PUBLICIDAD
 
domingo, 19 de noviembre de 2017   inicia sesión o regístrate
 
Protestante Digital

 
PUBLICIDAD
 
SÍGUENOS EN
  • Twitter
  • Facebook
  • Google +
  • Instagram
  • YouTube
  • Rss
 

  • Donar a Protestante Digital
  •  
    PUBLICIDAD
     
     



    El Pensamiento Cristiano XXII
    13
     

    El Estado, el ejército y las primeras iglesias cristianas

    El Evangelio de Jesucristo no justifica a cristianos que apoyan el armamentismo, las acciones militares destructivas, los nacionalismos exclusivitas, y la construcción de muros de odio.

    AGENTES DE CAMBIO AUTOR Óscar Margenet 26 DE FEBRERO DE 2017 12:25 h

    Quienes sufrimos el horror de las guerras mundiales, las guerrillas, las dictaduras militares, la Guerra Fría o la crueldad de cualquier forma de terrorismo de Estado, sabemos que los tiempos de muertes evitables son un llamado a la reflexión, a la oración y a la esperanza en acción (01).



    La cuna de tantos predicadores, misioneros y escritores del Evangelio de Jesucristo que es EE.UU. también fue construida con aporte inmigrantes judíos, musulmanes y de otros credos o filosofías. Fueron en su mayoría hombres y mujeres que, sin distinción de raza, nacionalidad o condición social, aportaron lo suyo al surgimiento de esa poderosa Nación norteamericana.



    Es cierto que esa rica diversidad también alentó el nacimiento del Ku Klux Klan, la Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días (o Mormonismo), los Testigos de Jehová (o Ruselistas), la Ciencia Cristiana, la Nueva Era, y el Evangelio de la Prosperidad, entre muchos otros cultos extraños.



    Si se confirmase que los norteamericanos tienen una gran inclinación por ‘lo cultual’; es muy posible que a Donald Trump se le recomendara posar levantando una Biblia; como un gesto de atracción al voto de miles de religiosos. De hecho lo hizo, y los resultados están a la vista.



    EE.UU. ha elegido como presidente a un hombre que prometió ‘hacerlo grande otra vez’.



    Esta conducta típica en todo ambicioso del poder no es nueva. Ya Constantino I, ‘El Grande’ (02), lo utilizó en el siglo IV. Osado guerrero desde los 17 años de edad, el emperador Diocleciano vio en él las cualidades exigidas para que eventualmente sucediera a Constancio, su padre. Y fue ese joven adiestrado para la guerra el que cambió la condición de las primitivas iglesias cristianas: de estar perseguidas a ser protegidas por el estado imperial.



    La vida pública generalmente se desarrolla bajo la tutela de gobernantes apoyados por el poder del dinero y de las armas. Lo que lleva a preguntarnos:



    ¿Es conveniente que la misión de las iglesias cristianas se someta al imperio de las políticas de gobernantes de turno a cambio de la libertad de culto?



    En una página web adventista, sobre este tema, leo:



    Cuando Constantino el Grande se convirtió en emperador en el año 311, el imperio se hallaba aquejado por un sistema administrativo difícil de manejar, un ejército desorganizado y una economía que desfallecía. Además, la moral de la población multilingüe, de orígenes y costumbres múltiples,  estaba en bancarrota ética y espiritualmente.  La estrategia política de Constantino, gobernante de amplia visión, fue la de movilizar la población del imperio para reconstruir sus instituciones y lograr una unidad de la cual no había disfrutado en los últimos dos siglos.” (03)



    Con tal de salvar la integridad imperial, puso en práctica la reorganización del ejército, de la economía y de la vida social del Imperio Romano; utilizó todos los medios que condujesen a galvanizar la unidad de la población. Como era muy inteligente tuvo la idea de atraer a los cristianos, sobre la base del principio ‘si no puedes vencerles, únete a ellos’. No entraremos aquí a profundizar el origen de esta idea, que da para un largo debate. Solo digamos que cumplió con su plan a la perfección; y, repitiendo al autor de ese artículo:



    Seguramente Constantino sea más conocido por ser el primer emperador romano que permitió el libre culto a los cristianos.” (04)



    Constantino usó frecuentemente la palabra “católico” para describir a la iglesia. Esa palabra significa ‘universal’. Constantino quería que todos los hombres en todas partes adoptaran la fe cristiana y quería que los cristianos estuvieran unidos, delegando en el Cristianismo el poder que necesitaba el imperio para unirse y ser grande. Desde entonces, es algo familiar relacionar al Cristianismo con la ‘Iglesia Católica’; esto no es casual, pues muchas de las prácticas, costumbres y enseñanzas de la ICAR comenzaron en los tiempos de Constantino (05).



