Merkel: “La paz y la libertad no se deben dar por sentado”

La canciller alemana recibió el premio Carlos V en Yuste. En su discurso apeló a defender los valores de la Unión Europea y a fortalecer la colaboración y unidad ante los desafíos del futuro.

Daniel Hofkamp

ESPAÑA · 14 DE OCTUBRE DE 2021 · 14:11

Angela Merkel, en su discurso durante el premio Carlos V. / © Casa de S.M. el Rey,
Angela Merkel, en su discurso durante el premio Carlos V. / © Casa de S.M. el Rey

Angela Merkel ha recibido este jueves el XIV Premio Europeo Carlos V, un galardón que reconoce la aportación de una figura social o política al proyecto europeo. Recibió el premio de manos del Rey de España, Felipe VI, y ante la presencia de autoridades nacionales e internacionales.

Probablemente se trate de uno de sus últimos discursos políticos a nivel internacional, dado que próximamente dejará la cancillería alemana y con ello, la actividad política en primera línea. Su discurso, sin embargo, no fue un repaso del pasado, sino más bien una perspectiva del presente y del futuro de la Unión Europea y los retos que tendrá que afrontar.

 

La hija del pastor

“Como hija de pastor evangélico, resulta un honor para mí recibir el premio que lleva el nombre de Carlos V en Yuste”, afirmó esbozando una sonrisa Merkel, que recordó los disgustos que supuso para el monarca el avance del protestantismo en Europa. La canciller aprovechó la anécdota para señalar la importancia del valor de la tolerancia en la Europa actual, recordando que la paz “nunca se ha de dar por sentado”, sino que es algo que exige un compromiso constante.

“Tenemos que ser conscientes que la idea del proyecto europeo nos permite vivir en paz y en libertad. Pero hoy también somos confrontados por agresiones y ataques a nuestro orden liberal y la democracia. Ya sea por el terrorismo, la xenofobia, el antisemitismo o cualquier otra amenaza, debemos permanecer vigilantes”, afirmó Merkel.

El discurso de Merkel estuvo marcado por la idea de una Europa “fuerte”, que reconoce unos “valores comunes” a partir de los que es capaz de posicionarse en un mundo que afronta cambios importantes. “Para pasar del dicho al hecho, solo una Europa unida es una Europa fuerte, y eso viene de los valores comunes: unidos dentro, una cohesión estrecha, la confianza y el respeto son indispensables para una Europa fuerte”, expuso.

Pedro Sánchez, Angela Merkel y Felipe VI, durante la entrega del premio. / Casa Real

Pedro Sánchez, Angela Merkel y Felipe VI, durante la entrega del premio. / © Casa de S.M. el Rey

Cooperar ante la crisis

La gobernante reconoció que por su experiencia sabe la dificultad de trazar políticas comunes en Europa, aunque consideró que en estos años las respuestas de la UE a los desafíos económicos, políticos y sociales ha sido positiva. “Cada vez que las cosas se ponían difíciles, la UE se mantenía unida, y creo que seguiremos en esa senda. Cooperamos en la política europea porque nos ayuda a fortalecernos internamente”, añadió.

Al recordar las largas negociaciones mantenidas durante estos años en el ámbito europeo, la todavía canciller alemana resaltó la importancia de “estar dispuestos a considerar los argumentos diversos, porque esto es una riqueza a aprovechar por el bien de todos”. Puso de ejemplo la respuesta a la pandemia, “una prueba difícil para nuestra Europa sin fronteras, pero ante la que aprendimos a responder” y “hacer importantes avances en la investigación y vacunación”, así como planear un camino de recuperación económica a través de los fondos Next Generation.

 

Crecer y proteger el medio ambiente

Para Angela Merkel, la recuperación deberá ir de la mano del desarrollo tecnológico energético, que pasa por una inversión que respete el medio ambiente. “Modernidad y la ecología vienen de la mano, este es el Green Deal al que debemos avanzar”, afirmó Merkel.

En esta línea, señaló que es necesario fijar el objetivo de “neutralidad climática en 2050”, algo “muy ambicioso porque implica cambios en la forma de vivir, de consumir, en la movilidad”. Para la canciller, esta transformación será una oportunidad “de desarrollo, mercado, nuevas tecnologías”.

“Se habla mucho de los costes que implicaría, pero poco de los costes que implica no proteger el clima”, añadió Merkel, recordando a continuación los graves daños provocados por las inundaciones en Alemania este verano.

Merkel señaló la necesidad de invertir en tecnología para mejorar las oportunidades de la digitalización, enmarcadas en nuevos mercados como la inteligencia artificial o las tecnologías cuánticas, y advirtió del crecimiento de China como un asunto ante el que la UE debe buscar una respuesta común.

Merkel: “La paz y la libertad no se deben dar por sentado”

Felipe VI entrega el premio a Angela Merkel. / © Casa de S.M. el Rey

Amenazas internas y externas

Para abordar estos desafíos de inversión, Merkel considera necesario que la Unión Europea sea capaz de tomar decisiones conjuntas “más rápido que en el pasado y actuar con solidaridad, haciendo previsiones en tiempo de bonanza económica para afrontar las crisis”.

La premiada se refirió también a las amenazas a la UE, que definió como “fuerzas centrífugas” que surgen “cuando las expectativas no se cumplen: cuando los cambios en la sociedad se hacen a distintas velocidades, o las diferencias económicas y sociales se hacen demasiado grandes”. Ante ello, la UE debe responder desde sus valores, entre los que enumeró “el diálogo sincero, el respeto de la dignidad humana, la igualdad, el respeto al estado de derecho, y la protección de las minorías”.

De cara al futuro, Merkel consideró que la Unión Europea debe ser “más proactiva, mejorar nuestra coordinación y hacerla más independiente: no aislarnos, sino actuar de forma estratégica. Más soberanía europea. Estoy profundamente convencida de que Europa es una suerte que debemos seguir diseñando, siendo conscientes de este compromiso todos los días”.

Publicado en: PROTESTANTE DIGITAL - Internacional - Merkel: “La paz y la libertad no se deben dar por sentado”