PUBLICIDAD
 
martes, 25 de julio de 2017   inicia sesión o regístrate
 
Protestante Digital

 
PUBLICIDAD
 
SÍGUENOS EN
  • Twitter
  • Facebook
  • Google +
  • Instagram
  • YouTube
  • Rss
 

  • Donar a Protestante Digital
  •  
    PUBLICIDAD
     
     



    46
     

    El Verbo no se hizo Escritura

    Me gustaría mencionar algunas de las diferencias entre la Escritura y la Persona de Jesucristo, así como algunos de los riesgos a los que nos exponemos cuando no tenemos esto en consideración.

    FUNDAMENTOS AUTOR José Daniel Espinosa Contreras 18 DE MARZO DE 2017 21:39 h

    Que la Escritura no es Jesucristo debería ser algo obvio, ¿no? Empero, pululan en nuestro tiempo algunos creyentes con una fuerte influencia mediática que, en su deseo de defender y ensalzar la Escritura, menoscaban la humanidad de las Escrituras sobre-enfatizando el factor divino de las mismas y elevándolo a un grado cuanto menos peligroso.



    Afirmaciones que a veces leemos como: «La Escritura es Jesucristo» tratan de buscar su fundamento o analogía en la declaración joánica: «Y el Verbo [literalmente “la Palabra”] se hizo carne» [και ο λογος σαρξ εγενετο] (Juan 1:14). Pero, ¿permite el texto tal relación de semejanza entre Jesucristo y la Escritura?



    En las siguientes líneas me gustaría mencionar algunas de las diferencias entre la Escritura y la Persona de Jesucristo, así como algunos de los riesgos a los que nos exponemos cuando no tenemos esto en consideración.



    Primero, en la Escritura encontramos la revelación progresiva de Dios al hombre; en cambio, en Jesús encontramos la cumbre de la revelación de Dios al hombre. Por tanto, debemos ser sumamente cautos a la hora de igualar la Escritura con Jesús o de referirnos a ambas como «Palabra de Dios» en el mismo sentido. El mismo Lutero diferenciaba entre ambas al decir: «Cristo es el Señor de las Escrituras y todas las obras… Entonces no me importa si me presentas con un millar de textos de las Escrituras que apoyan la justicia de las obras contra la justicia de la fe, y clamaras que con todo eso la Escritura está en mi contra. Pues tengo al autor y Señor de la Escritura conmigo».1



    Segundo, en Cristo, la Palabra, habita toda la plenitud de la deidad (Colosenses 2:9) y, en Él, encontramos la revelación de la imagen misma del ser de Dios (Hebreos 1:3); pero, no podemos decir lo mismo de la Palabra de Dios como Escritura, pues no podemos limitar la revelación divina al espacio de la Escritura ni a los tiempos bíblicos. En consecuencia, afirmaríamos como el apóstol: «Ahora vemos por espejo, oscuramente; mas entonces veremos cara a cara. Ahora conozco en parte; pero entonces conoceré como fui conocido» (1 Corintios 13:12).



    Tercero, las Escrituras hablan de Cristo y apuntan a Él, pero no son Él. En la Biblia encontramos ruidos incidentales, porque es el registro de humanos imperfectos como Moisés, Isaías, Pedro, Juan, Pablo, etcétera o bien porque, en diversas ocasiones, recoge las palabras del mismo Satán. Esto no quita que podamos referirnos al conjunto de todas estas recopilaciones como «palabra de Dios», pues Dios nos habla y enseña a través de ellas (Romanos 15:4; 1ª Corintios 10: 6, 11; 2ª Timoteo 3: 16-17, etc.). Pero que la Biblia sea inspirada por Dios no convierte las palabras del diablo en palabras de Dios. Por ende, debemos ser precavidos al decir que todo es «Palabra de Dios» en el mismo sentido.



    Cuarto, si Cristo fuese «Palabra de Dios» en el mismo sentido en que lo es la Escritura, entonces, ambas tendrían el mismo valor, autoridad y trascendencia. Lo cual sabemos que no es así, pues el mismo Jesús exclamo: «Oísteis que fue dicho… pero yo os digo…» (Mateo 5), demostrando de esta forma su superioridad sobre la Ley de Moisés. Esta es la razón por la que las Escrituras deben leerse en clave cristológica.



    Las palabras de Jesús son eternas y atemporales (Marcos 13:31); no obstante, en la Escritura encontramos muchas declaraciones que hace siglos perdieron su vigencia (como aquellas que declaraban ciertos alimentos como impuros: Levítico 11; leyes ceremoniales: Éxodo y Levítico), y que contrastan radicalmente con el espíritu de Cristo (leyes como aquellas que ordenaban apedrear a los hijos que persistieran en la desobediencia y rebeldía a los padres: Deuteronomio 21: 18-21 o la Ley del Talión). Y no solo del Antiguo Testamento, sino del Nuevo. Véanse por ejemplo las ordenanzas que el apóstol Pablo da a los esclavos del primer siglo: «Esclavos, obedezcan a los que aquí en la tierra son sus amos…» (Efesios 6:5, NVI; Cf. Colosenses 3:22). No entender que estos textos eran circunstanciales fue lo que llevó a muchos siervos de Dios, como George Whitefield, a defender la esclavitud sobre bases bíblicas. Que textos como estos estén recogidos dentro de lo que llamamos «Palabra de Dios» no significa que sean declaraciones permanentes y del mismo valor que la revelación recibida directamente por medio de Jesucristo. Por eso, la Escritura debe leerse siempre en clave Cristocéntrica (a la luz de Jesús, la máxima y más clara revelación de Dios).



