PUBLICIDAD
 
miercoles, 24 de octubre de 2018   inicia sesión o regístrate
 
Protestante Digital

 
1
 

Solo 19 años y su historia ya da para un libro

Reena es una hermana india de solo 19 años que, desde su niñez, ha crecido rodeada de persecución.

EN TIERRA HOSTIL AUTOR Pau Amat 28 DE OCTUBRE DE 2017 22:30 h
La historia de Reena es parecida a la historia de miles, incluso millones de cristianos en la India. Foto: Puertas Abiertas.

El próximo 11 de noviembre, en el IX Encuentro de Oración por la Iglesia Perseguida al cual, si vives en España, estás más que invitado a venir, apartaremos un tiempo para orar por Reena y por cristianos de la India que han pasado y están pasando por circunstancias similares. Y, dirás, ¿quién es Reena?



Reena es una hermana india de solo 19 años que, desde su niñez, ha crecido rodeada de persecución. Es más, casi muere por ello. Sus padres son cristianos de trasfondo hindú que se convirtieron a Cristo cuando ella era muy niña. Siempre supo que la persecución era parte natural de la vida cristiana, pero nunca se imaginó que ella misma la sufriría de una manera tan cruel.



Reena es bajita y tímida, demasiado tímida. Sus respuestas a preguntas sencillas se componen de sólo una, dos o tres palabras. Pero, aun así, comparte su testimonio con mucho gusto. No está nerviosa. Sus manos están entrelazadas. Simplemente es difícil hacer que hable.



¿Cómo fue crecer en una familia cristiana dentro un pueblo hindú? —le pregunta nuestro compañero de Puertas Abiertas.



A veces difícil. No estaba con ellos (con la comunidad) responde.



¿Cómo te veían tus amigos en clase?



Normal



¿No había discriminación?



Bueno, para ellos yo era diferente porque no participaba en sus rituales hindús



¿Decían algo?



Como no quería participar en sus festivales hindúes, se metían conmigo.



Sorprende lo natural que le parece que se metieran con ella por su fe. Hasta después de varias preguntas, Reena no se ve capaz de abrirse, pero, una vez roto el hielo, nos detalla su vida, y se parece a un tríptico. A la izquierda tenemos su niñez: una niña amable y solitaria. “Nadie quería jugar conmigo porque ellos eran hindúes y yo no. Después de la escuela solía volver a casa y jugaba sola”, dice. A la derecha vemos a sus padres: tienen prohibido sacar agua del pozo del pueblo. “Mis padres tenían que caminar unos cuantos kilómetros para traer agua del río”. En la parte central del tríptico tenemos la adolescencia de Reena: iba a una escuela en otro pueblo distinto y vivía en una pensión. Allí no experimentó persecución.



Pero eso no duraría mucho tiempo. Quizá Reena era más consciente que nadie al respecto, sus padres la habían educado para afrontar la persecución, según narra: “Me explicaron que la persecución viene siempre cuando eres cristiano. Y no tenía envidia de los hindúes, porque Jesus me llenaba de gozo”.



 



Drogada y secuestrada



Cuando el dinero para continuar estudiando se acabó, Reena tuvo que buscar trabajo como profesora en una escuela, y lo encontró. “Me prometieron un sueldo de 1.500 rupias (unos 20€ al mes). Los dos primeros meses sólo recibí 500. Después, ni siquiera eso. Así que dejé el trabajo a los seis meses”. Eso fue en septiembre de 2016.



Unos días después, otra escuela le ofreció trabajo. El director la invitó a una reunión de profesores. Durante la reunión, le ofreció unos dulces indios, los cuales se comió sin sospechar nada. No recordaría nada más hasta varios días después. Había sido drogada y secuestrada.



Cuando nuestro compañero le pregunta qué es lo que sucedió, dice que estuvo inconsciente todos esos días. Puede que esto que cuenta, en parte, sea verdad. Pero también existe la posibilidad de que resultase una experiencia tan terrible que no quiere hablar al respecto o que su subconsciente se niega a recordar.



