PUBLICIDAD
 
sábado, 24 de junio de 2017   inicia sesión o regístrate
 
Protestante Digital

 
PUBLICIDAD
 
SÍGUENOS EN
  • Twitter
  • Facebook
  • Google +
  • Instagram
  • YouTube
  • Rss
 

  • Donar a Protestante Digital
  •  
    PUBLICIDAD
     
     



    20
     

    Trasfondo social y político de Apocalipsis (II)

    Juan de Patmos deja entrever que los cristianos que solamente están dando su lealtad a Cristo van a sufrir ostracismo y, en algunos casos, pagar con la vida.

    KAIRóS Y CRONOS AUTOR Carlos Martínez García 09 DE OCTUBRE DE 2016 09:45 h

    El libro de Apocalipsis refleja el trasfondo de la persecución contra el pueblo cristiano. No fue prohijado en la etapa persecutoria más dura, sin embargo Juan de Patmos deja entrever que los cristianos y cristianas que solamente están dando su lealtad a Cristo van a sufrir ostracismo y, en algunos casos, pagar con la vida por no rendirse ante el César en turno y sus símbolos.



    El libro de Nelson Kraybill (Apocalipsis y lealtad: culto, política y devoción en el libro de Apocalipsis), cuyo comentario iniciamos la semana pasada, acota que Juan posiblemente estaba exiliado en la Isla de Patmos como consecuencia de “haber proclamado la palabra de Dios y por haber dado testimonio de Jesús” (Apocalipsis 1:9, La Palabra). Habría sido enviado por negarse a reconocer la supremacía imperial y no venerar al emperador romano Domiciano.



    Juan, al presentarse como hermano (1:9), estaba recordando a los destinatarios originales que en situaciones de orfandad y desamparo en que dejaban las familias o grupos sociales a los cristianos por ir a contracorriente de los convencionalismos sociales, políticos y religiosos, anota Kraybill, eran parte de un entramado afectivo y solidario que les protegería: “Los súbditos romanos a veces se desatendían de los miembros de la familia que adoptaban el cristianismo, y los creyentes podían perder su puesto de trabajo por su fe. Era una necesidad práctica que los seguidores de Jesús funcionasen como hermanas y hermanos entre sí. El propio Jesús, cuando le preguntaron acerca de su familia, pareció restar importancia a la sangre y hallar su parentesco más estrecho con aquellos que compartían su pasión por la obediencia a Dios (Marcos 3:31-35)”.



    En cuanto al imaginario que recorre el Apocalipsis, el autor de la obra que estamos glosando observa que Juan manejaba el hebreo y conocía bien el Antiguo Testamento. De éste libro no hay en el Apocalipsis citas directas, pero Juan refiere a su contenido más de cuatrocientas ocasiones. Ante esto es ineludible saber el significado veterotestamentario original de lo evocado por Juan y las transposiciones que hace en el último libro de la Biblia que para sus lectores originales tenían cargas de sentido muy específicas.



    La escritura de Juan fue situada, es decir realizada desde un contexto social, político, religioso, intelectual y emocional que no podemos, ni debemos, desconocer. En consecuencia, Nelson Kraybill nos invita a que nos acerquemos al Apocalipsis de Juan leyéndolo holísticamente, con todo el ser, porque: “Está escrito para oírlo leer, pero el drama que cuenta involucra los cinco sentidos tradicionales. Juan ve chispazos de relámpagos, oye el sonido de muchas aguas, adora a Dios en medio de una nube de incienso, siente la cercanía de un calor abrasador y se come un rollo de escritura que sabe a miel. El Apocalipsis es un drama de inmersión total, pensado para experimentar, más que para analizar. Sigue teniendo interés hoy para nosotros leer el libro en voz alta, de vez en cuando entero de corrido, sin parar. Tenemos que poder sentir cómo fluye, absorber la agonía y el júbilo, tomar nota de los periodos de silencio, oler el incienso, postrarnos en adoración”.



    Una herramienta a la que recurre Kraybill para desentrañar el significado de las imágenes del Apocalipsis es la semiótica, disciplina que estudia cómo funcionan los signos en las sociedades. Hay signos universales, pero es un craso error transportar el significado de un cierto signo usado en una determinada época y cultura humana hacia otra época y sitio, pretendiendo que va a significar lo mismo que en su contexto original.



