PUBLICIDAD
 
miercoles, 22 de noviembre de 2017   inicia sesión o regístrate
 
Protestante Digital

 
PUBLICIDAD
 
SÍGUENOS EN
  • Twitter
  • Facebook
  • Google +
  • Instagram
  • YouTube
  • Rss
 

  • Donar a Protestante Digital
  •  
    PUBLICIDAD
     
     



    Roberto Velert
    16
     

    De votos y devotos

    Los pastores protestantes, y en particular los catalanes, estamos un poco “sin miedo” y “con miedos” por lo que se nos avecina antes del 1-O, durante el mismo 1-O y después del 1-O.

    DESDE EL CORAZóN AUTOR Roberto Velert 09 DE SEPTIEMBRE DE 2017 22:05 h
    Parte de la oposición se retiró para la votación de la ley del referéndum, el pasado miércoles.

    Sospecho que los Pastores Protestantes españoles y en particular los catalanes, estamos un poco “sin  miedo” y “con miedos” por lo que se nos avecina antes del 1-O, durante el mismo 1-O y después del 1-O. Como cristianos y Pastores, no solamente somos pacíficos, sino que debemos, además, predicar la paz, defender la paz y educar para la paz, como también tenemos que defender la justicia, vivir la justicia y proclamar la justicia, y ello siempre dentro de la Ley que todos nos atribuimos y… como creyentes, sin descuidar la Constitución de Dios. Y esto, especialmente en estos días, en los que unas propuestas electorales llevan tras de sí intenciones técnicas de trucos verbales para ser utilizados por los políticos de turno, en listados no precisamente representativos, buscando una auténtica fundamentación moral de sus políticas.



    Creo que muchos de nosotros, por aquello de que estudiamos griego en un tiempo, sabemos que, ya desde el tiempo de Aristóteles, él conceptualizó las tres formas de degeneración de la democracia, esa hermosa mantenida en la que con su nombre se cometen tantas fechorías, aun siendo la mejor forma de gobierno, entre otras. Volviendo a Aristóteles, se describían las deformaciones en: la tiranía, la oligarquía y en estos tiempos, como en el pasado, la oclocracia.



    La democracia es el gobierno del pueblo que con la voluntad general legitima el ejercicio del poder; si bien nos preguntamos ¿es democracia afirmar públicamente que con que se consiga un buen número de parlamentarios, aunque no alcancen el número que los propios reglamentos de orden parlamentario fijan, pueda declararse una ley de secesión de forma unilateral?; ¿es que los otros parlamentarios, elegidos también como representantes del pueblo, aunque en menor número, no cuentan? ¿o es que vamos a una oligarquía, en la que el poder supremo está en manos de unas pocas personas, generalmente de la misma clase social, con tanta corrupción como a los que atacan?. Los escritores antiguos de la culta Grecia, designaron el poder de la oligarquía como el paso previo a la aristocracia (el gobierno de los mejores) y, paréceme ver, que la oligarquía surgirá cuando la sucesión de un sistema aristocrático se perpetúe por transferencia sanguínea o mítica, sin que las cualidades éticas y la dirección de los genuinamente mejores surjan como mérito reconocido por la comunidad. ¿Aprueba la sociedad que se considera cristiana, a estos cristianos panfletarios que desconectan su ética de la magistral ordenanza de Cristo: “a Dios lo que es de Dios, a César lo que es de César” y lo hacen para sus propios fines secesionistas?; ¿qué puede esperarse de políticos que como los cristianos carnales, dicen: la Constitución, la Ley no es para mí, no es la mía? Estas políticas confusas, injuiciosas o irracionales carecen de capacidad de autogobierno, abandonando en su demagogia los presupuestos necesarios para poder ser consideradas como eso que se denomina “pueblo”, en nuestro caso pueblo español y catalán o si se prefiere catalán y español, único titular de la soberanía popular. Y hoy por hoy, la Constitución que tenemos, es la que es.



