Un cementerio protestante en el corazón de Roma

Con tres siglos de historia, muchas de sus cuatro mil tumbas son de una hermosura artística excepcional ("el cementario más bello jamás visto" para el poeta inglés Percy Shelley, allí enterrado).

ROMA · 25 DE ABRIL DE 2014 · 22:00

,
Roma se prepara para la canonización de dos Papas: el pontífice polaco Juan Pablo II y el italiano Juan XXIII. Pero en medio de la religiosidad vaticana, hay un hermoso e histórico rincón protestante en pleno corazón de Roma. Visitar cementerios puede parecer un programa poco seductor. Sin embargo, muchos cementerios del mundo están incluidos en los circuitos turísticos, ya sea por su historia, por tener un emplazamiento particular, por los personajes que allí fueron enterrados o la rica arquitectura de sus tumbas. Roma es una de las ciudades con cementerios apreciados por el turismo. Pero no todos los grandes artistas, escritores y políticos que han pasado a la historia en ciudad fueron enterrados en alguno de los cementerios más visitados de la urbe. El motivo? La rígida normativa impuesta por el Estado Vaticano, que impedía dar sepultura en sus iglesias y tierras consagradas a los que no eran católicos, es decir a protestantes, judíos y ortodoxos, así como a suicidas y actores. UN CEMENTERIO PARA LOS DEMÁS Los fieles de otras religiones eran enterrados fuera de las murallas de la ciudad o en campo colindante. El Romanticismo y el Neoclasicismo pusieron de moda a la ciudad eterna y estudiantes y artistas de todo el mundo se afincaron allí, lo que llegó a ser un problema cuando se les debía dar sepultura. Tal situación hizo que a comienzos del XIX los representantes diplomáticos de Prusia, del Principado de Hannover (Alemania) y Rusia pidieran al cardenal Consalvi, el entonces secretario de Estado pontificio, permiso para la construcción de un cementerio para albergar a los difuntos no admitidos en los cementerios católicos. Conseguido el permiso, las delegaciones extranjeras empezaron la construcción del nuevo cementerio que fue inaugurado oficialmente el 11 de octubre de 1821, a través del edicto de la Secretaria de Estado del Papa Pío VII (1742-1823). La primera sepultura que acogió el recinto se produjo a finales de 1738 y fue la de un joven estudiante de Oxford (R.Unido) , llamado Langton. El cementerio, que pasó a ser conocido popularmente como el “de los protestantes” aunque acogía a fieles de otras religiones y a muchos personajes del mundo del arte y de la cultura, se sitúa en una posición privilegiada, el barrio de Testaccio, al lado de la Pirámide Cestia, un edificio sepulcral de estilo egipcio. El mismo fue erigido entre los años 18 y 12 a.C como tumba para el patricio Cayo Cestio, miembro de los "Septemviri Epulones", los encargados de organizar banquetes en honor de los dioses. A pesar de sus características, el cementerio no católico es una pequeña joya olvidada, descuidada por los italianos y visitada sólo por esporádicos turistas extranjeros, sobre todo británicos y alemanes, que parecen pasar allí por casualidad. PERSONAJES ILUSTRES El recorrido entre las casi cuatro mil tumbas, muchas de una hermosura artística excepcional, permite realizar un viaje a un mundo ajeno a la modernidad y dominado por la quietud. Entre sus tumbas destacan las de dos de los máximos exponentes de la poesía romántica inglesa, Percy Shelley (1792-1822) y John Keats (1795-1821) , que murieron ambos en Italia.Shelley, que conocía el lugar en vida, lo calificó como "el cementerio más bello que había visto". Otra tumba importante es la que acoge los restos del escultor estadounidense William Story (1819-1895) y los de su mujer. Sobre esta sepultura hay una escultura de mármol y piedra, graciosa y doliente al mismo tiempo, conocida con el nombre de "Ángel del Dolor", que fue realizada por el mismo artista poco antes de la muerte de su amada. También podemos encontrar en este cementerio tumbas de italianos insignes que haciendo una excepción -ya que oficialmente estaba reservado exclusivamente a extranjeros- acabaron en ese lugar debido a sus creencias políticas, como el dirigente comunista y considerado por la iglesia católica como enemigo, Antonio Gramsci. OTRAS TUMBAS DESTACADAS Gregory Corso (1930–2001), poeta de la generación beat estadounidense. Richard Henry Dana (1815–1882), escritor estadounidense, autor de Two Years Before the Mast. Carlo Emilio Gadda (1893–1973), novelista italiano. August von Goethe (1789–1830), hijo de Johann Wolfgang von Goethe; su monumento presenta un medallón de Bertel Thorvaldsen. Antonio Gramsci (1891–1937), filósofo italiano, líder del Partido Comunista Italiano John Keats (1795–1821), poeta inglés. Wilhelm von Humboldt (1794–1803), hijo del diplomático alemán y lingüista Wilhelm von Humboldt. Bruno Pontecorvo (1913-1993), físico nuclear italiano. Aleksandr Ivánov (1806–1858), pintor ruso. Malwida von Meysenbug (1816–1903), escritor alemán. Axel Munthe (1857–1949), médico y escritor sueco. Gottfried Semper (1803–1879), arquitecto alemán. Joseph Severn (1793–1879), pintor inglés, cónsul en Roma, y amigo de John Keats, junto al que se encuentra enterrado Percy Bysshe Shelley (1792–1822), poeta inglés. John Addington Symonds (1840–1893), poeta y crítico inglés. Wilhelm Friedrich Waiblinger (1804–1830), poeta alemán y biógrafo de Friedrich Hölderlin. Friedrich Adolf Freiherr von Willisen (1798-1864) general prusiano y embajador ante la Santa Sede. Constance Fenimore Woolson (1840–1894) novelista estadounidense y escritora de cuentos, amiga de Henry James. Karl Briullov (1799-1852) pintor ruso.

Publicado en: PROTESTANTE DIGITAL - Sociedad - Un cementerio protestante en el corazón de Roma