    En ‘La Marcha del Cristianismo’ (06), libro que venimos siguiendo, su autor ya mostró cuál era la realidad de las iglesias en los primeros siglos; ahora hace lo mismo respecto del Estado y el militarismo:



     



    La Vida Pública



    San Pablo enseñó que el Estado era una institución divina (07). Esto no debe confundirse, como ha sido hecho por algunos, con el pretendido derecho divino de los monarcas (08). No quiere decir tampoco que el gobernante A., B. o C., o el rey Fulano I o Mengano II sea un ungido celestial.



    Lo que San Pablo quiso enseñar es que la sociedad debe vivir regida por autoridades que impidan a los malos ser perjudiciales a sus semejantes, que los que desempeñan estas funciones deben ser respetados, porque hacen una obra que Dios aprueba. Esta doctrina del apóstol demuestra que la vida civil es compatible con la profesión de cristiano.



    En los primeros siglos, y especialmente en tiempos de Diocleciano, había muchos cristianos que ejercían funciones gubernativas.



    La cuestión del servicio militar era ya otro problema que ofrecía más dificultades. Surgía entonces, como ha surgido muchas veces, y surge aún ahora, esta pregunta:



    ¿Es lícito al cristiano seguir una carrera que le obliga a matar a su prójimo?



    Sabemos que los militares que se convertían, Cornelio (09), por ejemplo, no abandonaban su carrera para incorporarse a la iglesia, sino que eran recibidos en su seno a pesar de ser militares, pero es evidente que el militarismo era repugnante a los sentimientos pacíficos de los cristianos.



    La religión del príncipe de la paz no podía ser favorable a la guerra. El que adoraba a Cristo no podía adorar a Marte (10). Justino Mártir decía: ‘Nosotros, que en otro tiempo estábamos llenos de pensamientos guerreros, de crímenes y maldades, hemos, en todo el mundo, transformado nuestras espadas en palas, y nuestras lanzas en instrumentos de agricultura’.



    Tertuliano se oponía enérgicamente al militarismo diciendo que las glorias y coronas del ejército eran ganadas produciendo el duelo de esposas y madres, y que el cristiano no podía servir de instrumento para hacer sufrir a los cautivos. En Egipto, las iglesias seguían esta regla: ‘Que el catecúmeno o el fiel, que quiera ser soldado, sea excluido’. Algunos cristianos, como Maximiliano, en Argelia, llegaron hasta el martirio antes que aceptar el servicio militar.”



    Por su parte, nuestro Señor Jesucristo enseñó a sus discípulos a respetar a las autoridades civiles. Los religiosos que eran condescendientes con el imperio invasor, interpelaron al Maestro de Galilea sobre la cuestión de los tributos (impuestos) para tentarle a decir algo que lo hiciese culpable del delito de sedición. Su respuesta inspirada e inspiradora dejó maravillados a todos:



    Dad, pues, a César lo que es de César, y a Dios lo que es de Dios.” (11)



    Cuando la influencia del Evangelio se extendía por toda Judea los magistrados y religiosos se escandalizaron; llenos de envidia y rencor quisieron obligar a los Apóstoles y sus discípulos a dejar de predicar el Nombre de Jesucristo. La valiente y bíblica respuesta de los doce no tardó en llegar:



    Es necesario obedecer a Dios antes que a los hombres.” (12)



    Los Apóstoles dejaron así establecida para siempre la preeminencia del imperio soberano de Dios sobre todos los hombres, incluidos sus gobernantes. Desde entonces, los seguidores de Cristo podemos enfrentar decretos humanos que atenten contra la libertad de conciencia, pues nuestra esperanza está puesta en Dios, el arquitecto de la Nueva Jerusalén, la ciudad protegida de manera mucho más segura que con mil murallas construidas por el hombre.



