“El humor es una llave que nos libera de más de un candado”

En 'Humor y Religiosismo', el autor nos invita a reírnos de la deformación de lo religioso de la que los evangélicos somos tantas veces protagonistas.

ESPAÑA · 03 DE DICIEMBRE DE 2013 · 23:00

<p>
	Pedro Gelabert, humorista y escritor. / Xavier Solanas</p>
,

Pedro Gelabert, humorista y escritor. / Xavier Solanas

Pedro Gelabert apela a la sonrisa más que a la risa, y la compara con “una llave que nos libera de más de un candado”. Acaba de editarse de forma digital el libro Humor y Religiosismo, que de broma tiene poco: como dice en su prólogo, se trata de un libro serio sobre el Humor. El volumen se estructura en dos partes, una primera dedicada a desarrollar los conceptos, y una segunda que recoge artículos y viñetas humorísticas realizadas por el autor en diversas publicaciones a lo largo del tiempo. Es en la primera parte donde se desarrolla ampliamente lo que Gelabert llama “reírse del religiosismo, no de la espiritualidad”. Así nació hace un cuarto de siglo la revista Mekatchis!, que no duró más de un año, pero quería “mostrar lo risible de muchas de nuestras inconsecuencias evangélicas, por si podíamos colaborar con cuantos peleaban entonces para que las cosas sean cada vez mejores; es decir, menos religiosas y por tanto más espirituales”. Es en la continuidad de este espíritu que se edita un libro que no deja indiferente, porque además de hacer pensar, nos saca más de una sonrisa. Pregunta: Defines Religiosismo como la “deformación de lo genuinamente religioso”. ¿Es allí donde encuentras inspiración para realizar humor? Respuesta: Sí, me inventé el término “religiosismo” –igual ya lo estaba, no sé— como deformación, o caricatura, de lo genuinamente religioso. No me parece que “inspiración” sea la mejor palabra para explicar mi motivación a escribir sobre el Humor. Si hubiéramos de usarla, diría que mis motivaciones han venido inspiradas, esencialmente, por una manera de ver la vida; y de manera más particular, la de los evangélicos. ¿Crees que a los evangélicos nos falta sentido del humor? Si la respuesta es afirmativa, ¿a qué crees que se debería? No a todos los evangélicos nos falta sentido del humor. Yo he visto a más de uno sonreír leyendo las cosas que escribimos los humoristas. Lo que puede que nos suceda es que muchos hemos sacralizado los asuntos de la fe muy a la española; es decir, desde un sentimiento más bien trágico de la vida. Puede que nos parezca que con esas cosas “no se juega”. Lo que, paradójicamente, no nos impide carcajearnos cuando alguien se pega un batacazo o suelta una retahíla de tacos. Y eso a mí, claro, sí que me parece trágico. Relacionas el Humor con el Amor, como respuesta al temor. ¿Piensas que quien sabe reírse tiene una buena “defensa” del miedo? Así lo explican, y así lo recojo en mi libro, quienes han profundizado en ese tema. Precisamente por esa razón, no acabo de entender que haya personas a quienes el Humor les asusta. Porque el Humor –siempre con hache— que provoca la sonrisa, no la risa, que es tarea más propia de los cómicos, libera muchos temores y malos humores; y es, además, una llave que nos libera de más de un candado. ¿Por qué escribir este libro en este momento? Es una respuesta fácil: por dos circunstancias principales. La primera, que Bibliasfera consideró que era el momento para editar un material que llevaba algún tiempo esperando; y la segunda, que a ellos y a mí nos ha parecido que todos nosotros –seamos o no cristianos-- necesitamos, hoy como siempre (o tal vez más que nunca) poner estrellas en el cielo de la gente, y el Humor sabe cómo hacerlo. Dicho lo cual, añado, y muy en serio, que quiero creer que el Señor así lo ha dispuesto. Y lo digo porque me parece cada vez más claro que a Él le hace gracia que trabajemos juntos. Hablas de la revista Mekatchis! ¿Cuáles fueron las razones que llevaron a que el proyecto terminase? Cuando decidimos publicar esa revista, estábamos tan convencidos de que iba a molestar a mucha "gente seria", que emprendimos la tarea –con mucha seriedad, claro– avisando a los posibles lectores de que se trataba de "la primera, única y posiblemente última revista de humor para evangélicos". Llegamos, como pudimos, hasta los cinco números y un extra. Pero dejo constancia de que la causa principal de su desaparición no fueron las críticas –no queremos aparecer como víctimas de la intolerancia–, sino la falta de apoyo de aquellos a quienes les encantaba leernos. Fue una aventura tan familiar, con las colaboraciones de algunos otros aventureros, que resultó imposible ir más allá. Nos agrada que todavía hay quienes nos piden que volvamos a editarla. No lo tenemos claro, por ahora. Puede que nos falte el suficiente humor (aquí en minúscula) para hacerlo. Lo que sí está claro es que "Humor y Religiosismo" está vinculado íntimamente a MeKatchis!. En su segunda parte se incluyen trabajos míos publicados en ella y en otras revistas. ¿Estaría mal que aprovechara esta entrevista para recomendaros su lectura? ¿Cuáles son los humoristas que admiras personalmente? De los de siempre, a Gómez de la Serna y al amplio equipo de colaboradores de “La Codorniz”. Y a Gila, y a Quino, y a Les Luthiers, y a otros cuyos nombres no me vienen a la mente. En el campo evangélico, a Alejandro Clifford y al Epaminondas Talero de su “Pensamiento Cristiano”. Oyéndoles y leyéndoles he ido aprendiendo; y lo que me queda… Humor y Religiosismo se puede descargar aquí, desde la página web de Pedro Gelabert. La descarga es gratuita, pero si deseas apoyar el ministerio de Bibliasfera para que siga editando más materiales y poniéndolos a disposición de quienes puedan y sepan aprovecharlos, puedes contactar a través del mail: ayudo@bibliasfera.net. Más información sobre Pedro Gelabert en la web www.nadanuevo.es y en la página oficial en Facebook.

Publicado en: PROTESTANTE DIGITAL - Sociedad - &ldquo;El humor es una llave que nos libera de m&aacute;s de un candado&rdquo;