PUBLICIDAD
 
martes, 22 de agosto de 2017   inicia sesión o regístrate
 
Protestante Digital

 
PUBLICIDAD
 
SÍGUENOS EN
  • Twitter
  • Facebook
  • Google +
  • Instagram
  • YouTube
  • Rss
 

  • Donar a Protestante Digital
  •  
    PUBLICIDAD
     
     



    Apocalipsis: contexto histórico (II)
    47
     

    Apocalipsis: denuncia del sistema político de Roma

    La descripción que hace Juan del imperio romano como una bestia y la ciudad como una ramera fue muy atrevida.

    BENE STUDERE AUTOR Juan Stam 02 DE OCTUBRE DE 2016 12:40 h
    roma, circo romano

    Aunque es el emperador, o su sumo sacerdote en Éfeso, que le tiene preso a Juan en la isla penal, él no duda en protestar los abusos del imperio. [6]



    Desde el primer capítulo Juan declara que Jesucristo es "el soberano de los reyes de las naciones" (1:5 hoarjôntônbasileôntêsgês) y así constituye a Cristo en rival de César, con lo que Juan desafía la autoridad de su perseguidor.[7]



    En seguida Juan desconoce al trono en Roma, al ver otro trono mayor, establecido en los cielos (Ap 4-5). En esos dos capítulos, Juan articula una teología del poder totalmente opuesto al régimen imperial.



    Con la séptima trompeta culmina la primera mitad del Apocalipsis y comienza algo nuevo y distinto.Nace del mandato a Juan de "profetizar sobre muchos pueblos, naciones, lenguas y reyes" (10:11).



    Es la única vez que esa fórmula cuadripartita incluye "reyes", y denunciar a reyes es lo que Juan prosigue en seguida a hacer: profetiza contra naciones y reyes (Ap 12-19).[8]



    Con el capítulo 12 Juan describe cuatro derrotas de Satanás, el dragón, que lo dejan frustrado y furioso. En su desesperación el diablo organiza un equipo de trabajo, para intentar con una táctica nueva lo que antes no había podido hacer.



    Primero saca una bestia del mar, que ejerce el poder del diablo mismo (13:2,4,7), pretende ser dios para recibir adoración (13:1,4,6) y hace guerra contra los santos (13:7).



    Más adelante, Juan presenta un cuarto personaje, la ramera sentada sobre siete montes (17:1-3,9) y nos informa que las siete cabezas de la bestia son esos siete cerros (17:9), donde reside "la gran ciudad que reina sobre los reyes de la tierra" (17:18).



    De estos datos queda obvio que los creyentes de Asia Menor entenderían que Juan estaba hablando del imperio romano y de Roma, su ciudad capital.[9]



    Todo el relato de estos dos capítulos es para comunicarles que detrás del imperio romano está Satanás (13:2,4). Por eso, cualquier adoración al emperador es simple y llanamente culto satánico, como queda muy claro en 13:4, "y adoraron al dragón que le había dado autoridad a la bestia, y adoraron a la bestia". ¡Qué respuesta más contundente a la herejía nicolaíta!



    La descripción del imperio romano como una bestia y la ciudad como una ramera fue muy atrevida.



    En un momento cuando serias amenazas se cernían sobre las iglesias y Juan mismo era prisionero, ese lenguaje era imprudente. Además, al emplear estos términos y estos símiles tan chocantes, Juan no sólo sigue a Daniel y la tradición apocalíptica sino también adopta el lenguaje de la oposición política dentro del Imperio.[10]



    Suetonio, en medio de su relato sobre Calígula, dice, "hasta aquí lo del emperador, ahora tenemos que contar su historia como monstruo" (Calig 22).



    Entre los enemigos de Nerón era especialmente común describirlo como bestia. Filóstrato escribe, "He visto muchas bestias fieras en Arabia e India, pero esta bestia, que se suele llamar tirano, no sé yo cuántas cabezas tiene, ni cómo son sus garras ni sus colmillos... Es más salvaje que las bestias de la montaña y la selva, pues hasta los leones pueden ser domesticados, pero acariciar esta bestia sólo la hace crecer en ferocidad y devorartodo lo que está a la vista. De las fieras nunca se ha sabido que comieran a su propia madre, pero Nerón se sació con ese plato" (Vit.Apol. 4:38).[11]



    A Domiciano, Plinio lo llama immanissimabelua ("bestia monstruosísima"), "que dentro de su cueva hace correr y lame la sangre de la humanidad" (Panegírico 48:3). Estas descripciones destacaban dramáticamente la inhumana crueldad del tirano y su aparente indomabilidad, más allá de todo control humano y racional.[12]



    Pero la crítica del imperio en el Apocalipsis va más allá de sólo llamarlo bestial; ¡lo llama satánico! "El dragón [Satanás] le confirió a la bestia su [propio] poder, su reino y gran autoridad" (13:2). ¡Fue el diablo quien estableció el imperio romano!