    Quinto, Jesús denunció el error de los fariseos de creer que la vida eterna se encontraba en las Escrituras como «palabra de Dios» y no en Jesús como «Palabra de Dios»: «Escudriñáis las Escrituras, porque os parece que en ellas tenéis vida eterna, y ellas son las que dan testimonio de mí. ¡Y no queréis venir a mí para tener vida!» (Juan 5: 39-40, BTX). La Escritura como «Palabra de Dios» es un medio que nos presenta al Salvador; Jesucristo. En cambio, Jesús no es el medio, sino el fin, el Salvador. Dicho de otro modo, la vida es Jesús y no las Escrituras por sí mismas.



    Sexto, Jesucristo es la plenitud de la revelación de Dios: «El que me ha visto a mí, ha visto al Padre…» (Juan 14:9), pero no puede decirse lo mismo de la Escritura, que siendo parte de la revelación especial de Dios no es plena, y apunta a Cristo, quien es la plenitud de la revelación (Hebreos 1:1-2). De hecho, no todo el contenido de la Escritura es revelación. No hablo aquí en términos de la neo-ortodoxia («La Biblia contiene la Palabra de Dios, pero no es Palabra de Dios en su totalidad»). ¡Ni mucho menos! Creo en la inspiración plenaria de las Escrituras. Pero creer en la inspiración de las Escrituras no implica que todo lo contenido en la Biblia sea revelación. Hay que definir términos.



    Revelación es aquello que Dios da a conocer a los hombres que antes estaba oculto y que a los hombres les era imposible conocer de forma natural o por sus propios medios. Dios tuvo que revelar sus atributos, doctrinas tales como la Trinidad, la gracia divina, el propósito de la existencia del hombre, los eventos futuros y la realidad del más allá de la vida terrenal. En este sentido, la Biblia contiene mucha revelación de Dios.



    Pero lo que a los hombres les es posible conocer por sí mismos, no es en modo alguno revelación. Y la Biblia también está llena de este tipo de contenido. Ejemplo de ello son la mayoría de las genealogías bíblicas –que los judíos tanto cuidaban–; las historias de guerras del pueblo de Israel, las vidas de personajes como Salomón (1 Reyes 11:41); la lista de los reyes de Israel (1 Reyes 14:19) y de los reyes de Judá (1 Reyes 15:7), etcétera. Esto sigue siendo inspirado por Dios y entra dentro de la definición de «Palabra de Dios», pero no implica revelación alguna. Los acontecimientos históricos (que no son revelación) también son usados por Dios para nuestra enseñanza: «Y estas cosas les acontecieron como ejemplo, y están escritas para amonestarnos a nosotros, a quienes han alcanzado los fines de los siglos» (1 Corintios 10: 11; Cf. Romanos 15:4).



    En este sentido, el autor del libro Grandes Doctrinas de la Biblia, William Evans señala: «No todo lo que se encuentra en la Biblia ha sido "revelado directamente” al hombre. Contiene historia y el lenguaje de los hombres, aun de hombres malvados. Pero no hay parte alguna del relato bíblico que no haya sido inspirado».2



    Séptimo, el cuarto evangelio presenta a la Palabra, Cristo, como una hipostasis divina (Juan 1:1), igual a Dios, lo cual nunca sucede con la Escritura. Quienes divinizan la Escritura hasta el punto de decir que: «El Verbo se hizo Escritura» o que «Jesucristo es la Escritura» comenten un grave error. ¡No! El Verbo (Cristo) jamás se hizo Escritura; el Verbo, según el testimonio bíblico, se encarnó (ο λογος σαρξ εγενετο). Decir que «la Palabra de Dios» (el Verbo de Dios en el sentido de Juan 1) se hizo Escritura es elevar la Escritura al nivel de Dios mismo, convirtiéndola en una cuarta hipostasis divina, junto con el Padre, el Hijo y el Espíritu Santo. ¡Qué dislate! Esto, sin lugar a dudas, es bibliolatría. ¡Qué peligro!



    Aquellos que divinizan a lo sumo la Escritura en aras de defenderla, están cometiendo un flaco favor. En realidad, están perjudicándola; peor aún, tergiversándola –diciendo de ella lo que no es y menospreciando la obra y la existencia del Verbo encarnado–. Pueden sonar muy espirituales, pero no lo son más que aquellos que en los primeros siglos del cristianismo cayeron en herejía al sobre enfatizar la divinidad de Cristo por encima de su humanidad. La imagen que estos tienen de la Biblia se acerca más a la idea que el islam tiene del Corán –como la palabra increada y nada humana de Dios–. Definitivamente, esa creencia está muy lejos de ser parte de la teología cristiana.



    No. Jesucristo no es la Escritura. Él es infinitamente más valioso que ella.3



     



    1 S. CAMACHO, HAROLDO. El comentario de Martín Lutero sobre la epístola a los Gálatas (1535/2011): justificados por la fe sola. EEUU: Editorial San Bernardino, 2011, p. 251.