    En el Apocalipsis hay íconos, indicadores y símbolos. Los primeros “son signos que comunican por tener un parecido reconocible al objeto o la idea que representan”. Kraybill ejemplifica, para que comprendamos lo que es un ícono, con la ilustración de un bote de basura (papelera de reciclaje) que aparece en la pantalla de la computadora/ordenador donde podemos deshacernos de documentos que deseamos desechar. También es un ícono la línea sinuosa de una señal de tráfico, advierte de varias curvas en el tramo vial/carretero de más adelante.



    En cuanto a los indicadores, éstos son señales que comunican porque se ven afectados o cambiados por el propio fenómeno que indican. Por ejemplo: “La veleta cambia materialmente de dirección según de donde sopla el viento; las manchas de sangre en el lugar de un crimen dan evidencia de lo que sucedió. Tanto el cambio de dirección de la veleta como las manchas de sangre vienen causadas por las circunstancias sobre las que comunican”.



    Respecto a los símbolos, los elementos más problemáticos en la lectura del Apocalipsis, su construcción cultural les convierte en señales que “comunican sencillamente porque los que los usan en un grupo o una cultura determinada, han acordado que tengan ese significado arbitrario”. En algún momento alguien decidió que la luz roja de los semáforos signifique alto, y la luz verde continuar avanzando. Entre los cristianos primitivos el símbolo del pez funcionó como clave para reconocerse entre ellos. 



    Por deshistorizar los símbolos que aparecen en el Apocalipsis, su lectura ha llevado a temeridades hermenéuticas de consecuencias trágicas. Es por ello que Kraybill nos provee de ciertas preguntas que debemos tener presentes en el acercamiento a este libro: “Son los símbolos del Apocalipsis lo que más se presta a despistar al lector moderno. Por cuanto nuestra cultura dista de la del mundo de la antigüedad donde esos símbolos tenían su significado concreto. Para descubrir el mensaje de la visión de Juan, tendremos que preguntar qué simbolizaban esos símbolos en el siglo I. ¿Tiene el símbolo algún antecedente en el Antiguo Testamento? ¿En el pensamiento judío o pagano de la propia época de Juan? ¿En las prácticas del Imperio Romano, como el culto al emperador? Si no hiciéramos esas preguntas, sería fácil atribuir a los símbolos que emplea Juan un significado que difiere de su mensaje”.


     

     


    20
    COMENTARIOS

        Si quieres comentar o

     

    Alfonso Chíncaro (Perú)
    17/10/2016
    18:02 h
    18
     
    Estoy a favor, muy a favor de lo enseñado por Carlos Martínez. Vale la pena, es necesario y útil, hace falta. Pero también veo un retraimiento penoso y peligroso en solo restringirse a la época de la profecía, tanto más si existe la necesidad de entender los tiempos finales y Jesús mismo nos advierte que hay que ver las señales, advierte "os lo he dicho antes". También veo un mal entendimiento (no un malentendido) de la persona (y también la figura) del falso profeta. Bendiciones.
     

    Alfonso Chíncaro (Perú)
    17/10/2016
    17:35 h
    17
     
    El que el Espíritu guíe al uso de símbolos en una profecía no es motivo de restricción; al contrario, lo es de proyección, porque ya no se ata la profecía a una persona o a una época. No hay nada nuevo bajo el sol, dijo el sabio Salomón. Al anunciar la profecía de Daniel la abominacion desoladora perpetrada por Antioco Epífanes en el templo de Jerusalén, también anunció la abominación desoladora en el tiempo del fin, como el Señor enseñó por el Espíritu a quienes les interesó saber. Quien lea...
     

    domingo
    14/10/2016
    18:16 h
    14
     
    Con honestidad digo que este articulo demuestra toda la amplitud intelectual de este gran investigador. No solo habla del pasado, sus simbolos y significado, sino que también utiliza imágenes cotidianas para ayudar al lector a entender la importancia de la historia en todo ésto y lo trágico que puede resultar una interpretación incorrecta del Apocalipsis. El ejemplo del semáforo fue una genialidad.
     

    ikari
    12/10/2016
    22:19 h
    8
     
    Debemos de convencernos de que la Escritura está dirigida a las personas y sociedades de su tiempo, por lo que una buena lectura bíblica no debe perder ese detalle, pues ayuda a su comprensión. Tanto los evangelios, como las cartas de Pedro, Pablo, Juan, etc. escriben a las sociedades de su tiempo. Nos toca, con la ayuda del Espiritu, hacer que el mensaje sea de utilidad en nuestra realidad diaria, el mensaje es intemporal en ese sentido, trasciende en el tiempo.
     

    domingo
    12/10/2016
    00:04 h
    7
     
    En relación al comentario 6 te comento Alfonso, que según algunos católicos radicalizados y cismáticos, sostienen que la gran apostasía empezó con la rebelión de Lutero, más el soporte del poder politico que tuvo y todo se va hilando con aparente razonabilidad con lo escrito en el Apocalipsis. Se que carecen de seriedad, pero cometen el mismo error que tu, eso es seguro. Además de ello, estos articulos no son escritos para defender a la Iglesia, sino en honor a la verdad. Con mil respetos amigo.
     