    Pablo afirma que Dios ha establecido el hecho del gobierno para defender al justo y castigar al injusto (Rom 13:1-4), pero ahora Juan aclara que el imperio, que castiga al justo y defiende al injusto, fue puesto por el diablo. Y por lo mismo, el culto al emperador, que tanto atraía a los nicolaítas, no es otra cosa sino culto a Satanás (Ap. 13:4).



    La segunda bestia, que el diablo saca de la tierra, tiene cara de un benigno cordero, pero su voz es la voz del dragón, del mismo Satanás (13:11-18).



    Con su buena cara, es "el Ministro de Propaganda" (F.F. Bruce 1969:653; Mounce 1998:257) y "la encargada de relaciones públicas" de la primera bestia. Läpple (1971:154) lo considera el teólogo oficial de la bestia.



    Para Wink (1986:93) la segunda bestia representa "la maquinaria sacerdotal de propaganda del imperio". Bruce lo relaciona con el culto a Roma y al emperador, floreciente en Asia Menor, y específicamente con el sacerdocio de ese culto imperial en la provincia (CERTEZA 137b).



    Con su linda cara de cordero, que disfraza su verdadera naturaleza diabólica, este falso profeta, según el criterio de Arens y sus co-autores (1999:1697), promueve una "teología oficial del Estado" que provee "un excelente ministerio de propaganda" para el desgobierno de la gran bestia.



    Con esta segunda bestia Juan desenmascara el aparato propagandístico del imperio. La segunda bestia, mejor conocida como el Falso Profeta, imita al satánico dragón, que siempre engaña a las naciones. Sin excluir la posibilidad de una referencia a las señales falsas de los últimos tiempos, es más probable que Juan se refería a técnicas engañosas de los cultos de la época; estatuas hablantes y relámpagos simulados (13:13-15) eran trucos de uso frecuente en la época.



    Otro pasaje del Apocalipsis describe la propaganda de guerra de la bestia como ranas que salen de la boca del dragón y sus dos bestias para ir a todos los reyes de la tierra e incitarlos a la guerra. ¡Parece del siglo XXI! Hoy esas ranas pasean alegres por las pantallas de nuestros televisores todos los días.



     



    NOTAS



    [6] Como profeta, Juan no sólo denuncia el mal sino también anuncia justicia. Pero Juan no ofrece ninguna esperanza para el imperio romano, excepto su destrucción. La esperanza que Juan anuncia es de un orden totalmente distinto, el reino de Dios en la nueva creación (ver capítulo 5).



    [7] Juan desafía a la autoridad también cuando aplica a Cristo la fórmula "digno eres" seguida por una serie de títulos honoríficos, que era la fórmula de saludo al emperador en el coliseo, en fiestas y en procesiones.



    [8] En 17:9-10 Juan alude a siete reyes, probablemente emperadores romanos, y en 17:16-17 a diez reyes aliados.



    [9] Con esto no queremos afirmar que Juan pensaba solamente en el imperio romano, sino que el imperio fue su tema principal y el modelo inmediato para las figuras de las bestias y la ramera. Juan nunca nombra a Roma, y deja abierta la posibilidad para otras bestias y otras Babilonias.



    [10] PssSal 2:25-29 describe a Pompeyo, quien tomó Jerusalén por asalto en 64 a.C., como un dragón. Para Oráculos Sibilinos 5:29, Nerón es una serpiente. De Domiciano, emperador cuando Juan escribe, Juvenal (Sátiras 4:37) dice "El último de los Flavianos desgarró al universo que expiraba: Roma gemía bajo el yugo de este Nerón de cabezacalva".



    [11] Según Marco Aurelio, "el estar violentamente llevados y movidos por las pasiones del alma corresponde a fieras y monstruos, tales como Fálaris y Nerón" (citado por Bauckham 1993A:409); cf. OrSib 8:157. OrSib 3:134 describe a Nerón como "gran bestia" (thêrmégas).



    [12] Vidas de los profetas (quizás principios de I d.C.) relaciona la figura de bestialidad con la locura de Nabucodonosor (Dn 4). "Los que pertenecen a Beliar se vuelven como un buey. Los tiranos... al fin se convierten en monstruos." Cuando Nabucodonosor comía grama, Dios la transformaba milagrosamente en comida humana, con lo que el rey recuperaba su corazón humano. Entonces lloraba y alababa a Dios, orando cuarenta veces cada día y noche. Pero en seguida Behemot volvía a posesionarse de él; se embrutecía de nuevo y perdía el don del habla (Charlesworth II:390b) "El estado establecido por esta bestia es bestial en su manera de ejercer el poder. Sólo puede describirse en términos de bestias salvajes" (Thielecke 1969:57). Estos autores describen tales regímenes como "animalescos, una bestialidad, una animalada" (Mesters y Orofino, 2003:261).


     

     


    47
    COMENTARIOS

        Si quieres comentar o

     

    Manolo
    03/12/2016
    14:19 h
    47
     
    C.46. En Apocalipsis el ejercicio de la profecía no viene solo del falso profeta, también viene de la iglesia apóstata(contraria a los Mandamientos del Señor) dirigida por un usurpador(solo encaja el obispo de Roma), no por Dios, Paz, mora.
     