     



    -------ooooooo0ooooooo------



    Notas



    Ilustración: https://www.youtube.com/watch?v=6ahqX6G06SM



    01. El autor mantiene aún vívidas las crónicas, fotografías y documentales de las acciones bélicas de la Segunda Guerra Mundial. En su edad escolar vivió el populismo peronista y la disputa entre ‘enseñanza laica o religiosa’. Fue testigo del escandaloso final del segundo período de gobierno de Perón. Ya en la Universidad perdió años de estudio debido a los sucesivos golpes militares, la interrupción de la vida cívica típica en todo Estado de Derecho. También estuvo entre quienes lloraron la desaparición y muerte de compañeros de estudio que habían abrazado la causa del ‘Che’ Guevara.



    02. Flavio Valerio Aurelio Constantino (274-337); hijo de Helena de Constantinopla y Constancio, fue Emperador de los romanos desde su proclamación por sus tropas el 25 de julio de 306, y gobernó un Imperio romano en constante crecimiento hasta su muerte



    03. Fuente: http://www.elevangelioeterno.com/index.php/component/k2/item/190-la-union-entre-la-iglesia-y-el-estado



    04. Fuente citada en 03.



    05. Ibíd. 03:“En el año 313, junto con Licinio proclamó el edicto de Milán, por el cual se daba libertad religiosa a todos los ciudadanos del imperio. Constantino quería recibir los beneficios de las oraciones de todos los fieles a sus dioses, entre ellos el Dios de los cristianos.  Más tarde eximió al clero cristiano del servicio militar y de los impuestos a la propiedad (313 d. C.). Abolió en 315 diversas costumbres paganas que resultaban ofensivas a los cristianos y facilitó la emancipación de los esclavos cristianos. En el año 321 promulgó la primera ley dominical, que mandaba que todos se abstuvieran de trabajar en día domingo. Los adoradores del sol y de Mitra también respetaban el día domingo.  Por esto, la gran mayoría de los ciudadanos de Roma podía fácilmente ponerse de acuerdo en un día común de descanso. En el año 323, Constantino se convirtió en emperador único y se hizo rodear de cristianos, otorgó enormes sumas de dinero para construir templos cristianos, e hizo educar como cristiano a su hijo Crispo. En el año 325 exhortó a todos los ciudadanos a hacerse cristianos.  Sin embargo, Constantino siguió con sus intrigas políticas y asesinatos; y era pontífice máximo del culto pagano del Estado. Era natural que, al cristianizarse el imperio, pensara que debía ser el dirigente de la iglesia cristiana.  Además, su gran afán de lograr la unidad en su imperio y sus dotes administrativas lo inducían a querer dominar también este aspecto de la sociedad.  Y los cristianos, cansados por la persecución de y felices de recibir los privilegios que les brindaba ahora el Estado, le concedieron a Constantino más autoridad en asuntos eclesiásticos de la que convenía que tuviera un emperador que no era ni siquiera bautizado. En esta nueva relación de la Iglesia con el Estado, los cristianos se estaban apartando de la tradicional política cristiana de no dejarse envolver en asuntos políticos.  Hasta ahora los cristianos no habían ejercido el poder político”.



    06. Obra citada, del autor Juan Crisóstomo Varetto, páginas 105, 106.



    07. “Sométase toda persona a las autoridades superiores; porque no hay autoridad sino de parte de Dios, y las que hay, por Dios han sido establecidas. De modo que quien se opone a la autoridad, a lo establecido por Dios resiste; y los que resisten, acarrean condenación para sí mismos. Porque los magistrados no están para infundir temor al que hace el bien, sino al malo. ¿Quieres, pues, no temer la autoridad? Haz lo bueno, y tendrás alabanza de ella; porque es servidor de Dios para tu bien. Pero si haces lo malo, teme; porque no en vano lleva la espada, pues es servidor de Dios, vengador para castigar al que hace lo malo. Por lo cual es necesario estarle sujetos, no solamente por razón del castigo, sino también por causa de la conciencia. Pues por esto pagáis también los tributos, porque son servidores de Dios que atienden continuamente a esto mismo.” Romanos 13:1-6.



    08. Esta creencia está particularmente asociada al monarca francés Luis XIV y a Carlos I de Inglaterra, quienes justificaban su monarquía absoluta como un mandato del Creador.



