PUBLICIDAD
 
miercoles, 20 de junio de 2018   inicia sesión o regístrate
 
Protestante Digital

 
PUBLICIDAD
 
SÍGUENOS EN
  • Twitter
  • Facebook
  • Google +
  • Instagram
  • YouTube
  • Rss
 

  • Donar a Protestante Digital
  •  
    PUBLICIDAD
     
     



    9
     

    Trasfondo social y político de Apocalipsis (I)

    “Debemos procurar comprender cómo era la vida en tiempos de Juan y los creyentes para quienes él escribió este libro”, expresa el autor Nelson Kraybill.

    KAIRóS Y CRONOS AUTOR Carlos Martínez García 01 DE OCTUBRE DE 2016 23:43 h

    La lectura histórica predominante del Apocalipsis ha sido la de encontrar las claves de los tiempos para saber cuándo es el fin del mundo. A lo largo de los siglos después de que Juan escribió en la isla de Patmos la visión recibida, son abundantes los visionarios y videntes que han pretendido descifrar las claves para interpretar las catástrofes como signos inminentes del regreso de Cristo.



    Un libro aleccionador sobre las hermenéuticas fatalistas que pulularon en el periodo histórico que estudia es el de Norman Cohn, En pos del Milenio: Revolucionarios milenaristas y anarquistas místicos de la Edad Media. Obra que se acerca a las seis décadas de su publicación en inglés, y que tiene varias reimpresiones en la traducción castellana, publicada por Alianza Editorial. Cohn, además de los casos del Medioevo estudiados por él, trazó una cierta línea de continuidad con milenaristas de ideologías políticas que en la primera mitad del siglo XX intentaron irrumpir al cielo por asalto. O, si se quiere, se embarcaron en batallas para hacer terrenal el paraíso.



    Al momento de redactar estas líneas me hallo en el Anabaptist Mennonite Biblical Seminary (AMBS), de Elkhart, Indiana, donde disfruto de casi dos semanas para investigar y escribir en la excelente biblioteca de la institución. La comunidad conformada por estudiantes y profesorado del AMBS ha sido generosa y hospitalaria conmigo. Me han invitado a compartir la mesa en hogares y restaurantes. Fue así que llegué para cenar a casa de Nelson Kraybill y su esposa Ellen Graber Kraybill, conducido amablemente por Marisa Smucker. 



    De Nelson conocía su libro Apocalypse and Allegiance: Worship, Politics and Devotion in the Book of Revelation (Brazos Press, 2010). También sabía que recientemente fue publicado en castellano por la Biblioteca Menno (Apocalipsis y lealtad: culto, política y devoción en el libro de Apocalipsis), que dirige Dionisio Byler en España. El autor de la obra me obsequió un ejemplar de la edición en español y le comenté que es una excelente contribución para desmitificar las lecturas descontextualizadas y delirantes del Apocalipsis que con inusitada, para mí, frecuencia se popularizan en el mundo protestante/evangélico y post evangélico latinoamericano.



    En español ya contamos con la obra magna compuesta por un comentario de cuatro volúmenes salidos de las manos, mente y corazón de Juan Stam. Quien desee compenetrarse a fondo del significado contextual del último libro de la Biblia, necesariamente tendrá que leer y estudiar el Apocalipsis acompañándolo de consultas frecuentes a los libros del doctor Stam.



    A diferencia del de Juan Stam, el estudio de Nelson Kraybill no es un comentario capítulo por capítulo, y versículo por versículo, sino que su línea es hurgar en el imaginario político e ideológico imperante en la época que Juan escribió el Apocalipsis para contrastar esas realidades idolátricas con lo que implicaba el costo de la lealtad a Jesús el Cristo.



