El cuidador de los caballos del Faraón del Éxodo sale a la luz

Encuentran la tumba de un estadista faraónico en Luxor (Tebas). Supervisaba los caballos, el ganado y los campos del faraón Tutmosis III, que se cree que reinaba durante el Éxodo de Israel.

EL CAIRO · 06 DE MARZO DE 2014 · 23:00

<p>
	Pintura halladas en la tumba reci&eacute;n descubierta en Luxor / CTAM Min Project</p>
,

Pintura halladas en la tumba recién descubierta en Luxor / CTAM Min Project

Una misión hispano-italiana acaba de hallar en una de las áridas sierras de la actual Luxor la tumba de May, un alto funcionario de la dinastía XVIII (1450-1050 a.C.) al que los relieves presentan como un importante estadista encargado de supervisar los caballos, el ganado y los campos del faraón Tutmosis III. El período entre el final de la décimo octava y principios de la vigésima dinastía fue particularmente confuso. La Biblia especifica que los israelitas salieron de Egipto 480 años antes de que el rey Salomón construyera el Templo (1ª Re 6:1). Esta construcción data aproximadamente del año 970 a.C. por lo que la fecha aproximada para el Éxodo resulta ser 1450 a.C. y ello refuerza las hipótesis de que Tutmosis III fue el "faraón del éxodo" de Israel. La sepultura de May se encuentra en Luxor, 600 kilómetros al sur de El Cairo. Las pinturas, a las que el deterioro no ha logrado despojar de su color original, representan el universo del alto funcionario que cuyos restos allí reposan. May aparece junto a su esposa Neferet en un banquete funerario con una copiosa variedad de alimentos. La "llave" que permitió descifrar la filiación del difunto fue un "cono funerario" localizado en la cercana tumba de Min. "El 'cono funerario' viene a ser una especie de documento de identidad que se colocaba fuera de las tumbas y en el que figuraba el nombre y los títulos del propietario", explica la egiptóloga Álvarez Sosa. La inscripción arrojó luz sobre un personaje desconocido hasta la fecha. "May fue supervisor de los campos, del ganado, de todos los caballos del rey, venerado ante Osiris (deidad de la fertilidad y la vegetación) o confidente del buen dios", apunta la experta. "La tumba pertenece a un importante estadista de la dinastía XVIII", destacó el ministro de Antigüedades egipcio Mohamed Ibrahim en un comunicado. Las inscripciones, agregaron desde el ministerio, revelan detalles de la vida cotidiana del dueño de la tumba, sus relaciones familiares y el lujoso estilo de vida de los altos funcionarios durante aquel período de la civilización faraónica. La sepultura no ha sido desenterrada en su totalidad porque -cuenta la directora del proyecto- el patio y la entrada principal están repletos de restos que deben ser retirados. "La cámara funeraria de May se debería encontrar pero de momento no sabemos dónde está", reconoce Álvarez Sosa.

Publicado en: PROTESTANTE DIGITAL - Sociedad - El cuidador de los caballos del Fara&oacute;n del &Eacute;xodo sale a la luz