Hallazgo de textos judíos milenarios en Afganistán

En unas cuevas similares a las de Qumram hallan cientos de manuscritos judíos, algunos de ellos con unos mil años de antigüedad.

JERUSALÉN · 05 DE ENERO DE 2013 · 23:00

<p>
	&nbsp;Un representante de la Biblioteca Nacional de Israel muestra uno de los manuscritos adquiridos / Foto: AFP</p>
,

 Un representante de la Biblioteca Nacional de Israel muestra uno de los manuscritos adquiridos / Foto: AFP

La Biblioteca Nacional de Israel ha confirmado el descubrimiento de una colección única de manuscritos judíos antiguos al este de Afganistán, de la que ha comprado 29 de los pergaminos que la componen, algunos de 1.000 años de antigüedad. No se sabe con precisión de cuántos manuscritos se trata, pero se estima que son varios centenares. Se trata del hallazgo presuntamente más importante de los últimos 100 años, desde 1896, cuando en una sinagoga egipcia descubrieron unos 100.000 manuscritos bíblicos antiguos. Actualmente la mayor parte de estos manuscritos se encuentra en manos de traficantes europeos. Según explican los expertos israelíes, precisamente se dieron cuenta de la importancia de estos documentos después de que varios comerciantes se pusieran en contacto con ellos para ofrecérselos. Los 29 pergaminos adquiridos por Israel llegaron al país a finales de la semana pasada como resultado de más de un año de negociaciones. La Biblioteca rechaza comentar la suma de la transacción, pero comunica que se trata solo de una primera adquisición y que habrá algunas más en un futuro próximo. Según los científicos, en la época medieval la región fue un importante centro cultural y económico. Un valor añadido del descubrimiento es que es la primera evidencia física de que en el antiguo Afganistán hubo una importante comunidad judía. “OTRA CUEVA DE QUMRAM” Los documentos fueron hallados por campesinos locales en una cueva en la frontera con Irán, región que hoy en día es un bastión de los talibanes. Contienen tanto cartas y contratos civiles en hebreo, arameo, árabe y persa, como textos religiosos, por ejemplo y hasta don se conoce, comentarios al Libro de Isaías, el primero de los Libros proféticos del Tanaj (el Antiguo Testamento de los cristianos). Debido al ambiente seco dentro de la cueva, en la que solía residir una familia de zorros, los manuscritos pudieron conservarse bien, de forma similar a como ocurrió con las cuevas de Qumram cerca del Mar Muerto.

Publicado en: PROTESTANTE DIGITAL - Sociedad - Hallazgo de textos jud&iacute;os milenarios en Afganist&aacute;n