    Respondiendo a domingo

    Alfonso Chíncaro (Perú)
    13/10/2016
    18:01 h
    11
     
    Gracias por la respuesta Domingo (7). La verdad que no me pareció propicio meter este tema en un espacio en que hayan católicos porque, al margen de lo polémico, no quería ser piedra de tropiezo a niños espirituales (sí, así pienso, que pueden haber católicos que han puesto su confianza en Cristo y que sean niños en la fe). Lo hice un poco indignado por lo que juzgué como un retroceso por parte de Juan Stam y me sigue pareciendo razonable mi posición. No me animo mucho a debatir, más bien opino.
     
    Respondiendo a Alfonso Chíncaro (Perú)

    Alfonso Chíncaro (Perú)
    17/10/2016
    16:55 h
    16
     
    Me animo a reflexionar: El diálogo en palabras es una herramienta poderosa dentro de la creación. Para usarlo es necesario entender que pueden haber propósitos diferentes dentro de las partes. Muchas veces resulta ser como un lazo y una confrontación al mismo tiempo, aun en diálogos amistosos. No es cosa ligera que el primer diálogo registrado en la biblia haya sido entre Eva y el enemigo, no en vano perversos y manipuladores lo usan para sus fines. Las consecuencias pueden ser amplísimas.
     
    Respondiendo a Alfonso Chíncaro (Perú)

    domingo
    14/10/2016
    17:58 h
    13
     
    Lo propicio es estimular un buen dialogo y se está logrando. Y sigue opinando, es saludable e interesante, ya que no pocas veces fracasamos en eso. A mi forma de ver se está logrando avances importantes con la desmitificación de este tema en aras de la verdad, con el agregado de que facilita un mejor dialogo en pos de un mejor ecumenismo y utilizando una fuente muy fiable como el del investigador Carlos Martínez García, destacado intelectual protestante.
     

    Alfonso Chíncaro (Perú)
    11/10/2016
    17:01 h
    6
     
    Creo que la insistencia de la ICR en leer sólo al imperio romano en el Apocalipsis se produce por la necesidad de no ser identificada con algunas imágenes como Babilonia la grande o la gran prostituta o, como creo personalmente, el lugar que albergó en el momento próximo de la profecía al falso profeta. Las coincidencias son tantas que hacen grandes esfuerzos por callar o desautorizar dichas interpretaciones. Creo que en el tiempo del fin, la ICR será componente principal de la iglesia apóstata.
     
    Respondiendo a Alfonso Chíncaro (Perú)

    ikari
    12/10/2016
    22:39 h
    9
     
    No existe tal insistencia Alfonso, pero cuando se plantea, la Iglesia dice la verdad. Vd verá que Pedro escribe desde Babilonia (1 Pedro 5,13) es decir Roma (la nueva opresora, tal como lo fuera la Babilonia antigua que en esos días ya estaba en ruinas). Si no maneja estos detalles, pues facilmente caerá en el grave error que intenta justificar ¿vio que el estudio del contexto es necesario? Le recomiendo aproveche el contenido de estos excelentes articulos que se van publicando en el tema.
     
    Respondiendo a ikari

    Alfonso Chíncaro (Perú)
    18/10/2016
    17:06 h
    20
     
    Ikari (19): Los judíos empezaron a llamar Babilonia a Roma después de la destrucción de Jerusalén. Además de la no coincidencia en el tiempo, el problema con la identificación Roma=Babilonia en la carta de Pedro es que allí no usa lenguaje simbólico, como sí lo hace Apocalipsis. La tradición en este tema no es muy fiable porque desde la época de la destrucción de Jerusalén se trató de imponer a Roma como la única iglesia apostólica vigente, siendo esa enseñanza no bíblica ni apostólica.
     
    Respondiendo a Alfonso Chíncaro (Perú)

    ikari
    18/10/2016
    00:38 h
    19
     
    Alfonso eso de "La coincidencia Roma=Babilonia en el Apocalipsis tiene sentido por la fecha de su escritura (100 d.C. aprox.) es un error. De manera a confirmar lo del Apocalipsis, he citado la lectura de Pedro, hacia el año 67 DC, ya que posteriormente fue su martirio. No exiten datos ni históricos ni de la tradición que nos hable que Pedro haya escrito desde la destruida Babilonia. Es más si nos fijamos en su itinerario, mas bien fue al occidente, nunca al oriente.
     