    El caso está palpitante ahora en Catalunya y España y en nuestra relación unos con otros, y con el resto de la Nación. Tanto el Gobierno Central como la Generalitat, como los partidos políticos y los diversos medios de comunicación social, todos ellos, sumisos a poderes en la penumbra, ofrecen diversas soluciones, con argumentos diferentes, todas las cuales se presentan a sí mismas como las más idóneas. Por circunstancias de sobra conocidas, todo resulta un poco complicado. Se multiplican análisis, informes, estadísticas y debates. No es fácil al ciudadano medio en esa selva de opiniones, ver claro lo que debe elegir en conciencia por el bien de España, de Catalunya, de Europa y de la paz, la libertad y la justicia, al mismo tiempo. Aunque parezca simplista, sólo el vivir a los dictados de Dios y su Ley, puede salvar al mundo, o mejor dicho, salvar al hombre que puede mejorar el mundo. Este “aprendiz de escribidor” pese a todo, se siente feliz de no necesitar decir más de lo que sabe ni menos de lo que cree.



    ¿Y los Pastores? como tales, podemos y debemos hablar, orientar y guiar a nuestros rebaños –y a los restantes ciudadanos, en la medida que les sirva también de orientación- con consideraciones que les animen a actuar según el espíritu de justicia y paz del Evangelio y de acuerdo con su conciencia de ciudadanos y de cristianos devotos (piadosos, fervorosos). 



    El mismo Dios ilumina al hombre para que actúe como cristiano y miembro de Iglesia, por un lado, y como ciudadano y miembro de la sociedad civil, por otro. La misma Ley de Dios que marca los rieles de la vida ética, debe ser considerada por el devoto cristiano para alumbrar las decisiones políticas. Aunque complementarios entre sí, cada uno de estos ámbitos tiene sus propios cauces, sus propios medios y sus propias mediciones.



    Debemos exigirnos como Pastores, respetar al cristiano/ciudadano en sus legítimas opciones temporales. Y debemos exigir a los políticos ser veraces, que al invitar a votar sí, no o blanco respeten al máximo los resultados de las elecciones; sin marginar a quienes no les han dado el voto que esperaban. Votar es ser un devoto cristiano, y por nuestra misma devoción, orar para que el Todopoderoso bendiga nuestra Nación. 



    Dios mediante en mi vida política votaré cuando crea que sea legal, pero no seré “sufragáneo” de ninguna jurisdicción o autoridad política o gubernamental, sólo de Dios. Voto devoto.


     

     


    16
    COMENTARIOS

        Si quieres comentar o

     

    AMLTNY
    24/09/2017
    14:22 h
    14
     
    leyendo los comentarios de unos y otros, no se que decir, salvo que para mi la cosa esta muy clara. TODO GOBIERNO HUMANO HA SIDO SIEMPRE SEA EL QUE SEA UN FRACASO,. para mi todo lo que no sea TEOCRACIA PURA, JESUS CON SU VARA DE HIERRO RIGIENDO LAS NACIONES, para politicamente no hay otra solucion JUSTA. me avalan mi comentario mile de años de g.humanos que solo han sabido traer injusticias, dolor, y corrupcion de todos los tipos.. EL SER HUMANO HA FRACASADO .. digamos venga tu Reino, ven SEÑOR
     

    AMLTNY
    23/09/2017
    22:38 h
    13
     
    Hay un comentario contra el que me revelo. PORQUE ES MENTIRA, FALSO, Y SE REPITE COMO UNA FRASE ECHA.. DICE QUE LA DEMOCRACIA ES EL GOBIERNO DEL PUEBLO.. no puede ser mas falso dicha frase.Los politicos en sus campañas electorales TE MANIPULAN, manipulan a los sectores mas debiles, prometen cosas a los jubilados, empleo, y prebendas para los jovenes, y juegan con las palabras para convencer al pueblo, no. no es el gobierno del pueblo, es el gobierno del partido que mas votos tiene, simplemente.
     

