PUBLICIDAD
 
domingo, 17 de noviembre de 2019   inicia sesión o regístrate
 
Protestante Digital

 
PUBLICIDAD
 
SÍGUENOS EN
  • Twitter
  • Facebook
  • Google +
  • Instagram
  • YouTube
  • Rss
 

  • Donar a Protestante Digital
  •  
    PUBLICIDAD
     
     



    18
     

    Primera crítica a la hermenéutica osmaniana

    Una evaluación del libro 'Sólo un Jesús marica puede salvarnos'.

    BRISA FRESCA AUTOR Will Graham 21 DE ABRIL DE 2019 08:10 h
    Foto: Pixabay (CC0)

    Antes de arrancar con esta serie de cinco artículos criticando el contenido del libro ‘Sólo un Jesús marica puede salvarnos’; me gustaría elogiar al autor por dos razones.



    En primer lugar, agradezco a Carlos Osma porque escribe lo que cree. Es cierto que no estoy de acuerdo con sus planteamientos hermenéuticos; no obstante, me parece loable que haya sido tan directo y sincero.



    Respeto a Osma por su honestidad, virtud que falta en varios líderes que se mueven dentro del mundo conservador escondiendo sus convicciones pro LGTBIQ por temor a ser descubiertos.



    En segundo lugar, agradezco a Osma porque escribe con lenguaje claro y sencillo. Donde hay honestidad, hay luz.



    Lutero condenó a Erasmo con las siguientes palabras, “Si entendí mal esta cuestión, la culpa es suya Erasmo, por no haber escrito con más claridad”. Pero tal censura no se puede aplicar a nuestro autor.



    Así que, doy las gracias a Osma por su honestidad y sencillez.



    Hoy simplemente haré diez observaciones sobre la introducción al libro y a lo largo de las próximas cuatro semanas, Dios mediante, criticaré los cincuenta y dos capítulos de Osma en cuatro pasos:




    • Una crítica a los capítulos 1-11 (redactados entre el 2007 y el 2010).

    • Una crítica a los capítulos 12-26 (redactados entre el 2012 y el 2014).

    • Una crítica a los capítulos 27-40 (redactados entre el 2015 y el 2016).

    • Una crítica a los capítulos 41-52 (redactados entre el 2017 y el 2018).



    La idea es que esta pequeña serie sirva como una ayuda para los creyentes, los estudiantes y los pastores evangélicos en la península ibérica.



    Sé que, como siempre, seré tachado de todo por publicar estos artículos –fundamentalista, homófobo, intolerante, intransigente, etc.- pero pronto os daréis cuenta, amados lectores, que mi crítica tiene que ver con el contenido del libro y no con la persona de Osma.



    Si alguien persiste en lanzar insultos (sobre todo si se esconde detrás de una cuenta anónima), habría que reconocer que no hay peor ciego que el que no quiere ver.



    Comenzamos, pues, con diez breves críticas sobre la introducción al libro.



    UNA CRÍTICA A LA INTRODUCCIÓN



    1.- Osma y la heteronormatividad



    “Soy un hombre de 45 años, gay desde que decidí romper con el chantaje de la heteronormatividad”.



    Nada más empezar el libro, Osma emplea dos términos peyorativos para aludir a la obra de Dios en la creación: “chantaje” e “heteronormatividad”. De esta manera convierte la preciosa voluntad de Dios en algo desagradable y opresor.



    Donde el Señor generosamente proclama que, “De todo árbol del huerto podrás comer; mas del árbol de la ciencia del bien y del mal no comerás” (Génesis 2:16-17); la serpiente solamente cita la parte negativa del mandato divino, “¿Con que Dios os ha dicho: No comáis de todo árbol del huerto?” (Génesis 3:1).



    A lo bueno dice malo; a la luz dice tinieblas; a lo dulce dice amargo.



    En ambos casos –la introducción de Osma y el Edén- encontramos la misma falsa deducción: que si Dios de verdad nos amara, nos dejaría hacer lo que nos da la gana. En términos teológicos: el amor y la ley son antagónicos. Un Dios que da mandatos no puede amar.



