, homogéneos, es decir, el mismo perfil para todos los participantes. Por eso, podemos tener grupos de adolescentes, de jóvenes, de matrimonios jóvenes, de adultos, de matrimonios adultos, de tercera edad, etcétera. Hay iglesias que desean que los grupos de hogar desarrollen comunión intergeneracional, y prefieren mezclar personas de perfiles muy distintos. Pero, como venimos diciendo, el evangelismo es el principal objetivo de este modelo de grupos de hogar. Como veremos en próximos artículos, los grupos de hogar con una visión evangelística buscan establecer relaciones cercanas con aquellas personas de nuestro entorno hasta llegar al momento de poder invitarlas a alguno de los encuentros. Y, para ello, lo ideal es que esas personas puedan sentirse a gusto e identificarse con el grupo. Se trata de establecer relaciones sinceras y honestas, no es proselitismo. Lo importante son las personas. No buscamos amistades interesadas. Pero sí que somos conscientes de que tenemos el mensaje más precioso con el poder de cambiar vidas. Es algo maravilloso y debemos compartirlo. Por supuesto, hay muchas formas de evangelizar, pero, desde siempre, el evangelismo personal es mucho más intenso y eficaz, porque es la propia vida de la persona la que habla junto con sus palabras. En el grupo de hogar, como decíamos al principio, habrá comunión, pero no es un fin en sí misma. Por ello la homogeneidad es muy importante.

Los llamamos grupos de hogar porque ese es otro factor importante. Salvo en casos excepcionales, lo ideal es que todos los encuentros tengan lugar en los hogares de los participantes. En ocasiones, habrá algunos miembros que dispongan de viviendas más amplias o con más opciones de intimidad sin molestar a los vecinos, pero lo cierto es que hay grupos de hogar desarrollándose por todo el mundo en viviendas pequeñitas rodeadas de vecinos. Es importante que se trate de un hogar porque eso hace que todos los participantes se sientan más cómodos.

En términos de filosofía, los grupos son considerados "iglesias en las casas", de manera que, como parte de las actividades, puede tenerse la cena del Señor una vez o dos durante el periodo de vida del grupo. Los grupos, por lo menos una vez por mes, deben tener encuentros informales además de las reuniones. Una de las actividades más frecuentes es coordinar una comida juntos una vez por mes, por ejemplo, un sábado al mediodía. Ese encuentro busca principalmente la comunión y facilitar la posibilidad de invitar a personas para un ambiente más relajado. Habrá personas que aceptarán una invitación para una barbacoa pero aún no están dispuestas a acudir a un encuentro espiritual, y mucho menos a la iglesia.

Esto significa que no estamos hablando de un ministerio más de la iglesia, sino de algo muy diferente. Es una herramienta, un brazo, una "miniatura" de la iglesia, repartida por los diferentes hogares. En el grupo se dará lo necesario para la formación y ejercicio de prácticamente todos los otros ministerios de la iglesia. Por eso es tan importante que todo sea aplicado correctamente. Cuando la iglesia se esfuerza en tener unos grupos de hogar activos, crece el uso de los dones, y muchos creyentes sirven de una forma más directa e intensa.

La organización de la iglesia es muy importante. Es fundamental la íntima comunicación entre el liderazgo de la iglesia y el de los grupos, pues todos estamos compartiendo una misma visión y una misma misión.

 

Notas

Estas informaciones así como materiales de apoyo y otras herramientas, están disponibles en www.diakonos.es. Para más información, pueden entrar en contacto con proyecto@diakonos.es

Publicado en: PROTESTANTE DIGITAL - Grupos de Hogar - Conceptos generales de los grupos de hogar