    Manolo
    07/10/2016
    12:30 h
    42
     
    C.15. Sobre el comentario 7 podemos comprobar la triada que Satán "mantiene" bajo el mal el mundo actual; 1º el Ateísmo(liderado por el personalmente); 2º el falso cristianismo liderado por la Bestia((este ejerce como rey de reyes(triple corona) y también como profeta falso(es infalible por si y colegiadamente)); 3º un sistema religioso mundial fundado por el falso profeta y cebado por el asesinato y la muerte(justicia propia) que adora un "dios único" que no es YeHoVa; Paz y Salud, mora.
     
    Respondiendo a Manolo

    Alfonso Chíncaro (Perú)
    11/10/2016
    18:06 h
    46
     
    Por ejemplo, Manolo (42), veo que EL FALSO PROFETA tiene que ser visto como profeta por la iglesia (o por quienes profesan ser creyentes) para ser llamado así por Juan, PERO al mismo tiempo EL FALSO PROFETA dirige sus palabras a todo el mundo, creyente o no, tal como hace la institución papal, a causa de las características y fortalezas que ha elegido desarrollar para hacer su labor. (Las mayúsculas son para enfatizar, no significan gritos). Bendiciones.
     
    Respondiendo a Alfonso Chíncaro (Perú)

    Alfonso Chíncaro (Perú)
    11/10/2016
    18:00 h
    45
     
    Gracias Manolo por tu respuesta, entiendo mejor tu explicación. De mi parte, creo que la interpretación contextualizada, que Juan Stam promueve, tiene sentido, pero no es la única (acertado el comentario 11 de Óscar Margenet). Mi sustento de que el falso profeta era el obispo de Roma es un poco mi interpretación al acompañar esa lectura de Juan Stam. Pienso que no necesariamente todos los obispos de Roma fueron ese personaje, pero de todas maneras la identificación persiste a través de los años.
     

    domingo
    06/10/2016
    15:20 h
    33
     
    Es de recordar que Lutero quiso sacar de la Biblia protestante el Apocalipsis como libro inspirado por el Espiritu Santo, encontrando oposición entre otros protestantes. En su descargo tuvo palabras duras hacia el Libro del Apocalipsis, diciendo que él no podía "detectar de ninguna manera que fuera producción del Espíritu Santo". Luego no tuvo mejor idea que manipular su mensaje e imputar a la Iglesia lo que en un principio era contra el Imperio Romano, naciendo así esta tradición protestante.
     

    Manolo
    06/10/2016
    13:37 h
    31
     
    La "evangelización" del papa/curas se centra en valores, educación y generalidades no concretadas, ¡¡¡nunca nombran al Cristo de la Palabra!!!; con un coeficiente no muy alto es fácil comprender porque actúa así la "jarca" en sus "misiones" mundiales; sencillamente para hacer lo que les de la gana contra los Mandamientos del Señor: politeísmo, adoración humana múltiple, padre santo terrenal, tráfico de almas, sagrario, transustancia, usurpación, igualarse a Dios y blasfemia,etc,etc,Paz,mora.
     

    jorgevaron
    05/10/2016
    20:25 h
    29
     
    Buena interpretación católico-romana !
     

    Alfredo
    05/10/2016
    12:01 h
    21
     
    Excelente comentario, indudablemente en el Apocalipsis se describe al Imperio Romano como a una bestia y su capital,la Roma antigua, como una ramera. La Escritura vale para todos los tiempos. Pretender ver en la ramera a la Iglesia Católica en comunión con el obispo de Roma es descabellado. A menos que se piense que cuando se escribió el Apocalipsis ya existía un obispo en Roma antecesor del actual y que Juan se refería a esa Iglesia como ramera...absurdo.
     
    Respondiendo a Alfredo

    ikari
    05/10/2016
    17:09 h
    28
     
    Exactamente. El que buscando encontrar pistas de supuestas bestias o supuestos anticristos contemporáneos, seguramente quedará decepcionado con buen estudio del Apocalipsis. Considero de una gran miopía intelectual, que mientras que el cristianismo es perseguido de diversas maneras en la actualidad, algunos, en vez de fortalecerse en el Apocalipsis y llevados con ciertas ansias, buscan en ella la forma imputar sus denuncias determinado grupo cristiano y eso es manipulación. Lamentable.
     
    Respondiendo a ikari

    Alfonso Chíncaro (Perú)
    05/10/2016
    15:29 h
    23
     
    Alfredo (18), saludos. Está usted yendo contra la famosa sucesión apostólica con que los católicos pretenden legitimar las funciones del papa. Son justamente ellos los que afirman que Pedro murió en Roma y dejó su autoridad delegada al obispo de Roma de aquel entonces y luego se fue pasando de uno a otro hasta el día de hoy, hasta una lista tienen. Mi posición trato de sustentarla mediante respuestaa al comentario 2 para no dispersarme. Bendiciones.
     