    2.- Osma y la homosexualidad



    “Soy un hombre de 45 años, gay”.



    No es por casualidad que el libro esté escrito por un homosexual. Hay intereses ideológicos detrás de su publicación. Osma no aspira a hacer exégesis de las Escrituras sino a reinterpretarlas a través de una lentilla gay.



    En términos edénicos, el libro es como un delantal de hojas de higuera; una obra de auto justificación.



    3.- Osma y el protestantismo



    “Soy un hombre de 45 años… protestante en un país de tradición católica”.



    Osma se hace pasar por protestante; sin embargo, tendría que ser más específico y llamarse un liberal.



    Metodológicamente hablando, el protestante está sujeto a los principios de Sola Scriptura y Sacra Scriptura Sui Ipsius Interpres; pero la hermenéutica de Osma deriva de dos fuentes bien distintas: sus experiencias subjetivas y sus opiniones personales.



    En este sentido, Osma sigue la tradición filosófica de Schleiermacher, Hermann y Tillich; y no la escuela de Lutero, Bullinger, Calvino y Zuinglio.



     



    Federico Schleiermacher es reconocido como el padre de la teología liberal, la cual coloca la experiencia humana por encima de la Palabra de Dios en el quehacer teológico.



     



    4.- Osma y la subjetividad



    “¿Qué significa para ti eso que has leído?”



    Osma explica que el origen de su libro fue una pregunta lanzada por su madre hace cuarenta años, “¿Qué significa para ti eso que has leído?”



    El problema con esta pregunta es que es una pregunta liberal/ moderna; no protestante.



    Los reformadores corregirían la pregunta de la madre de Osma destacando que sobran dos palabras en ella, a saber, “para ti”.



    Estas pequeñas palabras demuestran el triunfo de la subjetividad en nuestra época post-kantiana. Nuestros antepasados protestantes simplemente no pensaban en tales términos osmanianos.



    Es por causa de esta subjetividad hermenéutica que se distorsionan tantos versos bíblicos en nuestros círculos evangélicos hasta el día de hoy, por ejemplo, “No juzguéis para no ser juzgados”, “La letra mata mas el espíritu vivifica”, “Todo lo puedo en Cristo que me fortalece”, etc.



    Así que la pregunta que un protestante se hace al leer el texto bíblico no es, “¿Qué significa para ti eso que has leído?”; sino, “¿Qué significa eso que has leído?”



    5.- Osma y su supuesto acto heroico



    “Una acción, esa de leer la Biblia en familia… era un acto de resistencia heroico”.



    Leer la Biblia no es un acto de resistencia heroico; sino el obedecerla y proclamarla al estilo de los profetas y los apóstoles sabiendo que te van a tachar de todo por hacerlo.



    6.- Osma y el dogma



    “Esa forma tan natural y poco dogmática de leer la Biblia, casi se quebró un día de mi adolescencia”.



    A lo largo del libro, Osma se da a conocer como un estudiante no dogmático de la Biblia. Sin embargo, su tomo está repleto de frases dogmáticas.



    Y hay que recordar que, según hemos visto en el tercer punto, nuestro autor profesa ser protestante.



    ¿Un protestante no dogmático? ¿Qué es el protestantismo sino el redescubrimiento de la justificación por la sola fe? ¿Y qué diremos de las gloriosas cinco solas?



    Hablar del protestantismo no dogmático equivale a decir “Miel no dulce” o “Círculo no redondo”.



    Una vez más, la línea de Osma es liberal, no protestante. Procura reemplazar el protestantismo bíblico con otro sistema ‘teológico’ fundamentado en la experiencia humana. Nuestro autor es más dogmático de lo que se cree.



     



    La Reforma de Lutero era profundamente dogmático. El alemán redesubrió la doctrina de la justificación por la sola fe en pleno siglo XVI.



     



    7.- Osma y la Biblia



    “A mis once o doce años interioricé que la Biblia no era mi aliada sino mi enemiga”.



    Osma cuenta que un día su abuela leyó 1 Corintios 6:9-10 donde Pablo condena la homosexualidad. A partir de aquel momento, las Escrituras llegaron a ser la “enemiga” de Osma.



