PUBLICIDAD
 
miercoles, 14 de noviembre de 2018   inicia sesión o regístrate
 
Protestante Digital

 
PUBLICIDAD
 
SÍGUENOS EN
  • Twitter
  • Facebook
  • Google +
  • Instagram
  • YouTube
  • Rss
 

  • Donar a Protestante Digital
  •  
    PUBLICIDAD
     
     



     

    El traductor o el chip sine qua non

    El traductor de libros cristianos es, por lo general, un buen lector y, casi necesariamente, también tiene que ser un buen escribidor.

    EL ESCRIBIDOR AUTOR Eugenio Orellana 08 DE ABRIL DE 2017 22:50 h

    Hace unos cuantos años, un buen amigo, intelectual el hombre, pintor además, filósofo empírico y también empírico en el conocimiento de las Escrituras, me pidió que lo recomendara como profesor en un instituto bíblico.



    Le respondí que lo sentía pero que pese a todos sus conocimientos, no calificaba para enseñar en un centro como el que tenía en mente. "Una cosa te falta, amigo mío, y esa cosa que te falta no te la dan ni tus conocimientos ni tus acreditivos humanísticos".



    "¿Y qué es esa cosa que dices que me falta?" "Te falta el chip que te conecta de corazón a corazón con el Dios de la Palabra y que es el que te habilitaría para enseñar allí. Y ese chip no se compra ni se vende sino que lo da, gratuitamente, el Padre de las luces".



    El traductor de libros cristianos es un ser privilegiado a quien, de alguna manera, Dios lo ha provisto del chip que le faltaba a mi amigo; es el chip que lo capacita para hacer un trabajo tan delicado como es el de poner en español —no en cualquier español sino en buen español— lo que el autor quiso decir originalmente en su idioma vernáculo.



    El traductor de libros cristianos, además de tener el raro privilegio de ser el primero en todo el mundo de habla hispana entre cientos o quizás miles a cuyas manos llegará el libro que está traduciendo, es el primero, digo, en leerlo y en beneficiarse de su mensaje.



    El traductor de libros cristianos es, por lo general, un buen lector y, casi necesariamente, también tiene que ser un buen escribidor; buen lector porque, además de los libros que en número de uno, dos, o más permanecen abiertos en algún lugar de su casa, el que está traduciendo demanda de él una lectura persistente, continuada, repetitiva. Reflexionada.



    Y buen escribidor porque lo que traduzca debe escribirlo de manera que hagan de su lectura algo ágil y comprensible. Y que honren el esfuerzo del autor.



    El traductor de libros cristianos debe tener un sólido fundamento doctrinal, debe saber manejarse con las Escrituras —no solo intelectualmente sino, más que nada, espiritualmente— y debe darle a Dios la participación que le corresponde en el trabajo que está llevando a cabo.



    El traductor de libros cristianos, a medida que avanza en la traducción, está nutriéndose con lo que lee. Y no es extraño que, por ese medio, Dios le mande, con la suavidad y el amor con que él sabe hacerlo, un mensaje de aliento, de advertencia, de reproche.



    Y el traductor, si ha aprendido a identificar, entre muchas otras la voz de Dios, sabrá sacarle provecho a esos recaditos con sabor a divino.



    El traductor de libros cristianos tiene, además, la posibilidad de compartir lo que aprende traduciendo con personas que sabe que están pasando por momentos difíciles o por necesidades de diverso tipo.



    Hoy día, en que el mundo se ha achicado hasta el tamaño de una naranja, los recursos para la comunicación facilitan una llamada de barrio a barrio, de ciudad a ciudad, de país a país, de continente a continente.



    A veces, cuando la cercanía física con alguien lo amerita, "salvar", salir a la calle, subirse al auto o al ómnibus, y llegarse a donde está la persona con la que quiere compartir algo o, simplemente, orar con ella.



    En materia telefónica, con mi teléfono celular puedo comunicarme, sin mayor costo o gratuitamente tratándose de llamadas a teléfonos fijos, con cualquier parte del mundo. De tanto en tanto llamo, cuando siento que el texto en el cual estoy trabajando podría llevar un mensaje de aliento a alguien.