    Respondiendo a Alfonso Chíncaro (Perú)

    Alfredo
    06/10/2016
    19:18 h
    37
     
    Alfonso,saludos."los apóstoles, habiendo fundado y edificado esta Iglesia, entregaron a Lino el cargo episcopal de su administración; y de este Lino hace mención Pablo en la carta a Timoteo. A él le sucedió Anacleto, y después de este, en tercer lugar a partir de los apóstoles, cayó en suerte el episcopado a Clemente, el cual había visto a los mismos apóstoles y había conversado con ellos..."Ireneo de Lyon, nacido en Esmirna año 130 . Lea por favor Hebreos 13:17. Bendiciones.
     
    Respondiendo a Alfredo

    Manolo
    05/10/2016
    14:22 h
    22
     
    C.18. Dios es Omnipresente y Omnisciente, El ve todo perfectamente siempre, Jesucristo es el mismo ayer, hoy y mañana; en la Reforma Protestante quedó resuelta esta visión acoplada a la IC y al Obispo "mundial" en Roma, posteriormente las nuevas familias incorporadas al Evangelio no siguieron en la profundización que se hizo entonces, que llegó claramente a proponer al papado/papa como el Anticristo, Paz y salud, mora.
     

    Manolo
    05/10/2016
    08:55 h
    20
     
    Otra prueba clara es el cap. 20, los mil años; algunos creen es un "interregno de Satán" en el actual sistema mundial que está bajo el maligno; no puede ser así pues Cristo no se niega nunca, su Reino no es de este Mundo(Jn 8:23), (Jn 18:36), ni El es de este Mundo; el cap. 20 trata la Gran Comisión de Evangelización(del 1al4), el nuevo nacimiento(5al7) y de la última acción breve del Demonio en Armagedón, antes ir al infierno con la bestia y el falso profeta(8al10), Paz y Salud, mora.
     

    Manolo
    05/10/2016
    08:36 h
    19
     
    Prueba irrefutable, entre otras, de que el Apocalipsis no se circunscribe solo al I.R. en el contexto litúrgico militar de aquel entonces, es el capítulo 19 de Ap. en donde contemplamos las Alabanzas en el Cielo, la Cena de las Bodas del Cordero y el Jinete(Cristo) en el caballo blanco que sale para vencer. Se cumple en Apocalipsis lo que Jesucristo dijo en Jn 16:13 al 15 "...y os hará saber las cosas que habrán de venir..." Paz y Salud, mora.
     

    ikari
    05/10/2016
    00:32 h
    14
     
    Sin dudas Juan pensaba en el Imperio Romano, el buen trabajo de Juan Stam lo ratifica en este artículo. Pero tampoco hay que tomar el Apocalipsis como algo que ya no tiene vigencia. Las ideologías de la cultura de la muerte y el terrorismo ¿acaso no causan estragos en el cristianismo, con sus secuelas de desorientación y muerte?, ¿Nos ha de servir el Apocalipsis al respecto? Una buena lectura de los tiempos nos translada a la realidad, no podemos seguir jugando a los acertijos ante todo ello.
     
    Respondiendo a ikari

    Alfonso Chíncaro (Perú)
    06/10/2016
    15:24 h
    34
     
    Estimado Ikari (14), saludos. Si afirma que el emperador romano es la bestia del Apocalipsis ¿quién es el falso profeta? La respuesta de Juan Stam no es coherente. Y si solamente hay que recordar el Apocalipsis para reflexionar sobre la maldad ¿qué del armagedón, del milenio y de la Jerusalén celestial que baja del cielo, de Dios? ¿A qué eventos del pasado se refiere su mención en dicho libro? De corazón le digo que no quiero iniciar una discusión, solo deseo saber su respuesta. Bendiciones.
     
    Respondiendo a Alfonso Chíncaro (Perú)

    ikari
    07/10/2016
    00:18 h
    40
     
    Bien dificil está responder tantas cosas en 500 caracteres. Existen suficientes materiales de apologética católica que puedan ayudarte. Para empezar te puedo decir que en ese tiempo, Domiciano exigía el “culto imperial” aún más que sus predecesores Vespasiano y Tito. Es en este contexto histórico donde debemos buscar el verdadero significado de los simbolismos empleados por Juan. En ese contexto está el Dragón transmite su poder a la Bestia, es decir ell Imperio fuente de poder del Emperador.
     

    Óscar Margenet Nadal
    04/10/2016
    18:48 h
    11
     
    Estimado Juan, la acotación (9) debería estar en el texto principal: "Con esto no queremos afirmar que Juan pensaba solamente en el imperio romano, sino que el imperio fue su tema principal y el modelo inmediato para las figuras de las bestias y la ramera. Juan nunca nombra a Roma, y deja abierta la posibilidad para otras bestias y otras Babilonias." En casa estamos estudiando el Apocalipsis y recomendamos el muy buen comentario de Hendricksen-Kistemaker (en pdf). ¡El Señor viene!
     
    Respondiendo a Óscar Margenet Nadal

    ikari
    05/10/2016
    00:20 h
    13
     
    Discrepo con usted. Juan evidentemente habla de Roma, como así también se refiere a sus aliados del oriente, ambos unidos en un fin común, perseguir y extirpar al cristianismo de sus dominios. En medio de tantas adversidades y tribulaciones, se levanta un anuncio de esperanza y cuando parece que todo está perdido, hace vislumbrar el triunfo final. Si perdemos de vista la situación histórica del momento, pasa lo que ahora, se descontextualiza el hecho analizado y vamos a cualquier lado.
     