    09. Hechos 10.



    10. En la mitología romana Marte, en latín Mārs, era el dios de la guerra. Hijo de Júpiter y de Juno se representaba como a un guerrero con armadura y con un yelmo encrestado. De su nombre derivan el planeta Marte, el día martes y el mes de marzo de nuestro calendario.



    11. Mateo 22:21.



    12. Hechos 4:19; 5:29. Comparar con Jeremías 35:13, Daniel 9:11, Zacarías 2:1-5, Hebreos 11:30 y Hechos 17:30.


     

     


    13
    COMENTARIOS

        Si quieres comentar o

     

    ani_pascual
    05/03/2017
    21:01 h
    12
     
    Actualmente en España no hay servicio militar obligatorio, pero hace unos años sí lo había. Algunos jóvenes se negaban a cumplirlo por motivos de conciencia exponiéndose incluso a ser encarcelados. Me pregunto qué opinión tienen en este foro respecto a esta postura pacifista, y disculpen si planteo una derivada del tema del artículo.
     
    Respondiendo a ani_pascual

    Óscar Margenet Nadal
    08/03/2017
    14:12 h
    13
     
    A post #12, ani-pascual: el pacifismo nació con Gandhi y su resistencia no violenta contra la explotación de humanos en la 1ª mitad del siglo XX. Los civiles derrotaron a los militares y la India logró su independencia. ¡Ahora allí persiguen, torturan y asesinan a cristianos! Militar en el pacifismo puede ser una manera de testificar del amor de Dios con la paz de corazones donde reina Cristo: Salmos 34:14. A paz nos llamó Dios: 1ª Corintios 7:15b y a obedecer Romanos 13:5. Bendiciones.
     

    jorgevaron
    02/03/2017
    20:31 h
    9
     
    Ni Jesús ni sus apóstoles, pronunciaron jamás el más mínimo reproche contra aquellos hombres que ejercían el oficio de soldados. El trato de Jesús para con aquel centurión que pedía (ayudado de intermediarios) la sanidad de su siervo, no fué de reproche sino de alabanza. Las duras palabras del Señor no fueron contra aquellos soldados, sino contra la hipocresía religiosa que lleva a señalar el mugre en el ojo ajeno. Yo el primero entre estos.
     
    Respondiendo a jorgevaron

    Óscar Margenet Nadal
    03/03/2017
    22:28 h
    10
     
    A post #9: Estimado Jorge, gracias por tu comentario. No comprendo con qué fin contrapones el trato dado por Jesús al centurión romano y el dado a los fariseos. El NT cita casi 100 veces la palabra paz. Con su ejército el Imperio Romano arrasaba todo a su paso, lo transformaba en desierto y a eso llamó ‘PAX’. Los que seguimos a Jesucristo somos llamados a paz; la que Él nos dejó, no la de este mundo, Juan 14:27; Romanos 12:18; 1ª Corintios 7:15c; 14:33. Bendiciones hermano.
     
    Respondiendo a Óscar Margenet Nadal

    jorgevaron
    03/03/2017
    23:02 h
    11
     
    De acuerdo hermano Oscar, al Señor no le importa la paz como la define el mundo. La Paz de Cristo es tal que trasciende toda situación humana incluyendo aquella que se pueda dar en medio de una batalla. Estos feroces guerreros, que adquirieron el estatus de centuriones, no llegaron a ejercer sus puestos por ser buenos administradores o cosa parecida, llegaron allí por ser los mas feroces entre los feroces. Sin embargo en algunos de ellos anidó una fe tan grande que encoge el corazón.
     

    Óscar Margenet Nadal
    02/03/2017
    17:48 h
    8
     
    A post #6: estimado Luis Alberto, al decir ‘yo como católico’ te refieres a la ICAR. Como ya afirmaste, solo el Maestro sabe si Constantino conoció a la única iglesia de la que habla el Evangelio: la de Dios Padre que edifica su Hijo Jesucristo. Ésta era visible en las iglesias locales en Jerusalén, Antioquía, Corinto, Roma, Galacia, Éfeso, Filipos,Tesalónica, etc. El espíritu del anticristo y muchos anticristos existen desde la era apostólica (1ª Juan 2:18,22; 4:3; 2ª Juan 1:7). Bendiciones.
     