    Respondiendo a ikari

    Alfonso Chíncaro (Perú)
    17/10/2016
    16:43 h
    15
     
    Estimado Ikari (12). Tengo un problema en mi conexión, tu comentario apareció recién hoy lunes 17. No lo he podido responder antes. La coincidencia Roma=Babilonia en el Apocalipsis tiene sentido por la fecha de su escritura (100 d.C. aprox.) La existencia de una comunidad judía en Mesopotamia no está fuera de contexto, es bíblico; menos todavía si Pedro ejerció su ministerio dedicándose a los judíos. Dios le bendiga.
     
    Respondiendo a Alfonso Chíncaro (Perú)

    ikari
    14/10/2016
    15:25 h
    12
     
    Mi querido Alfonso, la Primera Carta de Pedro fue escrita por el año 67 (efectivamente como ud dice) en Roma=Babilonia, donde el mismo Pedro se presenta como ya anciano. El tema dominante del escrito es la pasión de Cristo, en referencia constante a los sufrimientos de los destinatarios. Coincide en simbolos y contenido con el Apocalipsis (la nueva Babilonia - persecusión). Alfonso, su presunción no tiene muncho sustento. Reitero la necesidad que tiene de considerar el contexto
     
    Respondiendo a ikari

    Alfonso Chíncaro (Perú)
    13/10/2016
    17:46 h
    10
     
    Ikari (9), saludos. Sí los leo. Lo que leí en artículos (no sólo en P+D) es que Roma empezó a ser llamada Babilonia después del 70 d.C., a raíz de la destrucción de Jerusalén. Pedro murió en el 67 o 68 d.C., así que eso de que llamara Babilonia a Roma no es algo que sea muy fácil asegurar. Se conoce la existencia de una importante comunidad judía en Mesopotamia (referencia Hechos 2:9) que quiso quedarse a pesar del decreto del rey Ciro, por lo cual también puede referirse a ella como Babilonia.
     

    Alfonso Chíncaro (Perú)
    11/10/2016
    01:12 h
    5
     
    De paso, sí se han dicho disparates hasta la pared de enfrente sobre diversos temas relacionados con el Apocalipsis, como la identidad del anticristo (Bill Gates, Ronald Reagan, Juan Pablo II y... Ya me cansé). Lo que rechazo es que se quiera imponer una sola lectura, como pretende la ICR (y parecen hacer otros al relegar otras lecturas), cuando el propio Espíritu no mencionó personas definitivas, tal como en Daniel. Sí hay que reclamar profundidad y seriedad en el Espíritu, eso está bien.
     

    Alfonso Chíncaro (Perú)
    11/10/2016
    00:51 h
    4
     
    Me uno a la pregunta de Manolo (1). Está muy bien que se interprete la lectura contextualizada, pero restringirlo a eso no es sabio, más aún si se acepta como auténtica experiencia espiritual la cita en el propio artículo que extraje de Kraybill en un comentario anterior. También tenemos al Señor usando la imagen de la "abominación desoladora" y mencionando a Daniel para referirse con el mismo texto al futuro. Eso significa que el rabí Jesús leyó el rollo de la profecía y el Espíritu mostró más.
     

    Alfonso Chíncaro (Perú)
    11/10/2016
    00:40 h
    3
     
    Me impacta y apoyo lo que dice Kraybill: "El Apocalipsis es un drama de inmersión total, pensado para experimentar, más que para analizar. Sigue teniendo interés hoy para nosotros leer el libro en voz alta, de vez en cuando entero de corrido, sin parar. Tenemos que poder sentir cómo fluye, absorber la agonía y el júbilo, tomar nota de los periodos de silencio, oler el incienso, postrarnos en adoración”. Sé que es verdad, el propio Espíritu Santo me llevó a leerlo de esa manera. Fue otra lectura.
     

    domingo
    10/10/2016
    23:29 h
    2
     
    Muy buenos la serie de articulos que ayudan a desmitificar el Apocalipsis y darle su verdadero sentido. He estado muy cómodo con la lectura de las mismas. Por sobre todo hay que recalcar que el Apocalipsis no es un un libro que ha muerto en la historia y en su contexto. Su maravilloso mensaje siempre ha sido de siempre de una renovada actualidad. Dios no nos abandona, estuvo, está y estará a nuestro lado. Gloria a Dios.
     

