PUBLICIDAD
 
domingo, 22 de septiembre de 2019   inicia sesión o regístrate
 
Protestante Digital

 
 

Todo lo pequeño suma

La Biblia habla constantemente de lo pequeño y de los pequeños, para bien.

EL ESPEJO AUTOR Lidia Martín 25 DE AGOSTO DE 2019 09:10 h
Foto: Unsplash (CC0).

Hace poco leía en un periódico sobre el control de los “gastos hormiga”.



Era un artículo cortito, de esos que casi pueden pasarte desapercibidos entre tanta marabunta informativa, pero era interesante porque concretaba de manera muy clara una realidad diaria con la que vivimos, y no solo en la economía doméstica, sino en cada uno de los aspectos de nuestra vida.



Sus palabras concretas eran “apenas se notan, pero horadan el bolsillo”.



La cosa es que, como en tantas ocasiones nos pasa ante un título muy llamativo, las propuestas no eran como para tirar cohetes, pero como el concepto me seguía pareciendo desafiante, por la forma de expresarlo y lo paradójico que parece encerrar, seguí dándole vueltas un buen rato.



Y terminé llegando, como suele pasarme, a muchas de las paradojas que rodean nuestra vida y que, por aparentemente pequeñas, también se nos pasan de largo.



¿Qué pasa si aplicamos esa “filosofía de las pequeñas cosas que van sumando” a otros aspectos de nuestro día a día, y no solo al ahorrar?



Cuando quise darme cuenta, después de un ratito y sin dedicarle muchos esfuerzos, aparecieron en mi mente muchas áreas a las que este problema de los gastos hormiga era aplicable.



Porque todo lo pequeño, por muy insignificante que nos parezca, va sumando hasta generar un acumulativo considerable que nos puede terminar pesando:




  • ¿Te has detenido a pensar en las pequeñas decepciones que acumulamos con los años, y como van minando la manera en la que confiamos en los demás?

  • ¿O cómo nuestra visión del mundo se hace a veces más y más pesimista, sin saber muy bien por qué?

  • ¿Has considerado que buena parte de nuestro cansancio en esta vida viene de la acumulación de los pequeños desgastes en el día a día y no con las grandes tragedias, que quizá no nos ocurren tantas veces como las primeras?

  • ¿Cómo funciona en nosotros el goteo constante de quien se queja a diario, aunque sea en pequeños suspiros?

  • ¿Sientes cómo los pequeños desprecios y los gestos sutiles van alterando nuestras relaciones interpersonales?



El drama de estas pequeñas cosas es que no las vemos venir. Y cuando las vemos no es por ellas mismas, sino por el sumatorio final de todas ellas.



Ahí ya es demasiado tarde: y de la misma forma que los gastos hormiga horadan el bolsillo, los simplezas que no son simples nos agujerean la vida.



Demasiado ocupados con lo grande alrededor, que es lo que nos llama la atención y lo que acapara nuestro tiempo, se nos va quedando atrás lo pequeño, que tiene que pasar muchas veces por delante de nosotros para ser visto. Y si lo pequeño es malo, por pequeño que sea, trae males grandes con ello.



Pero no siempre lo pequeño es malo ni su acumulativo es perjudicial. Porque lo pequeño se acumula para mal y para bien.



Ganamos y se nos gana cuando existe la constancia de darle el lugar correcto a las cosas que son importantes: los pequeños gestos, las pequeñas sonrisas, los momentos en que devolvemos pequeños bienes ante ciertos males…



Esto es, además, por acción y por omisión: por eso no solo perdemos por sobredosis de los pequeños reveses del día a día; también hemos perdido cuando le quitamos importancia a los pequeños gestos que hacen de nuestra convivencia algo mucho mejor.



Hemos eliminado los “gracias”, los “de nadas” y lo “por favor”, en pro de una autenticidad que solo es mala educación, egocentrismo y orgullo.



Y estas cosas que nos parecen tonterías pero están lejos de ser insignificantes son mucho más que protocolo o cuadriculamiento, como algunos prefieren verlo.



No es por tontorronería que vengo a ensalzar esos detalles, debo decir, sino porque detrás de esas pequeñitas palabras se esconden los grandes asuntos de la vida relacional: el agradecimiento, la generosidad y la humildad, que tanta falta nos hacen.



Hoy se ensalza, se atiende y se valora lo grande. Lo urgente es escandaloso, llamativo, adelanta por la derecha… y le prestamos todos nuestros sentidos.