    El doctor Kraybill, quien fue presidente del AMBS y actualmente ejerce el pastorado, además de ser el presidente del Congreso Mundial Menonita, menciona que durante el primer siglo el culto al emperador como divinidad se fue acrecentando, “alcanzando cierta preeminencia especialmente durante los reinados de Calígula (37-41 d. C.), Nerón (54-68 d. C.) y Domiciano (81-96 d. C.). El auge del culto al emperador coincidió con el nacimiento y la expansión de la iglesia cristiana” (p. 24).



    La próxima semana continuaré glosando el libro de Nelson Kraybill. Por ahora reproduzco unos párrafos que dan cuenta sobre el marco de lectura contextualizada que hace el autor: “Juan de Patmos […] nos brinda una constelación de imágenes y narraciones que nos ayudan a comprender cómo las ideologías reconfiguran el mundo. El Apocalipsis recurre mucho a símbolos; Juan comprende cómo éstos forjan la identidad política y espiritual. En particular el Apocalipsis realza la forma que el culto, que se apoya mucho en lo simbólico, expresa y da forma a la lealtad. El último libro de la Biblia no es un catálogo de predicciones acerca de cosas que iban a suceder dos mil años más tarde. Al contrario, es un proyector que arroja imágenes arquetípicas del bien y del mal sobre una pantalla cósmica. Estas imágenes tienen que ver en primer lugar con las realidades de la era cuando vivió el autor. Pero el Apocalipsis también sirve como libro de texto donde aprender cómo interactúan el bien y el mal en cada generación” (p. 17).



    “[…] Un valiente profeta cristiano llamado Juan estaba por recibir una visión satírica del culto al emperador, previendo el colapso del Imperio Romano. Esta visión identificaría la lealtad como la cuestión espiritual de urgencia y condenaría el culto al emperador como idolatría […] El profeta Juan se valió de pluma y pergamino para plantar cara al poder político más grande de su día. Descalificando a Roma como ramera y su imperio como bestial, proclamó que solamente Dios y el Cordero son dignos de recibir adoración” (p. 24).



    “El Apocalipsis llama a los lectores a un culto que caracterizará sus vidas como alternativas al culto al emperador y al imperio. Una letanía hacia el principio de la visión de Juan declara que los seguidores del Cordero son un reino de sacerdotes al servicio de nuestro Dios. Eso es lenguaje político donde lo haya, emplazando a los seguidores de Jesucristo a una lealtad alternativa, a una identidad alternativa […] En lugar de empezar con la idea de que el Apocalipsis va a pronosticar sucesos de nuestro día, debemos procurar comprender cómo era la vida en tiempos de Juan y los creyentes para quienes él escribió este libro. Con ese trasfondo, podremos entonces oír qué es lo que el Espíritu dice a las iglesias acerca de la lealtad a Jesucristo hoy también”. (pp. 25-26). 


     

     


    9
    COMENTARIOS

        Si quieres comentar o

     

    Alfonso Chíncaro (Perú)
    06/10/2016
    16:39 h
    6
     
    El hecho de que una profecía tenga como punto de partida una época, lugar, persona o contexto específico no significa necesariamente que dicha profecía se aplique exclusivamente para dicha condición. Como ejemplo menciono Isaías 14 (profecia dirigida al rey de Babilonia) y Ezequiel 28 (profecía dirigida al príncipe de Tiro) que se toman como punto de referencia para explicar el pasado del enemigo de nuestras vidas.
     
    Respondiendo a Alfonso Chíncaro (Perú)

    domingo
    07/10/2016
    00:03 h
    7
     
    Toda la Escritura es provechosa para todos, independientemente del lugar y del tiempo. La rebeldía del pecado siempre está presente con sus secuelas de dolor y desatino. Siempre habrán anticristos en todos los tiempos y lugares. ¿En que nos puede iluminar el Apocalipsis ante estas situaciones? Conjeturas e investigaciones detectivezcas que busquen réditos sectarios, evidentemente deben ser descartados.
     

