‘Sombra blanca’, haikus en portugués, castellano y japonés

Alencart, Amat y Miguel Elías impulsan un libro de haikus de poetas ibéricos dedicados a la cereza, con cuatro poetas de fe evangélica entre sus autores.

SALAMANCA · 12 DE NOVIEMBRE DE 2013 · 23:00

<p>
	Una de las ilustraciones del libro / Salamanca RTV</p>
,

Una de las ilustraciones del libro / Salamanca RTV

Bellamente ilustrado, tanto portada como interiores, por el destacado pintor Miguel Elías, profesor de la Universidad de Salamanca, el Ayuntamiento de Fundão (en la región de la Beira limítrofe con Salamanca y Cáceres) ha publicado “Sombra Blanca”, un libro de haikus dedicados a la cereza, pues esa tierra tiene la mayor producción portuguesa de dicha fruta. Y para ello contó con la colaboración de la Embajada de Japón en Portugal, cuyo titular se desplazó para el acto de presentación del libro y la inauguración de unas primeras pinturas en técnica Sumi-e realizadas por Miguel Elías, a quien el verano de 2014 dedicarán una amplia exposición con una temática centrada en la cereza. También apoyaron la edición Descobrindo (Associação de Desenvolvimento Territorial) y Edições Sirgo, de Castelo Branco. POETAS IBÉRICOS ELEGIDOS Se escogieron a catorce poetas de ambos lados de la Raya. Entre los siete poetas españoles a quienes solicitaron sus creaciones, están los salmantinos Verónica Amat y Alfredo Pérez Alencart. El elenco lo completan Carlos Aganzo (Madrid), Jesús Fonseca (Huesca), José María Muñóz Quirós (Ávila), Pedro Tarquis (Tenerife) e Isabel Pavón (Málaga). Amat, Pérez Alencart. Tarquis y Pavón son cristianos evangélicos. Por parte portuguesa, los siete poetas representados son Albano Martins, Maria do Sameiro Barroso, António Graça de Abreu, Casimiro de Brito, António Salvado, João Rasteiro y Manuel Silva-Terra. DESTACADA LABOR CULTURAL El Ayuntamiento de Fundão, cuyo alcalde es Paulo Fernandes, quien firma el atractivo prólogo de la obra, viene realizando una valiosa labor cultural desde hace largos años, desde cuando el ahora alcalde era Concejal de Cultura. En este libro debe destacarse la magnífica labor coordinadora de Pedro Salvado, antropólogo cultural especialmente sensible a todo lo inherente al mundo humanístico en general, y a la poesía en particular. No debe dejarse de leer su introducción, titulada “Sombras blancas en la Gardunha”, la misma que concluye citando un haiku del antiguo poeta japonés Kobayashi Issa: “A la sombra de los cerezos en flor/ nadie/ es extranjero”. TRADUCTORES La traducción de los poetas españoles al portugués la hizo el notable poeta António Salvado, especialmente vinculado a Salamanca. Alfredo Pérez Alencart, con un par de libros publicados en Portugal (ahí está su ofrenda a Portugal titulada “Margens de un Mundo ou Mosaico Luistano”, publicado en Coimbra por Palimage), trasvasó al castellano los haikus escritos en portugués. Finalmente, la traductora An Oshiro vertió al japonés a los catorce poetas ibéricos.

Publicado en: PROTESTANTE DIGITAL - Sociedad - &lsquo;Sombra blanca&rsquo;, haikus en portugu&eacute;s, castellano y japon&eacute;s