Plantadores, regadores, recolectores

El trabajo que está aún por hacer es realmente muy grande como para considerar que España está evangelizada.

27 DE ABRIL DE 2019 · 20:35

,

Presentamos una serie de breves artículos, pertenecientes a un trabajo global que fue elaborado para participar en el encuentro de Lausana, celebrado en Guadarrama, Madrid, el año pasado, que debido a su extensión se dan a conocer de forma escalonada. Al ser partes de un todo, aquellas personas interesadas en poder tenerlo de forma completa lo tendrán si semana a semana descargan cada parte publicada. 

Se trata de un documento de trabajo, de reflexión teológica de la Misión en España, es pues susceptible de aportes de reflexión de parte de los lectores e interesados en estos temas. Aparecerá siempre mi dirección de correo: direccion@evaf.org.es para que los lectores puedan interactuar con un servidor en la reflexión y en la solicitud de aclaraciones o sugerencias con nuevos aportes.

Hay mucha labor evangelística y en una variedad de áreas de la misión, pero paralelamente nos es necesario hacer reflexión bíblica y práctica de la Misión desde la perspectiva española, lo cual escasea. Creemos que es algo de lo que la Iglesia Evangélica Española adolece y debido a esta carencia, siempre ha estado bebiendo de fuentes misiológicas de otros continentes; lo cual aunque no es malo, pero no es una visión que proceda de nuestro propio contexto ni social y cultural, ni eclesial y teológico.

El Protestantismo o Iglesia Evangélica en España, ha experimentado un progresivo avance desde la llamada “Segunda Reforma”, si bien se tiene documentada la presencia de cristianos no Católicos, desde el siglo XVI hundiendo sus raíces aún más allá, que la historia de la Iglesia registra. 

 

BREVES APUNTES DEL DEVENIR DEL CRECIMIENTO: INICIOS DE UNA ETAPA NUEVA Y DIFERENTE

El desarrollo en la actividad de plantación de nuevas congregaciones, se mantuvo en modo “ralentí”; en parte condicionado por la falta de libertad religiosa durante el gobierno del general Francisco Franco, el cual no fue hasta el año 1968 que elaboró una ley de libertad religiosa pero a la manera y alcance que, los Acuerdos con la Santa Sede le aconsejaron al Gobierno de Franco, que tenía que hacerse. No obstante, y debido a las presiones de los gobiernos de los EE.UU, de Inglaterra, de Holanda, de Alemania, y de Noruega, desde el 1968 al 1978 se produjo un avance nuevo y espectacular en la labor evangelística de las iglesias existentes, con la ayuda de misioneros extranjeros. En una década (de 1968 a 1978) el número de congregaciones creció más de un 50% con respecto a lo alcanzado hasta el 1936. 

Aunque algunas pocas congregaciones iniciaron la plantación de nuevas congregaciones, cabe destacar en todo ese desarrollo la participación de las misiones extranjeras, es decir, principalmente de misioneros parejas procedentes de: EE.UU, Reino Unido, Suecia, Noruega, Holanda, Alemania y Suecia. 

Dios levantó a una docena de evangelistas españoles, con los cuales, por denominaciones, fueron realizando esfuerzos al aire libre (campañas) e impulsando a la participación de aquellos creyentes que estaban dispuestos a salir a evangelizar de puerta a puerta y a unirse a los esfuerzos de campañas realizadas por evangelistas españoles y extranjeros, así como también por otras organizaciones misioneras extranjeras, en unidad con iglesias y ministros autóctonos.

 

LO YA LOGRADO

Somos una nación con 46.526.000 habitantes. Para los años 1936, se tienen datos de que el número de cristianos evangélicos o protestantes, era de 20.000 y un total de 115 congregaciones y hogares donde también se congregaban, en todo el territorio nacional. A día de hoy finalizando el año 2018, se cuenta con una membresía de 500.000 y 4.000 congregaciones abiertas al culto público. Pero hay grupos como: Filadelfia, iglesias koreanas, iglesias chinas, filipinas, iglesia copta, y las iglesias gitanas no pertenecientes a la denominación Filadelfia, que aún no están contabilizadas en las cuatro mil mencionadas, ni en el número de creyentes.

A la vez, han sido constituidas cerca de 2.500 organizaciones pro-eclesiales: Asociaciones, Fundaciones, Radios, TV, Seminarios, Agencias misioneras, Centros de rehabilitación para diversos tipos de dependencias, Editoriales, Periódicos tanto en papel como digitales; la música autóctona ha experimentado un desarrollo interesante en calidad y cantidad, centros de retiros y Campamentos, Hogares de ancianos, Hogares de niños abandonados, Hogares para mujeres maltratadas y en exclusión social, Misiones urbanas para el reparto de alimentos y ropas y Entidades religiosas de diverso trasfondo teológico y con distintos enfoque misionales.