    Óscar Margenet Nadal
    06/10/2016
    14:29 h
    5
     
    Muy interesante artículo Carlos. Me gusta la diferencia de matices que planteas entre la obra de Nelson y la del amado Juan Stam. Desde hace unas semanas estamos estudiando en casa el Apocalipsis. Encontramos muy equilibrado el comentario de Hendriksen - Kistemaker. Abre la mente del estudiante respecto del propósito divino: 1. La consolación a los cristianos perseguidos allá por Roma; y 2. La concienciación de que la gracia llega a su fin. Luego es el juicio final. Saludos en Cristo.
     

    ikari
    05/10/2016
    17:26 h
    4
     
    Excelente la iniciativa de PD en relación a ayudar a los lectores a realizar una lectura correcta del Apocalipsis, y a partir de su correcta comprensión, desembocar en la transmisión correcta de su mensaje eterno, que infunde la plena confianza de que el bien ha de triunfar por sobre el mal, a pesar de todas las tribulaciones que la fidelidad a Cristo conlleva.
     

    Alfonso Chíncaro (Perú)
    04/10/2016
    16:38 h
    3
     
    Está bien que se ubique al texto bíblico en su contexto, pero también es necesario discernir si hay algo más. Por ejemplo, El libro de Daniel profetiza casi con precisión histórica las terribles acciones de Antioco Epífanes contra Israel, pero de ese mismo texto se vale nuestro Señor para hablar de los últimos tiempos, cuando refiere "la abominación desoladora de que habló el profeta Daniel" (Mateo 24:15, Marcos 13:14). Más aún, cada versículo citado añade la observación "(el que lea entienda)."
     

    Manolo
    03/10/2016
    13:12 h
    2
     
    No solo es "una visión cosmológica" en el sentido de "una instantánea fotográfica permanente" es un desarrollo progresivo tanto dentro de la temporalidad como en la Eternidad. Como "colofón" del mensaje a las iglesias(rebasa el tiempo y el espacio) leemos: "..Yo estoy a la Puerta y llamo.....al que venciere, le daré que se siente conmigo en mi trono, así como Yo ha vencido , y me he sentado con mi Padre en el Trono"(Ap. 3: 20 y 21), Paz, mora.
     

    Manolo
    02/10/2016
    18:32 h
    1
     
    Si como pretenden algunos(leen sin comprender) el Apocalipsis solo se refiere al presente vivido por Juan en Patmos, ¿Cómo el Espíritu Santo declara la obviedad de que tales hechos acontecen en el tiempo que está cerca(Ap. 1:3) y son cosas que deben suceder pronto(Ap. 1:1)?. Evidentemente la Revelación detalla todo el proceso histórico desde la Resurrección en tiempos atroces del emperador religioso militar(actualmente solo religioso) hasta la Venida del Señor(en breve)(Ap. 22:20), mora.
     
    Respondiendo a Manolo

    flash
    07/10/2016
    14:21 h
    8
     
    La paz Manolo, leyendo tu comentario podrias aclararme un poco mas a que te refieres cuando escribes: "tiempos atroces del emperador religioso, ACTUALMENTE solo religioso. Ten en cuenta que el apocalipsis fue escrito hace mas de 2000 años y no se hoy lo de "religioso actualmente" se refiere al 2016. Saludos
     
    Respondiendo a flash

    Manolo
    10/10/2016
    13:56 h
    9
     
    La R. I. se sostenía en el politeísmo(centenas de deidades), existía la "diosa salud" bajo cuya advocación las legiones conquistaban el mundo para el Imperio/emperador; hoy la Roma Imperial(espiritualmente hablando) se sostiene en el "politeísmo cristiano"(miles de cristos, santos y vírgenes), existe la "virgen de la salud" bajo cuya advocación los curas juramentados con el "padre santo", recorren el mundo con un "evangelio" no ajustado a la Sola Escritura(calcomanía "inter imperial"), Paz, mora
     



     
     
    ESTAS EN: - - - Trasfondo social y político de Apocalipsis (I)
     
    PUBLICIDAD
     
     
     
    AUDIOS Audios
     
    Galicia insumisa: Eva Sierra habla de su último libro con César Vidal Galicia insumisa: Eva Sierra habla de su último libro con César Vidal

    La nueva identidad del gallego evangélico tras abrazar la nueva fe: abandonaron ancestrales y arraigadas creencias populares, fruto del sincretismo mágico-pagano y del catolicismo implantado desde el s. XVI.