Lo que sí sabemos es que, después de haber tenido el móvil apagado varias horas, llamó a sus padres y les dijo que estaba retenida en un lugar horrible. Sus padres avisaron a la policía, pero durante tres días no hicieron nada. Más tarde, los mandos superiores de la policía se enteraron de todo y dieron la orden de arresto al director y al personal de la escuela, aunque al final todos acabaron siendo puestos en libertad.



Mientras tanto, Reena despertó en un tren rodeada de chicas adolescentes. “Me dijeron que me ayudarían y me pidieron ir con ellas. Yo casi ni podía andar. Pero me pude levantar y abandonar el tren. Las chicas me seguían. Les dije que se fueran o llamaría a la policía. Me dejaron en paz. Todavía sigo pensando que tenían algo que ver con mi secuestro”.



Al principio, no tenía ni idea de dónde se encontraba. Entonces vio el nombre de la estación de tren y se dio cuenta de que estaba en una ciudad a catorce horas de su pueblo. La policía estaba cerca, pero se sentía muy débil para caminar hasta allí. Con las pocas rupias que conservaba en su bolsillo, llamó a una conocida de esa ciudad: “Era una amiga y vino a recogerme con sus padres. Yo estaba muy confundida; no recuerdo bien, pero creo que le pedí que no llamara a mis padres. En un par de días, cogí el tren de regreso a casa y mi amiga llamó a mi familia para decirles en qué tren iba”.



Sus padres la llevaron al hospital y, poco a poco, fue saliendo de su estado de shock. Cuando comenzó a pensar en lo que había sucedido, el miedo comenzó a controlarla más y más. “Tenía todas estas preguntas: ¿Por qué pasó esto? ¿Por qué yo, de entre toda la gente?” Se sentía presionada en su espíritu y no veía razón para seguir viviendo. Contempló la posibilidad de suicidarse. “Oré: Dios, te conozco. Pero todo esto me ha sucedido a mí. ¿Por qué? Me siento destrozada”, se preguntaba.



 



El próximo 11 de noviembre oraremos por Reena en el IX Encuentro de Oración por la Iglesia Perseguida. Foto: Puertas Abiertas.



El toque de Dios y el resurgir de Reena



Poco tiempo después, Reena asistió a una reunión cristiana. Cuando el pastor oró desde el púlpito, la luz de Dios se abrió paso entre la oscuridad. El dolor físico y la depresión fueron menguando. Reena pudo restablecer su relación con Dios. “Fui realmente tocada por Dios. Cuando llegué a casa, estaba muy alegre y lo compartí con mis ‘amigos’. ¿Qué amigos? Los hindúes, claro. Quería que vinieran a una reunión así y experimentaran también el poder sanador de Dios en sus vidas”.



Durante ese tiempo, Reena estuvo leyendo la Biblia. Los Salmos le dieron mucho ánimo. Especialmente el Salmo 25, versos 4 y 5, así como Apocalipsis 3:20. “Me di cuenta de que, si yo abría la puerta de mi corazón, Jesús entraría y cenaría conmigo. Por ello me rendí a ÉL y comprendí que era Satanás el que quería destruir mi vida, pero que Dios me ama”, dice al reflexionar en el pasaje de la Escritura.



¿Cómo ves tu futuro? —retoma la conversación nuestro compañero



Lo veo brillante. Llevaré el Evangelio a los no creyentes contesta decidida esta tímida, pero vital jovencita llamada Reena.



La persecución sigue siendo parte de su día a día. “El director dijo que está metido en problemas por culpa de ella… Quiere venganza y puede hacerle daño otra vez”, dice su hermano, también presente en la entrevista



En Puertas Abiertas damos gracias a Dios porque nos ha permitido formar parte de la vida de Reena. La hemos ayudado con asistencia médica y nuestros compañeros le han dado mucho ánimo cuando lo ha necesitado. Queremos que tu también seas parte de su vida. Como te he dicho al principio, estás más que invitado al IX Encuentro de Oración por la Iglesia Perseguida para orar por ella y por hermanos y hermanas como ella. 


