PUBLICIDAD
 
martes, 27 de junio de 2017   inicia sesión o regístrate
 
Protestante Digital

 
PUBLICIDAD
 
SÍGUENOS EN
  • Twitter
  • Facebook
  • Google +
  • Instagram
  • YouTube
  • Rss
 

  • Donar a Protestante Digital
  •  
    PUBLICIDAD
     
     



     

    La vida que Él inauguró

    Nada necesita tanto nuestro mundo de hoy como hacer vida propia la resurrección.

    DESDE EL CORAZóN AUTOR Roberto Velert 22 DE ABRIL DE 2017 19:00 h

    Cada vez que este “aprendiz de escribidor” ha tratado de describir retazos de la vida de Jesús, al abordar un capítulo he sentido que ése me era el más difícil pero, una vez realizado, otros vendrían con más facilidad. Pero, cuando “Desde el Corazón” me proponía empezar con otro nuevo, el siguiente se me presentaba igualmente difícil y hoy, por tratarse del Domingo de Resurrección y escribir sobre esto, la complicación se me multiplica por cien. Ante esto, y siendo “un aprendiz” no me queda otra salida que superar mis miedos, y lanzarme al mar y nadar o ahogarme. 



    Es muy arriesgado escribir sobre este tema. Aún un aprendiz sabe que toda la vida de Cristo se juega en este capítulo de la resurrección. Con ella todo toma sentido. Sí, ella se reduce a una muy buena historia de un Hombre Único. Ni la encarnación sería del Hijo de Dios, ni su muerte sería una redención, ni sus milagros serían milagros, ni su misterio existiría verdaderamente, si Jesús no hubiera resucitado. Sin este triunfo final, Jesús quedaría reducido a un genio del espíritu, a un Maestro sin parangón, a un genial aventurero, por no decir a un loco iluminado.



    ¿Y nosotros?, ¿qué sería de nosotros, creyentes convencidos por las extraordinarias evidencias racionales, documentales y circunstanciales, sin esa resurrección?; ¿qué sentido tendría nuestra fe, para qué serviría nuestra Iglesia, en qué océano se perderían nuestras oraciones, si Jesús hubiera sido devorado por la muerte?; los más pobres de todos los hombres. Creeríamos en vano. En vano esperaríamos. Nos alimentaríamos de nuestros sueños. Dedicaríamos nuestras vidas a dar culto al vacío. Perderíamos todo aquello que hemos sacrificado. Nuestra alegría se convertiría en grotesca. Nuestra esperanza sería la más amarga estafa cometida jamás. 



    No cabe duda que, de todos los problemas con que el hombre se enfrenta, la muerte es el más grave de todos. Horrible es la injusticia, espantoso el dolor, amargo el amor que no llega a su meta o que es traicionado. Pero es el horizonte de la muerte lo que entenebrece todo lo demás. Si ella fuese abolida, y no nos sorprenden los esfuerzos científicos por anularla, todo giraría en la vida de otro modo. 



    El hombre no quiere ver la muerte. Los modernos tratan –tratamos‑  de camuflarla, adornarla. Luchamos, luchamos, pero ella está ahí. Nunca la muerte estuvo más clavada en las entrañas de una civilización como la nuestra. Abrimos los periódicos, escuchamos la radio, encendemos las pantallas de la televisión, salimos al tráfico de nuestras calles, a las carreteras de nuestros viajes, y casi podemos oler la muerte. 



    El hombre se muere. La frágil flor que el hombre es –aunque sea una bellísima flor pensante‑  está expuesta a marchitarse a todos los vientos y quebrarse en la primera tormenta. Y, porque la muerte es triste, lo son también sus avenidas: el dolor lacerante de las enfermedades o la ruina imparable del envejecimiento. Y poco valen contra éstas las diversas formas de anestesia que la humanidad inventa; de nada sirve el dinero ni el progreso. El hombre, con todo su poder y su orgullo, termina agachándose para entrar en la enfermedad o la vejez y encogiéndose aún más para entrar en el ataúd.



    Y, “Desde el Corazón”, veo que la muerte es aún más dolorosa por lo que interrumpe que por lo que es. ¿De qué sirve un gran amor que sólo ha de durar unos años?; ¿para qué luchar, si toda la lucha ha de terminar a plazo fijo y buena parte de sus frutos no los ha de disfrutar el luchador? y así, la muerte no es sólo dramática por lo que es, sino porque además envenena la vida. Ante su espectro casi todo se hace relativo para el hombre, y empieza a pensar si vale la pena sufrir, llorar, comportarse, sangrar, gastarse por bienes tan absolutamente pasajeros.



    Pero todo cambiaría si el hombre tuviera la certeza de que la vida continua de mejor modo “al otro lado” ¿qué hay tras la puerta que llamamos muerte?; ¿hay verdaderamente algo? y el problema se hace más grave a nivel personal. Cuando yo haya muerto ¿todo se habrá acabado para mí?, ¿seguiré existiendo de algún modo, en algún sitio?, ¿continuaré siendo el ser que soy; tendré memoria; mantendré de algún modo mis nobles ilusiones de hoy; prolongaré de alguna manera mi obra, mis amores?.



    Y a todas estas vivencias y preguntas, la respuesta está en la Admirable Resurrección. La que nos contaron sus testigos directos, los que la vieron y palparon, quienes nos relataron los encuentros de Jesús vivo con los suyos.