    Jedidías
    22/09/2017
    18:46 h
    11
     
    Que un determinado colectivo esté de acuerdo en algo no legaliza sus deseos. La democracia no significa que todos podemos votar sobre lo que a cada uno nos parezca bien… o, al menos, no significa que ese voto tema validez. Son muchos los textos en la Palabra de Dios en los que se nos enseña a obedecer a los gobernantes (y varios de ellos fueron escritos por Pablo, haciendo referencia a Nerón), siempre y cuando esa obediencia no sea un obstáculo para cumplir la voluntad de Dios. Y no es el caso.
     

    Richard Baxter
    19/09/2017
    21:29 h
    9
     
    La Constitución española no es la Biblia, ni tampoco el referendum del 1-O... Dios es el que pone y quita gobiernos y deshace naciones cuando quiere. Ahora bien... ninguna nación ha logrado su independencia "legalmente", sino rebelándose a la autoridad de entonces... cuántos países hay que celebran con alegría su "día de la independencia", con los cuales España tiene ahora una cordial relación...
     
    Respondiendo a Richard Baxter

    Jedidías
    22/09/2017
    18:43 h
    10
     
    Pero esos países no vivían en una democracia. Ese argumento, que ya he leído otras veces, olvida un detalle importante. En casos como los que usted menciona, el gobierno existente era totalitario. No es el caso. Si los partidos nacionalistas se unieran y obtuvieran una mayoría en unas elecciones generales, demostrarían que la mayoría de los que hoy se clasifican como españoles no desean serlo. Hay fórmulas democráticas para lo que hoy se pretende hacer en Cataluña de forma ilegal y partidista.
     

    bien
    15/09/2017
    12:27 h
    7
     
    Salí de Barcelona hace años, triste porque nací en San Pablo y amé a Barcelona, hasta que me hicieron marchar la falta de libertad, pues no hay derecho a las libertades como expresarte estudiar o rotular en tu lengua materna en este caso Español. Agradezco a Roberto sus pensamientos y excelentes articulos. Hoy despues de años fuera de Cataluña y ver a hermanos en Facebook y ver sus publicaciones independentistas, pienso que si tuvieran el mismo celo por evangelizar, Cataluña ya sería del Señor.
     

    María
    15/09/2017
    12:00 h
    6
     
    Al margen de sentimientos unionistas o secesionistas, estoy de acuerdo con la opinión expresada en el artículo; que las votaciones se han de realizar en un marco legal. ¿Qué valor podrían tener de no ser así? ¿Es más importante el "derecho a expresarse" que la ley que es de todos? Cada uno que decida
     

    Enrique Lara
    13/09/2017
    14:00 h
    5
     
    Roberto, muchas gracias por sus reflexiones y preocupación como pastor y ciudadano. Las reacciones expuestas hasta el momento, reflejan el clima que vivimos, la falta de diálogo reflexivo y hasta fraternal. Se nota estos días, desde las redes sociales y perfiles de creyentes, que se prioriza la exaltación de posturas políticas que los valores del Reino; creando una atmósfera verdaderamente preocupante que colabora a la quiebra social y a la división de la sociedad a la que debemos servir.
     

    Abril
    12/09/2017
    19:54 h
    4
     
    La Inquisición creo yo que estaría del otro lado, porque precisamente se caracterizó por perseguir a los que no pensaban como ellos. En vista del tono empleado por aquellos que no entendéis que un cristiano puede tener opinión política, y además aún peor si no es como la vuestra, y ser un fiel seguidor de Cristo, mi participación se acaba aquí. Un saludo, hermanos...
     

    DBR
    12/09/2017
    18:40 h
    3
     
    Envolver la Palabra con una bandera no sólo le hace un flaco favor a las Escrituras, si no que además hace poner en evidencia nuestro interés partidista queriendo poner al Evangelio al servicio de nuestra opción política. En las Cruzadas eso se hizo. Asimismo en la Inquisición y ahora se vuelve a hacer para defender la pretendida inspiración divina de un texto al que se llama constitución.
     