    Manolo
    09/10/2016
    12:24 h
    1
     
    Respeto su aportación Carlos Martínez García, ¿pero que Papel juega el Espíritu Santo en el libro del Apocalipsis?, ¿es un Papel activo y espiritualmente visible en todo tiempo?, o ¿un Papel pasivo circunscrito en aquel tiempo y adormecido para otros tiempos?; la propia Carta detalla datos suficientes para una conclusión definitiva y no errónea que nos meta en el "benigno" pozo de la interpretación privada, Paz, bendiciones, mora.
     



     
     
    ESTAS EN: - - - Trasfondo social y político de Apocalipsis (II)
     
    PUBLICIDAD
     
     
     
    AUDIOS Audios
     
    España, 40 años de democracia: luces y sombras (C. Vidal) España, 40 años de democracia: luces y sombras (C. Vidal)

    Logros de la democracia española teñidos de corrupción, clientelismo político y de Iglesia-Estado, junto a economía que grava las clases medias y un Congreso en crisis ¿Qué pueden hacer los cristianos? Análisis de César Vidal.

     
    Franco Mazzocca: prótesis que cambian vidas Franco Mazzocca: prótesis que cambian vidas

    El joven estudiante de ingeniería usa sus recursos y talento para ayudar a niños que necesitan prótesis de mano, algo inalcanzable por otros medios.

     
    J.C. Escobar: Reforma y Pentecostés inseparable J.C. Escobar: Reforma y Pentecostés inseparable

    Evangélicos españoles celebran #500Reforma en 2017, cinco siglos después de la Reforma protestante. El coordinador Juan Carlos Escobar habla de su experiencia, visión y obstáculos para esta conmemoración. 

     
    Jaque a Qatar en el tablero global (C. Vidal) Jaque a Qatar en el tablero global (C. Vidal)

    ¿Por qué tras el viaje de Trump a Arabia Saudí los aliados de EEUU bloquean a Qatar? ¿Es cierto que es por su apoyo al terrorismo? ¿Qué significa esta jugada en la política mundial? Entrevista al historiador y analista político César Vidal.

     
    G. Amarilla: la política como lugar de misión G. Amarilla: la política como lugar de misión

    Entrevista al diputado uruguayo de fe evangélica Gerardo Amarilla, ex Presidente de la Cámara de Representantes, sobre su visión y experiencia en la vida pública.

     
    Gary Wilkerson, ponente del 8º Congreso Evangélico

    El hijo de David Wilkerson preside un ministerio mundial de evangelismo y ayuda al necesitado, World Challenge. Wilkerson habla de la Reforma, el movimiento pentecostal y los desafíos que la iglesia enfrenta en el mundo actual.

     
    FOTOS Fotos
     
    Las diversas capacidades de Mefi-Boset Las diversas capacidades de Mefi-Boset

    El ministerio Mefi-Boset lleva 20 años trabajando el tiempo de ocio y apoyo a las familias de personas con discapacidad intelectual en Terrassa y Barcelona. Algunas imágenes de este curso que acaba.

     
    Sellos para conmemorar la Reforma Sellos para conmemorar la Reforma

    Lituania, Namibia, Brasil, Benín e incluso Polonia, entre otros, han lanzado sellos conmemorativos del 500º Aniversario de la Reforma. España, no.

     
    La Biblia a través de la historia La Biblia a través de la historia

    Una exposición recorrerá Galicia este año 2017 mostrando la historia de la Biblia y su importancia para la Reforma Protestante.

     
    VÍDEOS Vídeos
     
    Repair Café en Toledo Repair Café en Toledo

    Esta es una cafetería distinta, donde se ayuda y enseña a reparar objetos rotos. 

     
    No me avergüenzo No me avergüenzo

    Soy cristiano, alguien que quiere parecerse cada día más a Jesús.

     
    Ayuda al refugiado, de España a Grecia Ayuda al refugiado, de España a Grecia

    El programa Buenas Noticias TV viaja a Lesbos, al campamento de Moria, para conocer cómo la ONG Remar está actuando a favor de los refugiados.

     
     
    Síguenos en Ivoox
    Síguenos en YouTube y en Vimeo
     
     
    RECOMENDACIONES
     
     
    AEE
    PROTESTANTE DIGITAL FORMA PARTE DE LA: Alianza Evangélica Española
    MIEMBRO DE: Evangelical European Alliance (EEA) y World Evangelical Alliance (WEA)
     

    Las opiniones vertidas por nuestros colaboradores se realizan a nivel personal, pudiendo coincidir o no con la postura de la dirección de Protestante Digital.