PUBLICIDAD
 
domingo, 21 de octubre de 2018   inicia sesión o regístrate
 
Protestante Digital

 
2
 

Rompiendo patrones de abuso sexual

Necesita ser claro en nuestras iglesias que el abuso emocional, físico, sexual o de cualquier otro tipo no será tolerado.

CAMINANDO CON EL PUEBLO AUTOR Juan Francisco Martínez 02 DE JULIO DE 2017 09:00 h

La semana pasada se formalizó la acusación de acuso sexual contra el Cardenal Pell de Australia. Durante su tiempo como cardenal él fue acosado por acusaciones de proteger a sacerdotes que habían cometido abuso sexual de menores. Muchos en Australia lo consideraban un cardenal dispuesto a “proteger” a los sacerdotes acusados. Pero ahora la acusación va en contra de él mismo. Dice que las acusaciones son falsas, pero ha dejado su puesto en el Vaticano para defenderse de las acusaciones en Australia.



Este caso se da en un contexto de cambios significativos en la Iglesia Católica bajo el liderazgo del Papa Francisco. El dijo que iba a luchar contra este tipo de abuso, pero ahora la acusación se da contra uno de los cardenales que Francisco mismo trajo al Vaticano para tratar con la situación económica turbia de la Iglesia. Para muchos este es “sencillamente” otro caso que demuestra la situación problemática que existe dentro de la Iglesia Católica Romana.



Para los evangélicos, nos es muy fácil apuntar a los casos de abuso en la Iglesia Católica y sentirnos vindicados de alguna forma. Pero el problema es que los evangélicos también tenemos nuestros secretos. Existen muchos casos de abuso físico y sexual de pastores contra cónyuges y contra niños y niñas. Al igual que en la Iglesia Católica nosotros también tapamos estos casos. Nuestras escusas son “santas”. Decimos que no queremos lastimar la obra, que el Señor perdona, que los humanos somos débiles, etc. Todas estas justificaciones son las mismas que han utilizado líderes católicos. Los evangélicos no encontramos utilizando las mismas “razones” para no tratar con nuestros propios pecados.



Somos parte de sociedades machistas así que tendemos a defender las acciones de los varones, aunque le hagan daño a otros. Los sistemas familiares y eclesiales defienden al abusador y presionan a la persona abusada a callar. Esto se complica más cuando el abusador es pastor o líder eclesial. Nos es muy difícil aceptar la idea de que nuestros líderes tengan pies de barro, así que los defendemos a capa y espada. Y las personas lastimadas quedan marginalizadas, dañadas y sin recurso para poder confrontar al abusador y comenzar el proceso de sanar. Mi propia tradición menonita sigue sufriendo con el impacto del abuso de uno de nuestros líderes más reconocidos a nivel mundial.



Es tiempo de romper estos patrones. Necesitamos buscar ser transparentes en todo aspecto de nuestras vidas personales y comunitarias. Por un lado es tiempo de confesar. Es tiempo que nosotros los líderes de iglesias evangélicas reconozcamos que este no es problema de “ellos” sino que es parte de la realidad del pecado humano. También necesitamos llamar a los pastores y líderes que son culpables a nombrar su pecado, buscar la sanidad de las personas a las que dañaron y comenzar procesos de restauración.



También es tiempo de declarar y denunciar. Necesitamos abrirle las puertas a las personas que han sido dañadas para que puedan nombrar lo que les pasó y que puedan recibir el apoyo que necesitan para recuperarse. Necesita ser claro en nuestras iglesias que el abuso emocional, físico, sexual o de cualquier otro tipo no será tolerado.



Es tiempo de liberar a nuestras iglesias de los secretos que tenemos escondidos. Tenemos que nombrar este pecado por lo que es. Hay muchas personas que todavía viven con el impacto de lo que les pasó y que no han podido resolverlo completamente porque la persona que les hizo el daño fue un pastor. Si creemos en la gracia de Dios sabemos que puede haber liberación tanto para las víctimas como para los victimarios. Pero tenemos que tomar acción.



También es tiempo de proteger a los más vulnerables en nuestra sociedad y en nuestras iglesias. Necesitamos crear sistemas de cuidado e intervención para evitar que se de el lugar para el abuso. Necesitamos intervenir cuando vemos situaciones cuestionables y necesitamos darle herramientas a nuestros líderes para que pueda evitar toda tentación hacia el abuso.



El evangelio nos invita a vivir hacia el llamado de Dios en Cristo Jesús. Nos llama a la santidad y nos da el poder del Espíritu Santo para vivir de maneras transformadas. Pero también nos confronta con la realidad del pecado y del hecho que si tratamos de taparlo no podremos recibir su perdón, su liberación, su gracia.