Lo demás, que quizá se presenta en dosis pequeñas, pero que nos podría alimentar en lo profundo, va dejándose de lado, empobreciendo nuestras vidas y dejándonos más huérfanos que nunca, y no solo en el bolsillo.



No me resulta coincidencia ni casualidad, entonces, que la Biblia hable constantemente de lo pequeño y de los pequeños, para bien, y avise permanentemente del efecto de ciertas cosas también pequeñas para mal.



Lo que este mundo desprecia es lo más valorado en el reino de los cielos, como Jesús explicaba ente la estupefacción de todos, y las cosas que nos parecen pequeñas tienen un papel fundamental en la economía de Dios.



Me acuerdo, por ejemplo…




  • De los pobres en espíritu, porque de ellos es el reino de los cielos (Mateo 5:3) y de cómo todo el Sermón del Monte circula alrededor de infinitas paradojas que nos ponen frente a la realidad de lo que en realidad tiene valor;

  • De los niños, a quienes tantas veces no tomamos en serio, pero que están mucho más cerca en su corazón de lo importante y que fijan sus ojos bastante mejor que nosotros en las cosas de arriba (Mateo 19:14);

  • Me acuerdo de las pequeñas zorras que echan a perder las viñas, refiriéndose a aquellas pequeñas cosas que estropean nuestras relaciones, mientras procuramos ocuparnos demasiado en lo que se ve a simple vista (Cantares 2:15);

  • Pienso en cómo un órgano tan pequeño como la lengua tiene la capacidad de hacer los mayores males (Santiago 3:4-5), de la misma forma que un pequeño timón puede gobernar una gran nave y la lleva donde quiere.

  • Igualmente, si nuestra fe fuera como la pequeña semilla de mostaza, las posibilidades de esta serían las más inmensas (Mateo 13:32), moveríamos montañas,

  • Y en el reino de los cielos, el más pequeño será el mayor y el que sea crea el primero, será el último (Marcos 9:35);

  • A los seguidores de Jesús se nos llama manada pequeña, pero sin embargo al Dios de los cielos le ha placido darnos el reino (Lucas 12:32)

  • Y el mismo Jesús supo humillarse hasta lo sumo sin agarrarse a quien era, Dios, para alcanzar a los más despreciables pecadores, entre los que yo me encuentro. (Filipenses 2:5-8)



A partir de aquí, quizá hemos de plantearnos si no será que se crece sirviendo en las pequeñas cosas, que son las que más nos cuestan y en las que Jesús, desde los gestos más lapidarios, como lavando los pies a sus discípulos, o hablando con los despreciados de su tiempo, supo conquistarnos a muchos de nosotros.



También valoremos si son los “grandes pecados” a ojos nuestros los que realmente nos alejan cotidianamente del calor de la comunión estrecha con el Señor, o más bien son las muchas pequeñas negligencias acumuladas en forma de esos “pecadillos respetables” a los que nos hemos acostumbrado y que son los que, a los no cristianos, les hacen creer que no necesitan un Salvador, y a nosotros, los que creemos, que podemos conformarnos con quedarnos como estamos, sin aspirar a seguir creciendo a la imagen de Cristo y parecernos más a Él.



No quiero resistirme a las cosas pequeñas con las que fui conquistada: Su mirada tierna, Su abrazo silencioso en los tiempos de angustia… porque en la acumulación de los pequeños-grandes gestos, en su “no abandono” jamás de lo pequeño ni de lo grande, es que puedo ver, si entorno un poco los ojos y miro atrás, el caldo a fuego lento que el Señor ha cocinado con los pequeños detalles de mi vida y me ha ido haciendo más fuerte.



Hasta aquí me ayudó el Señor: todo suma y sigue sumando. Y me invita a que haga lo mismo con quienes me rodean, para que la acumulación de lo pequeño y malo no me horade la vida, ni yo se la agujeree a otros.



Para que el sumatorio de lo aparentemente insignificante y bueno me haga -nos haga- ver Su rostro, de nuevo, mirando con compasión, y construyendo silenciosamente y sin descanso, como hace la pequeña hormiga.



El Dios del Universo hecho pequeño, obrando desde lo insignificante a los ojos de los hombres a nuestro favor, y alterando el funcionamiento del mundo por la vía de lo casi invisible a los ojos humanos.


 

 


0
COMENTARIOS

    Si quieres comentar o

 



 
 
ESTAS EN: - - - Todo lo pequeño suma
 
PUBLICIDAD
 
 
 
AUDIOS Audios
 
Genética y homosexualidad: análisis del genetista Daniel Beltrán Genética y homosexualidad: análisis del genetista Daniel Beltrán

Beltrán analiza el mayor estudio científico realizado hasta la fecha, su metodología y conclusiones. Una entrevista de Julio Pérez (Onda Paz, El Tren de la Vida).