    2 EVANS, WILLIAM. Las grandes doctrinas de la Biblia. Grand Rapids, Michigan: Editorial Portavoz, 1974, p. 189.



    3 La expresión: «Él [Jesucristo] es infinitamente más valioso que ella [la Escritura]» debe entenderse dentro del contexto del artículo. El autor no trata de minusvalorar la Escritura ni de humanizarla desmedidamente. Los motivos por los que la Persona de Cristo es más valiosa que la Sagrada Escritura son más que evidentes (algunos fueron mencionados en el artículo). Pero la frase no debe sacarse del contexto en el que está escrito.


     

     


    46
    COMENTARIOS

        Si quieres comentar o

     

    Óscar Margenet Nadal
    25/03/2017
    09:42 h
    46
     
    Estimado hermano Espinosa Contreras, el título de tu artículo es la contra exacta de mi frase de febrero comentando un artículo sobre la inerrancia de las Escrituras como Palabra de Dios. Como el hermano Ángel Bea (6 comentarios en este foro) se ocupó antes de ella le invité a hablar en privado sobre el tema. La enorme similitud que hay entre los largos párrafos que me dedicó Bea y lo que leo aquí me lleva a preguntar si hay alguna asociación entre vosotros o es mera coincidencia. Bendiciones.
     

    Manolo
    23/03/2017
    13:07 h
    43
     
    C. 41 y 42. Avanzamos; el problema que subyace es el siguiente: algunos grupos religiosos(también hay "evangélicos") dan una importancia igual o superior a la "revelación privada, personal o colectiva(predicación)"con independencia de que coincidan o no con las Sagradas Escrituras. Hay casos extremos en que el "pastor" predica con el periódico en vez hacerlo con la Biblia, ¿comprende este mal?; también en la misa pasean(no predican) una gran Biblia que nadie conoce de Verdad, DLB, mora.
     
    Respondiendo a Manolo

    TeoGraduado
    23/03/2017
    13:38 h
    44
     
    Comparto esta misma preocupación con usted. Iglesias que no predican la Palabra sino sueños, revelaciones que "añaden" a las Escrituras, etc. Estas iglesian han perdido su fundamento. Creo que hubiesenos evitado mucho debate cíclico si usted hubiese compartido esta inquietud al principio. Saludos.
     
    Respondiendo a TeoGraduado

    Manolo
    23/03/2017
    19:07 h
    45
     
    C.44.Desde el principio vengo con lo mismo, póngase en mi lugar al observar inicialmente la definición de las Sagradas Escrituras sabiendo lo que está sucediendo en demasiadas iglesias; me alegro de la mutua comprensión, un cordial saludo; DLB, mora.
     

    TeoGraduado
    22/03/2017
    20:17 h
    41
     
    El artículo es sencillo, documentado teológica y doctrinalmente, limpio y conservadoramente irreprochable. Sinceramente no entiendo el revuelo que se ha creado. Solo se demuestra que es necesario seguir insistiendo en esto. El público necesita leer más teología, estan tan poco familiarizados con ella que se escandalizan de la propia ortodoxia.
     

    Manolo
    22/03/2017
    18:19 h
    40
     
    ((C. 29)). 2ª Tim. 3:15 este versículo expresa lo que deseo decir: ".. desde la niñez has sabido las Sagradas Escrituras, las cuales te pueden sabio para la Salvación por la Fe que es en Cristo Jesús" ¿lo comprende?, ¿dónde queda su tinta y su papel?; ((C.27)). Pues diga lo que no entiende o exponga su opinión, porque si solo rechaza sin explicaciones se insulta a usted mismo o me insulta a mi, en este último caso muchas gracias, Dios les bendiga, mora.
     
    Respondiendo a Manolo

    TeoGraduado
    23/03/2017
    12:12 h
    42
     
    Completamente de acuerdo con los versículos citados. Pero 1°) el Verbo no se hizo Escritura (espero que no se ofenda) y 2°) la preciosa Revelación de Dios hacia el ser humano está escrita en tinta y papel y además -hoy en día- de imprenta o hasta formato electrónico. Es una herejía sacralizar lo material y físico de un libro sin diferencialo de su contenido. ¿lo comprende? No creo que usted idolatre las "solapas". Siento mucho que se haya sentido insultado, si es culpa mía lo siento (y mucho).
     

    EZEQUIEL JOB
    21/03/2017
    23:36 h
    36
     
    Lo que mas me preocupa es la introducción encubierta de Jn5:39 de la Biblia BTX, en diferencia total con la RV60, ya que el Señor Jesús ORDENA escudriñar las escrituras, en concordancia con Hech17:11, Josue1:8, Deut17:18-19. Yo creo que es un intento de menoscabar la "sola scriptura". Tener La Biblia en "papel y tinta" es fundamental para conocer a Dios, conocer su voluntad, y alcanzar la salvación por la obediencia a Cristo (Heb5:8-9). Todo esto sabemos leyendo "el papel y tinta" de La Biblia.
     

    Rupi Fabro
    21/03/2017
    16:03 h
    34
     
    (Finalizo el comentario anterior). Acá el tema es asi: "A ver, vamos a comparar a Jesucristo con las Escrituras. De ese modo, las Escrituras pasan a ser segundonas". Obvio, el Autor no puede ser inferior al Libro que escribió. Pero este es un sofisma inaceptable. En fin, que ya lo decía mi maestra de sexto grado (Argentina): "No se pueden comparar (ni sumar, ni restar) vacas con autos". Pero que me diga el autor qué Cristo tiene o conoce que no sea el revelado en las Sagradas Escrituras ¿?..
     

