Internet no celebra su cumpleaños

Quien inventó la World Wide Web hace 29 años, Tim Berners-Lee, se muestra pesimista sobre su futuro ante la falta de libertad y la ingente concentración de poder en “un puñado de plataformas”.

Redacción PD

LONDRES · 13 DE MARZO DE 2018 · 19:40

Tim Berners-Lee, uno de los inventores de la World Wide Web. / Wikipedia,
Tim Berners-Lee, uno de los inventores de la World Wide Web. / Wikipedia

Este lunes se han cumplido 29 años de la invención de la World Wide Web a manos de Sir Tim Berners-Lee. El “inventor” de Internet ha aprovechado la efeméride para hacer balance y mirar al futuro para advertir de los riesgos que asoman en la red que consiguió conectar al mundo entero.

“Este año marca un hito en la historia de la web: cruzaremos un punto de inflexión y más de la mitad de la población mundial estará conectada”, expresa Tim Berners-Lee en un artículo publicado en Web Foundation, una fundación que monitoriza y vigila la evolución de Internet.

¿Y cuál es la situación actual? Tim Berners-Lee se muestra cauto y, en algunos aspectos, claramente pesimista. “Las amenazas a la web son muchas y reales”, advierte, para señalar “la desinformación y el uso de propaganda política cuestionable” o “la pérdida de control sobre nuestros datos personales”, entre otros. 

 

ENTRE LA LIBERTAD Y EL CONTROL

Su diagnóstico es compartido por cada vez más expertos. Hasta los Gobiernos están mostrando su preocupación por fenómenos como las “fake news (noticias falsas)” o las injerencias de propaganda política a través, sobre todo, de las redes sociales.

Por ejemplo, la Unión Europea ha denunciado la actividad rusa de difusión de mensajes políticos en recientes elecciones en otros países, como en los comicios en Italia. En cuanto a los datos personales, el descontrol ha llegado de la mano de las redes sociales, con una sobreexposición que ha hecho que las líneas de privacidad sean cada vez más difusas.

Pero las preocupaciones de Berners-Lee también apuntan a las posibles soluciones que se presentan a estos problemas, porque la respuesta gubernamental a estos riesgos se basan en el control estatal.

Berners-Lee es un firme activista del “internet libre”. Pero el experto considera que hasta ahora se deja que sean las empresas quienes se ocupen de, por ejemplo, controlar la difusión de noticias falsas. Por eso advierte que estas empresas “han sido creadas para maximizar sus beneficios económicos en lugar de maximizar el bien social”. ¿La solución? Sin decirlo directamente, Berners-Lee apunta a un cierto control estatal y al desarrollo de leyes, en concreto “un marco legal o regulatorio que tenga también en cuenta los objetivos sociales, podría contribuir a aliviar esas tensiones”.

 

UN INTERNET MÁS PLURAL

Para ello, Berners-Lee cree que se necesita una web más democratizada, tanto en acceso global como en visibilidad. Por una parte, apuesta por reducir la brecha digital, dado que Internet sigue siendo un privilegio del 50% de la población mundial. “Debemos apoyar políticas y modelos de negocio que mejoren las condiciones de acceso de los grupos más desfavorecidos a través de soluciones como las redes comunitarias y las iniciativas de acceso WIFI público”, apunta. 

El otro aspecto que preocupa al fundador de la web tiene que ver con la concentración de poder. “La web a la que muchos se conectaron años atrás ya no es la web con la que se encontrarán los nuevos usuarios. La rica variedad de blogs y sitios web de aquella época se ha visto comprimida bajo el aplastante peso de unas pocas plataformas dominantes. Esta concentración de poder da lugar a un nuevo conjunto de custodios de la red, permitiendo que un puñado de plataformas tengan control sobre cuáles serán las ideas y opiniones que se podrán ver y compartir”. Este planteamiento, que algunos considerarían algo apocalíptico o incluso conspiranoico, no tiene una solución fácil.

 

APOSTAR POR OTROS MODELOS DE NEGOCIO

Berners-Lee apunta, de nuevo, a la democratización para un mejor futuro en la web. “La poderosa economía digital actual exige estándares sólidos que permitan equilibrar los intereses de las empresas y los de los ciudadanos conectados. Para ello será necesario pensar en cómo podemos alinear los incentivos del sector tecnológico con los de los usuarios y la sociedad en general”.

Para el inventor de Internet, es necesario combatir dos “mitos”: “el mito de que la publicidad es el único modelo de negocio posible para las empresas digitales, y el mito de que ya es demasiado tarde para cambiar la forma en que operan las plataformas”.

Al final del artículo, Tim Berners-Lee parece querer recuperar la esperanza, aunque sabe que puede sonar “utópico”: “Quiero que la web refleje nuestras esperanzas y cumpla nuestros sueños, en lugar de amplificar nuestros miedos y profundizar nuestras divisiones”.

Publicado en: PROTESTANTE DIGITAL - Cultura - Internet no celebra su cumpleaños