Representantes de diversas confesiones dialogan sobre el estado de la libertad religiosa en nuestro país. " /> Representantes de diversas confesiones dialogan sobre el estado de la libertad religiosa en nuestro país. " />

Diversidad religiosa y pluralismo, a debate

Representantes de diversas confesiones dialogan sobre el estado de la libertad religiosa en nuestro país.

Redacción PD , Mª Rosa Barrachina

VALLADOLID · 18 DE JUNIO DE 2016 · 12:12

Participantes de la Jornada de Intercambio Metodológico en inmigración, en Valladolid.,dialogo valladolid
Participantes de la Jornada de Intercambio Metodológico en inmigración, en Valladolid.

El pasado viernes se celebró la Jornada de Intercambio Metodológico en inmigración en Valladolid. El tema trató sobre la gestión de la diversidad religiosa, organizada por el Ayuntamiento y la Junta de Castilla y León, con la colaboración de la Fundación Pluralismo y Convivencia.

Se planteó el tema de la diversidad religiosa en España, considerando el reconocimiento social del derecho de la ciudadanía a expresar y practicar libremente su religión, y la obligación de los poderes públicos a propiciar este ejercicio.

Muchos de los participantes expresaron el desconocimiento y falta de información sobre el tema de libertad religiosa. Los invitados, representantes de tres de las cuatro religiones más significativas en España y Valladolid, participaron en diferentes conferencias y un debate en torno al tema el diálogo interreligioso.

La inauguración estuvo a cargo de la concejala de Servicios Sociales del Ayuntamiento de Valladolid, Rafaela Romero. La concejala dijo que este tipo de programas son necesarios para la promoción de la libertad de expresión y religiosa. Fernando Arias, director de la fundación Pluralismo y Convivencia, hizo hincapié en la falta de conocimiento sobre el tema religioso y la necesidad de un entendimiento mutuo.

Arias comentó que en España ha cambiado el panorama religioso y de una religión monolítica-estado, que ha existido por años y décadas, hoy el panorama es muy diferente por su diversidad.

En Valladolid existen 43 comunidades evangélicas, siendo la confesión minoritaria evangélica la de mayor crecimiento en España.

Arias continuó diciendo que las instituciones no están preparadas para el pluralismo. Insistió que es necesario “acomodar” para que todo el mundo esté cómodo, pues la libertad religiosa es un derecho fundamental. Enfatizó en que “si yo pudo ser entendido, puedo ser parte”.

 

Participantes del debate.

DEBATE INTERRELIGOSO

En la mesa debate participaba el Monseñor Luis Argüello, obispo auxiliar de la archidiócesis de Valladolid. El obispo apuntó a la necesidad de “ver al otro” y que el otro es como nosotros. Dijo que hay una “identidad común en todos. “Hay que reconocer la identidad de ser creyentes”, matizó. Existe una tradición amplia en Valladolid concretamente del nacionalcatolicismo pero que hay que buscar la unidad.

Montseñor Demetrio Sáez Carbó, archimandrita del arzobispado ortodoxo de España y Portugal, enfatizó “el papel integrador” de la religión y la importancia los diálogos interreligiosos.

Zaki Mahmond, vicepresidente de las comunidades Islámicas de Castilla y León, explicó lo que es y no es el Islam. Enfatizó la experiencia de la impartición de enseñanza religiosa del islam en un colegio de Valladolid, con otros maestros de otras confesiones, donde está siendo un excelente modelo de convivencia con el pluralismo religioso.

Finalmente Mariano Blázquez, secretario ejecutivo de la Federación de Entidades Evangélicas de España (FEREDE) dijo que el tema fundamental no es que nosotros nos pongamos de acuerdo, sino que el dialogo debe producirse con la sociedad y la administración. Para Blázquez, el Estado español dice que es aconfesional, sin embargo no lo es. Con el pluralismo “no vamos mejor”, agregó, considerando “la asimetría normativa existente que va agrandando las diferencias y los problemas de la libertad religiosa son mayores”.

Por ello, tiene que haber un dialogo de la presencia de la religión en la esfera pública, en un lugar prudente y un estatuto igualitario de las diferentes confesiones religiosas. Asimismo defendió que haya “voluntad política” para recibir las confesiones, de forma que se conozca la situación, se haga un seguimiento y no el silencio que hoy se produce. “Se debe propiciar la participación de todos los entes sociales en la vida publica”, defendió el secretario ejecutivo de Ferede.

Publicado en: PROTESTANTE DIGITAL - Ciudades - Diversidad religiosa y pluralismo, a debate