    Rupi Fabro
    21/03/2017
    15:59 h
    33
     
    Finalmente, y con esto ceso mi intervención, ya abusiva en extensión (por la cual pido mil perdones a todos) como lector y "comentarista" de este artículo. El hecho de que ha despertado polémica, y el hecho de las "reacciones" de los comentaristas "funcionales" al autor, devela un hecho claro: Acá hay algo que no cierra. Les voy a decir qué, en mi humilde opinión, en mi siguiente tope de 500 caracteres....
     

    Angel
    21/03/2017
    12:35 h
    25
     
    La verdad es que la hermana Noa Alarcón (19) tiene toda la razón. Uno se sorprende de que entre los comentaristas, siempre hay quien se sale por los cerros de Úbeda" y vea en el artículo cosas que el autor no dice, pero que ellos "parece" que han visto. ¡Es sorprendente!. Son como una especie de "policías teológicos" que están deseando ver en el otro alguna falta para señalarle, estigmatizarle y ponerle en evidencia ante el pueblo de Dios. Penoso y una desgracia.
     
    Respondiendo a Angel

    TeoGraduado
    21/03/2017
    14:50 h
    31
     
    Tienes toda la razón pero además hay que añadir que esos policías teológicos (que de teología no saben mucho) malinterpretan continuamente, ¡cuánta formación es necesaria!
     

    Manolo
    21/03/2017
    11:56 h
    23
     
    Bien, pero no tienen ningún derecho delante de Dios a despreciar las Escrituras como aquí hacen algunos, porque despreciar las Escrituras(llamarlas tinta y papel) es despreciar al Señor de la Palabra, solo Gracia, solo Fe, solo Escritura, sigan haciendo lo que les viene en gana , Dios les pedirá cuentas, mora.
     
    Respondiendo a Manolo

    TeoGraduado
    21/03/2017
    14:48 h
    30
     
    ¿Le parece a usted que mis comentarios son despectivos hacia la Biblia? El Verbo de Dios no se ha encarnado en tinta y papel y en eso estamos de acuerdo, no entiendo cómo puede parecerle irrespetuoso. A mí me parecería una auténtica herejía que alguien dijese lo contrario. Este debate es absurdo. Solo muestra lo pertinente que ha sido el artículo de Daniel para desenmascarar tanta bibliolatría escondida en un supuesto conservadurismo que no tiene nada de conservador y traiciona la fe cristiana.
     
    Respondiendo a TeoGraduado

    Manolo
    22/03/2017
    12:45 h
    39
     
    C.30. Estamos de acuerdo, no obstante las Sagradas Escrituras con la Guía del Espíritu Santo no son solo tinta y papel(Juan 16:1 al 15) y (Salmo 119:160) son dignas de consideración..."la Suma de la Palabra del Señor es la Verdad y eterno es todo Juicio de tu Justicia". Respecto a "tanta bibliografía y conservadurismo" podemos unirlos al "orgullo y soberbia evangélica", todos podemos pecar de ambos y sernos ocultos a nosotros mismos(Sal. 69:5), Jesucristo es nuestra Paz, mora
     
    Respondiendo a Manolo

    EZEQUIEL JOB
    21/03/2017
    23:49 h
    37
     
    Teo Graduado, la fe cristiana se basa y se fundamenta en el "papel y tinta" que Ud, llama, los apóstoles y el Señor Jesús siempre hacen referencia a la ESCRITURA. "Escrito está" venció y vence al diablo (Lc4:4)(1Jn2:14). No hay otra forma de conocer a Dios mas que leyendo "el papel y tinta" de La Biblia. Incluso conocemos las artimañas del Diablo leyendo La Biblia. Por eso la Palabra escrita es fundamental.
     

    Noa Alarcón
    21/03/2017
    07:50 h
    22
     
    ¡Gracias por el artículo! Creo que algunos que comentan no entienden que eso que sienten por "celo" en realidad es mero miedo, que proviene de la falta de claridad en los conceptos básicos de la fe cristiana. La Biblia es Palabra de Dios, un texto único en la historia de la literatura, y lo que dice está inspirado y es veraz y confiable al 100%. Todos creemos eso aquí, José Daniel también. No hay tema a debatir. A veces quien acusa de infiel al otro con tanta ligereza se retrata más a sí mismo.
     

    Rupi Fabro
    21/03/2017
    02:02 h
    20
     
    Por lo tanto, considero que NO ES procedente la comparación entre nuestro Señor y las Escrituras, porque son dos cosas de diferente género, el uno la persona divina Hijo del Padre, Señor y Salvador, y la otra un libro que registra el acontecimiento salvífico. El problema consiste que SIN el libro, prácticamente no conoceríamos nada con certeza acerca de ese Señor y Salvador. "Ama la Biblia que Dios nos ha dado, pues no enseña divina verdad", dice uno de nuestros himnos: "Cristo es su tema..."
     
