Liberan a dos menores de edad de un club de alterne en Toledo

Las jóvenes, de 16 años, habían sido captadas mediante engaño en Madrid, donde estudiaban hostelería. Dos hombres han sido detenidos.

Redacción PD

TOLEDO · 09 DE ENERO DE 2018 · 16:54

La Guardi Civil, en el registro del local de alterne en Toledo. / GC,
La Guardi Civil, en el registro del local de alterne en Toledo. / GC

La Guardia Civil ha liberado a dos jóvenes de 16 años de edad, que se encontraban en un club de alterne de Mocejón (Toledo) obligadas a prostituirse. 

Según la investigación en marcha, las menores habían sido captadas mediante engaño, cerca de un Instituto de Madrid donde estudiaban hotelería ofreciéndoles trabajo como ayudantes de cocina. En la operación se ha detenido a dos hombres de 44 y 52 años de edad, por un delito de trata de seres humanos. 

Las investigaciones se iniciaron a mediados del pasado mes de diciembre, cuando los agentes recibieron una llamada donde se informaba de la existencia de dos menores de edad en un club de alterne de la localidad de Mocejón que podrían estar siendo obligadas a ejercer la prostitución, por lo que de forma inmediata se envió a una patrulla de la Guardia Civil para comprobar dicha información.

Una vez que los agentes accedieron al local para su inspección, localizaron en su interior a dos chicas de 16 años que, según manifestaron, se encontraban en ese establecimiento en contra de su voluntad y bajo amenazas, por lo que fueron acompañadas hasta dependencias oficiales, desde donde se pusieron en contactó con sus familiares, los cuales desconocían esta situación.

 

ENGAÑADAS CON UNA OFERTA DE TRABAJO

Asimismo, las dos jóvenes informaron a los agentes que el pasado mes de noviembre, un hombre se les acercó cuando se encontraban por los alrededores del Instituto de Madrid donde estaban estudiando hostelería para ofrecerles trabajo como ayudantes de cocina en un hotel de un pueblo de Toledo. Este hombre las convenció de que era una buena oportunidad para ganar un dinero trabajando en el mismo sector y que podrían compaginarlo con sus estudios, siendo él mismo quien las recogería para llevarlas y regresarlas a su domicilio por lo que accedieron a quedar con él y conocer el hotel.

Una vez concertada la cita, las recogió y les acompaño hasta la cocina donde les manifestó que tendrían que esperar unos minutos para conocer y entrevistarse con el “jefe” que les explicaría en que consistiría su trabajo.

Cuando llegó este segundo hombre, les informó que su trabajo no estaría en la cocina, si no que tendrían que trabajar en la barra del bar con otras chicas, tomando copas con clientes y que llegado el caso tendrían que consumir drogas y mantener relaciones sexuales con ellos, asignándoles una habitación.

 

COACCIÓN Y AMENAZAS

Ante esta propuesta las menores se negaron con rotundidad y manifestaron su deseo de regresar a sus domicilios, ante lo cual este hombre las intimidó mostrando una placa falsa de policía, amenazándolas a ellas y a sus familias.

Estas jóvenes fueron trasladadas en varias ocasiones al club desde sus domicilios, evitando en todo momento cualquier tipo de acercamiento con los clientes.

Una vez recabada toda la información, la Guardia Civil investigó a todas las personas relacionadas con este establecimiento, logrando identificar a dos hombres, J.M.G.L. y C.P.T. de 44 y 52 años, por lo que se procedió a la detención de ambos. Uno de ellos intentó huir del local cuando iba a ser detenido.

 

LA TRATA EN ESPAÑA

La trata de personas con motivos de explotación sexual es un delito que, a pesar de su gravedad, muchas veces pasa desapercibido ante la sociedad.

En España “estamos a la cabeza de la explotación de mujeres, que es el principal objetivo de la trata de personas. A pesar de las iniciativas para concienciar, sigue siendo muy desconocido. Podríamos estar al lado de una víctima de trata y no reconocerla”, explicaba a Protestante Digital Carolina Sánchez, directora de dos casas de acogida para mujeres rescatadas de la trata.

Según explicó en octubre de 2016 esta experta, la mayoría de las mujeres víctimas de trata en España “provienen de Europa del Este, Brasil, Nigeria…”, pero “en los últimos años aumentan las víctimas de trata españolas. Suelen ser chicas muy jóvenes. Se está moviendo mucho a través de las redes. Parece que ahora es más fácil para las mafias captar a adolescentes españolas en situación de pobreza”.

Gracias al trabajo de estas asociaciones y entidades contra la trata, la situación está comenzando a visibilizarse de forma más notoria. La Policía Nacional puso en marcha una estrategia general pidiendo la colaboración ciudadana en la denuncia de este delito. También cuenta con el teléfono 900 10 50 90 y el correo electrónico trata@policia.es.

 

Publicado en: PROTESTANTE DIGITAL - Ciudades - Liberan a dos menores de edad de un club de alterne en Toledo