    Sin embargo, el apóstol podría preguntar a nuestro autor, “¿Me he hecho, pues, vuestro enemigo por deciros la verdad?” (Gálatas 4:16). El problema no está en la Biblia ni en Pablo; sino en nosotros y en nuestro pecado.



    8.- Osma y la autoaceptación



    “Necesité varios años y un proceso de autoaceptación para volver a reencontrarme con ella [la Biblia]. Y fue entonces cuando empecé a releer los textos bíblicos preguntándome qué me podían aportar como hombre gay”.



    Aquí se percibe un claro contraste entre la vida de Osma y el llamamiento de Jesucristo al arrepentimiento. Bien dice el Salvador, “Si alguno quiere venir en pos de mí, niéguese a sí mismo [no acéptese a sí mismo] y tome su cruz y sígame” (Mateo 16:24).



    Autobiográficamente hablando, yo también fui confrontado con la Palabra cuando era un poco más mayor que el joven Osma; sin embargo, aquella confrontación condujo a mi conversión (no a un proceso de autoaceptación).



    Y esta falta de arrepentimiento explica la hermenéutica pro gay de Osma. Esto quiere decir que el libro de Osma es, en última instancia, fruto de una vida no arrepentida. Y por lo tanto, no es un tomo cristiano ni protestante; sino liberal.



    9.- Osma y los “cristianas y cristianos LGTBIQ”



    “Aunque me dirija principalmente a cristianas y cristianos LGTBIQ…”



    Por un lado, es verdad que un cristiano puede ser tentado por una amplia gama de pecados; sin embargo, pelea contra ellos con todo su ser. Pero por otro lado, no justifica su pecado. Lo confiesa abiertamente y le pide perdón al Señor por haber metido la pata.



    Consiguientemente, la expresión “cristiano LGTBIQ” es fundamentalmente errada. Es como decir “soltero casado” o “cerdo araña” o “cristiano no arrepentido”. No hay tal cosa.



    El cristiano verdadero no defiende el pecado.



    10.- Osma y el cristianismo encarnado



    “El cristianismo… se parapeta a menudo tras lecturas, interpretaciones y reflexiones dogmáticas, dejando el mundo real y las personas que en él viven, huérfanas de un cristianismo encarnado que siga los pasos de Jesús”.



    Antes que nada, daros cuenta de que el análisis anti dogmático de Osma no deja de ser profundamente dogmático. Osma afirma categóricamente que el cristianismo deja a muchas personas “huérfanas de un cristianismo encarnado”.



    ¿Qué es un cristianismo encarnado? Un cristianismo que sigue las pisadas de Jesús.



    Es aquí donde nos topamos con dos errores liberales que caracterizan todo el libro de Osma: primero, la fabricación de otro Jesús, en este caso, un Jesús pro LGTBIQ.



    El Jesús bíblico, sin embargo, se sometió a la ley de Moisés (y también al libro de Levítico) y defendió la creación heterosexual de Dios el Padre.



     



    Los israelitas fabricaron un becerro de oro llamándolo 'Elohim'. Osma ha creado una nueva deidad e insiste en tacharla de 'Jesús'; sin embargo, no es el Jesús del Nuevo Testamento.

    Segundo, la noción de que el cristianismo tiene que ver, principalmente, con un estilo de vida y no el anuncio de un mensaje. La primera palabra del cristianismo (a diferencia de la filosofía griega) no es “ética”, sino “evangelio”.



    Y la vida cristiana es solamente posible para aquellos que han abrazado la noticia de Cristo a través de la fe y el arrepentimiento (no la autoaceptación).



    Punto aparte: el anuncio del cristianismo no deja para nada “el mundo real” porque es realista, diciéndonos las cosas claras: que somos malvados pecadores necesitas del evangelio y del arrepentimiento.



    Conclusión



    La semana que viene, empezaremos a criticar el libro en sí; pero bastantes convicciones clave de nuestro autor han salido nombradas en la introducción.



    Para recapitular, he lanzado diez críticas a la introducción de Osma:




    • Osma da entender que la ley y el amor son enemigos.

    • Hay intereses ideológicos pro LGTBI detrás de su libro.