    Misiologo
    02/03/2017
    11:28 h
    5
     
    La génesis de un nuevo Constantino, Donal Trump, y eso que apenas ha comenzado a trabajar como presidente. Tengo la sospecha de que van a quedar muy hartos de este nuevo intruso en el seno de la iglesia, de los EE.UU. La vida y obras de Constantino, es una fuente de inspiración para pèrsonajes como Donal Trump. Los cristianos y con ellos sus líderes a la cabeza, en los EE.UU, deben tener presente el texto de 1ª Co 3:11. "Porque nadie puede poner otro fundamento que el que es Jesucristo".
     
    Respondiendo a Misiologo

    Óscar Margenet Nadal
    02/03/2017
    14:05 h
    7
     
    A post #5, al firmar yo con nombre y apellido lo que escribo me resulta difícil dialogar con los que esconden su identidad detrás de un seudónimo; sin embargo, por el tenor del comentario de ‘Misiologo’(sic) tengo la obligación de advertir que no existe tal cosa como una ‘iglesia nacional’ (de EE.UU., España, China o cualquier otro país). La única iglesia que menciona el Evangelio es la de Dios que edifica su Hijo Jesucristo y que se hace visible en las ‘iglesias locales’ que les son fieles.
     

    flash
    27/02/2017
    01:07 h
    2
     
    Constantino realizó varios cambios en el imperio. Estos son algunos cambios buenos que hizo: La crucifixión fue abolida. El infanticidio (matar niños no deseados) fue abolido. ¿Tenemos algo como eso en nuestra sociedad hoy día? La práctica de la esclavitud fue desaprobada y muchos esclavos fueron liberados. Las luchas de los gladiadores fueron reprimidas (aunque aún no fueron eliminadas por completo).
     
    Respondiendo a flash

    Óscar Margenet Nadal
    02/03/2017
    09:38 h
    4
     
    A post #2: estimado Luis Alberto, lo que citas es solo parte de las políticas de estado de Constantino. Habría mucho más por decir si este fuese el tema del artículo. Por caso, mencionar que todo los sacerdotes del clero que servía en el rito seglar sincretista e idolátrico (impuesto por los césares romanos) no solo fueron conservados por Constantino sino incorporados por decreto para servir en la nueva institución que tú llamas 'la ÚNICA Iglesia Católica' en el post #1. Bendiciones.
     

    flash
    27/02/2017
    00:59 h
    1
     
    Es verdad que Constantino no tiene buena acogida por algunos historiadores. Se contentan con poner de relieve su crueldad. Hizo matar a políticos, a su cuñado y a su propio hijo. Pero no es esto lo que intentan desacreditarlo, sino y sobre todo su aptitud religiosa. Solo el Maestro conoce el fondo del corazón de cada ser humano, y es posible que los beneficios que dispensaba a la Iglesia le salieran del corazón. No olvidemos que Constantino, solo conocía la ÚNICA Iglesia Católica.
     
    Respondiendo a flash

    Óscar Margenet Nadal
    02/03/2017
    09:29 h
    3
     
    A post #1: estimado Luis Alberto, todo estadista tiene defensores y enemigos. El objetivo del artículo no es analizar las políticas del Estado constantiniano, o el desempeño de Constantino, sino descubrir cómo fueron las relaciones entre las iglesias cristianas de la época con ese Estado imperial. Tienes razón cuando dices 'Solo el Maestro conoce el fondo del corazón de cada ser humano'. Pero, con tus dos frase de cierre te desdices de lo que acabas de afirmar. ¿Lo notaste?
     
    Respondiendo a Óscar Margenet Nadal

    flash
    02/03/2017
    13:12 h
    6
     
    Mi estimado Oscar, un medio como PD siempre hace mención a la Iglesia Católica, y en este caso, con este articulo hacen lo mismo. Yo como católico lo único que hago es responder. Para pocos conocedores de la historia de la Iglesia Católica, desconocen el desempeño de Constantino en favor del cristianismo que en esa época existía la UNICA Iglesia. En algunos comentarios, he leído la comparación del Anticristo con el Papa Francisco. Este tipo de comentarios no se ajusta a la realidad actual.
     