 
España, ante la ‘tormenta perfecta’ España, ante la ‘tormenta perfecta’

La crisis de investidura tras las elecciones nacionales, la amenaza de un Brexit duro y la sentencia del "procés" en septiembre colocan a España ante una "tormenta perfecta" social, política y económica, opina César Vidal.

 
“Operación Tránsito es una gran experiencia misionera” “Operación Tránsito es una gran experiencia misionera”

Luis Fajardo explica de qué forma involucrarse en esta iniciativa para regalar el Nuevo Testamento a miles de personas que atraviesan la frontera en verano.

 
Día del Orgullo gay: análisis crítico Día del Orgullo gay: análisis crítico

Entrevista a César Vidal, sobre la celebración de Madrid, con ataque a partido político que participaba en el evento. Analiza también el trasfondo de esta manifestación.

 
“Cuando trabajamos juntos los cristianos podemos lograr un cambio” “Cuando trabajamos juntos los cristianos podemos lograr un cambio”

Nacho Marqués, director de Agape en España, explica la visión de la entidad que celebra su 50ª aniversario este año 2019.

 
“Jesús nos abre los ojos a las personas que están necesitadas” “Jesús nos abre los ojos a las personas que están necesitadas”

Nieves Carabaña nos explica el Reto Mateo 25, un programa de una semana que ayuda a los participantes a identificarse con quienes sufren las situaciones descritas en el texto bíblico.

 
“Por mucho amor que reciba un niño en una institución, no es el medio ideal para desarrollarse” “Por mucho amor que reciba un niño en una institución, no es el medio ideal para desarrollarse”

Francisca Capa explica el trabajo de REPINNAV (Red de Protección de Niños, Niñas y Adolescentes en Vulnerabilidad) en Huaraz (Perú).

 
FOTOS Fotos
 
X Encuentro de Literatura Cristiana X Encuentro de Literatura Cristiana

Algunas fotos de la entrega del Premio Jorge Borrow 2019 y de este encuentro de referencia, celebrado el sábado en la Facultad de Filología y en el Ayuntamiento de Salamanca. Fotos de MGala.

 
Idea2019, en fotos Idea2019, en fotos

Instantáneas del fin de semana de la Alianza Evangélica Española en Murcia, donde se desarrolló el programa con el lema ‘El poder transformador de lo pequeño’.

 
15º Aniversario de Protestante Digital 15º Aniversario de Protestante Digital

Fotos de la celebración realizada en Barcelona el 5 de octubre.

 
Medio siglo de GBU, en fotos Medio siglo de GBU, en fotos

Un repaso gráfico a la historia de GBU en nuestro país.

 
VÍDEOS Vídeos
 
Héroes: el valor de una adolescente Héroes: el valor de una adolescente

Marcó el rumbo de la historia al dejar de lado el rencor y convertirse en un agente de bendición para quien no lo merecía.

 
El informativo #12: Por la vida y la familia en México El informativo #12: Por la vida y la familia en México

La actualidad evangélica desde México a la Unión Europea, donde se pone en marcha un proyecto pionero de estudio del cerebro.

 
El informativo #11: Evangelismo entre alemanes en Mallorca El informativo #11: Evangelismo entre alemanes en Mallorca

Entre otros temas, viajamos a Hong Kong, donde se ha celebrado un congreso para promover la unidad de los cristianos chinos.

 
El informativo #10: Día mundial contra la trata El informativo #10: Día mundial contra la trata

Visitamos las excavaciones arqueológicas que revelan la ciudad bíblica de Gat. Un testimonio directo nos explica cómo los cristianos memorizan la Biblia en Corea del Norte.

 
El informativo #9: la llegada del hombre a la Luna cumple 50 años El informativo #9: la llegada del hombre a la Luna cumple 50 años

Tras conocer algo más sobre la fe de los astronautas repasamos la actualidad visitando Brasil, Montreal, Taiwán y Jerusalén.

 
 
Síguenos en Ivoox
Síguenos en YouTube y en Vimeo
 
 
RECOMENDACIONES
 
PATROCINADORES
 

 
AEE
PROTESTANTE DIGITAL FORMA PARTE DE LA: Alianza Evangélica Española
MIEMBRO DE: Evangelical European Alliance (EEA) y World Evangelical Alliance (WEA)
 

Las opiniones vertidas por nuestros colaboradores se realizan a nivel personal, pudiendo coincidir o no con la postura de la dirección de Protestante Digital.