    Respondiendo a DBR

    Jedidías
    22/09/2017
    18:52 h
    12
     
    Son muchas las respuestas que se pueden dar a varios de los posicionamientos que se leen aquí y en el artículo de Febe Jordá. Los vecinos no pueden decirte de qué color poner las cortinas de tu casa, decía su artículo. Pero sí que son los vecinos los que pueden decidir si puedes o no cerrar tu balcón o realizar cambios que afecten a la fachada del edificio, por mucho que sea en “tu parte”. Se llama comunidad. Si quieren cambiar la constitución, pueden hacerlo. Solo necesitan ser mayoría.
     

    Ariel Esteban
    12/09/2017
    16:46 h
    2
     
    Estoy muy triste al leer estas palabra, como cuando se nos acuso a los independentistas de usar los púlpitos para tal fin. Otro Dislike para Roberto Velert, y uno más para PD.
     

    Abril
    12/09/2017
    13:00 h
    1
     
    Pues yo tendría argumentos para contestar, desde "el otro lado", al Sr. Velert, que por otra parte fue profesor mío en IBSTE. Pero se me han ido las ganas después de la manera ofensiva e hiriente de su opinión. Aunque, realmente, y como dice el refranero popular, ya sabemos quien puede o no ofender... Desgraciadamente, los que se autodefinen como poseedores de la verdad absoluta en LO QUE SEA pierden mucho, desde mi humilde oposición de creyentita normal, por supuesto...
     
    Respondiendo a Abril

    Jedidías
    28/09/2017
    18:35 h
    16
     
    ¿Y quién establece el límite al derecho de autodeterminación? ¿Tiene Tarragona el derecho de decidir si quiere ser España o Cataluña? ¿Puedo decidir que mi pedacito de tierra donde tengo mi casa es mío y tengo el derecho de autodeterminarme, digan lo que digan mis vecinos y el ayuntamiento al que pertenezco? Hay herramientas democráticas para que ustedes consigan la auto determinación. Consigan una mayoría en las elecciones generales. En una comunidad, toca apechugar con lo que no gusta.
     
    Respondiendo a Jedidías

    Earendil
    16/09/2017
    23:42 h
    8
     
    Quizás Febe Jordá haya parecido muy hiriente a otros con su articulo, que viene a ver este asunto desde la visión contraria a Velert. Sin querer tener la verdad absoluta, lo cierto es que La Verdad, con su vida y ejemplo parece que no se ofendida tan fácilmente como algunos por aquí. Yo tiendo a pensar que la Unidad de España es más justa, pero asumo que Dios pueda permitir su ruptura. Espero Abril que usted reciba con paz que Dios pueda permtir que se impida la votación del I-0. Un abrazo
     
    Respondiendo a Earendil

    Abril
    27/09/2017
    19:01 h
    15
     
    Gracias, Earendil, así lo haré si se da el caso. Pero eso no me impedirá seguir colaborando en lo que pueda para que se reconozca el derecho del pueblo catalán a la autodeterminación. Muchas otras torres, más altas, han caído por no rendirse quienes las asediaban. No quiero aludir a la permisividad de Dios en cuanto algunos temas, porque siento que a veces usamos Su Nombre muy a la ligera y para defender nuestras posiciones. Esa actitud, la de usar la VERDAD, ya ha dejado huella en la historia..
     



     
     
    ESTAS EN: - - - De votos y devotos
     
    PUBLICIDAD
     
     
     
    AUDIOS Audios
     
    Evangelio y Reforma impactan Latinoamérica con César Vidal Evangelio y Reforma impactan Latinoamérica con César Vidal

    Viaje de César Vidal a México, Argentina, R. Dominicana y Perú: encuentros, conferencias y presencia en medios evangélicos y "seculares" logra impacto relevante en la sociedad.