    Podemos acercarnos racionalmente a la resurrección (léase mi bosquejo del mensaje: “Demostraciones de la Resurrección de Jesús más allá de los límites de la duda”) a través de múltiples testimonios comprobables históricamente, pero la última y profunda realidad del acontecimiento sólo puede aceptarse por la fe y rechazarse por la incredulidad.



    La Resurrección de Jesús no termina en él, ella además de lo que tiene de salvación para la humanidad, es como la primicia de todos aquellos que creemos en Cristo, por él seremos llevados a esa Vida con mayúscula que Él inauguró. Y nada necesita tanto nuestro mundo de hoy como hacer vida propia la resurrección. Nada iluminará tanto nuestras pobres vidas como este fundamento de fe. Hablar del triunfo de Jesús sobre la muerte es hablar de “nuestra resurrección”. Es dar la única respuesta al problema de la vida y de la muerte de los hombres.


     

     


    0
    COMENTARIOS

        Si quieres comentar o

     



     
     
    ESTAS EN: - - - La vida que Él inauguró
     
    PUBLICIDAD
     
     
     
    AUDIOS Audios
     
    España, 40 años de democracia: luces y sombras (C. Vidal) España, 40 años de democracia: luces y sombras (C. Vidal)

    Logros de la democracia española teñidos de corrupción, clientelismo político y de Iglesia-Estado, junto a economía que grava las clases medias y un Congreso en crisis ¿Qué pueden hacer los cristianos? Análisis de César Vidal.

     
    Franco Mazzocca: prótesis que cambian vidas Franco Mazzocca: prótesis que cambian vidas

    El joven estudiante de ingeniería usa sus recursos y talento para ayudar a niños que necesitan prótesis de mano, algo inalcanzable por otros medios.

     
    J.C. Escobar: Reforma y Pentecostés inseparable J.C. Escobar: Reforma y Pentecostés inseparable

    Evangélicos españoles celebran #500Reforma en 2017, cinco siglos después de la Reforma protestante. El coordinador Juan Carlos Escobar habla de su experiencia, visión y obstáculos para esta conmemoración. 

     
    Jaque a Qatar en el tablero global (C. Vidal) Jaque a Qatar en el tablero global (C. Vidal)

    ¿Por qué tras el viaje de Trump a Arabia Saudí los aliados de EEUU bloquean a Qatar? ¿Es cierto que es por su apoyo al terrorismo? ¿Qué significa esta jugada en la política mundial? Entrevista al historiador y analista político César Vidal.

     
    G. Amarilla: la política como lugar de misión G. Amarilla: la política como lugar de misión

    Entrevista al diputado uruguayo de fe evangélica Gerardo Amarilla, ex Presidente de la Cámara de Representantes, sobre su visión y experiencia en la vida pública.

     
    Gary Wilkerson, ponente del 8º Congreso Evangélico

    El hijo de David Wilkerson preside un ministerio mundial de evangelismo y ayuda al necesitado, World Challenge. Wilkerson habla de la Reforma, el movimiento pentecostal y los desafíos que la iglesia enfrenta en el mundo actual.

     
    FOTOS Fotos
     
    Las diversas capacidades de Mefi-Boset Las diversas capacidades de Mefi-Boset

    El ministerio Mefi-Boset lleva 20 años trabajando el tiempo de ocio y apoyo a las familias de personas con discapacidad intelectual en Terrassa y Barcelona. Algunas imágenes de este curso que acaba.

     
    Sellos para conmemorar la Reforma Sellos para conmemorar la Reforma

    Lituania, Namibia, Brasil, Benín e incluso Polonia, entre otros, han lanzado sellos conmemorativos del 500º Aniversario de la Reforma. España, no.

     
    La Biblia a través de la historia La Biblia a través de la historia

    Una exposición recorrerá Galicia este año 2017 mostrando la historia de la Biblia y su importancia para la Reforma Protestante.

     
    VÍDEOS Vídeos
     
    3MJ #63: fariseos modernos 3MJ #63: fariseos modernos

    El fariseo se cree mejor que los demás, al no comprender el verdadero significado de la gracia de Dios.

     
    Repair Café en Toledo Repair Café en Toledo

    Esta es una cafetería distinta, donde se ayuda y enseña a reparar objetos rotos. 

     
    Aarón Lara (ONG evangélica Concertación) habla de familia y DD.HH. en la OEA Aarón Lara (ONG evangélica Concertación) habla de familia y DD.HH. en la OEA

    Video de la participación de Aarón Lara en el encuentro de la OEA en Cancún (junio de 2017), representando a Concertación, ONG evangélica que ha promovido el movimiento del Congreso Iberoamericano por la Vida y la Familia.

     
    No me avergüenzo No me avergüenzo

    Soy cristiano, alguien que quiere parecerse cada día más a Jesús.

     
     
    Síguenos en Ivoox
    Síguenos en YouTube y en Vimeo
     
     
    RECOMENDACIONES
     
     
    AEE
    PROTESTANTE DIGITAL FORMA PARTE DE LA: Alianza Evangélica Española
    MIEMBRO DE: Evangelical European Alliance (EEA) y World Evangelical Alliance (WEA)
     

    Las opiniones vertidas por nuestros colaboradores se realizan a nivel personal, pudiendo coincidir o no con la postura de la dirección de Protestante Digital.