    El traductor de libros cristianos es un obrero casi anónimo en la labranza de Dios. Digo casi porque suele ocurrir lo que ocurrió hace unos días cuando alguien me escribió para decirme que estaba leyendo un libro (y me dio el nombre) y de pronto descubrió que el traductor había sido su amigo.



    Las editoriales acostumbran poner, en la página de identificación, entre otros, el nombre del traductor… en letra pequeñita, como debe ser.



    A lo largo de mis años como traductor, he intentado ayudar a otros a que "se incorporen al gremio" y disfruten esta función como la disfruto yo. En algunos casos, el resultado ha sido negativo. ¿Cuestión de chip? No lo sé.


     

     


    0
    COMENTARIOS

        Si quieres comentar o

     



     
     
    ESTAS EN: - - - El traductor o el chip sine qua non
     
    PUBLICIDAD
     
     
     
    AUDIOS Audios
     
    Orando por los cristianos perseguidos Orando por los cristianos perseguidos

    “Oramos con ellos, los que están sufriendo la persecución, para que puedan tener la fortaleza para seguir adelante”, expresa Ted Blake.

     
    Caminando por Libertad 2018: la trata, esclavitud de nuestro Siglo Caminando por Libertad 2018: la trata, esclavitud de nuestro Siglo

    Caminando por Libertad es una marcha contra la trata de personas, la esclavitud del Siglo XXI. Loida Muñoz explica en qué consiste.

     
    La raíz de la corrupción en España es moral: C. Vidal La raíz de la corrupción en España es moral: C. Vidal

    Tras los escándalos de títulos universitarios dados a políticos, César Vidal analiza la raíz de este mal en España. El origen, dice, está en la moral de la cultura católica.

     
    Prostitución: abolicionismo Prostitución: abolicionismo

    Jorge Rodrigo, de la asociación Esclavitud XXI, explica en qué consiste el modelo abolicionista para luchar contra la trata y rescatar a víctimas de prostitución.

     
    Vástagos de amor: cambiando la vida de un niño Vástagos de amor: cambiando la vida de un niño

    María Mercedes Páez relata su experiencia como madre de acogida y el programa de acogimiento familiar que desarrolla Aesvida.

     
    Cristianos solo de nombre: enfrentando el nominalismo Cristianos solo de nombre: enfrentando el nominalismo

    Jaume Llenas expone el reto que desde el Movimiento de Lausana se ha planteado, de alcanzar a las personas que están alejadas de la fe, a pesar de considerarse a sí mismos como cristianos.

     
    FOTOS Fotos
     
    15º Aniversario de Protestante Digital 15º Aniversario de Protestante Digital

    Fotos de la celebración realizada en Barcelona el 5 de octubre.

     
    Medio siglo de GBU, en fotos Medio siglo de GBU, en fotos

    Un repaso gráfico a la historia de GBU en nuestro país.

     
    Levantando “puentes para la inclusión” desde Riga Levantando “puentes para la inclusión” desde Riga

    El encuentro congregó unas 50 personas de 12 países.

     
    VÍDEOS Vídeos
     
    Toda la Biblia: Juan Toda la Biblia: Juan

    Este evangelio señala con claridad a Jesús como Dios hecho hombre.

     
    Castillo Fuerte es nuestro Dios Castillo Fuerte es nuestro Dios

    El himno de batalla de una Reforma que continúa en miles de corazones que se encuentran con la gracia que transforma vidas.

     
    Pablo Martínez: la palabra con gracia, sazonada con sal Pablo Martínez: la palabra con gracia, sazonada con sal

    El comunicador cristiano tiene retos, pero también buenas herramientas, para llevar a cabo su labor con palabras que sanen y construyan.

     
     
    Síguenos en Ivoox
    Síguenos en YouTube y en Vimeo
     
     
    RECOMENDACIONES
     
    PATROCINADORES
     

     
    AEE
    PROTESTANTE DIGITAL FORMA PARTE DE LA: Alianza Evangélica Española
    MIEMBRO DE: Evangelical European Alliance (EEA) y World Evangelical Alliance (WEA)
     

    Las opiniones vertidas por nuestros colaboradores se realizan a nivel personal, pudiendo coincidir o no con la postura de la dirección de Protestante Digital.