     
    Francisco de Enzinas, pasión por la Palabra Francisco de Enzinas, pasión por la Palabra

    Miguel Ángel Vieira presenta a la figura del burgalés, el primero en traducir la Biblia al castellano en el siglo XVI, que está siendo homenajeado este año en Burgos.

     
    El camino de la Reforma protestante: César Vidal

    Análisis del inicio histórico de la Reforma protestante y su significado, ante los 500 años de aquel 31 de octubre en que Lutero clavó sus 95 tesis. 

     
    95 Tesis para la España de hoy 95 Tesis para la España de hoy

    Xesús Manuel Suárez presenta el documento en el que han colaborado más de 90 evangélicos de España de distintas áreas para aportar a la sociedad desde la cosmovisión protestante.

     
    José Luis Andavert, 32 años sirviendo en Sociedad Bíblica

    El que ha sido director de la entidad durante 32 años nos habla de su experiencia y las expectativas de futuro en la Sociedad Bíblica de España.

     
    “La ley LGTBI genera más problemas que los que soluciona”

    Rubén Navarro, de ADF International, considera que la ley que se debate este martes en el Congreso supone una pérdida de derechos para el conjunto de los ciudadanos y un peligro para los que disientan de las opiniones protegidas por la norma.

     
    “El crecimiento evangélico en España no es solo numérico”

    Máximo Álvarez presenta el nuevo mapa misionológico de España, donde todavía hay 526 ciudades de más de 5.000 habitantes sin presencia evangélica.

     
    Ley proLGTBI impide la diversidad: Jaume Llenas

    "El Estado lo que debe es no perjudicar la diversidad. No sólo en sexualidad, sino en política, religión. Pero este proyecto de Ley sólo permite un tipo de ideología sexual, estableciendo una sociedad uniformizada". Entrevista a Jaume Llenas, abogado y secretario general de la Alianza Evangélica Española,

     
    FOTOS Fotos
     
    Las 95 Tesis, clavadas en España Las 95 Tesis, clavadas en España

    Evangélicos presentan 'Las 95 Tesis de la Reforma 500 años después' a gobiernos locales y regionales, por toda España.

     
    La Biblia a través de la historia La Biblia a través de la historia

    Una exposición recorrerá Galicia este año 2017 mostrando la historia de la Biblia y su importancia para la Reforma Protestante.

     
    Las diversas capacidades de Mefi-Boset Las diversas capacidades de Mefi-Boset

    El ministerio Mefi-Boset lleva 20 años trabajando el tiempo de ocio y apoyo a las familias de personas con discapacidad intelectual en Terrassa y Barcelona. Algunas imágenes de este curso que acaba.

     
    VÍDEOS Vídeos
     
    Historia de tres reyes Historia de tres reyes

    El egoísmo nos hace creer que es mejor y más fácil hacer todo solos.

     
    Toda la Biblia: Génesis Toda la Biblia: Génesis

    En el primer libro de la Biblia encontramos a un Dios que, desde el principio, está buscando  restablecer la relación rota con las personas.

     
    Lutero en España: la reforma invisible (documental) Lutero en España: la reforma invisible (documental)

    El documental emitido en TVE realiza un recorrido histórico desde el S. XVI hasta llegar a la actualidad para mostrar la realidad del protestantismo en España.

     
     
    Síguenos en Ivoox
    Síguenos en YouTube y en Vimeo
     
     
    RECOMENDACIONES
     
     

     
    AEE
    PROTESTANTE DIGITAL FORMA PARTE DE LA: Alianza Evangélica Española
    MIEMBRO DE: Evangelical European Alliance (EEA) y World Evangelical Alliance (WEA)
     

    Las opiniones vertidas por nuestros colaboradores se realizan a nivel personal, pudiendo coincidir o no con la postura de la dirección de Protestante Digital.