    • Osma no es un heredero de la Reforma sino del liberalismo.

    • Su hermenéutica es subjetivista (y por lo tanto, liberal).

    • No es heroico leer la Biblia sino obedecerla.

    • Osma es dogmático en su anti dogmatismo.

    • El problema no está en la Biblia; sino en nosotros y nuestro pecado.

    • No hace falta autoaceptación, sino arrepentimiento.

    • La expresión “cristianos LGTBIQ” es un oxímoron.

    • El Jesús y el cristianismo de Osma son fabricaciones liberales.



    ¡Seguimos, si el Señor quiere, el domingo que viene!



    La semana que viene: Segunda Crítica A La Hermenéutica Osmaniana


     

     


    18
    COMENTARIOS

        Si quieres comentar o

     

    Gabriel
    28/04/2019
    00:55 h
    18
     
    Mucho ánimo Will, es necesario condenar estas falsas doctrinas, he podido leer algunos pasajes y realmente es repugnante las frases que esta persona vierte en esas hojas, el día que abra sus ojos ante Dios comprendera su gran error. dios te bendiga y te siga fortaleciendo
     

    sergio de lis
    27/04/2019
    17:26 h
    17
     
    Al rechazo inicial -ni voluntario, ni fundamentalista: como una náusea- del epíteto sobre Jesús, ha seguido mi interés por saber 'de qué iba' semejante libro. He leído buena parte de la exposición de Will, inteligible y serena; pero mi convicción de que ese libro es prescindible se ha hecho tan definitiva, como el respeto debido a nuestro Señor, que es, como Él, no humano.
     

    PastorAguilar
    25/04/2019
    21:57 h
    16
     
    Gracias Will por este extraordinario artículo. Muchos afirman que la Iglesia debe modernizarse y actualizarse porque el hombre ha cambiado. Ciertamente hemos cambiado en nuestras formas de vivir pero hay cosas que nunca cambian ni cambairán: Un hombre no puede dar a luz un niño y una mujer no puede inseminar a un hombre. Esto reafima la veracidad de la Escritura y ante ella...como aprendí de niño: a la Biblia debemos obediencia y la Obediencia a ella no se discute ni se hace esperar.
     

    ramon lopez peralta
    25/04/2019
    10:22 h
    9
     
    creo a mi entender que este articulo y otros no deberian hacerse y no darle publicidad auna herejia condenable ,es necesario ni mencionarlo pues es una blasfemia contra el Santo Hijo de Dios Jesús nuestro Redentor y cuyo Nombre es Sagrado no puede asociarse ni pronunciarse con el blasfemo Osma que es un pecador a conciencia no debemos caer en su juego su sinceridad es un menosprecio al Hijo de Dios nada hay que agradecerle a este impio.tome nota.
     

    quim
    25/04/2019
    09:41 h
    8
     
    Pero qué obsesivo, esto ya roza lo enfermizo...
     
    Respondiendo a quim

    Will Graham
    25/04/2019
    16:19 h
    15
     
    Saludos Quim. Hace años dejé de interactuar con las cuentas anónimas porque vi que la gente que no es tan valiente en la vida real suele serlo escondiendo detrás de una cuenta falsa. Simplemente decirle que no creo que sea correcto insultar a Osma llámandolo "enfermizo". Hay que defender nuestra postura con base en las Escrituras y no en los insultos. Solamente insultamos cuando no tenemos más argumentos. No hay que insultar a Osma; porque la verdad es más fuerte que su postura. Un abrazo, WG.
     

    Martin
    23/04/2019
    23:36 h
    7
     
    Gracias, Will, por esta introducción a tu serie de artículos sobre la obra de Osma. Hacía falta que alguien rebatiera los argumentos del Sr. Osma, considerando el gran peligro que estas falsas enseñanzas representan para las iglesias de España, y tu has aceptado el reto. Cuando un teólogo liberal "arroja el guante" al pueblo evangélico con un título tan provocativo como el de su libro, no se debe sorprender de que un siervo de Dios esté dispuesto a combatir la mentira con la verdad (Judas 3).
     