    Respondiendo a Rupi Fabro

    Angel
    22/03/2017
    00:54 h
    38
     
    Rubi, cada vez que tratas de explicarlo pones en evidencia que no entendiste el artículo ni la intención de su autor. ¿Que sentido tiene escribir este artículo...? Muy sencillo. Frente a los que le niegan el carácter divino a las Escrituras por su inspiración por el Espíritu, nos previene contra la idea de divinizarlas hasta el punto de decir como algunos afirman, que "las Escrituras ES Jesucristo, el Hijo de Dios". Porque aunque tu no lo creas otros si lo creen y afirman. No hay más. Es fácil.
     
    Respondiendo a Angel

    Angel
    21/03/2017
    12:48 h
    26
     
    O sea Rubi, que al principio le das la razón al autor del artículo y luego pones el énfasis en algo que él no niega: "El problema consiste que SIN EL LIBRO...". ¿Y eso lo niega el autor del artículo? Entonces, ¿tienen sentido tus comentarios?. No lo parece. Pero claro, uno puede escribir lo que le dé la gana. Estamos en un país libre. Pero eso sí, bien enredado. Como aquí.
     
    Respondiendo a Angel

    Angel
    21/03/2017
    12:30 h
    24
     
    Hola Rubi. Me da a mí que Noa Alarcón tiene mucha razón cuando dice que muchos que comentan aquí no han entendido nada de lo que dice el autor; tú entre ellos. Que se sepa José Daniel no ha negado nada de lo que tú dices con cierta "irritación". José Daniel lo único que está diciendo es que "la Biblia no es Jesucristo, el unigénito Hijo de Dios". ¿No está claro?. Eso no le quita a la Biblia su carácter de inspirada y de "Palabra de Dios". ¿Podrías leer mi comentario 8? A lo mejor de aclara algo
     
    Respondiendo a Angel

    TeoGraduado
    21/03/2017
    20:57 h
    35
     
    Rupi pues resulta que sí. Ha sido necesario publicar una perogrullada porque precisamente en estos días pasados se ha llegado a decir, por este mismo medio, que la Biblia es ontologicamente la Palabra de Dios (es decir que la Biblia es Jesucristo) y un comentarista de otro artículo anterior llegó a decir concretamente que La Biblia es Jesucristo. Por tanto ha sido urgente y muy atinado este escrito (ortodoxo) de Daniel. Vistas las reacciones de algunos creo que sigue siendo pertinente.
     
    Respondiendo a TeoGraduado

    Rupi Fabro
    21/03/2017
    15:54 h
    32
     
    Angel, pero ¿qué sentido tendría escribir un artículo para declarar una perogrullada?... Me parece que sería subestimar al autor de la nota suponer que lo que quiere decir es SOLAMENTE que nuestro Señor no es la Sagrada Escritura. ¡Pero eso no lo niega nadie!. Perdoname, Angel, pero yo no veo que esa sea la intención de la nota, porque entonces ni siquiera hubiera tenido sentido escribirla. ¿Que quiere entonces demostrar el AUTOR? ¿Cual sería el peligro sobre el cual nos advierte? Chi lo sa...
     

    Rupi Fabro
    21/03/2017
    01:58 h
    19
     
    La brevedad del espacio de que disponemos para los comentarios, impide extendernos, Pero la relación que nuestro Señor estableció entre las Escrituras y su Persona, no sé como alguien puede siquiera ponerlo en duda. O sea, por las Escrituras a Cristo, o desde las Escrituras a Cristo. La Iglesia que trajo a Cristo a nuestra vida por la predicación, no sería nada, ni nosotros lo seríamos, si no hubiera una Palabra de Dios, hoy en forma escrita, que respaldara infaliblemente ese testimonio.
     

    Rupi Fabro
    21/03/2017
    01:55 h
    18
     
    ¡Cómo me aflige cuando se ponen irritables estos autores de artículos, y descalifican al lector! Me place que algunos hermanos difieren de la idea general que intenta proponer el articulista. Una Escritura que es palabra viva y eficaz, a la cual nada se le puede quitar ni agregar, es justamente por ello apta para no dejarnos desviar del verdadero retrato de nuestro Señor. Sin la Escritura, estaríamos totalmente a la deriva, por más Tradición y Magisterio eclesiástico que hubiera.
     

    EZEQUIEL JOB
    20/03/2017
    16:05 h
    14
     
    Las Escrituras son tan importantes que hasta Dios mismo las cumple: "Rom 1:1-2 Pablo, siervo de Jesucristo, llamado a ser apóstol, apartado para el evangelio de Dios, que él había prometido antes por sus profetas en las santas Escrituras,","Deu 30:10 cuando obedecieres a la voz de Jehová tu Dios, para guardar sus mandamientos y sus estatutos escritos en este libro de la ley; cuando te convirtieres a Jehová tu Dios con todo tu corazón y con toda tu alma.". Por eso dice "El Verbo era Dios"(Jn1:1)
     

    Manolo
    20/03/2017
    13:42 h
    10
     
    Señor Espinosa si usted me permite, me parece un poco arriesgado utilizar la palabra "Escrituras" y/o "Escritura"para reflejar la enseñanza que expone; quizás refleje con mayor precisión su Enseñanza Jesucristo cuando dice: " la letra mata, mas el Espíritu Santo vivifica"(2ª Corintios 3:3 al 6); me permito decir Enseñanza de Jesucristo basado en 2ª Cor.2: 14 al 16 y 3:18) y, nunca la revelación es ajena o contraria a las Escrituras como vemos en 2ª Cor. 3:5;Mr.12:24 y Hchos 18:28; DLB, mora.
     