     
     
    ESTAS EN: - - - El Estado, el ejército y las primeras iglesias cristianas
     
    PUBLICIDAD
     
     
     
    AUDIOS Audios
     
    Evangelio y Reforma impactan Latinoamérica con César Vidal Evangelio y Reforma impactan Latinoamérica con César Vidal

    Viaje de César Vidal a México, Argentina, R. Dominicana y Perú: encuentros, conferencias y presencia en medios evangélicos y "seculares" logra impacto relevante en la sociedad.

     
    Francisco de Enzinas, pasión por la Palabra Francisco de Enzinas, pasión por la Palabra

    Miguel Ángel Vieira presenta a la figura del burgalés, el primero en traducir la Biblia al castellano en el siglo XVI, que está siendo homenajeado este año en Burgos.

     
    El camino de la Reforma protestante: César Vidal

    Análisis del inicio histórico de la Reforma protestante y su significado, ante los 500 años de aquel 31 de octubre en que Lutero clavó sus 95 tesis. 

     
    95 Tesis para la España de hoy 95 Tesis para la España de hoy

    Xesús Manuel Suárez presenta el documento en el que han colaborado más de 90 evangélicos de España de distintas áreas para aportar a la sociedad desde la cosmovisión protestante.

     
    José Luis Andavert, 32 años sirviendo en Sociedad Bíblica

    El que ha sido director de la entidad durante 32 años nos habla de su experiencia y las expectativas de futuro en la Sociedad Bíblica de España.

     
    “La ley LGTBI genera más problemas que los que soluciona”

    Rubén Navarro, de ADF International, considera que la ley que se debate este martes en el Congreso supone una pérdida de derechos para el conjunto de los ciudadanos y un peligro para los que disientan de las opiniones protegidas por la norma.

     
    “El crecimiento evangélico en España no es solo numérico”

    Máximo Álvarez presenta el nuevo mapa misionológico de España, donde todavía hay 526 ciudades de más de 5.000 habitantes sin presencia evangélica.

     
    Ley proLGTBI impide la diversidad: Jaume Llenas

    "El Estado lo que debe es no perjudicar la diversidad. No sólo en sexualidad, sino en política, religión. Pero este proyecto de Ley sólo permite un tipo de ideología sexual, estableciendo una sociedad uniformizada". Entrevista a Jaume Llenas, abogado y secretario general de la Alianza Evangélica Española,

     
    FOTOS Fotos
     
    Las 95 Tesis, clavadas en España Las 95 Tesis, clavadas en España

    Evangélicos presentan 'Las 95 Tesis de la Reforma 500 años después' a gobiernos locales y regionales, por toda España.

     
    La Biblia a través de la historia La Biblia a través de la historia

    Una exposición recorrerá Galicia este año 2017 mostrando la historia de la Biblia y su importancia para la Reforma Protestante.

     
    Las diversas capacidades de Mefi-Boset Las diversas capacidades de Mefi-Boset

    El ministerio Mefi-Boset lleva 20 años trabajando el tiempo de ocio y apoyo a las familias de personas con discapacidad intelectual en Terrassa y Barcelona. Algunas imágenes de este curso que acaba.

     
    VÍDEOS Vídeos
     
    Historia de tres reyes Historia de tres reyes

    El egoísmo nos hace creer que es mejor y más fácil hacer todo solos.

     
    Toda la Biblia: Génesis Toda la Biblia: Génesis

    En el primer libro de la Biblia encontramos a un Dios que, desde el principio, está buscando  restablecer la relación rota con las personas.

     
    Lutero en España: la reforma invisible (documental) Lutero en España: la reforma invisible (documental)

    El documental emitido en TVE realiza un recorrido histórico desde el S. XVI hasta llegar a la actualidad para mostrar la realidad del protestantismo en España.

     
     
    Síguenos en Ivoox
    Síguenos en YouTube y en Vimeo
     
     
    RECOMENDACIONES
     
     

     
    AEE
    PROTESTANTE DIGITAL FORMA PARTE DE LA: Alianza Evangélica Española
    MIEMBRO DE: Evangelical European Alliance (EEA) y World Evangelical Alliance (WEA)
     

    Las opiniones vertidas por nuestros colaboradores se realizan a nivel personal, pudiendo coincidir o no con la postura de la dirección de Protestante Digital.