    Respondiendo a ikari

    Óscar Margenet Nadal
    06/10/2016
    14:17 h
    32
     
    Con todo respeto: lo que le he escrito al autor, Juan Stam, es algo personal con respecto a su nota al pie. Repito: yo -en su lugar - hubiese puesto la nota 9 en el texto principal. Una modesta sugerencia: como yo, tú tienes plena libertad de decirle al autor lo que desees.
     

    Guiller
    04/10/2016
    03:13 h
    5
     
    Aquí discrepo con todo respeto, con la interpretación que le están dando a Apocalipsis. Este libro habla de los últimos tiempos y el Imperio Romano no tiene nada que ver con esa época. Esto es distorsionar la realidad del mensaje. Aquí se refiere en los últimos tiempos a la iglesia apostata, de la cual el apostol Juan invita a salir a todos los que pertenecen a ella, por idólatra.
     
    Respondiendo a Guiller

    Manolo
    04/10/2016
    13:30 h
    6
     
    C.3. Si se debe elegir entre la postura modernista de docencia protestante o católico romana que intentan anular el Apocalipsis circunscribiéndolo al Imperio Romano y la que usted propone debemos quedarnos con esta última sin duda alguna; no obstante según Ap. 1:19 "las cosas que has visto"... Dios utilizó la experiencia del Apóstol Juan para desarrollar en el tiempo y en la Eternidad el informe dirigido a su pueblo sobre lo que debía acontecer hasta su Regreso, Paz y Salud, mora
     

    Manolo
    03/10/2016
    12:55 h
    3
     
    Ap. 1:19. "Escribe las cosas que has visto, y las que son, y las que han de ser después de estas"; aquel Imperio Romano (político, social y religioso) fue la base para describir la situación posterior, hoy actual, de la deriva espiritual basada en el politeísmo, el emperador divino y divinizado("padre santo terrenal") que junto a la militarización de sacerdotes juramentados con el emperador(no con Jesucristo) conforman la prostitución religiosa presente en Roma bajo otra forma litúrgica,Paz,mora
     

    Alfonso Chíncaro (Perú)
    02/10/2016
    20:30 h
    2
     
    No sé; me siento algo en el aire. Estimado Juan: Usted hace un enorme trabajo para que leamos el Apocalipsis aterrizando en la época del imperio romano y al final se manda contra los teólogos de la prosperidad de hoy. Yo pienso que todos los artículos de la serie, sobretodo este último, son la demostración más contundente del surgimiento de la iglesia católica. Por fin hallamos un real sustento de que el Vaticano es una completa farsa gracias a su esfuerzo y usted se pone a pelear contra enanos.
     
    Respondiendo a Alfonso Chíncaro (Perú)

    domingo
    05/10/2016
    16:56 h
    27
     
    Alfonso. El Apocalipsis está escrito en un contexto inmediato, el contexto de dominio del Imperio Romano, y su servidor, una figura que persiguió encarnizadamente a los cristianos quienes negaban su carácter divino… el emperador. El verdadero significado del Apocalipsis está ligada con en esa situación histórica concreta, no podía ser de otra forma. Aún asi en el contexto cristiano actual, el apocalipsis aún tiene vigencia. El triunfo definitivo será de Dios.
     
    Respondiendo a domingo

    Alfonso Chíncaro (Perú)
    10/10/2016
    17:03 h
    44
     
    Ikari (41): Juan Stam dice que el emperador es la bestia, no el falso profeta. Quién es el falso profeta es un vacío. Tiene que ser una figura real de aquella época, no propiamente el aquel entonces obispo (en todas las cartas se mencionan equipos de trabajos colectivos a cargo de las congregaciones, no se hablan de congregaciones a cargo de una sola persona salvo casos de indisciplina -Tito-, pero solo de modo temporal), pero sí alguien a quien convenía ubicar a la iglesia en Roma encima.
     
    Respondiendo a Alfonso Chíncaro (Perú)

    ikari
    07/10/2016
    00:23 h
    41
     
    Te decía, 500 caracteres es poco. El Imperio Romano (el Dragón), el Emperador (el falso profeta), el que encabeza la persecución contra el cristianismo, buscando imponer su falsa religión. El contexto: Los cristianos siempre rechazaron el culto al Imperio y al César.
     
    Respondiendo a ikari

    Alfonso Chíncaro (Perú)
    06/10/2016
    15:53 h
    35
     
    Estimado Domingo (27), Dios le bendiga. No quiero ser piedra de tropiezo, aunque la biblia enseña que hay circunstancias en que el mismo Señor Jesús lo es (Lucas 20:17-18, Romanos 9:32-33). Estoy aceptando que esa interpretación es válida (no que sea la única). Lo que trato de responder (mejor dicho, lo que sustento) es quién es el falso profeta en ese contexto y qué consecuencias tiene dicha interpretación al día de hoy, ya que la narración del Apocalipsis alcanza el triunfo definitivo de Dios.
     