El caso del Cardenal Pell nos ha recordado de la realidad del pecado en todos nosotros. Pero también nos da la oportunidad de reflexionar sobre la transformación que Dios quiere hacer en nosotros, si estamos dispuestos a confesar, a confrontar el mal y a restaurar a los que han sido dañados por el pecado o que han dañado a otros. Que el Señor obre su transformación en nosotros.



 


 

 


2
COMENTARIOS

    Si quieres comentar o

 

Earendil
03/07/2017
04:58 h
1
 
"Es tiempo de liberar a nuestras iglesias de los secretos que tenemos escondidos." No sabe lo que está diciendo...esto requiere de Profetas que, revestidos con un Terrible Poder del tres veces Santo, se levanten literalmente en medio de un culto y señalen bajo el poder de Dios, con nombres y apellidos, a jóvenes, a ancianos, a personal de alabanza, a pastores y a otros profetas descubriendo la podredumbre detrás de cada uno...en 2000 años no ha ocurrido de esta manera...porque no hay Profetas...
 
Respondiendo a Earendil

opinionesreales
03/07/2017
16:30 h
2
 
Que tiene que ver eso con denunciar a los pedofilos? eso lo puede hacer usted o yo, estamos llamados a denunciar al que hace daño al desvalido.
 



 
 
ESTAS EN: - - - Rompiendo patrones de abuso sexual
 
PUBLICIDAD
 
 
 
AUDIOS Audios
 
Caminando por Libertad 2018: la trata, esclavitud de nuestro Siglo Caminando por Libertad 2018: la trata, esclavitud de nuestro Siglo

Caminando por Libertad es una marcha contra la trata de personas, la esclavitud del Siglo XXI. Loida Muñoz explica en qué consiste.

 
La raíz de la corrupción en España es moral: C. Vidal La raíz de la corrupción en España es moral: C. Vidal

Tras los escándalos de títulos universitarios dados a políticos, César Vidal analiza la raíz de este mal en España. El origen, dice, está en la moral de la cultura católica.

 
Prostitución: abolicionismo Prostitución: abolicionismo

Jorge Rodrigo, de la asociación Esclavitud XXI, explica en qué consiste el modelo abolicionista para luchar contra la trata y rescatar a víctimas de prostitución.

 
Vástagos de amor: cambiando la vida de un niño Vástagos de amor: cambiando la vida de un niño

María Mercedes Páez relata su experiencia como madre de acogida y el programa de acogimiento familiar que desarrolla Aesvida.

 
Cristianos solo de nombre: enfrentando el nominalismo Cristianos solo de nombre: enfrentando el nominalismo

Jaume Llenas expone el reto que desde el Movimiento de Lausana se ha planteado, de alcanzar a las personas que están alejadas de la fe, a pesar de considerarse a sí mismos como cristianos.

 
¿Qué pasa con los errores de la Biblia? ¿Qué pasa con los errores de la Biblia?

Para el cristiano la Biblia es la Palabra de Dios. Pero ¿coincide la Biblia de hoy con el texto original? ¿o está llena de errores? (Andy Wickham)

 
FOTOS Fotos
 
15º Aniversario de Protestante Digital 15º Aniversario de Protestante Digital

Fotos de la celebración realizada en Barcelona el 5 de octubre.

 
Medio siglo de GBU, en fotos Medio siglo de GBU, en fotos

Un repaso gráfico a la historia de GBU en nuestro país.

 
Levantando “puentes para la inclusión” desde Riga Levantando “puentes para la inclusión” desde Riga

El encuentro congregó unas 50 personas de 12 países.

 
VÍDEOS Vídeos
 
Toda la Biblia: Lucas Toda la Biblia: Lucas

Este evangelio nos muestra a Jesús con detalle, descrito por un investigador preciso.

 
¿Es la Biblia fiable? ¿Es la Biblia fiable?

Algunos cuestionan la Biblia porque piensan que su antigüedad le quita veracidad. ¿Es así?

 
Pablo Martínez: la palabra con gracia, sazonada con sal Pablo Martínez: la palabra con gracia, sazonada con sal

El comunicador cristiano tiene retos, pero también buenas herramientas, para llevar a cabo su labor con palabras que sanen y construyan.

 
 
Síguenos en Ivoox
Síguenos en YouTube y en Vimeo
 
 
RECOMENDACIONES
 
PATROCINADORES
 

 
AEE
PROTESTANTE DIGITAL FORMA PARTE DE LA: Alianza Evangélica Española
MIEMBRO DE: Evangelical European Alliance (EEA) y World Evangelical Alliance (WEA)
 

Las opiniones vertidas por nuestros colaboradores se realizan a nivel personal, pudiendo coincidir o no con la postura de la dirección de Protestante Digital.