    Respondiendo a Manolo

    Evangélico
    20/03/2017
    14:19 h
    11
     
    Señor Manolo si usted me permite, me parece que no ha entendido nada de la publicación. Vuélvala a leer. Por cierto, acaba de pegarle una patada al contexto de Segunda de Corintios 3:3-6, que no tiene absolutamente nada que ver con lo que uste meciona. Normal, luego hay que leer estos comentarios... ¿Quién dijo que la revelación es ajena o contraria a las Escrituras? ¿Estará usted leyendo la misma publicación que yo?
     
    Respondiendo a Evangélico

    Manolo
    21/03/2017
    00:43 h
    15
     
    C.11 Bueno, usted podrá explicármelo en vez de lanzar una negativa frontal, me alegro de haber dado una patada pues peor hubiera sido dar una coz, menos mal; ¿como sustancia usted Verbo, Palabra, Escritura y Letra?, ¿excluye 2ª Cor. 3:3?, cálmese y lea 2ª Tim. 3:14 al 17) puede ayudarle o, especifique pues se limita a dar una negativa sin aclaración. La Escritura no será según ustedes Jesucristo en cuanto a la letra pero si en cuanto a la Dirección del Espíritu Santo a toda la Verdad, DLB, mora
     

    Angel
    20/03/2017
    11:59 h
    8
     
    Cuando nuestros padres nos daba instrucciones, sabíamos distinguir entre sus palabras y éllos mismos. Sus palabras NO ERAN ellos. Lo mismo pasa con el Señor y Su Palabra. Él siempre hizo diferencia entre Él y sus palabras: J.14.15,21-24; 17.6-8. Eso no le quita valor ni fuerza a sus palabras inspiradas por el Espíritu Santo. Al contrario, son de un infinito valor comparadas con las palabras de nuestros padres a "los cuales venerábamos". (He.12.9-10). Así de simple. Gracias J. Daniel
     
    Respondiendo a Angel

    Manolo
    21/03/2017
    00:52 h
    16
     
    Juan 1:1. En al principio era el Verbo(PALABRA), y el Verbo era con Dios y el Verbo era Dios........todas las cosas por El fueron hechas(CREADOR).......en El estaba la Vida(VIDA ETERNA). Vemos claramente que EL VERBO(LA PALABRA) ES DIOS, no hay una desunión como la que usted propone con sus padres que como todos nosotros están bajo el Pecado; pero Dios es tres veces Santo y es uno no podemos dividirle de la forma que proponen es una Blasfemia, DLB, mora.
     
    Respondiendo a Manolo

    TeoGraduado
    21/03/2017
    14:42 h
    29
     
    Entonces Manolo ¿que estás proponiendo sobre la Biblia una "unión hipostática textual"? El Verbo (Eterno) no se encarnó en el texto (limitado y dirigido al ser humano).
     
    Respondiendo a TeoGraduado

    Angel
    21/03/2017
    13:06 h
    27
     
    Llevamos mucho tiempo leyéndote en este medio, Manolo. Creo que será la última vez que intervenga a algo que tú escribas, pues poco o nada de lo que dices tiene sentido. Hay otro por ahí, cerquita, que le pasa lo mismo. Para poder hablar o escribir sobre algo, lo primero que uno tiene que hacer es leer bien y con atención, tratando de entender lo que ha dicho el autor; sea bíblico o no. Sin esa debida exégesis, estamos abocados a decir muchos disparates. En eso estamos. Bendiciones.
     

    EZEQUIEL JOB
    20/03/2017
    03:56 h
    4
     
    La Escritura es TODO, el Señor Jesús vino a cumplirla y se sometió a ella:"Jn19:28Después de esto, sabiendo Jesús que ya todo estaba consumado, dijo, para que la Escritura se cumpliese: Tengo sed."La Escritura es la Palabra de Dios y es LA VERDAD(Sal119:142)(Jn17:17), y LA VERDAD es CRISTO(Jn14:6). La palabra "trinidad" no aparece en la Escritura. La Versión BTX de Jn5:39 que cita el autor, difiere de la RV60 donde es un mandato a leer las Escrituras todos los dias(Hech17:11)(Jos1:8)(Deu17:18-19
     
    Respondiendo a EZEQUIEL JOB

    Evangélico
    20/03/2017
    11:25 h
    7
     
    Por sierto, ¿das más valides a la RV60 que a la Biblia Texual? Vamos...es lo que me faltaba por ver... No importa lo que diga alguna versión. En el griego, Jn. 5.39 no es ningún mandato a escudriñar. Al contrario, Jesús exhorta a los farises de que a pesar de escudriñar mucho las escrtiruas pensando que en ella hay vida eterna, no van a Jesús, quien tiene la verdadera vida eterna. Sí, la Escritura hay que escudriñarla, pero para no sacar los versículos te contexto o usar la versión que interesa
     