    Respondiendo a Alfonso Chíncaro (Perú)

    Alfonso Chíncaro (Perú)
    05/10/2016
    16:50 h
    26
     
    Si se acepta mi interpretación, se debe aceptar que La ICR no es un enemigo a vencer, pero sí una voz a contradecir (por lo de falso profeta, se entiende). Tampoco debe parecernos incongruente que hayan personas dentro de ella con fe genuina en Jesús (dije antes que eso era posible del papa actual, pero no defiendo eso ahora por si acaso, hablo en un sentido más amplio): Juan revela que Dios mismo desde el cielo llamará a los suyos que están en medio de la Gran Babilonia. Apocalipsis 18:4.
     
    Respondiendo a Alfonso Chíncaro (Perú)

    Alfredo
    06/10/2016
    19:42 h
    38
     
    Alfonso, lo grave de desautorizar a la Iglesia Católica en comunión con el obispo de Roma consiste en que esa misma Iglesia (sus obispos en comunión con el obispo de Roma) discernió cuáles son los libros que pertenecen a la Biblia. Todos los historiadores reconocen que la primera lista del NT viene de los Concilios de Cartago e Hipona (año 397)
     
    Respondiendo a Alfredo

    Alfonso Chíncaro (Perú)
    05/10/2016
    16:38 h
    25
     
    Otro punto importante en el que discrepamos Juan Stam y yo es en la definición de "nicolaítas". J. Stam da a conocer su definición en su artículo "¿Hay nicolaítas evangélicos hoy?". Yo estoy mas cerca de la definición presentada (no necesariamente asumida) por Óscar Margenet en su artículo "Jesús a Pérgamo: Arrepiéntete de tus falsas doctrinas!" Interpreto que nicolaitismo es creer que hay cristianos de mayor calidad que otros, más espirituales o con mayor revelación, y honrarlos como tales.
     
    Respondiendo a Alfonso Chíncaro (Perú)

    Alfonso Chíncaro (Perú)
    05/10/2016
    15:50 h
    24
     
    El libro "Historia General del Cristianismo", de John Fletcher y Alfonso Ropero (el Dr. Alfonso Ropero actualizó el texto para que abarque hasta el siglo XXI) deja constancia de que a mediados del siglo II ya habían voces que atribuían primacía a Roma y preeminencia a su obispo, las cuales ya se oían con menos fuerza en la época del apóstol. Hay coincidencia histórica con el Apocalipsis. Dicha posición fue contradicha fuertemente casi de inmediato: Cipriano, Orígenes e Ireneo hablaron en contra.
     
    Respondiendo a Alfonso Chíncaro (Perú)

    domingo
    04/10/2016
    18:48 h
    10
     
    Don Alfonso, su interpretación está no solo fuera del contexto historico en el que escribe Juan, sino tambien fuera de lo que el artículo dice. Es de recordar que en los tiempos de Juan y de todo el NT, estaban seguros que estaban en los últimos días; Juán no hace futurología, interpreta el presente, define caracteristicas de actualidad en aquellas epocas y sus lectores lo entendieron perfectamente. Debiera profundizar mas el Apocalipsis.
     
    Respondiendo a domingo

    Alfonso Chíncaro (Perú)
    05/10/2016
    03:03 h
    18
     
    Domingo (10), saludos. Ya me expliqué un poco respondiendo a su comentario 12. Le aseguro nuevamente que no es mi intención agredir o hacer un escandalete. En todo caso, usando su expresión, no entiendo "perfectamente" quién es el falso profeta, ya que no es una persona, según Juan Stam, sino un sistema religioso en el que ya no creían los lectores del apóstol y, pese a ello, los creyentes le atribuyen vocación profética. En ese punto pierde sentido la interpretación de Juan Stam.
     
    Respondiendo a Alfonso Chíncaro (Perú)

    Alfonso Chíncaro (Perú)
    04/10/2016
    15:42 h
    8
     
    Si la bestia es el emperador (dice usted) y el falso profeta es la iglesia romana (digo yo), veremos en el Apocalipsis algo sorprendente: Que la ICR durará hasta el fin de los tiempos. Ello explicaría una de la mayores jactancias de los católicos: Que a pesar de los grandes males producidos por la ICR (la retrógrada edad media, la sangrienta inquisición, la perversa contrarreforma, etc.), la ICR permanece. No se trata de que Dios la aprueba, como dicen, sino que su permanencia está profetizada.
     
    Respondiendo a Alfonso Chíncaro (Perú)

    Alfonso Chíncaro (Perú)
    06/10/2016
    16:11 h
    36
     
    Estimado Flash (30). Escribí "el falso profeta es la iglesia romana" con el deseo de no ofender, pues el falso profeta es una persona, no una institución. Considerando lo último, estaría forzado a referirme al obispo de Roma de aquel entonces, una posición que hoy está institucionalizada en el papado, En otros comentarios ya no pude evitar decir a quién me refiero. Dejando de lado mi respuesta (seguramente tú encontrarás una diferente), mi pregunta es, en ese contexto ¿quién es el falso profeta?
     