     
    “Llevamos un mensaje de redención y de convivencia” “Llevamos un mensaje de redención y de convivencia”

    Aarón Lara, coordinador del Congreso Iberoamericano para la Vida y la Familia, analiza lo sucedido en la última Asamblea General de la OEA.

     
    ¿Qué pasa con los errores de la Biblia? ¿Qué pasa con los errores de la Biblia?

    Para el cristiano la Biblia es la Palabra de Dios. Pero ¿coincide la Biblia de hoy con el texto original? ¿o está llena de errores? (Andy Wickham)

     
    ¿Es Dios un 3 en 1?

    Muchos creen que tras morir Jesús sus seguidores le idealizaron hasta hacerle Dios con el Padre y el Espíritu Santo ¿Es posible un solo Dios con tres personas a la vez? Reflexión de Andy Wickham.

     
    Cristianos PSOE, un puente entre política y fe cristiana (Juan Carlos González) Cristianos PSOE, un puente entre política y fe cristiana (Juan Carlos González)

    Entrevista a Juan Carlos González, Coordinador Federal de Cristianos Socialistas, sobre su papel, visión del hecho religioso en la vida pública y puntos centrales de conflicto fe-política en España.

     
    ¿Qué hay después de la muerte?

    Todo ser humano muere. La gran cuestión es: ¿Qué pasa luego, seguimos existiendo, hay otro tipo de vida, cómo sería? ¿Me pedirán cuentas por cómo he vivido? Reflexión de Andy Wickham.

     
    Todas las religiones ¿llevan al mismo Dios?

    Existe la idea de que toda religión en lo esencial es igual, con sólo diferencias secundarias. ¿Es así? ¿Son lo mismo o tienen todas parte de la verdad? Reflexión de Andy Wickham.

     
    FOTOS Fotos
     
    Levantando “puentes para la inclusión” desde Riga Levantando “puentes para la inclusión” desde Riga

    El encuentro congregó unas 50 personas de 12 países.

     
    Idea2018, en fotos Idea2018, en fotos

    El encuentro celebrado en Palma de Mallorca reunió a evangélicos de todo el país para conversar sobre convivencia, misión e interculturalidad.

     
    Las 95 Tesis, clavadas en España Las 95 Tesis, clavadas en España

    Evangélicos presentan 'Las 95 Tesis de la Reforma 500 años después' a gobiernos locales y regionales, por toda España.

     
    VÍDEOS Vídeos
     
    Toda la Biblia: Daniel Toda la Biblia: Daniel

    Podemos atravesar por situaciones injustas por amar al Señor. Pero Dios controla la historia.

     
    Me gustan los lunes Me gustan los lunes

    Porque el lunes también puede ser un gran día.

     
    ‘El amor que viene’, Luis Avero y Sammy Planes ‘El amor que viene’, Luis Avero y Sammy Planes

    Ritmos alegres para celebrar el mayor regalo: el amor de Dios.

     
     
    Síguenos en Ivoox
    Síguenos en YouTube y en Vimeo
     
     
    RECOMENDACIONES
     
    PATROCINADORES
     

     
    AEE
    PROTESTANTE DIGITAL FORMA PARTE DE LA: Alianza Evangélica Española
    MIEMBRO DE: Evangelical European Alliance (EEA) y World Evangelical Alliance (WEA)
     

    Las opiniones vertidas por nuestros colaboradores se realizan a nivel personal, pudiendo coincidir o no con la postura de la dirección de Protestante Digital.