El palacio de Herodes no era un pesebre

Descubren una puerta de entrada al Herodión, suntuosa fortaleza construida por el rey que gobernaba en Palestina cuando nació Jesús.

Redacción PD

JERUSALÉN · 24 DE DICIEMBRE DE 2014 · 06:54

Los arcos descubiertos en el Herodión.,
Los arcos descubiertos en el Herodión.

Arqueólogos de la Universidad Hebrea han descubierto una espectacular puerta en el Herodión, la fortaleza palaciega que construyó Herodes el Grande tras una victoria sobre los asmoneos.

A pesar de ser un lugar excavado y examinado, los descubrimientos continúan sorprendiendo a los especialistas. En esta ocasión, pudieron encontrar la estructura de un corredor con un complejo sistema de arcos que permitía el acceso del rey y su séquito al patio del palacio.

Gracias a los arcos de apoyo, se alzaba un pasadizo de seis metros de ancho por veinte de largo.

Los arqueólogos sugieren que el corredor fue construido como parte del plan de Herodes para convertir el Herodión en un lugar monumental que sirviera de símbolo del poder del rey Herodes.

Sin embargo el corredor abovedado nunca llegó a utilizarse, según los investigadores, a causa del fallecimiento del rey y el cumplimiento de su deseo de que la fortaleza palaciega fuese reconvertida en un gran mausoleo.

 

MÁS SORPRESAS

En la excavación de esta zona se encontraron más sorpresas. Por ejemplo, el hallazgo de monedas pertenecientes al año 70 d.C., lo que revela que el Herodión fue utilizado como lugar de refugio de los judíos que combatían al poder romano.

Algo similar sucedió en la segunda revuelta, conocida como de Bar Kojba, en el 135 d.C., que terminó con la expulsión definitiva de los judíos de las tierras palestinas.

 

El Herodión, desde una perspectiva aérea.

HERODES EL GRANDE, “EL SANGUINARIO”

Herodes ha pasado a la historia como un gran constructor, conquistador, pero también un sanguinario y sin compasión hacia sus enemigos. Nada más conquistar Jerusalén, aniquiló a los seguidores de su contendiente y mató a varios familiares que amenazaban su poder absoluto.

La historia bíblica habla de este rey, el cual gobernó hasta su muerte. Fue durante su reinado cuando nació Jesús en Belén.

El evangelio de Mateo relata el encuentro de Herodes con los magos venidos del Oriente. Al conocer Herodes que había un niño que los magos identificaban como el rey de los judíos, nacido en Belén, ordenó asesinar a los niños menores de dos años.

María y José, junto al niño, huyeron a Egipto tras recibir el aviso en una visión. Herodes murió poco después, en el año 4 a.C., lo que permitió el regreso de la familia a Nazaret.

Publicado en: PROTESTANTE DIGITAL - Sociedad - El palacio de Herodes no era un pesebre