    Respondiendo a Alfonso Chíncaro (Perú)

    flash
    05/10/2016
    23:26 h
    30
     
    La paz Alfonso, la tesis de que la Iglesia Católica es el falso profeta, solo está en la mente de algunos fundamentalistas bíblicos, que normalmente son las sectas protestantes. Creo que habría que ser mas serio en nuestros comentarios. Saludos
     
    Respondiendo a flash

    Alfonso Chíncaro (Perú)
    03/10/2016
    17:19 h
    4
     
    Si la bestia es el emperador romano ¿quién es el falso profeta, sino un líder cristiano sumiso a él? Desde que el emperador empezó a convocar concilios en virtud de haberse autoproclamado cabeza de la iglesia (edicto de Milán, 310 o 312 d.C.), siempre dio la dirección de esas reuniones al obispo de Roma. Ese protagonismo luego fue uno de los sustentos para pretender una función supervisora y luego, cuando el imperio desapareció, una condición pontificial. Juan profetizaba la aparición de la ICR.
     
    Respondiendo a Alfonso Chíncaro (Perú)

    Alfonso Chíncaro (Perú)
    10/10/2016
    16:53 h
    43
     
    Alfredo (39) lamento responder tan tarde, ya el artículo salió de portada, pero cometí dos errores: Si Constantino se hubiera autoproclamado jefe de la iglesia, sería el falso profeta, no la bestia. Y no fue el edicto de Milán el propio nombramiento del falso profeta, la preeminencia del obispo de Roma ya se estaba hablando desde antes. La declaración de los libros de la escritura fue solo la confirmación de una serie de libros ya eran aceptados con anterioridad.
     
    Respondiendo a Alfonso Chíncaro (Perú)

    Alfredo
    06/10/2016
    19:53 h
    39
     
    El Emperador nunca se autoproclamó cabeza de la Iglesia .Constantino acabó la persecución del cristianismo,lo legalizó ,lo reconoció en 313. Si ni tan siquiera se había bautizado ¿cómo podía ser cabeza? Fue bautizado en el lecho de muerte.¿Esa Iglesia visible, en comunión con el obispo de Roma tenía autoridad para declarar cuáles libros eran parte de la Escritura, después del 397 pero al mismo tiempo ya no era la Iglesia de Cristo?
     
    Respondiendo a Alfredo

    Alfonso Chíncaro (Perú)
    05/10/2016
    02:44 h
    17
     
    Domingo (12), también quiero decirle que no es mi intención entrar en alguno de esos juegos odiosos que a veces se inician para dañar a otros. Gracias por su confianza. Debo admitir que reaccioné sorprendido de lo que puedo llamar con honestidad una conjetura razonable. La conclusión que suelto tiene algunos puntos que me parecen interesantes y quería comentarlos poco a poco
     
    Respondiendo a Alfonso Chíncaro (Perú)

    Alfonso Chíncaro (Perú)
    05/10/2016
    02:40 h
    16
     
    Domingo (12), no era mi intención manipular las escrituras ni el artículo de Juan Stam (en el comentario 8 hago distinción). Identificar a una persona que recién aparece en escena (el falso profeta) con un sistema religioso que ya existía previamente es incongruente. Si el emperador empieza a apoyar a un personaje religioso relevante para los cristianos (tampoco tiene sentido que Juan llame falso profeta a un sacerdote romano), el único que cumple esa condición es el obispo de Roma de entonces.
     
    Respondiendo a Alfonso Chíncaro (Perú)

    Alfonso Chíncaro (Perú)
    05/10/2016
    02:32 h
    15
     
    Hola Manolo (7). Creo entender que ves alguna coincidencia, pero no la entiendo a cabalidad, te pediría que expliques un poco más (de repente hasta me equivoco). Bendiciones.
     
    Respondiendo a Alfonso Chíncaro (Perú)

    domingo
    04/10/2016
    18:53 h
    12
     
    Reinterpretar el Apocalipsis y dirigir explicitamente a la Iglesia Católica, imputaciones que el autor dirige al sistema politico-religioso del imperio romano, es abiertamente manipular las escrituras en favor a un sesgo ideológico. No entre en ese juego, confío en usted.
     
    Respondiendo a domingo

    Manolo
    04/10/2016
    13:42 h
    7
     
    Siendo la Bestia el Emperador en sucesión, estos pueden ejercer doble empleo: el de "rey de reyes" junto al de falso profeta(ambos van incluidos), sin embargo el falso profeta ejerce un solo empleo: la falsa profecía, Paz y Salud, mora.
     

    Manolo
    02/10/2016
    13:56 h
    1
     
    Apocalipsis no trata solo al Imperio Romano en su vertiente militar de aquel entonces según los capítulos 17 al 22, en (Ap. 22:20) vemos que se trata del periodo de tiempo comprendido entre aquel entonces y la futura Venida de Jesucristo (nuestro Sumo Bien). Además el Espíritu Santo detalla el cambio y la "extrapolación" del "emperador" desde lo militar a lo espiritual(Ap. 17: 8), "la bestia que has visto, era y no es....se asombrarán viendo la bestia que era y no es, y será", Paz, mora.
     