    Respondiendo a Evangélico

    EZEQUIEL JOB
    20/03/2017
    15:17 h
    12
     
    Los Judios no escudriñaban La Escritura: "Mat 22:29 Entonces respondiendo Jesús, les dijo: Erráis, ignorando las Escrituras y el poder de Dios.". Sus mandamientos eran doctrinas de hombres y no de Las Escrituras: "Mat 15:9 Pues en vano me honran, Enseñando como doctrinas, mandamientos de hombres." Escudriñar Las Escrituras todos los días en un mandato del Señor Jesús para todos los cristianos (Jua 5:39 Escudriñad las Escrituras; porque a vosotros os parece que en ellas tenéis la vida eterna
     
    Respondiendo a EZEQUIEL JOB

    Evangélico
    20/03/2017
    11:12 h
    6
     
    Te estás liando amigo. Que la Biblia sea verdad no te debe llevar a ponerla al mismo nivel que a la Segunda Persona de la Trinidad (Jesucristo). 2+2 son 4 es una verdad como un templo y no por eso la igualamos a Jesucristo. Lo demás que mencionas ni si quiera sé qué tiene que ver con el tema que trata el artículo... A veces tenemos tantas ideas preconcebidas que le damos a nuestras lecturas un significado totalmente diferente del que tienen. Pues eso...
     

    Rupi Fabro
    20/03/2017
    02:33 h
    3
     
    Mmm, pero... ¿cómo conoceríamos al verdadero Cristo si no es por un testimonio inerrante? Ninguna cadena es más fuerte que el más débil de sus eslabones. Si el eslabón "Escritura" es relativo, o imperfecto, o incompleto, ¿como podemos aseverar que el retrato del eslabón principal, que es Cristo mismo, es del Cristo verdadero? ¿Qué quiere significar Pablo cuando habla del gran acontecimiento de la redención como ocurrido "conforme a las Escrituras" (1 Cor. 15)?. No me convence el artículo.
     
    Respondiendo a Rupi Fabro

    TeoGraduado
    20/03/2017
    09:33 h
    5
     
    Lee el artículo de nuevo Rupi. El artículo no habla de eso. Jesucristo no es de "papel" ni de "tinta". Jesucristo es el culmen de la revelación, Dios hecho hombre que vino a nuestro encuentro para salvarnos y darnos a conocer a Dios. Ese acontecimiento quedó constatado por las primeras comunidades cristianas en las Escrituras. De manera que somos bienaventurados sin haber oído ni visto al Señor (como ellos) pero le conocemos gracias al testimonio (inspirado por el Espíritu) que nos han legado.
     
    Respondiendo a TeoGraduado

    Manolo
    21/03/2017
    01:02 h
    17
     
    C.5. Dios no es de papel y tinta, pero ha utilizado el papel y la tinta por medio de sus Profetas y Apóstoles para que su Pueblo no sea engañado en algo que vaya contra lo Escrito por su Orden, o mantener nada que condene, prohíba y deseche en lo Escrito por Orden suya; a Dios nadie le ha visto, conocemos a Jesucristo por la Dirección del Espíritu Santo en lo Escrito, mora.
     
    Respondiendo a Manolo

    EZEQUIEL JOB
    20/03/2017
    15:34 h
    13
     
    "pero le conocemos gracias al testimonio (inspirado por el Espíritu) que nos han legado.". Extraña doctrina, sin embargo la Biblia dice que CONOCEMOS A DIOS SI GUARDAMOS SUS MANDAMIENTOS (1Jn2:3), y no por "testimonio" alguno, a no ser por las Escrituras, y el AMOR A DIOS ES GUARDAR SUS MANDAMIENTOS (1Jn5:3). Yo creo que el hecho que Dios ESCRIBA sus mandamientos en piedra y darlo a Moisés para su cumplimiento por parte de Israel, es de gran importancia. Y aparte hizo ESCRIBIR un libro (Deu31:26
     

    flash
    19/03/2017
    13:29 h
    2
     
    Nuestra idea de la inspiración debe ser amplia, para poder acoger todos los casos y formas concretas de la obra inspirada, ya que NO podemos arrogarnos el derecho de trazar fronteras al Espíritu. Por otro lado, ¿qué papeles juegan la Iglesia y la Tradición en lo que se refiere a la ESCRITURA? ¿Tiene la Biblia necesidad de la Iglesia? ¿Se basta a si misma las Escrituras?
     
    Respondiendo a flash

    TeoGraduado
    20/03/2017
    12:09 h
    9
     
    La tradición tiene su lugar también en el protestantismo, somos igualmente herederos de la historia de la Iglesia y su legado interpretativo (salvo en el evangelicalismo patatero), lo que no hacemos es colocar la tradición por encima de las Escrituras ni subordinar la Biblia a la tradición, por ello podemos discernir de continuo cuando sí y cuando no la tradición ha errado.
     
    Respondiendo a TeoGraduado

    TeoGraduado
    21/03/2017
    14:34 h
    28
     
    Flash todo lo contrario. Las denominaciones protestantes asumen la tradición. Los evangelios recogen las tradiciones de las comunidades (iglesia)que conoció a Jesús. Las iglesias primitivas usaron los textos (tradiciones evangélicas) que les habían legado la iglesia apostólica. Asimismo en la configuración del canon jugó un papel la iglesia guiada por el Esp. Santo. En esto protestantes y católicos estamos de acuerdo. Ud. Está acostumbrado a debatir con evangelicalistas por eso se sorprende
     
    Respondiendo a TeoGraduado

    flash
    21/03/2017
    04:31 h
    21
     
    TeoGraduado, es muy raro que aceptes la Tradición cuando la inmensa mayoría de las denominaciones cristianas, no. No has contestado a mi pregunta, es como si te preguntara: ¿Qué es primero, la Iglesia o la Escritura? Ni la Biblia está por encima de la Tradición, ni la Tradición está por encima de la Escritura. Ambas van juntas, y JAMAS se han separado. No confundir la Tradición ( con T mayúscula), de las tradiciones de cada pueblo.
     