A pesar de que ya hemos alcanzado tener más de 4.000 congregaciones, queda mucho: en ciudades y poblaciones importantes de toda España, dado el porcentaje de creyentes con respecto a los 46.524.00 habitantes que tiene la nación, y aún existen 484 ciudades con más de 5 mil habitantes y no tienen una congregación. Así como más de 1.900 poblaciones de 1.500 habitantes hasta 4 mil y tampoco cuentan con una congregación de cristianos nacidos de nuevo. El trabajo que está aún por hacer, es realmente muy grande, como para considerar que España está evangelizada.

Es en esta segunda década del 2000 cuando ha comenzado de manera fuerte e intencional una serie de iniciativas para levantar un creciente número de plantadores y de sus ayudantes, así como de creyentes a participar más en la evangelización a su generación. Dicho sea de paso, todas las iniciativas que se están dando en este tema, precisamente han venido del extranjero: Red de Multiplicación, M4, Hacedores de Discípulos. El ministerio de Puedes, Confevan, Decisión, Liga  del Testamento de Bolsillo, Evangelismo  a Fondo, Evengelismo en Acción, Agape, Testimonio Cristiano a Cada Hogar, Jcum y otras iniciativas, están impulsando esta llamada, a través de Congresos de Evangelización.

 

EL ENVIO DE MISIONEROS DESDE ESPAÑA

El porcentaje de creyentes con respecto a la población total de España es del 1%. El envío o participación de misioneros españoles en obras en el extranjero, ha sido de “goteo”. Es escaso el número de congregaciones que cuenta con la experiencia de haber enviado a alguno de sus miembros a establecer obra en otros países. Los grupos que lo están haciendo, con mayor número de casos son: las iglesias Bautistas (UEBE), Asambleas de Dios (FADE), la FIEIDE, iglesias de Buenas Noticias, Asambleas de Hermanos, Cuerpo de Cristo y la iglesia Filadelfia. De las iglesias independientes no hay datos conocidos acerca de su participación, aunque es posible que haya algunos casos positivos. No obstante entre todos no superarán los 100 misioneros españoles en el extranjero.

 

EL APOYO DE MIGRANTES EN EL AVANCE

Destaco que Dios ha bendecido mucho a su iglesia en España, desde que comenzó la entrada masiva de migrantes (año 2001), procedentes de los países latinoamericanos o hispanos. Con al menos un 20% de los más de 5 millones de migrantes de habla hispana, considerados como creyentes evangélicos; ubicados espacialmente en las grandes capitales, en tan solo 17 años, hemos visto como las congregaciones que hasta ese entonces había, según nuestros datos estadísticos en EVAF, unas 1.700, nos han ayudado a potenciar el testimonio, la plantación de iglesias y la visualización creciente de la fe evangélica en toda España. Gracias a tantos hermanos y hermanas, y a tantos ministros del evangelio llegados a nuestro país, el número de congregaciones y el número de la membresía a día de hoy es de 4.000 congregaciones y 500.000 miembros.

Estoy convencido de que con la ayuda de las obras y ministros latinos que hoy hay ya en España, vamos a tener un gran número de misioneros domésticos para ir a los pueblos de más de 5 mil habitantes a plantar nuevas congregaciones. La mentalidad, por ahora, de los líderes extranjeros que trabajan en España, en especial los de origen latino, no están pensando en enviar a los plantadores que de entre ellos levante Dios a otras naciones, sino que su prioridad es la de enviarlos a pueblos españoles donde conocen que no hay iglesias evangélicas; por lo tanto, aunque algunas denominaciones ya están trabajando con capacitación de sus miembros para salir a plantar, y la mayoría de ellos son españoles, será de las congregaciones latinas, rumanas, nigerianas, chinas, koreanas y filipinas de donde se levantará un movimiento creciente de plantadores y nuevas congregaciones.

Es también necesario dar visión y formación a las iglesias ya existentes (a los líderes primero y seguidamente a los miembros) en la participación desde España para hacer misión en otros contextos fuera de nuestro país. Españoles que se involucren en misiones en el extranjero; para empezar, sería conveniente llamar a participar en misiones de corto plazo. Pero es imprescindible el que antes sean formados no solo bíblicamente, sino misiológicamente. Con esto último queremos decir que deben recibir adiestramiento transcultural para abordar el trabajo en la zona del mundo escogida; porque de lo contrario estará asegurado el cometer los mismos errores que los misioneros y sus agencias han cometido en el territorio español (he preparado un material específico para abordar esta formación, el cual es aplicable tanto a los misioneros que vienen a España, como a los misioneros españoles que salgan a otros países).

Hay liderazgo más viejo y joven, pero la mies es mucha y son necesarios muchos más líderes si queremos ver más avance.

Publicado en: PROTESTANTE DIGITAL - La misión urgente - Plantadores, regadores, recolectores