    Respondiendo a Manolo

    Alfonso Chíncaro (Perú)
    04/10/2016
    15:57 h
    9
     
    Manolo (1), bendiciones. Lo que dices es muy interesante porque de un periodo a otro hay dos personajes que perduran en ambos: la bestia y el falso profeta. Quiere decir que el falso profeta es una voz que perdura hasta nuestros días y llegará hasta el final, cuando Dios la callará definitivamente. ¿No es sorprendente?
     



     
     
    ESTAS EN: - - - Apocalipsis: denuncia del sistema político de Roma
     
    PUBLICIDAD
     
     
     
    AUDIOS Audios
     
    “El desencanto en la España de finales del XIX es similar al que viven hoy muchos jóvenes” “El desencanto en la España de finales del XIX es similar al que viven hoy muchos jóvenes”

    Hablamos con Noa Alarcón sobre su próxima novela ‘Ernestina y los espíritus’, ambientada en el Madrid de la Primera República, un tiempo de convulsión social y política en el que el protestantismo llegó a España.

     
    El reo: Bonhoeffer contra Hitler El reo: Bonhoeffer contra Hitler

    Daniel Jándula nos presenta la tercera edición de la novela El reo, una ficción basada en la experiencia de Dietrich Bonhoeffer, el pastor protestante alemán que se opuso al nazismo.

     
    Análisis del crecimiento evangélico en España Análisis del crecimiento evangélico en España

    Durante el 8º Congreso Evangélico Dámaris Playá presentó un informe con las cifras de lugares de culto evangélicos en España y la evolución de la presencia protestante en nuestro país.

     

     
    Ley proLGTBI impide la diversidad: Jaume Llenas Ley proLGTBI impide la diversidad: Jaume Llenas

    "El Estado lo que debe es no perjudicar la diversidad. No sólo en sexualidad, sino en política, religión. Pero este proyecto de Ley sólo permite un tipo de ideología sexual, estableciendo una sociedad uniformizada". Entrevista a Jaume Llenas, abogado y secretario general de la Alianza Evangélica Española,

     
    Franco Mazzocca: prótesis que cambian vidas Franco Mazzocca: prótesis que cambian vidas

    El joven estudiante de ingeniería usa sus recursos y talento para ayudar a niños que necesitan prótesis de mano, algo inalcanzable por otros medios.

     
    Leyes LGTBI: ‘Somos del bando vencedor’ (C. Vidal)

    Análisis de la propuesta de Ley nacional pro LGTBI española. Implicaciones éticas, legales y de mordaza a las libertades. Y la postura que deberían tener los cristianos ante ella. Entrevista a César Vidal.

     
    J.C. Escobar: Reforma y Pentecostés inseparable

    Evangélicos españoles celebran #500Reforma en 2017, cinco siglos después de la Reforma protestante. El coordinador Juan Carlos Escobar habla de su experiencia, visión y obstáculos para esta conmemoración. 

     
    FOTOS Fotos
     
    Yo no estoy en venta! Yo no estoy en venta!

    "Los llamados afuera" (15J). Jóvenes cristianos reunidos en la Puerta del Sol de Madrid denuncian la trata de personas como una forma moderna de esclavitud y tráfico humano. Un flashmob realizado por tres ONGs que ayudan a mujeres que huyen de la esclavitud sexual en España.

     
    Las diversas capacidades de Mefi-Boset Las diversas capacidades de Mefi-Boset

    El ministerio Mefi-Boset lleva 20 años trabajando el tiempo de ocio y apoyo a las familias de personas con discapacidad intelectual en Terrassa y Barcelona. Algunas imágenes de este curso que acaba.

     
    La Biblia a través de la historia La Biblia a través de la historia

    Una exposición recorrerá Galicia este año 2017 mostrando la historia de la Biblia y su importancia para la Reforma Protestante.

     
    VÍDEOS Vídeos
     
    3MJ #68: las manos de Dios 3MJ #68: las manos de Dios

    En la cruz sus manos fueron traspasadas. Esa es la muestra de su amor inquebrantable.

     
    Andar Andar

    Un vídeo de 2 minutos sobre el significado de Judas 24.

     
    3 cosas que aprendí sobre el sexo después de casarme 3 cosas que aprendí sobre el sexo después de casarme

    Frikrist nos habla sobre relaciones y por qué es importante seguir el plan de Dios.

     
     
    Síguenos en Ivoox
    Síguenos en YouTube y en Vimeo
     
     
    RECOMENDACIONES
     
     

     
    AEE
    PROTESTANTE DIGITAL FORMA PARTE DE LA: Alianza Evangélica Española
    MIEMBRO DE: Evangelical European Alliance (EEA) y World Evangelical Alliance (WEA)
     

    Las opiniones vertidas por nuestros colaboradores se realizan a nivel personal, pudiendo coincidir o no con la postura de la dirección de Protestante Digital.