    TeoGraduado
    19/03/2017
    10:26 h
    1
     
    Gracias Daniel. Muy buen aporte. Esclarecedor y sano. Una nota de equilibrio ante el fenómeno que está actualmente dinamitando el conservadurismo evangélico de España y Latinoamérica. Gracias por tu coherencia dentro de tu posición teológica. Una gozada leerte.
     



     
     
    ESTAS EN: - - - El Verbo no se hizo Escritura
     
    PUBLICIDAD
     
     
     
    AUDIOS Audios
     
    Leyes LGTBI: ‘Somos del bando vencedor’ (C. Vidal) Leyes LGTBI: ‘Somos del bando vencedor’ (C. Vidal)

    Análisis de la propuesta de Ley nacional pro LGTBI española. Implicaciones éticas, legales y de mordaza a las libertades. Y la postura que deberían tener los cristianos ante ella. Entrevista a César Vidal.

     
    España, 40 años de democracia: luces y sombras (C. Vidal)

    Logros de la democracia española teñidos de corrupción, clientelismo político y de Iglesia-Estado, junto a economía que grava las clases medias y un Congreso en crisis ¿Qué pueden hacer los cristianos? Análisis de César Vidal.

     
    Franco Mazzocca: prótesis que cambian vidas Franco Mazzocca: prótesis que cambian vidas

    El joven estudiante de ingeniería usa sus recursos y talento para ayudar a niños que necesitan prótesis de mano, algo inalcanzable por otros medios.

     
    J.C. Escobar: Reforma y Pentecostés inseparable

    Evangélicos españoles celebran #500Reforma en 2017, cinco siglos después de la Reforma protestante. El coordinador Juan Carlos Escobar habla de su experiencia, visión y obstáculos para esta conmemoración. 

     
    Jaque a Qatar en el tablero global (C. Vidal)

    ¿Por qué tras el viaje de Trump a Arabia Saudí los aliados de EEUU bloquean a Qatar? ¿Es cierto que es por su apoyo al terrorismo? ¿Qué significa esta jugada en la política mundial? Entrevista al historiador y analista político César Vidal.

     
    G. Amarilla: la política como lugar de misión G. Amarilla: la política como lugar de misión

    Entrevista al diputado uruguayo de fe evangélica Gerardo Amarilla, ex Presidente de la Cámara de Representantes, sobre su visión y experiencia en la vida pública.

     
    Gary Wilkerson, ponente del 8º Congreso Evangélico

    El hijo de David Wilkerson preside un ministerio mundial de evangelismo y ayuda al necesitado, World Challenge. Wilkerson habla de la Reforma, el movimiento pentecostal y los desafíos que la iglesia enfrenta en el mundo actual.

     
    FOTOS Fotos
     
    Las diversas capacidades de Mefi-Boset Las diversas capacidades de Mefi-Boset

    El ministerio Mefi-Boset lleva 20 años trabajando el tiempo de ocio y apoyo a las familias de personas con discapacidad intelectual en Terrassa y Barcelona. Algunas imágenes de este curso que acaba.

     
    Sellos para conmemorar la Reforma Sellos para conmemorar la Reforma

    Lituania, Namibia, Brasil, Benín e incluso Polonia, entre otros, han lanzado sellos conmemorativos del 500º Aniversario de la Reforma. España, no.

     
    La Biblia a través de la historia La Biblia a través de la historia

    Una exposición recorrerá Galicia este año 2017 mostrando la historia de la Biblia y su importancia para la Reforma Protestante.

     
    VÍDEOS Vídeos
     
    La historia de Lutero, animación Playmobil La historia de Lutero, animación Playmobil

    Animación "stop-motion" hecha con más de 4.000 fotos explica la esencia de la Reforma. Producción: Dan Rackham. Narración: Luis Panduro.

     
    3MJ #64: estoy orando por ti 3MJ #64: estoy orando por ti

    Es Jesús quien busca a Pedro para restaurarle. Así hace también con nosotros.

     
    Ni te juzgo, ni me comparo Ni te juzgo, ni me comparo

    "Libertad de expresión es que si pides respeto para tu opinión, también respetes la de los demás" (youtuber: Daniel González)

     
    Repair Café en Toledo Repair Café en Toledo

    Esta es una cafetería distinta, donde se ayuda y enseña a reparar objetos rotos. 

     
     
    Síguenos en Ivoox
    Síguenos en YouTube y en Vimeo
     
     
    RECOMENDACIONES
     
     

     
    AEE
    PROTESTANTE DIGITAL FORMA PARTE DE LA: Alianza Evangélica Española
    MIEMBRO DE: Evangelical European Alliance (EEA) y World Evangelical Alliance (WEA)
     

    Las opiniones vertidas por nuestros colaboradores se realizan a nivel personal, pudiendo coincidir o no con la postura de la dirección de Protestante Digital.