 

 


1
COMENTARIOS

    Si quieres comentar o

 

jorgevaron
31/10/2017
01:16 h
1
 
Señor, Dios nuestro, todo lo que soy como creyente en Cristo se vuelve pequeño a lado de lo que es mi hermanita Reena, que el Espíritu de Cristo no permita que me olvide de ella jamás, sino que la recuerde en todas mis oraciones, a su familia y a todos los que son como ella. Amen.
 



 
 
ESTAS EN: - - - Solo 19 años y su historia ya da para un libro
 
PUBLICIDAD
 
 
 
AUDIOS Audios
 
Caminando por Libertad 2018: la trata, esclavitud de nuestro Siglo Caminando por Libertad 2018: la trata, esclavitud de nuestro Siglo

Caminando por Libertad es una marcha contra la trata de personas, la esclavitud del Siglo XXI. Loida Muñoz explica en qué consiste.

 
La raíz de la corrupción en España es moral: C. Vidal La raíz de la corrupción en España es moral: C. Vidal

Tras los escándalos de títulos universitarios dados a políticos, César Vidal analiza la raíz de este mal en España. El origen, dice, está en la moral de la cultura católica.

 
Prostitución: abolicionismo Prostitución: abolicionismo

Jorge Rodrigo, de la asociación Esclavitud XXI, explica en qué consiste el modelo abolicionista para luchar contra la trata y rescatar a víctimas de prostitución.

 
Vástagos de amor: cambiando la vida de un niño Vástagos de amor: cambiando la vida de un niño

María Mercedes Páez relata su experiencia como madre de acogida y el programa de acogimiento familiar que desarrolla Aesvida.

 
Cristianos solo de nombre: enfrentando el nominalismo Cristianos solo de nombre: enfrentando el nominalismo

Jaume Llenas expone el reto que desde el Movimiento de Lausana se ha planteado, de alcanzar a las personas que están alejadas de la fe, a pesar de considerarse a sí mismos como cristianos.

 
¿Qué pasa con los errores de la Biblia? ¿Qué pasa con los errores de la Biblia?

Para el cristiano la Biblia es la Palabra de Dios. Pero ¿coincide la Biblia de hoy con el texto original? ¿o está llena de errores? (Andy Wickham)

 
FOTOS Fotos
 
15º Aniversario de Protestante Digital 15º Aniversario de Protestante Digital

Fotos de la celebración realizada en Barcelona el 5 de octubre.

 
Medio siglo de GBU, en fotos Medio siglo de GBU, en fotos

Un repaso gráfico a la historia de GBU en nuestro país.

 
Levantando “puentes para la inclusión” desde Riga Levantando “puentes para la inclusión” desde Riga

El encuentro congregó unas 50 personas de 12 países.

 
VÍDEOS Vídeos
 
‘Vaso roto’, Alex Sampedro ‘Vaso roto’, Alex Sampedro

Un corazón quebrantado ante Dios en la voz del compositor español.

 
Toda la Biblia: Lucas Toda la Biblia: Lucas

Este evangelio nos muestra a Jesús con detalle, descrito por un investigador preciso.

 
¿Es la Biblia fiable? ¿Es la Biblia fiable?

Algunos cuestionan la Biblia porque piensan que su antigüedad le quita veracidad. ¿Es así?

 
Pablo Martínez: la palabra con gracia, sazonada con sal Pablo Martínez: la palabra con gracia, sazonada con sal

El comunicador cristiano tiene retos, pero también buenas herramientas, para llevar a cabo su labor con palabras que sanen y construyan.

 
 
Síguenos en Ivoox
Síguenos en YouTube y en Vimeo
 
 
RECOMENDACIONES
 
PATROCINADORES
 

 
AEE
PROTESTANTE DIGITAL FORMA PARTE DE LA: Alianza Evangélica Española
MIEMBRO DE: Evangelical European Alliance (EEA) y World Evangelical Alliance (WEA)
 

Las opiniones vertidas por nuestros colaboradores se realizan a nivel personal, pudiendo coincidir o no con la postura de la dirección de Protestante Digital.