    Respondiendo a Martin

    Will Graham
    25/04/2019
    10:41 h
    13
     
    Gracias a Dios, muchos pastores ya han levantado la voz y han advertido a sus congregaciones. Qué alegría saber que, en medio de estos tiempos tan oscuros, el Señor tiene un ejército de voceros que han vencido al mundo. No hay temer a Goliat. Un abrazo Martin, WG.
     

    jorgevaron
    22/04/2019
    00:13 h
    6
     
    “A mis once o doce años interioricé que la Biblia no era mi aliada sino mi enemiga”. Debió quedarse en ese punto y no regresar a la biblia para torcerla, buscando enaltecer sus bajas pasiones y las de sus contertulios.
     
    Respondiendo a jorgevaron

    Will Graham
    25/04/2019
    10:39 h
    12
     
    100% de acuerdo, amado hermano. Gracias, WG.
     

    Protestantólogo
    21/04/2019
    21:51 h
    5
     
    Hay varios frentes e intersecciones Lgtbi-iglesia. Uno el “activo” sin más (se trata de estructuras con dimensión humana), otro el pasivo circunstancial; el intelectual- como es el caso que trata Graham-. Uno, particularmente enmascarado es el que se ejerce desde grupos de alabanza sin liderazgo y visión de conjunto, escaparate de mucho afeminado (I Cor. 6:9-10) que imponen su estética parapetados en la alabanza, creando nerviosismo e incomodidad en parte importante de la congregación.
     

    calvin
    21/04/2019
    13:17 h
    4
     
    Uuuaau... El nivel de obsesión es tan descarado que vas a dejar a más de uno sin palabras. Me preguntó si Osma y tú no habéis pactado una comisión por las ventas del libro. Si no es así es pura fijación personal. Por cierto, ¿Quién se ha creído que es usted para negar el protestantismo de Tillich, o Hermann? Debería darle vergüenza dividir así nuestro pueblo. Debería avergonzarse de criticar lo que no entiende, su orgullo es tan absurdo que deja el cristianismo protestante en ridículo.
     

    José Daniel
    21/04/2019
    08:53 h
    3
     
    Gracias Will. Buen artículo. Espero los siguientes. Pienso lo mismo del libro de Osma, es un delantal de hojas de higuera para auto justificar su conducta.
     
    Respondiendo a José Daniel

    Will Graham
    25/04/2019
    11:21 h
    14
     
    Así es. Dios nos guarde. WG.
     

    josuedejuan
    21/04/2019
    08:49 h
    2
     
    Un aplauso Will, me quedo con esto "líderes que se mueven dentro del mundo conservador escondiendo sus convicciones pro LGTBIQ por temor a ser descubiertos" No tenéis ni idea de cuantos pastores hay así, además de otras cuestiones como la critica textual y el liberalismo teológico.
     
    Respondiendo a josuedejuan

    Will Graham
    25/04/2019
    10:38 h
    11
     
    Un abrazo Josué. Hay mucha apostasía; pero el Señor tiene un pueblo guardado por Su soberana gracia. Esta lucha es tan antigua como el Edén. Adelante en el Señor. WG.
     

    Marc
    21/04/2019
    05:28 h
    1
     
    El pelirudo de Will no lo detiene nada ni nadie. Me recuerda al personaje de De Niro en la película La Misión. Todo lo arreglaba con la espada, en este caso, con la espada bíblica. Dios te ama Will, pero estas lastimando a muchos con tu celo. No seas tan fariseo. No sea que un día estés como Saulo alentando apedreadores. Igualmente, muchas gracias. A veces hace falta que alguien diga las cosas sin ser políticamente correcto. La biblia no es amigable con los pecadores. En eso tienes toda la razón
     
    Respondiendo a Marc

    Will Graham
    25/04/2019
    10:38 h
    10
     
    "No suavizes la verdad. Si la verdad ofende, deja que ofenda. La gente ha estado toda su vida ofendiendo a Dios" (John MacArthur). Recuerda, Marc, que tendrás que rendir cuentas por todas tus palabras en el día de Jesucristo. WG.
     



     
     
    ESTAS EN: - - - Primera crítica a la hermenéutica osmaniana
     
    PUBLICIDAD
     
     
     
    AUDIOS Audios
     
    España tras el 10N: César Vidal España tras el 10N: César Vidal

    Análisis de los resultados de las elecciones generales en España tras la votación del pasado 10 de Noviembre.

     
    Kanye West, elecciones, Día de la Reforma: 7 Días 1x05 Kanye West, elecciones, Día de la Reforma: 7 Días 1x05

    El rapero Andrés Pérez visita nuestro podcast para comentar la conversión al cristianismo de Kanye West y su disco ‘Jesus is King’.

     
    Chile, marchas por la libertad y Suiza: 7 Días 1x04 Chile, marchas por la libertad y Suiza: 7 Días 1x04

    Esta semana en 7 Días, la crisis política y social en Chile, las marchas por la libertad y contra el tráfico humano de A21 y la presencia evangélica en el parlamento de Suiza después de las elecciones federales.

     
    La indispensable formación en atención familiar La indispensable formación en atención familiar

    “La sociedad cambia a pasos agigantados”, explica Juan Varela, director de un curso de consejería y orientación familiar en el que, basados en la Biblia y de la mano de las ciencias, se enseñan principios prácticos.

     
    Unamuno y Mackay: el balcón y el camino Unamuno y Mackay: el balcón y el camino

    El teólogo Samuel Escobar explica la amistad entre el misionero escocés y el escritor vasco, y la influencia del Unamuno en el pensamiento teológico contemporáneo.

     
    FOTOS Fotos
     
    Min19: Infancia, familia e iglesias Min19: Infancia, familia e iglesias

    Algunas imágenes del primer congreso protestante sobre ministerios con la infancia y la familia, celebrado en Madrid.

     
    X Encuentro de Literatura Cristiana X Encuentro de Literatura Cristiana

    Algunas fotos de la entrega del Premio Jorge Borrow 2019 y de este encuentro de referencia, celebrado el sábado en la Facultad de Filología y en el Ayuntamiento de Salamanca. Fotos de MGala.

     
    Idea2019, en fotos Idea2019, en fotos

    Instantáneas del fin de semana de la Alianza Evangélica Española en Murcia, donde se desarrolló el programa con el lema ‘El poder transformador de lo pequeño’.

     
    15º Aniversario de Protestante Digital 15º Aniversario de Protestante Digital

    Fotos de la celebración realizada en Barcelona el 5 de octubre.

     
    VÍDEOS Vídeos
     
    Héroes: un profeta extraordinario, el amigo del novio Héroes: un profeta extraordinario, el amigo del novio

    Una reflexión sobre Juan el Bautista y la manera en la que Dios lo utilizó para cambiar el transcurso de la humanidad.

     
    El informativo #18: Los británicos ya no ven inmoral la pornografía ni las drogas El informativo #18: Los británicos ya no ven inmoral la pornografía ni las drogas

    La pornografía y las drogas son cada vez más aceptadas por la población británica. Las relaciones homosexuales, la eutanasia y el aborto son otros aspectos cuya percepción moral también ha cambiado en el Reino Unido durante los últimos 30 años.

     
    Primer Congreso sobre infancia y familia, primera ponencia Primer Congreso sobre infancia y familia, primera ponencia

    Madrid acoge el min19, donde ministerios evangélicos de toda España conversan sobre los desafíos de la infancia en el mundo actual.

     
    31 de octubre, Día de la Reforma 31 de octubre, Día de la Reforma

    El movimiento que se inició con Lutero se extendió por todo el mundo, cambiando la historia para siempre.

     
     
    Síguenos en Ivoox
    Síguenos en YouTube y en Vimeo
     
     
    RECOMENDACIONES
     
    PATROCINADORES
     

     
    AEE
    PROTESTANTE DIGITAL FORMA PARTE DE LA: Alianza Evangélica Española
    MIEMBRO DE: Evangelical European Alliance (EEA) y World Evangelical Alliance (WEA)
     

    Las opiniones vertidas por nuestros colaboradores se realizan a nivel personal, pudiendo coincidir o no con la postura de la dirección de Protestante Digital.